Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Dry Blood

Dry Blood

El mono paranormal

 photo dry_Interior_zpsstij4n5g.jpg

Brian Barnes se aísla en una remota cabaña para volver a la sobriedad por última vez. Sus planes son pronto interrumpidos por los tormentos de un sheriff sádico y las visiones fantasmales, quién sabe si provocadas por la abstinencia o por una maldición de otro tipo. Locura o más allá, una llamada espera la respuesta de Brian.

No tengo ni idea de lo duro que será un síndrome de abstinencia, más que nada porque he dado por perdida la batalla contra mis vicios, pero a juzgar por el panorama que dibujan algunas películas de género mejor ponerse hasta el culo y dejar para otra reencarnación la salud y la santidad. Si hablamos de cabañas y monos me vienen a la cabeza “Resolution” y “Posesión Infernal”; aunque “Dry Blood” parece afiliarse antes a la primera por lo psicológico de su perfil y el escaso presupuesto que maneja. Cine independiente de terror… hace quince años se disparaban cosquilleos en mis pelotas ante semejante categorización, hoy los cosquilleos son pinchazos y me cuesta horrores superar la pereza provocada por estas producciones, incluso con un muestrario gráfico la mar de resultón.

El largometraje debut de Kelton Jones no es una excepción, por mucho que parezca interesante la carrera de su actor protagonista: Clint Carney. Un hombre del renacimiento que además de escribir el guión de esta “Dry Blood” es miembro, como teclista y cantante, de cuatro bandas de música underground. Además, tiene cierto éxito en su faceta de pintor y escritor, a lo que une su pasión por el cine ejerciendo como creador de decorados y objetos en películas de renombre, “Star Trek: En la oscuridad” por nombrar una. Con semejante bagaje ya puede realizar la actuación de su vida: ¡es ahora o nunca!

Imágenes de la película

 photo dry_Poster_zps3gdtwu4w.jpg

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.