Estás aquí: Página de inicio » Críticas » El amante doble

El amante doble

Penetración mental-vaginal

el amante doble

Ver ficha completa

  • Título original: L'amant double
  • Nacionalidad: Francia | Año: 2017
  • Director: François Ozon
  • Guión: François Ozon, Philippe Piazzo
  • Intérpretes: Marine Vacth, Jérémie Renier, Jacqueline Bisset
  • Argumento: Una mujer aquejada de dolores de tripa inicia una relación sentimental con su psicólogo.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

 photo amante_doble_3_zpsjq1awaic.jpg

Un peluquero corta la larga melena oscura de una joven que permanece indiferente… y mientras los mechones caen, su mirada comienza a converger con la del espectador y, paulatinamente, se llena de oscuridad y hostilidad hasta terminar en un amenazante plano final cargado de, lo que yo intuí, era furia y rencor. La siguiente imagen es de un primerísimo plano de una vagina: un espéculo de ginecólogo abre la cavidad para que podamos ver su carnoso interior. Mientras el metal se retira y los labios recuperan su forma, la vulva funde con un plano del ojo, en vertical, de la protagonista… Que nadie piense en algo chabacano u ordinario, el director François Ozon nos introduce, nunca mejor dicho, con gran elegancia en estas secuencias a uno de los filmes más malsanos y turbadores de la industria actual y establece una conexión que reiterará a lo largo de toda la cinta: sexo y cabeza están conectados.

Chloé (Marine Vacth) vive aquejada de dolores de tripa que no parecen tener explicación médica. Acude a un psicólogo para ver si el problema es de índole mental y logra dos cosas: que los síntomas remitan y comenzar una relación sentimental con su terapeuta Paul (Jérémie Renier). Al poco de empezar a vivir juntos, la insatisfacción de la joven comienza a asomar y se llena de sospechas con respecto a su novio, al descubrir que éste tiene un gemelo, también terapeuta, del que niega su existencia.

Que Ozon tiene querencia por el suspense no es nuevo. Incluso en sus dramas sabe sostener el interés del espectador con planos y maneras propias del thriller. Muy en la línea de Patricia Highsmith o Ruth Rendell (de la que adaptó “Una nueva amiga” eliminando la parte policial de la novela original) en el cine de Ozon la amenaza flota en el aire sin necesidad de un delito. En la que nos ocupa, que es una adaptación de “Lives of the twins” de Joyce Carol Oates, una trama en apariencia sencilla, se oscurece y enferma con los minutos, alcanzando cotas de tensión y de terror brillantes. Sin ser en ningún momento una cinta genuinamente de género, juega con el espectador, con lo que consideramos realidad o imaginación, retorciendo las situaciones hasta extraer de ellas el jugo de la inquietud, en un ejercicio de horror, sexual, que emparenta con títulos y autores consagrados en esto de mostrar los demonios del deseo y la carne.

Repulsión o La semilla del diablo de Polanski, Hermanas, En el nombre de Cain o Vestida para matar de Brian De Palma, La posesión de Zulawski, Elle, El cuarto hombre o Instinto Básico de Verhoven, Inseparables e incluso Videodrome de Cronemberg y Enemy de Villeneuve; son títulos que precedieron al actual de los que Ozon toma, en cierta medida, aire para insuflar a los pulmones de su cinta. Crea, como podéis imaginar, un ejercicio complejo e hipnótico, cargado de sexualidad deliciosamente explícita y animal, digna de aplauso. Otro referente que encuentro siempre en este director es Pedro Almodóvar, que en este caso también asoma: el uso del arte contemporáneo y sus artistas como una suerte de metáfora de los estados mentales por los que deambula la protagonista, recuerdan a la forma en que el manchego incorpora arte y creadores en sus propios filmes. También recuerda al cineasta el cuidadísimo trabajo de encuadre, construcción de muchos de sus planos y la forma en que el humor se cuela en algunas situaciones (hay ciertos pagos de 150 euros y algunas conversaciones de cama que me remitieron a “Átame”)

Desgraciadamente Ozon se gusta demasiado y disfruta abriendo puertas y más puertas en su filme y termina perdiéndose en su propio manierismo y ego, resultando extremadamente reiterativo en los últimos compases… Lleva el título al borde de la auto parodia y se queda muy próximo a estropear todo lo trabajado hasta ese punto. Así, la cinta concluye con una suerte de justificación a todo lo visto destemplada e insatisfactoria tanto para los que buscan explicaciones exhaustivas, como para los amantes de las cintas más cripticas. Este es sin duda el mayor problema de la película, que la aleja de ser una obra maestra y la deja en un trabajo notable (aunque notable alto.)

Destaquemos también el sensacional trabajo de la pareja protagonista. Marine Vacth no solo demuestra un talento espectacular, sino que además tiene un atractivo seductor, casi felino que resulta hipnótico. Por su parte Jérémie Renier tiene la difícil labor de interpretar dos papeles antagónicos (como ya hiciera Irons en la mencionada “Inseparables”) y sale sobrasalientemente airoso del reto. Reseñar también, como positivo, el trabajo de Myriam Boyer como la enigmática vecina a la que uno no sabe si temer o apreciar (un personaje muy Almodóvar también). Más desaprovechada está Jacqueline Bisset, a la que siempre es un placer ver, pero cuya aparición se queda en lo meramente anecdótico.

Siempre digo que los seguidores del cine fantástico tenemos otra forma distinta de medir las calidades de una cinta. Mi opinión es que este Amante doble es, ciñéndonos exclusivamente a un film de terror, una cinta sobresaliente a pesar de esos casi desastrosos 20 minutos. Su creciente inquietud, su atmósfera, su factura y lo perturbador y sangriento de un par de escenas, elevan el título a uno de los más originales y oscuros de esta temporada… Pero si, por otro lado, contemplamos la cinta desde el punto de un aficionado al buen cine (menos benévolo con las cosas que no funcionan como deberían) nos quedaremos con la conclusión de haber visto un film sumamente interesante y entretenido pero fallido en su conclusión. Será que soy más de los primeros que de los segundos porque creo que, pese a todo, el resultado global es sumamente recomendable. No os la perdáis.

Imágenes de la película

 photo amante_doble_4_zpsao53whzc.jpg

 photo amante_doble_2_zpsowkr4kp5.jpg

 photo amante_doble_5_zpszzeqmw9i.jpg

Lo mejor: Enfermiza, sexual y oscura. Una pesadilla freudiana de factura impecable.

Lo peor: Una conclusión precedida de un exceso de giros que desmerece al conjunto.

Vuestros comentarios

1. sep 7, 18:42 | Sharon Tate

Como canturreaba Aida en un capítulo: Si mi psicólogo me analiza, le como toda la longaniza…

2. sep 8, 23:38 | Dereks-Never-Run

¿Cuándo podremos verla en telecinco o divinity?

3. sep 10, 00:21 | Marisa T

Hoy vi la película y me resultó de lo más extraña. El final desde luego que es desconcertante.
Tendría que volver a verla para entenderla mejor y, francamente, no creo que lo haga.

4. sep 21, 22:30 | Morgana

La vi ayer y aunque ya iba preparada para ver una película rarita, la realidad superó lo esperado… la mezcla constante entre lo real, lo onírico, y lo paranoico me mareó de tal modo que al final se convirtió en aburrimiento total.
La parte terrorífica de la película es ínfima y anecdótica. No me gustó, pero como única parte positiva decir que la pareja y la sexualidad presentes en toda la película se tramsmiten con una química y naturalidad destacable, sobretodo la protagonista femenina. Los silencios intimistas durante toda la película también ayudan al ambiente opresivo del film (a no ser q te sientes al lado de alguien que debora palomitas a dos manos y arañando el cartón en cada zarpazo, cosa que rompe un poco el clímax silencioso cada 2 segundos…XDD, a veces pasa…XD).

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.