Estás aquí: Página de inicio » Críticas » El bosque de los sometidos

El bosque de los sometidos

Tremenda pesadilla argentina

el bosque de los sometidos

Ver ficha completa

  • Título original: El bosque de los sometidos
  • Nacionalidad: Argentina | Año: 2012
  • Director: Nicolás Amelio-Ortiz
  • Guión: Nicolás Amelio-Ortiz
  • Intérpretes: Olivia Tykocki, Juan S. Alvarez, Celeste Subatin
  • Argumento: Cuatro jóvenes universitarios transitando carreteras secundarias, en una vieja furgoneta, de camino a un concierto ilegal.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

El bosque de los sometidos

Película argentina. Independiente. De bajo presupuesto. Que supone el debut en la dirección del joven realizador Nicolás Amelio-Ortiz. Llevada a cabo por un reducido equipo de catorce personas, todas ellas menores de 25 años.

Estas son solamente algunas de las señas de identidad de El Bosque de los Sometidos. Es posible que alguno de vosotros, a partir de los datos que acabo de ofreceros, ya os hayáis hecho una idea preconcebida de lo que puede ofreceros una película como la que hoy nos ocupa. Lo que no sé es si esa idea preconcebida (en el caso de que la hayáis tenido) es positiva o negativa. Pero tampoco importa demasiado. Sea como sea os aseguro que hay aspectos de El bosque de los sometidos que acabaran por sorprenderos. El debut en el largometraje de Nicolás Amelio-Ortiz cuenta la historia de cuatro amigos embarcados en un viaje por el interior del país (Argentina) con el objetivo de filmar una carrera ilegal que tendrá lugar en Córdoba. Durante el trayecto, los jóvenes encuentran un misterioso castillo en ruinas dentro de un bosque y deciden investigarlo, solo para descubrir sus oscuros secretos y a sus antiguos residentes.

Sorprenden, de entrada, su impecable factura técnica y su impresionante acabado visual. Desde este último punto de vista, el puramente formal o estético, El bosque de los sometidos es un evidente homenaje al cine de género de los 70 y principios de 80, con un referente fundamental que se manifiesta a lo largo de toda la película como es el de La Matanza de Texas, de Tobe Hooper. Pero lejos de ser un mero ejercicio de nostalgia, Nicolás Amelio-Ortiz - que evidencia, en todo momento, tener la lección bien aprendida – , demuestra que cada una de las decisiones tomadas que inciden en la estética de su obra tienen un objetivo muy claro: dotar a El Bosque de los Sometidos de un magnífico acabado visual que se mantiene firme durante todo el metraje de la película. Fotografía gastada, una paleta de colores ocres y saturados (herencia del giallo italiano), el uso de dilatados planos secuencia e incluso la utilización del zoom óptico; recursos todos ellos que nos remiten al cine de género de los 70 y que Nicolás explota con una sencillez y un acierto inusitados dada su condición de cineasta novel.

De manera que partiendo de una estética atractiva que nos acompañará durante todo el viaje, la trama de El Bosque de los Sometidos envuelve a cuatro jóvenes universitarios transitando carreteras secundarias, en una vieja furgoneta, de camino a un concierto ilegal. El guión de la película, obra también de Nicolás, se esfuerza en dotar a los cuatro personajes principales de cierta entidad y personalidades propias. Establece una serie de conflictos y relaciones entre ellos que pretenden alejarlos de los simples personajes estereotipados que habitualmente pueblan este tipo de producciones. Es un esfuerzo digno de elogio y que agradecemos como espectadores. Sin embargo hay un instante, justo antes de iniciarse el tercer acto de la película (que, ya os adelanto, es sin lugar a dudas el plato fuerte de El Bosque de los Sentidos) en el que ese esfuerzo por otorgar entidad a los personajes y sus conflictos, corre el peligro de volverse reiterativo y poner a prueba la paciencia del espectador, que probablemente llegará a preguntarse “¿Cuando demonios empezará la acción?”

Algún diálogo alargado en exceso y algún paseo por el bosque de más, nos lleva a cuestionarnos, por un momento, si la historia que nos quiere contar El Bosque de los Sometidos hubiera tenido suficiente con un formato cortometraje y a plantearnos si realmente Nicolás ha hecho verdaderos esfuerzos para encajar la historia dentro de un largometraje. Pero estas son sensaciones muy efímeras que desaparecen con cierta celeridad gracias un tramo final de película extraordinario. Cuando los cuatro protagonistas de El bosque de los sometidos se adentran en el interior del castillo… da comienzo una auténtica pesadilla. Y es llegados a este punto del camino cuando el debut de Nicolás Amelio-Ortiz sorprende… y de manera muy positiva. Se acabaron los diálogos y los pasesos por el bosque. Es la hora de una ominosa pesadilla, de atmósfera densa y decrépita, en la que reinan cuatro impactantes monstruos de magnífico diseño (todo próstesis y maquillaje… nada de CGI) que surgieron de la imaginación del propio Nicolás y de Tomás Gonzalez Montalvo (encargado también de la decoración), y que cobraron vida gracias a la espectacular labor de la maquilladora Victoria García. Son alrededor de unos 20 minutos finales de película que lograron hipnotizarme y que, sin duda alguna, justifican por sí solos el visionado de El bosque de los sometidos. Dignísimo y sobre todo muy prometedor debut de un joven director al que habrá que seguirle la pista.

Imágenes de la película

El bosque de los sometidos

El bosque de los sometidos

El bosque de los sometidos

Tráiler

Lo mejor: El tramo final... excelente. Y también su acabado visual.

Lo peor: Determinados diálogos se alargan en exceso.

Vuestros comentarios

1. jul 13, 11:13 | Bob Rock

Bueno, bueno, esta pinta realmente de rechupete. A ver si nos vemos el próximo fin de semana Mr. Lafulla y me comenta más sobre la misma. Yo espero llevarle otra pequeña joyita argentina de la que ya hablamos hace tiempo! un abrazo!

2. jul 13, 11:36 | Joan Lafulla

El próximo fin de semana nos vemos tio Bob. Yo estoy de Rodríguez… así que me tienes a tu entera disposición :-)

3. jul 13, 12:49 | Bob Rock

Joan Lafulla.- Yo quiero hablar de pelis de terror, ja ja ja. Como esta de El Bosque de los Sometidos (oye, genial título)… a ver si me devuelven in extremis la de Rugna y te la paso. Ah, pero hablemos de pelis de terror con uno que yo me sé delante… que me parece que duerme demasiado a pierna suelta!! te llamaré, ¿vale? llego el viernes… saludos jefe!!!

4. jul 13, 13:07 | Joan Lafulla

jajajja… tienes razón… lo de “a tu entera disposición” me ha quedado raro de cojones, jajaja… Nos vemos pronto.

5. jul 15, 18:47 | israel jl-peru

no me perdere la peli

6. jul 16, 04:38 | Nelson

De a poco mi país va mostrando un poco de sus virtudes :)

7. jul 16, 12:27 | MIKEKILLER

Vamos al fin un producto argento que promete….

8. jul 16, 18:52 | Coworking Mostoles

Se ve que esta muy buena la peli, a mi que me encanta el terror…

9. jul 22, 13:31 | Eduardo

Lo que no me cuadra es el diseño del humanoide al que se le asoma la barba desde la nariz. A mi parecer, tal vez eso debió ser un poco más trabajado. Por otro lado, tiene pinta de super cliché. Pero estamos hablando de Nicoo! jaja, así que ya veremos y seguramente nos termine encantando, no prejuzguemos :D

10. jul 24, 01:23 | FrancHis

Anotadaza!!!! :D

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.