Estás aquí: Página de inicio » Críticas » El faro

El faro

El falo

Faro

Ver ficha completa

  • Título original: The lighthouse
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2019
  • Director: Robert Eggers
  • Guión: Robert Eggers, Max Eggers
  • Intérpretes: Willem Dafoe, Robert Pattinson
  • Argumento: Dos hombres, un faro y sus egos no caben en una reducida isla

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Faro

La bruja, primer trabajo del realizador Robert Eggers, sorprendió a propios y extraños por su poderosa narrativa para construir una historia de sublimación del poder femenino, disfrazado de cuento de terror, que se ambientaba en los albores de la colonización de Nueva Inglaterra. Con un rodaje que por momentos puede recordarnos al sensorial Terrence Malick, el cine de Eggers tiene un ritmo pausado, una fuerte impronta estética y rehúye de explicaciones simplistas o concesiones narrativas para espectadores casuales. Señas, todas ella autorales, que encumbraron para unos y denostaron para otros la calidad de su propuesta. Han pasado unos años, “La bruja” es del 2015, y en Sitges primero y en nuestras carteleras estos días podemos ver su nueva película: El faro. A modo de respuesta al alegato sobre el poder de la femineidad de su debut, el título huele a sudor de hombre, a alcohol y testosterona y viene a retratar la naturaleza más atávica y salvaje de la masculinidad. Un apasionante duelo, a ver quien la tiene más grande, de dos personajes encarnados en dos talentosos actores: Willem Dafoe y Robert Pattinson.

Corre el año 1890 y en una remota isla de Nueva Inglaterra dos fareros, uno veterano (Dafoe) y su recién llegado ayudante (Pattinson), han de pasar 4 semanas aislados. Desde el mismo momento en que se conocen surgen las tensiones, que no harán más que crecer con el paso de los días. La soledad, el alcohol y los secretos irán enrareciendo la atmósfera en una espiral de destrucción y competencia.

Si asumir la naturaleza mágica de su condición femenina elevaba al Olimpo a la protagonista de “The witch”, la masculinidad de los personajes de “The lighthouse” y su forma salvaje de marcar el territorio se antoja improductiva y agotadora. Llega al espectador como una sucesión de momentos reiterativos, que transmiten una sensación intencionadamente lineal, de poca evolución de los personajes, a lo largo de su extenso metraje. “El faro” es como un pensamiento cíclico en una noche de fiebre… agobiante pero imposible de soltar, como ver una y otra vez a dos ciervos chocar estrepitosamente sus cornamentas.

Eggers opta en esta ocasión por el blanco y negro, con formato cuadrado, que recuerda a los clásicos del expresionismo y al cuidado encuadre de Dreyer. Una estética sin duda que ayuda a enfatizar el aislamiento. Esta colocación de los personajes en un marco tan cerrado transforma la pantalla en la platina de un microscopio donde contemplamos cómo fermenta la crispación.

Pero sin duda el mayor valor de la cinta de Eggers radica en la desbordante actuación de su pareja protagonista. No caben adjetivos en una reseña suficientes para aplaudir lo que hacen estos dos actores. Alcanzan los registros más altos sin miedo a caer en el histrionismo con la seguridad de la que sólo son capaces los grandes. De Dafoe no hay queja. Pero para aquellos que aún no perdonan a Pattinson ser un vampiro que brilla como una lentejuela de un vestido del Primark, decirles que sus actuaciones posteriores a “Crepúsculo” han ido perfilando un artista solvente, inteligente y talentoso, que no hace más que crecer título a título. Ambos intérpretes intercalan diálogos ingeniosos y nada fáciles. Ambos, como si de un texto teatral se tratara, tienen sendos monólogos con los que callar la boca de su contrario, tan deslumbrantes que, como en el teatro cuando contemplamos un buen soliloquio, no se puede reprimir el estallar en aplausos.

Los lectores de nuestra web y los aficionados al cine de géneros oscuros, tendrían que acudir avisados de que no se trata de una cinta de terror, ni de fantasía al uso. Todo lo inquietante que aparece en su tráiler responde a momentos puntuales, a caballo entre lo onírico y lo metafórico, que aderezan una historia que bien podría funcionar con igual acierto sin estas florituras. Aunque lo bello y gótico de su puesta en escena y los aromas a Lovecraft que pululan por sus planos serán pura miel para los amantes de la literatura de género.

El falo, perdón, el faro, se erige erecto en mitad del tempestuoso mar. Dos hombres pelean por ser los propietarios de tan enorme aparato, que gime en la niebla, como canto de sirena, atrayendo a hombres machos inseguros de ser lo suficientemente rudos para semejante verga.

Faro

Faro

Faro

Lo mejor: Excelente duelo de actores en un espacio escénico poético y claustrofóbico.

Lo peor: Muy lineal en su narración y teatral en su exposición


Vuestros comentarios

1. ene 25, 08:11 | game of trolls

las dos ultimas palabras de la reseña resumen la pelicula ja ja.

esta bien filmada y la pasas bien viendola porque los dos trabajan bien pero el final es muy extraño y desconcertante y no devela ninguno de los misterios (por denominarlos de alguna forma) que plantea la pelicula.

probablemente ese final quiera decir SPOILERS pattinson siempre estuvo solo en la isla y se fabricò a ese jefe tirano para tener compañia pero el aislamiento extremo lo terminò de enloquecer ya terminando completamente desquiciado (y desnudo) en la escena final o en realidad si mata a su jefe por ser tirano y la culpa por haberlo hecho hace que siga viendolo a pesar de estar muerto (se lo ve a dafoe brevemente muerto en una escena) eso lo lleva a la locura y de alli a creerse que hay un bicho en el faro, una sirena (una extension de la muñeca de madera con la que se toquetea), que lo enterrò vivo, que no lo vienen a buscar (quizas no pasaron tantos dias como el dice y todo ocurre en menos tiempo) ya terminando completamente desquiciado (y desnudo) en la escena final (segun el director parece que cuando te chiflas te dan ganas de mostrar tus partes para que las gaviotas picoteen a gusto y piacere).

(esto leerlo con voz aflautada): ¿y porque yo no?

2. ene 27, 05:18 | Oscuralma

El trailer me aburre asi que la pelicula lo harâ más, es de esa clase de peliculas que todo el mundo me va a decir que es buenisima pero que mi subconsciente me dice qye no me acerque ni con el cuerpo de otro, normalmente siempre acierta el segundo y casi nuca el primero, por experiencia se a cual debo hacer caso.

3. ene 27, 07:50 | game of trolls

oscuralma – lo bien que haces porque el final va a decepcionar a mucha gente que se atreva a ver esto (ni siquiera sè si la explicacion que doy del mismo es la correcta, con eso te digo todo) quizas algun inteligente hiper culturoso amante del terror profundo filosofico metaforico gafapastil me/nos ilumine (eso espero)

a diferencia de vos, yo le termino haciendo caso a los que dicen que està “buenisima” a pesar de que mi subconsciente dice que no vea esas cosas toda esa gente que carajo sabrà le haces caso a todos esos pelotudos que seguro cobraron para decir eso capaz que son todos trolls que dicen eso para que te claves siempre el mismo tarado vos no se para que mierda me molesto “mah si” hacè lo que se cante el culo yo me voy a la mierda mira tus porquerias tranquilo despues no vengas a llorarme como haces siempre putita (portazo).

“uncut gems” es otra que todo el mundo pone por las nubes: no la veas. es una puta garcha atomica.

pero, gracias a la “internè” al menos las podes ver gratis.

4. ene 27, 14:57 | Mike

Con su segunda película, Eggers se muestra como un creador que dota de varias capas de interpretación sus películas. En este caso, una oda a la masculinidad (hetero y homo) es lo que más resuena en mi cabeza por encima del mito de Perseo y los acercamientos al universo lovecrafniano.

Y con la estética mostrada, se me hace la boca agua por lo que pueda llegar a hacer en Nosferatu.

5. feb 1, 02:56 | José Armando

¿No te gusta el teatro?

No veas esta basura por favor.

6. feb 8, 08:20 | fisby12

La trama inicia muy bien, la ambientación y fotografía son estupendas, pareciera una película que te atrapará en una trama de misterio y suspenso, desde la gaviota tocando en la ventana. Conforme transcurre la historia, deja ver la complejidad de la relación entre estos dos hombres, solos en una isla desierta peleando por poseer el faro, cuál si fuera un trofeo o la mismísima sirena de su imaginación a quien ambos desean. La escena de Dafoe maldiciendo a Pattinson es digna de un premio de la academia, el rostro desfigurado por la ira es sin duda una de las más memorables imágenes de la película, me gusta imaginar que es el anciano Dafoe quien lucha todo el tiempo consigo mismo, delirando y maldiciendose cuando era más joven por haber llegado a esa maldita isla, (Pattinson sería Dafoe de joven), desafortunadamente el final no complace esta línea, cuando termina Pattinson tendido al pie del faro, devorado por las aves. Lo interesante de la película es que deja el final abierto a la interpretación de cada espectador. Es un símbolo. 3*

7. mar 27, 19:41 | AZOTE

Menudo truño la virgen, si esto es un peliculón “La piel fría” debe ser de Óscar por lo menos.

8. mar 29, 01:02 | Frankie Lopez

Dejaros de rollos, esto es un mierdote de toda la vida vamos

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.