Estás aquí: Página de inicio » Críticas » El Rito

El Rito

Así se las gasta el Vaticano. Y son un poco blandos

El Rito

Ver ficha completa

  • Título original: The Rite
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Mikael Hafstrom
  • Guión: Michael Petroni
  • Intérpretes: Anthony Hopkins, Colin O´Donoghue, Alice Braga
  • Argumento: El seminarista Michael Kovak es enviado al Vaticano para hacer un curso sobre exorcismos. El joven, que está perdiendo su fe y se muestra escéptico en esos temas, será alumno del Padre Lucas, un legendario exorcista con numerosos casos en su haber.

55 |100

Estrellas: 3

El Rito

El cine de exorcismos está viviendo un nuevo auge en los últimos años. Puede que, coincidiendo con las predicciones sobre el inminente fin del mundo, todo este nuevo océano en el que nadan el bien y el mal y la fe, perdida y recobrada, vuelva a tener aquella intensidad que tuvo tras el mega-éxito de la mega-magnifica y mega-copiada El exorcista (The Exorcist, 1973). Claro que, si bien el subgénero está renaciendo, y, si bien después de El exorcista hubo gran cantidad de propuestas similares en cuanto temática, la mayoría de aquellas películas y la mayoría de las actuales no valen un carajo. Hace poco, tal como os intenté hacer comprender a los lectores de Almas Oscuras, me tragué uno de los mayores montones de mierda que uno, suicida que es, se traga de vez en cuando. Ese marrón se titula Costa Chica: Confessions of an Exorcist (2006), también conocida como Legion: The Final Exorcism. No confundir con la esperada (efectivamente, por tierras españolas, para que luego se quejen de la piratería y tal, aún la estamos esperando) El último exorcismo (The Last Exorcism, 2010). El Rito, sin embargo, trata al espectador con más decencia que aquella del Costa Chica; pero es complicado incluirla en el selecto club de las producciones decentes del subgénero. Las razones, en las próximas líneas.

El Rito se abre con el recurrido “Inspirado en hechos reales”. Esos hechos supuestamente reales llegan de un libro, escrito por el californiano Matt Baglio y adaptado, a su modo, por Michael Petroni. En el libro, el tal Baglio describe lo que vivió, junto a otro tipo, el sacerdote Gary Thomas, como aprendiz de exorcista en Roma. Thomas, por su parte, es uno de los catorce exorcistas oficiales estadounidenses que siguen con trabajo. Porque, se crea o no en estás cosas, ya sea por sugestión, obsesiones, enfermedades o, como dicen ellos, demonios que se apoderan de su cuerpo y alma, esto existe, y cada año hay una cantidad preocupante de personas que aseguran haber sido poseídas.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de ver la película es que se trata de un producto mainstream. El terror actual de este tipo, apto para todo tipo de publico y con mayor apertura de edades, así como con grandes estudios detrás y alguna estrella de renombre encabezando el cartel, sabemos por donde suele tirar. Y pocas veces es bueno. Lejos quedan aquellos esplendorosos años en los que el cine de terror mainstream, de nivel blockbuster, nos ofrecía obras maestras demoníacas como La semilla del diablo (Rosemary´s Baby, 1968), La profecía (The Omen, 1979) o la citada El exorcista. Así las cosas, debemos ser conscientes del tipo de película que tenemos entre manos. Y eso es lo que nos ofrece paso a paso; “una de exorcismos” blandita, condescendiente, con buena factura. Vaya, el tipo de cine de terror que suelen ver los que no son demasiado aficionados al cine de terror. Aunque, ojo, que eso también se podría decir (en cuanto a “una de fantasmas”) de El sexto sentido (The Sixth Sense, 1999), por poner un ejemplo, y el resultado, como en dicho caso, puede ser notable o incluso sobresaliente. Pero claro, el director de ésta no es el injustamente odiado por muchos M. Night Shyamalan, sino el aburrido artesano Mikael Hafstrom, responsable de cosas intrascendentes como El fantasma del lago (Strandvaskaren, 2004) o la algo mejor 1408 (2007).

Principal error de El Rito: dudar con sus intenciones. Al final uno no sabe que narices pretendían sus responsables. Durante la primera mitad todo se desarrolla bajo un prisma realista. Algo así como un manual de exorcismos patrocinado por el Vaticano y con aires campechanos (atención a la divertida presentación del Padre Lucas y su primera “clase” al joven aprendiz). Incluso en un momento determinado sueltan una declaración de intenciones en una sola frase; ¿Qué esperabas, cabezas girando y puré de guisantes? Se huye, por tanto, de exageraciones propias en el celuloide, las llamadas vertientes “películeras”, para indagar en el trabajo del saca-demonios.

¿Qué ocurre a partir de la segunda mitad? Pues que la contradicción entra en escena. Lo que parecía iba a ser un interesante y sobrio recetario sobre exorcismos, se convierte en un cúmulo de efectismos, sobreactuaciones y maquillaje a cargo del ordenador. No creo estropear a nadie la función (al trailer me remito) si hablo del clímax final. Es el momento en el que el heroico exorcista Lucas es poseído por un demonio particularmente jodido. Y, efectivamente, es cuando el joven aprendiz, hasta entonces escéptico (incluso cuando una poseída con voz de ultratumba le adivina cosas de su infancia), debe abrazar la fe y ayudarle. El exorcismo final está filmado haciendo uso de todos los tópicos, frases manidas y guiños cómplices. No, al padre Lucas no le gira la cabeza, (pero su cuerpo se dobla como si fuera un sándwich) ni levita (pero su rostro opta por convertirse en morado y sus ojos se vuelven de varios colores).

No obstante, aparte de contar con una factura más que decente (las estampas de Roma son perfectas), El Rito cuenta con Anthony Hopkins como protagonista. Y, qué queréis que os diga, él solito, aunque a estás alturas se esfuerce menos que un alumno de la LOGSE, puede hacer gratificante el visionado. Cada momento en el que sale en pantalla, incluso en ese final en el que sobreactúa, se le ve pasándoselo bien con su oficio. Sabe tomarse a broma lo que debe tomarse como tal, pero también demuestra, de un brochazo, que sigue siendo un actor dramático brutal. Un actor de los que quedan pocos, sin duda. Ayuda también que otros veteranos de lujo como Toby Jones o Rutger Hahuer tengan sus pequeñas apariciones. Gracias a ellos, gracias a la interesante primera mitad o gracias, porqué no, a lo funcional de la propuesta (“no hace daño”), se la puede dar una oportunidad sí uno es devoto del subgénero.

Me queda una duda, ¿el aprendiz, interpretado por el desconocido Colin O´Donoghue, tiene parálisis facial? Tras analizarlo, me di cuenta de que no cambia la expresión en ningún momento. Tanto le da contemplar su primer exorcismo, mirar el culo a su novia o charlar con el profesor.

Lo mejor: Anthony Hopkins.

Lo peor: Aunque en un principio pretende lo contrario, termina cayendo en tópicos mal expuestos y efectismos de saldo.

Vuestros comentarios

1. mar 31, 10:23 | Ana Daz

pues a mi me encantó precisamente porque no es la típica película de exorcismo!

2. abr 2, 01:48 | Eze

Una peli MUY ABURRIDA Y TEDIOSA…..!!

Todavía me estoy preguntando y el terror, ¿para cuándo..?

No la recomiendo para nada

3. abr 4, 20:06 | Victor

Película de indudable calidad. Buena factura,un ritmo propio de una película de suspense, buenas interpretaciones (no me parece que el actor no cambie la expresión en toda la película, en absoluto). No es una película, ni lenta, ni tediosa, ni se sufre viéndola, es aceptable, hasta diría que elegante. Destacar también la acertada banda sonora.

A pesar de todo ello, y de la presencia de Hopkins, cuanto más piensa uno en esta película, más parecido le saca a la insuperable El Exorcista. Hay demasiados paralelismos, tal vez homenajes, pero se vuelve excesivamente descarado. Desde el cura con crisis de fe y escéptico(aquí es un aspirante a cura, tanto da)hasta el experimentado y avenjentado exorcista (aquí es Hopkins, en El Exorcista es Max Von Sydow).

Por cierto, discrepo con la calidad del trabajo de Anthony Hopkins, es obvio que es un maestro, pero está bastante normalito,el papel no da para más. Creo que es un actor que destaca más sin tanto ornamento, sin ir más lejos tiene un papel bastante más profundo, complejo y hace mejor trabajo en la última que hizo con Woody Allen en la que interpreta a un viejo en plena crisis de los 60.

El personaje secundario de la chica, está metido a la fuerza, no tiene justificación alguna, no encaja ni hace falta.

Por último recomiendo verla en VOS, el doblaje es absolutamente lamentable. Las partes de Hopkins cuando está sueltecito de la lengua parecen una parodia, un mal sketch.

A pesar de todo, le doy un 6 sobre 10, por su factura.Y porque es muy dificil hacer una película medianamente decente de esta temática teniendo como precendente la ya citada de Friedkin y la que para mi es la siguiente en calidad, El Exorcismo de Emily Rose, mucho mejor que esta.

Saludos.

4. abr 6, 08:49 | Thanatos

Excelente critica… la verdad que los 55 pts. son para Hopkins y nada mas. El trillado sonorama de que es basada en hechos reales la hace mas irreal. A mi modo de verla es para entretenimiento… aunque intenté buscar un significado, no lo encontré…! No se plasma ni se transmite fielmente. Se quedaron con el final y ello significó un giro de 90 grados a la fé. Acertado en la critica. Desde la capilla sixtina en el Vaticano…. salutis anima oscurantis!!!!

5. abr 19, 05:04 | Leonardo

La película es buena, y principalmente porque trata los casos de exorcismo con más realismos, es decir, se parecen más a lo que en efecto pasa en la realidad. Hay cierto rigor ciéntífico y el escepticismo propio de todo Exorcista quien debe dudar de entrada de cualquier caso. Conocí durante mucho tiempo a un exorcista y recuerdo que me decía que en sus 25 años en el oficio, no había descubierto todavía un caso real de posesión.ASí que la película es buena porque está adaptada a lo que realmente significa y es un exorcismo.

6. abr 24, 06:42 | Juan Martín Boné

Muy floja, en el exorcismo final no pasa nada, realmente defrauda. Esos demonios no asustan a nadie, son unos bebes de pecho.

7. abr 25, 14:51 | Blanch

No me ha decepcionado, como se dice en la reseña es un producto claramente mainstream y sabemos que en los tiempo que corremos mainstream y calidad no van de la mano. No me refiero a calidad de efectos, ni de los actores, ni como está grabada más bien a la poca falta de crear una historia que acojene, que te sorprenda o simplemente que no sea algo que hayamos visto mil veces en otras tantas pelis de exorcismos.

Y todavía me sigo preguntado, que pinta la chica periodista en la película? era necesaria?

8. may 30, 19:29 | Manolo

Es una pelicula buena, la historia buena , las actuaciones buenas, es particular la de hopkins , asusta y es muy buena la actuacion de la mujer embaraza poseida, ella junto a hopkins salvan la pelicula en cuanto a actuacion, en cuanto a guion creo que hay algunas escenas que te hacen pensar no borres esa escena que al final tiene que ver mucho, pero la verdad pasan sin conexion con la historia central, como es la escena del accidente , se supone que una experiencia de esas para un cura que esta luchando contra el mal debe pesar en la mente de el, pero no tiene ningun tipo de trasendencia , y si se le pudo ahber sacado provecho, es buena la recomiendo y a mi punto de vista mejor que la de el ultimo exorcismo

9. jun 18, 19:38 | MISSYAYA

No la soporté, la vi toda, pero me cayó de peso.

Lo único rescatable Anthony Jopkins y eso… ni del todo.

Saludos y BAM.

10. feb 25, 02:20 | Harker

Me encantan las pelis de terror y creo que la del Rito es bastante aceptable comparada con otras. De las que más me han asustado ha sido Libranos del mal y por supuesto el Exorcista. Mucha gente critíca de esta pelicula que es poco realista,a ver, ¿cuántos de los que opinan han visto un exorcismo? Porque yo no he visto nunca uno y espero no verlo.

11. feb 10, 05:31 | Cinthia

La película es buenísima por qué es lo más parecido con la realidad! A todos esos que dicen que la película es aburrida y que no asusta ya los quisiera ver frente a un endemoniado…. no saben lo que dicen y espero no tengan que presenciarlo para poder creer , basta con que tengan todos estos testimonios como este magnífica película y personas como yo que los hemos visto.

12. feb 11, 02:26 | Cuervo

Cinthia – Las historias de la mafia también pueden resultar de lo mas aburridas, aunque para el que esté dentro sean de lo mas excitantes y peligrosas.

De que te cuenten algo a ser testigo directo o vivirlo en carne propia hay años luz, amiga. Por muy buena que sea una película nunca conseguirá transmitir el miedo, ansiedad o pánico de una situación real.

Si tu as estado frente ha un “endemoniado” y te a impactado, entiendo que la película te llegue más que al resto, lo cual tampoco indica que te tenga que gustar… a veces incluso puede joderte.

Yo de pequeño vi un viejo riéndose en la ventana de mi habitación (no fui el único) y cuando veo una película de fantasmas la valoro por lo que es, no por lo que en la vida real sería o fue en su día.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.