Estás aquí: Página de inicio » Críticas » El Sótano De Ma

El Sótano De Ma

… el sótano de meh.

MA

Ver ficha completa

  • Título original: MA
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2019
  • Director: Tate Taylor
  • Guión: Scotty Landes, Tate Taylor
  • Intérpretes: Octavia Spencer, Diana Silvers, Juliette Lewis, Luke Evans, McKaley Miller
  • Argumento: En búsqueda de un lugar en el que beber sin ser arrestados, Maggie y sus amigos conocen a Sue Ann. “Ma”, para los amigos.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

MA

Pese a ser consciente de cómo trabaja Jason Blum los subproductos, suelo esperar con ganas los nuevos estrenos de su Blumhouse. Pues, aparte de divertirme mucho, me interesa el papel que juegan en la industria del terror. Me recuerda a lo que hacían en los noventa productoras como Dimension films.
Sin embargo, me gusta mucho más cuando sus productos toman consciencia propia de su dimensión. Suele tratarse de trabajos muy austeros (baratísimos) y dirigidos a un público joven de forma muy obvia. La compañía suele ser muy consecuente con estas condiciones y no parece avergonzarse de ello en absoluto. Sin embargo, este sótano de Ma ha terminado siendo un pinchazo para un servidor, pese a estar cosechando un éxito más que previsible.

Maggie y su madre acaban de mudarse al pueblo natal de esta última. La vida ha sido dura con ellas, y esperan poder recuperarse de los golpes entre tranquilidad y viejos conocidos. Maggie encaja muy rápidamente con sus nuevos compañeros de instituto, los cuales están siempre en busca de un lugar seguro en el que montarse su propia fiesta. Aquí es donde entra en juego Sue Ann, una solitaria vecina del pueblo que, tras comprarles alcohol, entablará amistad con ellos. Permitiéndoles resguardarse a beber en su sótano. La cosa huele extraña, pero la propuesta es tan tentadora que los jóvenes ni se plantean que tras la invitación pueda haber oscuras intenciones. Y vaya si las hay.

Es curioso que, tan poco orgánica como parece, esta premisa termine funcionando sin baches importantes. Obviamente hay momentos en el que deberemos hacer un esfuerzo para creernos que a los chavales ni siquiera se les pase por la cabeza pensar las cosas dos veces. Pero oye, el guion se encarga de marcarnos tanto su carácter adolescente que terminamos por creérnoslo sin rechistar. Lo interesante es como consigue que, al revés que como es costumbre, consigamos ponernos hasta del propio lado de estos adolescentes mediante unos diálogos suficientemente creíbles como para que nos caigan, como poco, simpáticos. De hecho, esta es una de las principales virtudes de la película. La comedia negra aporta un distintivo que es el que, casi totalmente, mantiene el interés a lo largo del metraje. Pues la composición del thriller es torpe y simple, y por sí sola no se aguanta de ninguna de las maneras.

De hecho, uno planea constantemente sobre la idea de que El Sótano De Ma nunca termina de tener claro que tipo de película quiere ser. Y de hecho esta indecisión le dura tranquilamente una hora, de los noventa minutos de metraje. Y no por que cambie constantemente de terreno, sino porque no termina de aportar suficiente para hacer ese “click” necesario en ninguna de sus vertientes. Como digo, la comedia bruta es su principal baza, pero se queda tan a medio camino que uno se llega a preguntar si se trata de algo menos intencionado de lo aparente.

Dada la sencillez de lo que presenta como thriller, ya que los giros más que previsibles son poco interesantes, sería un trabajo que se engrandecería mucho si se nutriese de un apartado visual especialmente cuidado. Sin embargo, la dirección de Taylor se hace casi invisible y en ocasiones es realmente torpe, dejando el peso de la narración a unos actores que están especialmente bien para tratarse de un producto juvenil de estas características. Obviamente Octavia Spencer, que además es el principal reclamo de cara a la taquilla, sobresale por encima de los demás. Y consigue ejecutar un personaje que termina siendo tenebroso de más dado lo entrañable y divertido que resulta en más de una ocasión.

Todo esto resulta en una amalgama de contenidos que dan a pensar que se trata de una película que desea ser de terror (pese a no serlo), ejecutada por alguien que no está del todo familiarizado con el cine de terror. Uno de esos “te imaginas…” que todo ser humano se plantea cuando está con sus amigos. Y no tengo dudas de que funcionará bien en taquilla, pese a que me imagino cuáles serán los comentarios a la salida. Y más teniendo en cuenta que su campaña de marketing se basa en, prácticamente, destripar todos y cada uno de los pocos momentos fuertes del tramo final.

Todo aquel que busque un mínimo de mimo, ya sea por curtido o por exigente, posiblemente saldrá muy decepcionado de la sala. Y es una pena, porque en manos más expertas, de aquí se podrían haber sacado cosas realmente interesantes. O si mas no, mucho más potentes. Para la próxima, Jason Blum.

MA

MA

MA

Lo mejor: Octavia Spencer

Lo peor: Que por timidez o por torpeza, nunca se atreva a llegar hasta el final en nada.


Vuestros comentarios

1. jun 7, 15:34 | tito jesús

La premisa y su primera hora me gustaron bastante. Escenas como la inicial donde en 30 segundos ves claramente la historia madre-hija sin cruzar una palabra… lástima que no resuelva igual el motivo por el que Ma hace lo que hace.

La peli no se ha atrevido a ser un slasher ni tampoco una de venganza, tampoco ha sabido hilar personajes como la hija… eso sí: Ole por poner un plano tan incorrecto como uno de un pene en una cinta juvenil, (se ve que es de plástico a la legua y eso que asoma sólo 15 frames pero ya va siendo hora que el terror recupere su caracter adulto.)

2. jun 8, 05:53 | Arq. Juan Eduardo Bendeck Cordero

Interesante. Digo, es que estamos en una de esas épocas o ciclos en que aparecen historias del tipo de “No confíes en extraños”, “No salgas al bosque con tus amigos”, “mejor quédese en casa a estudiar”, dirigidas a los jóvenes. La premisa, infundir miedo en los adolescentes. En la vida real igual y nunca pasa nada, y las razones de la señora es o tener un poco de compañía, así, aunque se oiga cursi, o que le compartan un par de tragos que tal vez no puede costearse, bendita recesión económica mundial.
Hace unos días, tarde de domingo específicamente, vi la película Siren, del desconocido para mí Gregg Bishop, y donde tuve el gran gusto de ver a la hermosa Hannah Fierman, y lo comento porque como que están de moda estas historias donde es mejor que los jóvenes se queden en casa y no salgan con sus amigos, porque un montón de cosas malas pueden pasar, más allá de la resaca del día siguiente o no haber estudiado bien para el examen…
Un saludo, los amo!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.