Estás aquí: Página de inicio » Libros » El Umbral

El Umbral

Traspasando los límites de la razón

 photo Umbral_Interior_zpstgrnfx8a.jpg

Thomas Roy, multimediático y admirador escritor de Quebec, aparece en su casa catatónico y horriblemente mutilado. Mientras la Policía investiga el suceso, Roy permanece bajo observación en un hospital de Montreal. Al principio, Paul Lacasse, el psiquiatra que trata al escritor, no da demasiada importancia al caso. Sin embargo, el descubrimiento de ciertos hechos inquietantes le obliga a reconsiderar poco a poco su opinión.

Pronto, vacilarán todas las certezas del doctor Lacasse, tanto las personales como las profesionales. Porque, más allá del drama de Roy, algo aterrador se manifiesta lentamente, algo inimaginable y de consecuencias monstruosas…

PATRICK SENÉCAL

 photo Umbral_Autor_zpsjrth9yeg.jpgPatrick Senécal nació en 1967 en Drummondville, Quebec. Comenzó a escribir en la escuela secundaria y auto-publicó su ficción corta mientras estaba allí. En 1994 publicó su primera novela, “5150 Rue des Ormes”, a la que han seguido decenas de obras, algunas de las cuales han disfrutado de modestas adaptaciones televisivas y cinematográficas. Esperamos que con esta reseña comience a gozar en nuestro país de una mayor merecida popularidad, pues no en vano ha sido denominado como el “Stephen King europeo” pues sus novelas destilan un innegable oscurantismo con ciertos toques dramáticos.

RESEÑA

A pesar de que suelo consultar las reseñas con que una obra se publicita, en ocasiones plasmadas en la contraportada del libro o en sus solapas, según las ediciones, lo cierto es que siempre me producen la misma desconfianza que las opiniones de Amazon por resultarme tan desproporcionadas como impostadas. Pero cuando es el propio Stephen King, que a estas alturas no le debe pleitesía más que a los clásicos, quien elogia la novela de marras, ya la cosa cambia y al menos uno puede sospechar que quizá tras anuncios mercantilistas de rigor se esconda cierta calidad que merezca la pena una lectura con la que despejar de una vez por todas las justificadas suspicacias. Pues he aquí uno de esos casos en los que tras el tufillo a “best seller” nos encontramos con una trabajadísimo “thriller-noir” de ritmo trepidante que te mantiene enganchado en vilo robándole horas a Morfeo mientras te mientes a ti mismo repitiéndote mentalmente aquello “un capítulo más y lo dejo” en plena madrugada.

 photo Umbral_1_zps27ikgxxa.jpg

Tres son los pilares fundamentales en los que se sustenta esta adictiva obra: el suspense generado por unos hechos que escapan a lógica más racional, el oscurantismo propio de la mejor novela policíaca y unos momentos de espantoso y sorprendete gore donde el salvajismo campa a sus anchas por nuestra realidad más cotidiana convirtiéndola en una dantesca pesadilla. Y los mismos están genialmente representados por los personajes principales de la trama. Thomas Roy, un reputado psiquiatra en plena crisis existencial y profesional que poco antes de su jubilación se topa con un extraño paciente que hará tambalear los cimientos de su científico escepticismo. Su joven ayudante Jeanne Marcoux, que representa a la nueva generación de psiquiatras menos herméticos y más permeables a buscar explicaciones aunque resulten algo menos racionales. Y Charles Monette, un cínico periodista dispuesto a sacar tajada del asunto a costar de investigar sobre el mismo y descubrir un pasado que más les hubiera valido a todos dejar oculto y enterrado para siempre.

Como vemos, este improbable pero posible trío literario no hace sino reproducir a otros tres mosqueteros de nuestra más tierna cinefilia como son los agentes del FBI Mulder y Scully así como el enigmático y ambiguo personaje de “El Fumador” que operaba como garganta profunda en momentos puntuales de la merecidamente venerada serie de culto “Expediente X”. A éstos, hemos además de añadirles otros integrantes de la trama que da vida a ese ambiente claustrofóbico y por momentos vesánico que es el hospital psiquiátrico en el que los pacientes se encuentran ingresados en diversos estados de agitación mental. Y entre ellos podemos encontrar desde psicópatas dementes hasta individuos ligados a cultos satánicos, pasando por sacerdotes arrepentidos de sus horribles crímenes de juventud. Todo ellos salpicado y nunca mejor dicho de inolvidables momentos “marca de la casa”:

 photo Umbral_2_i_zpszdwd1lek.jpg“Se llamaba Jocelyn Boisvert. Estaba ingresado en el Léno por haber matado a su mujer con sus propias manos. Le había abierto el vientre con las uñas. Cuando la policía lo descubrió, se encontraba metiendo en la boca abierta del cadáver todos los órganos que podía extirpar del cuerpo.”

Y os aseguro que ésta no es más que una pequeña y contenida muestra de una novela que dosifica los momentos más terroríficos, mientras la trama “policíaco-sobrenatural” se desarrolla sin prisa pero sin pausa en un contante in crescendo, hasta desembocar en un apoteósico baño hemoglobínico al más puro estilo Charles Manson. En definitiva, Patrick Senécal nos regala una magnífica novela con la que pasar ratos tan aterradores como amenos para demostrarnos que entre la delgada línea roja que separa a la locura de la razón, existe un estado intermedio que en algunos casos extremos puede convertirse en perpetuo: la desesperación.

Felices Pesadillas, Almas Oscuras.

 photo Umbral_Caratula_zpsksfoenqj.jpg



Título: El Umbral

Autor: Patrick Senécal

Número de Páginas: 416

Encuadernación: Tapa blanda

Editorial: Umbriel

Vuestros comentarios

1. dic 24, 02:02 | Mountain

Ya echaba de menos tus reseñas de libros MASP, esto tiene una pinta estupenda, habrá que catarlo.

Gracias y a ver si te prodigas más por aquí.

2. dic 24, 13:25 | MASP

En eso estamos amigo Mountain!! xD
Pues sí, es un libro muy recomendable.

Un Abrazo!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.