Estás aquí: Página de inicio » Críticas » El Eco del Miedo

El Eco del Miedo

Tiempo entre fantasmas

El Eco del Miedo

Ver ficha completa

  • Título original: El Eco del Miedo
  • Nacionalidad: México | Año: 2012
  • Director: Sam Reyes
  • Guión: Mario A. Perez Gonzalez
  • Intérpretes: Sarah Nichols, Andrea Baeza, Susana Navarrete
  • Argumento: Una joven se traslada temporalmente a una vieja casa para limpiarla con objeto de venderla. La acompaña la hija de su marido y su fiel perro para enfrentar los misterios del caserón encantado.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

 photo el_eco_del_miedo_interno_zpsef60dccb.jpg

Andrea se muda temporalmente a una vieja mansión de la familia de su marido. La acompañan la hija de su pareja y un perro en la puesta a punto de la casa para una futura venta. Al poco del llegar, la casa comienza a ejercer una lúgubre influencia sobre la niña, obligando a Andrea a descubrir el trágico pasado de un caserón que esconde muchos fantasmas.

“El Eco del Miedo” es una película de bajo presupuesto que intenta resucitar el cuento gótico de fantasmas con un aire moderno directamente heredado de películas como “Los Ojos de Julia”, “El Orfanato”, etc. ¿Lo consigue? Dentro de sus limitaciones presenta una buena puesta en escena pero transita por lugares demasiado comunes sin aportar nada genuino o personal. Eso sí, no es un mal trabajo, más si cabe para un debutante y un equipo que se nota novel en bastantes terrenos. Así contamos con una mujer joven como protagonista, una bella hembra de raza, que dispone como compañía de una niña, la hija de su marido, y un perro que serán los canalizadores de la fantasmagórica historia encerrada en el espectacular caserón donde transcurre su particular odisea.

Cabe destacar la ubicación de la trama, como decía, la vieja mansión donde transcurren los acontecimientos se erige, gracias a su espectacularidad y atmosfera natural, como principal protagonista de la historia, dejando, como en los buenos cuentos victorianos, a los humanos que la pueblan como meras piezas de un juego tenebroso que no depara sorpresas más allá de sus últimos diez minutos. Y a la vez que se erige como principal valor también se erige en su mayor falla al explotarse sus rincones mediante una construcción de escenas harto típicas y rodadas con solvencia pero sin gancho. En defensa del guión quiero dejar claro que no defrauda en ningún momento, desde el primer minuto sabemos que nos internamos en una clásica historia de fantasmas, de hechos luctuosos que se repiten en el tiempo dando lugar al acertado título de la producción.
Reflexionaba en la presentación de la película que realicé hace varios años (puedes leerla aquí) sobre lo que representan nuestros hogares y como desde hace siglos los relatos de fantasmas han trabajado con ellos como si de una “arquitectura del terror” se hubiese edificado sobre nuestro miedo a la muerte. Creo que Sam Reyes y su equipo han sabido entender el impacto que los sucesos siniestros embeben entre las paredes de nuestras casas y plasmarlo en la pantalla. Claro, eso deja un espacio limitado para la originalidad, teniendo en cuenta que sobre casas encantadas se lleva escribiendo y realizando películas más de un siglo. No obstante una pinceladas de mayor riesgo y un cálculo más acertado en la exposición de los encuentros de Andrea, la protagonista, con el Más Allá hubiese favorecido al impacto en el espectador: Los sustos son bastante predecibles y aunque contamos con “la fundamental vuelta de tuerca” (Henry James dixit) que otorga una nueva dimensión a la narración, los eventos siniestros empalidecen ante esa sensación de poco riesgo tomado por parte de su guionista, Mario A. Pérez González. Sin embargo he de decir en su descarga que pese a contar con un presupuesto y una inexperiencia años luz con respecto a otras exitosas producciones del corte (Insidious, The Conjuring, Sinister), todas caben en el mismo saco, lo cual me parece un punto a favor de la cinta mexicana que hoy nos ocupa. Es decir, si hubiese contado con los medios de otras producciones comerciales quizás sería otro éxito en taquilla, sobre todo si hubiese dejado el drama, del que tenemos una buena dosis, para otra ocasión.

En el apartado técnico no hay mucho que destacar. Sam dirige con capacidad y apunta maneras pese a no tomar esos riesgos que podrían haber hecho de su historia algo más potente; no en vano rueda aplicando el manual moderno de las historias de fantasmas (un manual demasiado encorsetado para mi gusto), quizás algo disminuido por una banda sonora que, pese a su calidad, se me antoja demasiado pesada en ocasiones. Ya sabemos lo importante que es al apartado sonoro cuando se trata de representar en pantalla fenómenos sobrenaturales y creo que “El Eco del Miedo” peca de ingenua en este aspecto, anticipando con un exceso de música ominosa las escenas más intensas. Sin embargo esta sería mi única pega con respecto a las características técnicas de la película: Una estupenda fotografía, una edición profesional y una iluminación inteligente avalan la solidez de Sam y su equipo.

El elenco es bastante reducido y pese a mostrarse un tanto sobreactuado en ocasiones, especialmente Carlos Hoeflich como el típico jardinero contador de historias terroríficas, no lo hace mal dado su escaso currículo, más si cabe en una industria tan dura como la mexicana, donde cuesta mucho hacerse un hueco y las producciones fantásticas no cuentan con el mismo renombre que en la industria de sus vecinos del norte. Se nota la mano de una dirección artística seria en el trabajo de Sarah Nichols, Andrea en la cinta, y eso es mucho más de lo que se puede decir de la gran mayoría de producciones de bajo presupuesto.

Aprovecho la reflexión para recomendaros una de las mejores historias sobrenaturales que jamás ha salido de México: “The Black Pit of Dr M.” (1959), todo un manual de atmósfera que ha resistido bastante bien el paso del tiempo y del cual muchos creadores modernos deberían tomar nota.

Desconozco qué futuro le espera a Sam y a sus muchachos, en ciernes su próximo largometraje llamado “Pueblo Mágico” al que le deseo mucha suerte, pero desde luego con su primera película, pese a la carga de tópicos que la lastra, tienen un bonito porvenir por delante. Recomendada para los amantes del drama sobrenatural sin exigencias y una tan digna como interesante adición al género fantástico mexicano.

Imágenes de la película

 photo el_eco_del_miedo_1_zps476bdb4b.jpg

 photo el_eco_del_miedo_2_zps154e23b3.jpg

 photo el_eco_del_miedo_3_zps8946a7d1.jpg

Tráiler

Lo mejor: La recta final con sus giros y sorpresas. La casa donde se ambienta la historia.

Lo peor: La planificación de las escenas es muy poco natural, ayuda al drama pero nada al terror que está bastante ausente. La música rompe en ocasiones la ambientación.

Vuestros comentarios

1. jul 22, 10:07 | edgardo

el trailer tiene algo especial. le daré una oportunidad :)

2. may 7, 06:23 | Sarah

Gracias por tus comentarios acerca de nuestra película! Ya hace varios años que la hicimos, pero justo ahora es cuando leo tu opinion. Te agradezco tus palabras halagadoras de mi trabajo. Espero que mis próximas películas las disfrutes aun mas! Saludos
Sarah Nichols “Andrea”
www.facebook.com/SarahNicholsOfficial
http://www.imdb.com/name/nm2221966/?ref_=fn_al_nm_1

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.