Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Ensalada Baudelaire

Ensalada Baudelaire

Funny water games

Ensalada Baudelaire

Ver ficha completa

  • Título original: Ensalada Baudelaire
  • Nacionalidad: España | Año: 1978
  • Director: Leopoldo Pomés
  • Guión: Román Gubern, Leopoldo Pomés, Óscar Tusquets
  • Intérpretes: Xabier Elorriaga, Marina Langner, Christa Leem, Ricardo Masip, Lorenzo Santamaría
  • Argumento: Un matrimonio adinerado invita a su yate a dos desconocidos.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

Ensalada Baudelaire

Hoy vamos a repasar una de esas cintas cuya baja calidad (su rodaje es muy discreto y alguna de sus interpretaciones dejan mucho que desear) eclipsaron en su momento sus interesantes virtudes que, ahora vistas en la distancia, nos recuerdan a grandes cintas posteriores consideradas de culto por la gran mayoría de nosotros. Imposible no pensar en Funny games de Haneke o en Calma total, con las que comparte no pocas coincidencias.

Ensalada Baudelaire” presenta a un matrimonio burgues, perfecto en apariencia pero tocado y hundido por el tedio y la falta de comunicación. Él (Xabier Elorriaga) abrumado por los problemas que suscita mantener su patrimonio industrial en plena productividad y desesperado por el deseo que le produce su sexualmente esquiva esposa. Un deseo que se sacia a duras penas fotografiándola desnuda mientras duerme y fantaseando con tener encuentros con las desconocidas que se cruzan ante sus ojos.

Ella, Marina Langner, prisionera de su estatus de vida. Casada con alguien por quien ya no siente deseo y lo mismo nunca llegó a sentirlo, pero que mantiene a golpe de talón su carísimo tren de vida. Su mejor aliado es un enorme perro negro al que malcría como a un hijo asqueada, imagino yo, por la idea de ser fecundada por su lánguido esposo.

Con este panorama la pareja sale a pasar el fin de semana en su yate en compañía de otro matrimonio que les deja plantados en el último momento. Aburridos y sin apenas hablarse, cualquier excusa es buena para rodearse de otras personas. Primero asistiendo a un cóctel en el barco de unos conocidos (donde la charla de dos mariquitas cotillas de alta alcurnia y baja catadura moral terminarán de presentarnos a los personajes). Después, invitando a una pareja en un patín de playa a subir a tomarse una copa. Cuando los invitados se pongan cómodos descubrirán lo peligroso que va ha resultar conseguir que se vayan. El fin de semana se transformará en pesadilla cuando queden bajo el control de estos visitantes. El que lleva la voz cantante, que hablando de cantantes interpreta Lorenzo Santamaría, someterá al matrimonio a una noche de juegos vejatorios y torturas.

Única película de su director Leopoldo Pomés, “Ensalada Baudelaire” es una de esas cintas herederas de su tiempo, finales de los 70, donde la implosión de la pasada dictadura tenía como respuesta llevar al límite la transgresión visual y la sexualidad en pantalla. No pasarán ni cinco minutos sin que le veamos un pezón a su protagonista, tampoco nos será desconocido su frondoso pubis… me atrevo a decir que lo único que no veremos de ella será su talento interpretativo escondido, tal vez, detrás de la sucesión de gritos falsos y forzadas caras de asco. Pero Marina Langner no es la peor de la función, ese galardón lo gana, por méritos propios, el cantante Lorenzo Santamaría, al que no sabemos si le hacen un favor sustituyendo su locución por la de un actor de doblaje. De Lorenzo veremos una actuación espasmódica, cargada de muecas que pedía a gritos una ambigüedad sexual que un galán-cantante de la época no se atreve a materializar. Más acertado está Elorriaga, pero lo tiene fácil al pasarse media cinta atado y sentado en una silla, retorciéndose en un intento de liberarse de las ataduras. Del cuarto personaje me gustaría hablar más pero no quiero estropear el viaje.

Las dificultades de rodar con poco presupuesto en un barco se harán evidentes. Poca iluminación, estrechos tiros de cámara y un etalonaje deficiente (el equilibrio de color entre diferentes tomas para dar una sensación de continuidad), restan mucho atractivo al resultado y en varias ocasiones nos hacen poco comprensible el espacio escénico en el que transcurre el film.

Su banda sonora, una suerte de bossa nova con toques de Antón Garcia Abril casa poco o nada con el tono de la cinta lo que hace que cuando suene el espectador se salga de la atmósfera generada.

Pero la gracia de este cine de los 70, y aquí comienzan las semejanzas con la de Michael Haneke, son las lecturas sociales que conlleva este “boat invasion”. No es gratuita la presentación de los personajes. Tampoco lo es esa primera copa social donde todo el mundo finge una enervante corrección pero se les escapa su naturaleza más baja (Atención a esa charla sobre el perfume, donde el olor social que hemos visto en “Parásitos” esta también presente). Ni que el protagonista finja ser un impoluto empresario mientras esconde una maletín con dinero en un falso fondo. El dibujo social es claro, también el mensaje de alerta a las clases altas de los peligros que supone subir a bordo a clases inferiores. Tampoco es casualidad, que sean dos homosexuales adinerados (que por su estatus se les tildaría de “diferentes” o “peculiares” en lugar de “Maricones”) los que hablen en esos términos de la pareja… ya que otros acontecimientos también crearán un reflejo con ellos… El guion de esta ensalada es mucho más elaborado que lo que sugieren sus ingredientes. Como también hace el director austriaco en sus “Funny games” aquí la realidad no es sólo una y la linea de tiempo también se romperá con intenciones narrativas.

Puede que tras leer estas lineas penséis que pesa más lo malo que lo bueno… Y posiblemente tengáis razón. Pero que eso no os impida darle una oportunidad, pues la película tiene mucho filo y cuando parece que la cosa hace aguas siempre encuentra un punto débil desde el que aguijonear nuestra curiosidad.

Ensalada Baudelaire

Ensalada Baudelaire

Ensalada Baudelaire

Lo mejor: La humillante tortura que nos encanta y que sirve para hablar de más cositas...

Lo peor: malos actores y un rodaje muy torpe


Vuestros comentarios

1. jul 26, 23:09 | tito jesús

NO EXISTE EN LA RED TRAILER DE LA PELÍCULA.
En youtube la encontraréis completa para ver online.
NO ADJUNTAMOS EL ENLACE pues no se hasta que punto es legal colocarlo en la web.

2. jul 27, 05:01 | Oscurifer

La gran mayoria de las películas de los años 70 para atrás y incluso buena parte de los 80 son totalmente legales enlazarlas para su visionado online.
Excluyendo a los grandes exitos y a las obras de culto, practicamente todas las películas “antiguas” se encuentran libres de derechos o simplemente cedidas al público para estas cosas.

De todas formas con decir lo que has dicho es más que suficiente, porque es casi lo mismo que insertar un link, quien quiera verla solo tiene que poner el titulo en YouTube.

El problema es que juntas la grabación chustera tipica de la época con la baja calidad (imagen/sonido) tipica de los videos de YouTube y la verdad es que me quitan las ganas de verla, por el momento no me apetece nada, pero mira ahi esta por si algún dia me aburro demasiado.

3. jul 28, 03:50 | game of trolls

pelicula que demuestra que la gente millonaria que vive un estilo de vida acomodado y burguès no se sabe defender ante un imprevisto como lo es invitar a desconocidos a tu opulento barco y no saber deshacerse de ellos. el “milloneta” solo se ofusca y empieza a protestar y ya y la mina mucha ayuda que digamos tampoco aporta. ergo, (significa “por lo tanto” en latin, por si no sabes lo que quiere decir) al tipo lo reducen enseguida maniatandolo y ahora tienen a la minita a su entera disposicion para hacerle lo que se les cante el culo. pero si esperan ver que le practican torturas como que le arrancan los dientes, le cortan algun miembro o le meten cosas indebidas e impropias en sus genitales, olvidense morbosos degenerados, la tortura utilizada por la dupla villana es la humillacion, tratar a la victima como basura, defenestrarla y hacerla sentir muy mal todo el tiempo. bueh, casi como cuando un troll publica comentarios denigratorios en internet y arma kilombo por el solo placer de armarlo ¿no?

no se preocupen que tampoco se van a sentir mal viendo como maltratan a la protagonista ya que la minita en cuestion no se hace querer mucho que digamos, con su pose de “soy mejor que ustedes / tengo plata / buena figura / buenas tetas y un monton de sirvientes a mi disposicion que si yo lo deseo me tienen que limpiar el culo porque para eso les pagan” asi que se puede ver todo lo que hacen con una sonrisa je je… malsana…
atentos al final: si, es bastante predecible pero… pasa algo semi inesperado… (suspenso)

CONCLUSION: si odias a la gente rica, como es mi caso particular, (debido a que trabajè un corto tiempo en un barrio cerrado y no es algo agradable de recordar ni una buena experiencia que revivir) es digna de verse.

4. jul 28, 23:25 | billyboy

Vista, no esta mal pero tampoco es una genialidad, eso si el final y la escena de el barco con el resto de “burgueses” me parecen de 10.

Eso de darle tres finales como que no, porque el primero es el mejor con diferencia.

5. jul 30, 01:40 | Natxo

Ya no pico más con las españolas, lo siento mucho. Prefiero ir a pegarle pedos a una lata.

6. ago 6, 02:25 | eduardo

Muchas gracias Tito por el dato en Youtube. Se ve bastante dignamente.

7. ago 6, 21:33 | tito jesús

eduardo, espero que la encontrases curiosa.

Natxo tu te lo pierdes el cine español está lleno de cosas muy buenas, en el resto del mundo el cine fantástico español está mucho más valorado que aquí… que desastre.

Oscurifer efectivamente la copia es regular… el problema es que muchas de estas cintas no han sido digitalizadas de sus negativos con las técnicas de ahora. Y de encuentras digitalizaciones hechas de masters en Betacam o U-matic u otros formatos antiguos de emisión o directamente de gente que las ha digitalizado de sus vhs… Por ejemplo la gente de docu “Sesión Salvaje” no encontraron materiales de calidad de muchas de las pelis de las que querían hablar.

game of trolls efectivamente no pasará a la historia por sus torturas.

billyboy la escena del barco es muy Buñuel, para mi de esas cositas que hacen que una peli sea especial.

8. ago 10, 21:34 | Varón Dandy

Pues la vi de pequeño en TVE y me llamó la atención. Voy a revisitarla.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.