Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Escape Room

Escape Room

La habitación de los pedos

Escape Room Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Escape Room
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2017
  • Director: Peter Dukes
  • Guión: Peter Dukes
  • Intérpretes: Skeet Ulrich, Sean Young, Christine Donlon
  • Argumento: Cuatro gilipollas se adentran en un "escape room" con la mala suerte de toparse con un tipo endemoniado.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1/5

 photo ER_Interior_zpsld7d9j9r.jpg

Al pulsar “play” pensaba que iba a ver “Escape Room” de Will Wernick, pero la realidad es que por pantalla se estaba reproduciendo “Escape Room” de Peter Dukes. Dos largometrajes titulados igual y producidos el mismo año, supongo que ambos apestosos. ¿Vuelven los tiempos de la confusión, la explotación y la corrupción anal? Ojalá, porque aunque fuese por el caos y la locura que dicho panorama lleva implícito, un servidor tendría donde alimentar sus oscuros instintos. Ya no por la calidad de las películas que aquí suelen provocarnos twerking neuronal: si los italianos en los video clubes te lanzaban flemas sanguinolentas a la boca, la “cartelera” del VOD underground terrorífilo actual supone una defecación post burrito directamente descargada a nuestro paladar.

Y así es esta “Escape Room”, otro compendio de ochenta minutos aburridísimos donde lo más interesante transcurrió cuando decidí dejar la película puesta y largarme un ratillo al cuarto de las masturbaciones.

Este bodrio empieza ya mal, con dos musulmanes perdidos en alguna parte del desierto mientras entierran una ominosa caja de aspecto barato. Al parecer el artilugio de marras esconde al más peligroso demonio que la humanidad haya visto jamás. Incluso el guionista de turno tiene el descaro, varios fotogramas después, de comparar la caja con la muñeca Annabelle, poniendo la cita en boca de una Sean Young desautorizada para actuar. Precisamente la buena mujer ejerce de propietaria de una tienda de antigüedades donde otro actor venido a menos, Skeet Ulrich (“Jóvenes y Brujas”, “Scream”), se da un paseo para conseguir algún elemento decorativo que dé prestigio a su sala de escape. La pobreza de medios, dejándonos por ejemplo unos decorados vergonzosos, se hace patente en esta particular obertura, la cual termina colocándonos, junto a dos parejas de cretinos aficionados al terror, dentro de dicha sala de escape. Allí, obviamente, la caja robada en la tienda liberará a su demonio para terror y pavor todos los presentes.

En esta habitación, caracterizada por la sobriedad más paupérrima, tenemos a nuestros cuatro muchachillos frente a la tarea de encontrar una salida. Mientras, un tipo cubierto de la cabeza a los pies con ropa vieja les amenaza como parte del juego, sujeto mediante una cadena que poco a poco se va soltando. A nadie se le escapará que este mastuerzo será objeto de la posesión demoniaca más barata de la historia del cine.
Entre frasecitas forzadas acerca de diversos clásicos del terror va pasando poca cosa, casi con el mismo desinterés que los personajes demuestran de cara a esa experiencia que tanto ansiaban para sazonar su noche de Halloween. Mueren unos, sobrevive otra y todo es bastante anticlimático, sin siquiera carnaza que llevarnos a la boca. Destacando especialmente la torpeza técnica con que la película está editada, pasando sin ton ni son a momentos que argumentalmente no se sostienen ni sobre el supuesto de la caspa, pues pocas bromas se pueden realizar con el puñado de inútiles que trabajan tanto delante como detrás de las cámaras.

No he tenido el placer todavía de participar en una sala de escape, quizás asustado de mi propia inutilidad para resolver acertijos y pruebas mentales, pero si la realidad ha de parecerse a la ficción, nunca a la inversa, me parece que lo mejor será olvidar el tema y seguir practicando mi particular penitencia en ese cuarto de las pajillas que antes mencionaba.
Se necesitan pocas palabras para advertir de algo a las personas inteligentes, ¿terminaréis viendo este espantajo? Tampoco tenéis grandes opciones: el cine de terror de cualquier pelaje anda muerto actualmente, y no lo resucitaremos por muchas vueltas que le demos.

Imágenes de la película

 photo ER_1_zpseqegcxsx.jpg

 photo ER_2_zpsk2genpqa.jpg

 photo ER_3_zpsv4ey0opx.jpg

Lo mejor: No era la película que quería ver.

Lo peor: T O D O

Vuestros comentarios

1. nov 11, 13:22 | n3storm

Es un zurullo. Tiene tantos agujeros argumentales, tantos desfases de tiempo (y eso que el tiempo en una escape room es crucial), tantos diálogos absurdos, el final es indescriptiblemente estúpido… que realmente no merece la pena.
Spoiler:
Solo parece que va a subir la emoción cuando sale el tipo encandenado, pero se desinfla la cosa rápido.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.