Estás aquí: Página de inicio » Libros » Especial Cine de Terror

Especial Cine de Terror

Las ventajas de la crisis

BENEDIKT TASCHEN: DEMOCRATIZANDO LA CULTURA

HC PortadaCorría el año 1980 cuando un joven de 18 años de edad y espíritu emprendedor abrió una tienda de cómics en su Colonia natal para vender e intercambiar ejemplares de su inmensa colección. Al cabo de un año ya publicaba catálogos para promocionar su inventario, y en 1984 dio un paso decisivo: adquirió los restos de la edición inglesa de un libro sobre René Magritte, 40.000 ejemplares que vendió por una fracción de su precio original. El éxito de su audaz iniciativa demostró que no era el único que pensaba que el mercado de libros de arte debía democratizarse. ¿Por qué iba a estar la cultura reservada a los ricos? Pronto comenzó a reeditar sus propios libros con su propio sello a bajo precio y al año siguiente publicó su primer libro original, Picasso. Constituida a fines de la década de 1980, su empresa comenzó a abrir filiales en todo el mundo y siguió consolidando su reputación como editorial de libros de arte de excelente calidad, a la vez que se adentraba en nuevos ámbitos, como la arquitectura, el diseño, la fotografía, el estilo de vida y los clásicos del arte. El nombre del joven era Benedikt Taschen y, bajo su dirección, la marca TASCHEN, que distribuye por todo el mundo sus obras traducidas a más de 20 idiomas, se ha convertido en una de las editoriales más exitosas y exclusivas del mercado internacional.

LOS AUTORES: JONATHAN PENNER Y STEVEN JAY SCHNEIDER

Jonathan Penner ha escrito para cine, televisión, revistas y blogs, y cuenta con amplia experiencia como actor, guionista y productor. Entre las películas en las que ha participado se cuentan el clásico de culto La última cena, el filme de inspiración hamletiana “El Diablo Se Viste De Negro”, y el corto “Down On The Waterfront”, que le valió una nominación al Oscar.

Steven Jay Schneider se licenció en filosofía por el Birkbeck College, en la Universidad de Londres, y actualmente prepara un doctorado en estudios cinematográficos en la Universidad de Nueva York. Es autor y editor de numerosos libros sobre cine.

INTRODUCCIÓN: ¿QUÉ ES EL TERROR?

Está ahí fuera. Es la realidad diaria que debemos afrontar. Es algo físico y tangible. En esta fantástica Introducción de redacción impecable se sintetiza la historia del género desde sus orígenes hasta su más moderna evolución con un lenguaje ameno y sencillo, ajeno a tecnicismos pero trufado de un despliegue documental y fotográfico espléndido, incluyendo tomas falsas, fotos promocionales inéditas y demás sorpresas innumerables.

“Quien con monstruos lucha, cuide de convertirse a su vez en un monstruo. Cuando miras a un abismo, el abismo también mira dentro de ti” Friedrich Nietzsche.

PRIMERA PARTE: DESTRIPADORES Y ASESINOS EN SERIE

HC 1La competencia es brutal frente a vampiros, hombres lobo, momias, zombis, aliens y demonios invocados del averno, pero el mal más genuino reside en nuestro interior. Quizá esa amiga de estudios con la que tomas café se dedica en su tiempo libre a Torturar animales o puede que ese buen padre de familia con el que coincides a la salida del parque decida un día quemar vivos a sus hijos en una remota finca. Porque nuestros corazones poseen una terrible cara oculta que rogamos no llegue nunca a revelarse. Desde “M, El Vampiro De Düsseldorf” (1931) de Fritz Lang hasta las más modernas producciones como “Wolf Creek” (2005) de Greg McLean se repasa a los asesinos más viscerales del género.

“No hay felicidad sin lágrimas; no hay vida sin muerte. Yo os daré motivos para llorar”. Lucian Staniak, asesino en serie.

SEGUNDA PARTE: CANÍBALES, MONSTRUOS Y PALETOS

HC 2Nos atraen tanto los filmes que los retratan por nuestro complejo de superioridad hacia ellos. Somos urbanitas orgullosos que lucimos con deferencia nuestros dispositivos móviles o nuestra ropa de marca y observamos con complaciente consternación a quienes carecen de los mismos. Pero en el fondo ellos son mejores que nosotros porque han podido salir adelante sin toda esa esnobista obsolescencia programada. Se han convertido por tanto en auténticos supervivientes y así están dispuestos a demostrárnoslo arrebatándonos nuestra falsa moral y revelando nuestra hipocresía social en filmes como “La Parada De Los Mostruos” (1932) de Tod Browning, pasando por “Holocausto Caníbal” (1980) de Ruggero Deodato, hasta “La Casa De Los Mil Cadáveres” (2002) de Rob Zombie.

“El primer monstruo que tienes para asustar al público eres tú mismo”. Wes Craven.

TERCERA PARTE: LA VENGANZA DE LA NATURALEZA

HC 3¿Por qué ese oso nos persigue? ¿Por qué nos ataca ese enjambre de abejas? ¿Qué les hemos hecho a esas pirañas para que se conviertan en asesinas? Siempre nos realizamos las mismas preguntas con las que tratamos de exonerar una responsabilidad que sólo nos compete a nosotros, los humanos, la supuesta especie dominante. Pero la culpa es exclusivamente nuestra y lo sabemos. Destruimos sus hábitats paradisíacos y esperamos ilusos que el Planeta se quede de brazos cruzados. Pero la Naturaleza además de sabia es salvaje y decide tomarse justa venganza, desde la iniciática “King Kong” (1933) de Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack dando el pistoletazo de salida a la era de los FX con Willis O’Brien, pasando por “Los Pájaros” (1963) de Hitchcock hasta llegar al más moderno “kaiju eiga” con “The Host” (2006) de Bong Joon-ho.

“Claro que sería espantoso si alguien muriera en la sala de cine. Pero daría una publicidad excelente” William Castle.

CUARTA PARTE: TERROR DE CIENCIA FICCIÓN

HC 4Teléfonos inteligentes, ordenadores más potentes, invasiones de acrónimos como RAM, LCD, OLED, MP3, 4K… La Ciencia nos seduce al mismo tiempo que nos esclaviza. ¿Para qué enviar por Navidad una postal distinta a mis amistades escrita de mi puño y letra cuando puedo enviar el mismo insulso powerpoint a toda la libreta de direcciones de mi correo electrónico con un par de clics de ratón? ¿Para qué voy a quedar con ese amigo al que hace tiempo que no veo y tomarnos un café cuando podemos hacer uso de la cada vez más impersonal mensajería instantánea? La Tecnología nos devora, la Ciencia está matando al Arte, el exceso de comunicación nos lleva a una alienante incomunicación. ¿De veras estamos tan lejos de “Matrix” (1999) de los Hermanos Wachowski? Da miedo, ¿verdad? Es para volverse loco… o estarlo. Y así desde científicos perturbados con “El Hombre Invisible” de James Whale (1933) pasando por “La Invasión De Los Ladrones De Cuerpos” (1956) de Don Siegel y su segunda lectura política hasta analiza con detalle el terror más visceral con “Alien: El Octavo Pasajero” (1979) del Scott de los buenos tiempos y “La Mosca” (1986) del Cronenberg más irreverente sin olvidar la fusión biomecánica y “ciberpunkiana” de “Tetsuo 2. El Hombre Martillo” (1992) de Shinya Tsukamoto.

“En el espacio, nadie oye tus gritos”. Alien, El Octavo Pasajero.

QUINTA PARTE: LOS MUERTOS VIVIENTES

HC 5Hay quienes padecen tanatofobia, esto es, una completa aversión a la Muerte, sus moradores y todo aquello que por desconocimiento puede conllevar la vida de ultratumba. Sin embargo la mayoría somos conscientes de que en la vida real a quienes debemos temer es a los vivos, que son los que verdaderamente pueden llegar a causarnos males irreparables. El problema se produce cuando ambos mundos chocan, o mejor dicho, se fusionan y lo muertos regresan con el hálito vital de los vivos convertidos en abominaciones. Es entonces cuando nuestro terror se duplica y actúan nuestros más atávicos instintos de supervivencia. Ello nos lleva al ineludible dilema moral de cuestionarnos los límites o la ausencia de los mismos que estamos dispuestos a traspasar para conservar nuestra mediocre existencia y por tanto a preguntarnos quiénes son los verdaderos monstruos, si “ellos” o “nosotros”, despojados ya de toda humanidad.

“El monstruo fue el mejor amigo que he tenido” Boris Karloff.

Y así se analizan las bases del prolífico género desde la nuclear novela “Frankenstein o El Moderno Prometeo” de Mary Shelley y sus magníficas adaptaciones por James Whale pasando por la revisión del panorama por el prolífico George A. Romero hasta llegar a excentricidades por todos conocidas como “Braindead” (1992) de Peter Jackson y las más actuales apuestas de Danny Boyle con su “28 Días Después”.

“Los zombis son monstruos de clase obrera”. George A. Romero.

SEXTA PARTE: FANTASMAS Y CASAS ENCANTADAS

HC 6En mi actual dormitorio falleció la anterior inquilina. Lo hizo de un modo indoloro, sometida a cuidados paliativos tras una dura batalla contra una cruel enfermedad. Por eso decidí escoger esa habitación, no por un morbo luctuoso sino porque al haber muerto la mujer en paz, sabía que no tenía nada que temer, más bien al contrario, estoy convencido que su espíritu vela el bienestar de mi sueño y descanso. No lo hubiera hecho si en dicha habitación se hubiera producido una muerte violenta. Es más, en tal caso ni me hubiera atrevido a comprar la casa, pues se dice que en estos casos, el alma arrebatada antes de tiempo en circunstancias trágicas “impregna” con su espíritu la casa y la mantiene “encantada” al no poder descansar en paz.

“La emoción más antigua y más intensa de la Humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido”. H. P. Lovecraft.

Quizá la obra cumbre del este subgénero sea “The Haunting”: La Mansión Encantada” (1963) de Robert Wise de la que parten todo tipo de remakes y derivaciones sobre el tema incluyendo barcos encantados “Barco Fantasma” (2002) de Steve Beck y con una especial atención a la filmografía asiática con títulos como “Una Historia China De Fantasmas” (1987) de Tsui Hark o “Kwaidan” (1964) de Masaki Kobayashi que para un servidor es la mejor película asiática de fantasmas por escalofriante esteticismo poético. Y por supuesto no podía dejar de mencionarse a “Poltergeist: Fenómenos Extraños” (1982) de Tobe Hooper con sus divertidas anécdotas como aquella en la que a la actriz Jobeth Williams le aterrorizaba zambullirse en la piscina de barro rodeada de todo el equipo eléctrico del rodaje y para “tranquilizarla”, el propio Steven Spielberg, productor de la cinta se metió con ella en el agua y la espetó: “No te preocupes, si cae un foco, nos freímos los dos”.

SÉPTIMA PARTE: POSESIONES, DEMONIOS Y ESPÍRITUS EMBAUCADORES

HC 7Mi “ex” siempre me recriminaba que yo era el mismo Diablo en persona y un servidor, ante infame halago, a mi vez le reprochaba haberlo dejado pues en tal caso hacíamos la pareja perfecta, ya que siempre la consideré una auténtica bruja.

“La voz del Diablo es dulce”. Stephen King.

Es este capítulo no sólo repasaremos las “posesiones individuales” pormenorizando la irrepetible e icónica “El Exorcista” (1973) de William Friedkin sobre la que el crítico especializado William Paul afirmó “haber logrado instaurar el asco como entretenimiento de masas”, sino que también analizaremos las “posesiones colectivas” con ese despiporre visual y narrativo que supuso “Posesión Infernal” (1981) de un incipiente Sam Raimi dando el pistoletazo al subtipo de cabañas rurales desvencijadas recientemente homenajeado en la divertida “The Cabin In The Woods” (2012) de Drew Goddard.

“Nada de lágrimas, por favor, no desperdiciéis el buen sufrimiento”. Pinhead en Hellraiser.

Y finalmente mencionaremos las “posesiones extraterrestres” con filmes como los injustamente menospreciados “The Hidden” (1987) de Jack Sholder o “Xtro” (1983) de Harry Bromley Davenport.

OCTAVA PARTE: VUDÚ, SECTAS Y SATANISMO

HC 8La normalidad es la gran enfermedad de nuestro siglo. Nosotros, los lectores de Almas Oscuras lo sabemos por propia y sufrida experiencia. Porque hemos elegido libremente ser “los otros”, ajenos a la masa alienada del mainstream y los blockbuster de turno. Somos los desheredados, los frikis, cuyos creencias y aficiones resultan al resto de mortales, grotescos y obscenos. Pero no estamos locos, muy al contrario somos sujetos racionales y equilibrados famélicos de nuevas fronteras culturales. El problema deviene cuando uno de estos sujetos aparentemente “normal” se radicaliza hasta convertirse en un sociópata, en un lunático capaz de arrastrar a sus acólitos a un culto vesánico.

“A menudo se ha dicho que lo aterrador no es la Muerte sino morir”. Henry Fielding.

Y así desde “La Semilla Del Diablo” (1968) de Polanski adaptando magistralmente la novela de Ira Levin, hasta las modernas “La Profecía” (1976) de Richard Donner o “Los Creyentes” (1987) de John Schlesinger, pasando por la inquietantemente tenebrosa “El Hombre De Mimbre” (1973) de Robin Hardy, llegamos a la escabrosa “Society” (1989) del buen Brian Yuzna demostrando que debajo de esa pátina de normalidad en ocasiones se esconden los abismos de la locura más insondable.

NOVENA PARTE: VAMPIROS Y HOMBRES LOBO

PhotobucketDentro de cada uno de nosotros habitan al menos tres personas: aquella que nos gustaría ser, aquella que mostramos a los demás y aquella que somos en realidad. Ésta última personalidad sólo la liberamos sin tapujos ante amigos y familiares íntimos, la segunda es esa infame pero necesaria máscara carnavalesca que nos vemos obligados a portar en esta mal llamada sociedad del bienestar ante jefes incompetentes, profesores cabrones y compañeros trepas y semioligofrénicos. Por eso nos seducen tanto los vampiros y los hombres lobo, porque representan esa primera personalidad de la que nos gustaría disfrutar a diario, esa ruptura con la monótona realidad y el libre regreso a nuestro atávico salvajismo, ya sea a través de la seducción y refinamientos románticos del vampiro decimonónico o del nihilismo primigenio y brutal del hombre lobo.

“Yo nunca bebo… vino” Conde Drácula en Drácula.

Son la inmoralidad, lo prohibido, el sexo sin compromiso, las drogas y el rock and roll. La vida en la muerte y la muerte como parte inevitable de la vida. Es por tanto imposible sustraerse a semejante tentación. Y así lo representaron el “Nosferatu” (1922) de Murnau desde que Stoker escribiera su magna obra “Drácula” inmortalizado de nuevo por Bela Lugosi en el “Drácula” (1931) de Tod Browning pasando por películas de culto como “Los Viajeros De La Noche” (1987) de Kathryn Bigelow y las indispensables “Aullidos” de Joe Dante y “Un Hombre Americano En Londres” ambas de 1981 con los mejores “morphings” del género obra de los genios de Rob Bottin y Rick Baker respectivamente antes de que la infografía lo prostituyera todo.

“Tened cuidado con la Luna, muchachos”. Jugador de ajedrez en Un Hombre Lobo Americano En Londres.

DÉCIMA PARTE: LA MUJER MONSTRUO

HC 1o0¿De veras crees que son el sexo débil? ¡Qué atrevida es la ignorancia! Es cierto que presentan un aspecto en muchos casos vulnerable y atractivo, como víctimas propiciatorias y ahí es precisamente donde reside su poder. Quizá sea un caso de culpa involuntariamente concurrente, no lo vamos a negar, fruto de esta apestosa sociedad machista con la que nos toca lidiar. Pero no es menos cierto que no hay peor furia que la de una mujer despechada.

“Las palabras crean mentiras. En el dolor se puede confiar”. Asami Yamazaki en Audition.

Lo que en su momento se comenzó en llamar “Grand Dame Guignol” con filme imperecederos como “¿Qué Fue De Bay Jane”? (1962) de Robert Aldrich con una escalofriante Bette Davis o “La Máscara Del Demonio” (1960) de Mario Bava que encumbró a la turgente Bárbara Steele como bruja a la que cualquiera de nosotros habría vendido nuestra alma, pasó a denominarse como “Rape And Revenge” gracias a crudísimos filmes como “Ángel De Venganza” (1981) del inconstante Abel Ferrara y una irresistible Zoë Lund, o la icónica “Carrie” (1976) de un deslumbrante Brian De Palma, hasta llegar al más moderno y actual “Nouvelle Horreur Vague” con obras maestras del género como “Misery” (1990) de Rob Reiner y auténticas salvajadas cinemasoquistas como “A L’interieur” (2007) de nuevos valores como Alexandre Bustillo donde la mujer se convierte en castradora de una sexualidad reprimida, ya sea propia o ajena.

CRONOLOGÍA

Ficha técnica completa de todos los filmes mencionados con fotos inéditas de sus rodajes.

BIBLIOGRAFÍA

¿Te has quedado con ganas de más? Pues no te preocupes, que con este enorme listado referencial podrás colmar todas tus insatisfechas ansias si es que aún te queda alguna.

LO MEJOR: Una obra maestra en maquetación de lujo a un precio de risa.

LO PEOR: Que el resto de editoriales no prediquen con el ejemplo.

Valoración Global: 5/5

Contenido: 5/5
Maquetación: 5/5
Calidad: 5/5
Relación Precio: 5/5

Edición

Título Original: Horror Cinema
Autores: Jonathan Penner y Steven Jay Schneider
Editorial: Taschen, Español. Color y Blanco y Negro
Encuadernación: Tapa dura, 24 × 30 cm, 192 páginas
Precio: 9,99 Euros

Vuestros comentarios

1. oct 13, 18:51 | Josep J.

Si por algo se caracteriza la editorial Taschen es por hacer unos libros, en su mayoria relacionados con las artes, impresionantes. Tendré que hacerme con una copia, tiene muy buena pinta.

Buen artículo.
Saludos.

2. oct 14, 22:37 | RBarriap

Lo tengo, y es absolutamente recomendado, obligado para horror fans

3. oct 14, 23:23 | Mountain

Mañana me lo compro o lo encargo fijo!

4. oct 15, 14:35 | MASP

Mountain-Te aseguro que no te arrepentirás. Una relación calidad-precio, sencillamente insuperable.
Saludos!

5. oct 16, 21:13 | Lady Necrophage

Jolines…admito que el precio es tentador.
Augura buena calidad. Lo pensaremos…
Abrazos.

6. oct 16, 22:26 | MASP

Lady Necrophage-Puedes echar un vistazo del libro en su web oficial y ver parte de su contenido:

tinyurl.com/c4qku2n

Por cierto, que hay otro de iguales características dedicado al cine japonés, que no dudéis será objeto de una futura reseña. xD

Abrazos!

7. oct 17, 22:23 | Lady Necrophage

Mil gracias ;)
Abrazos.

8. oct 20, 02:55 | Mountain

Ya lo tengo en mis manos, tiene una pintaza tremenda!

9. nov 4, 21:37 | Mountain

Increible que por 9,99 euros alguien sea capaz de regalarnos semejante joya. El contenido escrito es super entretenido, pero es que tiene unas imagenes, muchas de ellas nunca las había visto, de quitar el hipo. Una maravilla que yo creo debería de tener cualquier fan del género.

IMPRESCINDIBLE.

10. nov 5, 00:48 | John Trent

Lo encargaré pronto ¡Pinta brutal!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.