Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Exposure

Exposure

El largo descenso hasta el fondo

 photo Exposure_Interior_zpsjvebrzth.jpg

En un intento de acabar con los problemas en su relación, Myra y James se aventuran en una cabaña aislada en las montañas. Allí se encuentran con un mal antiguo que acecha a los desprevenidos, capaz de convertir a las personas en monstruos deformes. Nuestros protagonistas no solo lucharán por su relación, sino que también lucharán por sus vidas.

¡Por los Dioses Oscuros, qué alguien pare este carrusel de nostalgia desmedida! Sintetizadores, cabañas en el bosque, colores saturados, VHS, 8 mm, látex… Sí, todo eso está muy bien, soy el primero en recordar con cariño mi adolescencia entre exploitations italianas, re “lo que fuese” y posesiones infernales en la parte más polvorienta de todos y cada uno de los video clubes de Zaragoza, pero jamás hubiese pensado que las miserias de la época volverían como si eso fuese garante de cine de terror de calidad. Es decir, por cada diez alquileres, nueve eran una auténtica pérdida de tiempo, un calco natural de lo que “Exposure” intenta lograr. Sólo salvaba la experiencia el hecho de que, una vez pagada, las cintas se tenían que terminar por narices para aprovechar el desembolso, cuando no venía la inocencia de la edad o la época a dar por bueno cualquier monstruo de tres al cuarto. Ir más allá, violar a Carpenter en cada composición musical, hace treinta años no oías esas bandas sonoras ni en sueños, es quitarle la gracia a estos recuerdos que muchos cuarentones atesoramos con verdadero cariño. Jóvenes que siquiera habían nacido cuando Espinete mostraba sus vergüenzas por la televisión pública no tienen nada que mostrarme de interés mientras se obstinen en seguir el expolio del estilo ochentero, sin preocuparse siquiera por la calidad de la historia presentada.

Respira Bob, tampoco carguemos las tintas contra el bueno de Austin Snell, creador de esta “Exposure”, al fin y al cabo juega su baza con la intención de llamar la atención del respetable, que es lo que te asegura el trabajo en este mundillo. Y actualmente el estilo retro vende muchísimo, ¿para cuándo una película “vapor wave”? Al menos, y esto es un merito, la película ha sido financiada íntegramente por la productora, sin recurrir a mecenazgos que a veces me hacen sonrojar. De hecho, ¿qué ha pasado con plataformas como Kickstarter, no se han convertido acaso en una lanzadera para preventas que opacan los verdaderos proyectos necesitados de financiación? Sea como sea, Lynn Lowry se une al reparto como es menester que toda película nostálgica disponga de una estrella venida a menos para sazonar la función. Esta mujer la habéis podido ver en “Vinieron de dentro de…” o “The Crazies”, entre otros roles menores.

Imágenes de la película

 photo Exposure_Poster_zpshn2jkbs9.jpg

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.