Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Festival Sitges 2011: Día 7

Festival Sitges 2011: Día 7

Vigalondo se rodea de amigos

Extraterrestre

Nacho Vigalondo y su séquito protagonizaron una jornada donde Extraterrestre batió records de asistencia con colas infinitas para entrar al Auditori. Bryan Singer ofreció una clase magistral en la sala Tramuntana. El tándem Bustillo y Maury se adentran en el terreno de lo sobrenatural en Livide. El formato documental aplicado a la ciencia-ficción en Apollo 18.

El segundo largometraje del impredecible Nacho Vigalondo, EXTRATERRESTRE, cuenta una historia de amor a través de la comedia en un contexto de ciencia-ficción. Aplausos y muchas risas durante su proyección, cosa que no es de extrañar teniendo en cuenta que el elenco de actores está formado por Carlos Areces, Raúl Cimas y Miguel Noguera, se suman la ausente en Sitges Michelle Jenner y el ganador del premio a Mejor Actor en el Fantastic Festival de Austin, Julián Villagrán.

Vigalondo ofreció una Masterclass en una sala Tramuntana que vivió dos llenos en el mismo día, uno para el director de los Cronocrímenes y otro para la de Bryan Singer – que también realizó una sesión de firmas en el Forum FNAC -. Vigalondo inició su clase magistral con el tono sarcástico que le caracteriza describiendo una escena que, pese a constar en la primera versión del guión, jamás llegó a rodarse. La secuencia fue “la génesis de la historia, la imagen que me llevó a desarrollar toda la trama”, expresó. Se trata de una escena que tiene su punto de partida en un karaoke donde la pareja protagonista canta una canción de Loquillo con mucha complicidad.

Con Extraterrestre, el director quiere dejar atrás los Cronocrímenes: “Me aterra que en 2012 me sigan preguntando por esa película”, comentó, y bromeó sobre el papel de los alienígenas en su película (información que no desvelaremos por posibles spoilers). Dijo de su cine que una de las críticas que había recibido constantemente es que sus películas parecen cortometrajes alargados y en esta había querido romper con esa idea “haciendo un esfuerzo para dar objetivos distintos a los personajes”. Sobre las críticas, continuó: “Hay de dos tipos: las que me interesan y sobre las que no puedo hacer nada. Las que me interesan, lo hacen porque marcan un cortocircuito entre la película y el espectador”. Sobre la ciencia-ficción argumentó que para él se trata de un entorno: “Todas las películas de ciencia-ficción en realidad pertenecen a otro género, lo que comparten es un entorno donde se desarrolla una trama”.

En plena Masterclass, el protagonista cesó su discurso para destacar la presencia de Raúl Cimas, Carlos Areces, Miguel Noguera y Julián Villagrán que se encontraban en el fondo de la sala, y los invitó a unirse a la mesa para compartir con él aquel encuentro con el público. A partir de ese momento y hasta el final no cesaron las bromas entre los miembros del equipo que coincidieron en remarcar que el director es “el más loco de todos”. Vigalondo dijo de Noguera – en su primer papel para el cine – que “proyecta mucha energía ante la cámara” y sobre los demás: “He escogido a gente con la que sabía que me llevaría bien”.

Habló de su próxima película, Windows, un proyecto muy complicado que tiene lugar a través de la pantalla de un ordenador y necesita mucho tiempo y dedicación para desarrollarlo (de hecho, Extraterrestre se gestó en pleno planteamiento de Windows). También desveló que dirigirá un cortometraje incluido en una serie de 26 cortos (The ABC’s of Death) en los que participaran, entre otros, Srdjan Spasojevic, el director de la polémica A Serbian Film.

En la séptima jornada tuvieron lugar dos eventos Phenomena: por un lado se proyectó una sesión doble de La matanza de Texas 2 + El más allá de Lucio Fulci; y por otro, Nacho Cerdà informó sobre los nuevos títulos del programa. El 21-22-23 de octubre tendrán lugar 3 sesiones dobles de Spanish Bizarre que contarán con la proyección de títulos del fantástico español como La noche de Walpurgis, ¿Quién puede matar a un niño? o El cebo. Les seguirá una maratón de 3 obras maestras del terror moderno para celebrar Halloween la noche del sábado 29: El resplandor, Suspiria y Un hombre lobo americano en Londres.

Alexandre Bustillo y Julien Maury

Alexandre Bustillo y Julien Maury presentaron en el Auditori su nuevo trabajo, LIVIDE. La película se aleja de lo visto en À l’intérieur para adentrarse en el terreno fantástico sobrenatural manteniendo la visceralidad y brutalidad que mostraron en su anterior película. Recibida con disparidad de opiniones, la cinta muestra un imaginario visual potente y de gran factura que sin embargo se pierde en un guión que, por enrevesado, no termina de enganchar al espectador, que se desorienta ante la mezcla de mitos e ideas sin orden ni prioridad.

Apollo 18Otro de los títulos del día fue APOLLO 18, un desaprovechado viaje a la luna en formato documental que propone una explicación aterradora sobre el porqué los Estados Unidos no volvieron a pisar suelo lunar, dirigida por Gonzalo López-Gallego, responsable de la infravalorada El rey de la montaña (recomendada si gustáis de Eden Lake). En las sesiones de ambas películas recibieron premios honoríficos una simpatiquísima Caroline Williams y una mención especial al centenario del cine Prado, uno de los enclaves mágicos del Festival donde se proyectan los títulos más extravagantes, bizarros e innovadores.

Otras películas destacadas de la jornada 7: A Letter to Momo, Carré Blanc, Burke and Hare, The Incident, Detention, Invasion of Alien Bikini o Vlogger.

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.