Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Fever

Fever

Fiebre, malos sueños y la abuela

Jessica sufre de regulares pesadillas cuyo significado nunca ha llegado a concretar. Esas noches de sudor y tensión la han llevado a estudiar psicología del sueño, incluso sigue una terapia con su mentor y pareja, Sean.

Tras la muerte de su abuela, Jessica y Sean se trasladan con desgana a la vieja casa familiar. Un lugar algo tétrico donde se velará el cuerpo de la abuela difunta. Una primera noche de pesadillas aun más vívidas trae consigo una extraña enfermedad que deja postrada a Jessica en la cama con una fiebre extrema. Aprovechando su cansado estado, nuestra protagonista decide sumergirse más en su mundo de pesadillas para lograr el estado que los expertos llaman sueño lúcido. Un estado en que la mente consciente puede controlar sus propios sueños. Jessica espera poder descubrir en el mundo onírico la razón de esa sensación de malignidad que flota por la casa y afecta a su familia.

Aunque sean pocos los detalles que se conocen sobre el último trabajo del director y guionista francés Romain Basset (Rémy, Bloody Current Exchange), hay que reconocer que el teaser y argumento de Fever no podrían resultar más atractivos. A veces, los sueños lúcidos se producen espontáneamente, pero habitualmente se trata de un estado que requiere mucho trabajo, como llevar un “Diario de Sueños”, practicar técnicas de relajación sensorial, amén de adoptar ciertas costumbres que nos ayuden a tomar conciencia dentro del sueño (mirar continuamente la hora en el mundo real, visualizar colores rojos antes de acostarte, contar los ciclos personales del sueño…). No obstante, lo realmente grande del sueño lúcido es vivirlo, la sensación de poder es tal que incluso abruma. En resumen, una experiencia que me parece fascinante, y que exista un director de cine empeñado en trasladar esa vivencia a la gran pantalla me parece aun más fascinante.

Además, a juzgar por su teaser, ha conseguido medianamente bien su objetivo. La atmósfera agobiante de las pesadillas, los colores básicos realzados, las figuraciones inquietantes, los sinsentidos que esconden demasiada verdad, el caballo… una ambientación de lujo para una historia que su director asegura trascurrirá en buena media en el universo onírico de Jessica, lo que también acerca Fever al cine fantástico. ¿Arriesgado? Por supuesto, pero un gran soñador como Lord Dunsany, conocedor de los riesgos de este tipo de propuestas, estaría encantado con el proyecto. Dichos riesgos vendrían a ser la pedantería, es muy fácil presentar un discurso tan personal que el público acabe hastiado, y la excesiva experimentación: el campo de los sueños es algo tan abierto que puede embarrar la comunicación del sueño, si el narrador no adapta un poco su historia para oyentes ajenos. Por ejemplo, Coppola con Twixt estuvo muy poco acertado en la parte onírica de la vilipendiada cinta. Otro ejemplo ligeramente mejor logrado sería Parasomnia, que aunque no contenga mucha ambientación onírica, creo que mereció un mayor aliento por parte del público y la crítica.

La cuestión es que la francesa Fever está prevista para una fecha indeterminada de 2013, contará con una actriz señera como Catriona MacColl (The Beyond, Aquella casa al lado del cementerio, Miedo en la ciudad de los muertos vivientes…) y se nos ha suministrado la información justa y necesaria para abrir apetito. Por favor, no vayamos más allá y dejemos las sueños soñar hasta el momento de su estreno, tal vez así corra mejor suerte que otro proyecto muy sugerente que parece haberse quedado en el olvido: Nightscape.

Tráiler

Vuestros comentarios

1. sep 12, 06:58 | soñador

Suena bien la película, ¿sabes dónde podría comprarla online?
Porque en la google play no la he visto, y me encanta la temática sobre sueños lúcidos.
Besos

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.