Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Forgetting the girl

Forgetting the girl

La mancha de la mora con otra verde se quita

forgetting the girl

Ver ficha completa

  • Título original: Forgetting the girl
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Nate Taylor
  • Guión: Peter Moore Smith
  • Intérpretes: Christopher Denham, Lindsay Beamish, Elizabeth Rice
  • Argumento: Kevin Wolfe tiene un pequeño estudio donde realiza álbumes y books fotográficos a chicas aspirante a actrices o modelos
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

forgetting the girl

La cinta de la que me gustaría hablaros hoy es un thriller psicológico independiente que, pese a lo modesto de su planteamiento, ha logrado mantenerme atento e interesado a lo largo de todo su recorrido. Su director, el debutante Nate Taylor, consigue una factura excelente en lo que a imagen y actuaciones se refiere en una historia intrigante cargada de dramatismo y fatalidad romántica que, lejos de hacer de ella un título ñoño, termina de cuadrar una experiencia muy recomendable.

Kevin Wolfe (Christopher Denham) tiene un pequeño estudio donde realiza álbumes y books fotográficos a chicas aspirante a actrices o modelos. Su vida rodeado de jóvenes bellezas contrasta con su incapacidad para relacionarse con ellas de un modo natural… algo que, sospecha, le viene de la traumática experiencia que vivió de pequeño al presenciar el ahogamiento de su hermana en una piscina. Convencido de que una relación duradera con una mujer es el bálsamo que curará todas sus cicatrices se lanza a proponer citas a todas sus clientas; pero las pocas que consienten en conocerlo mejor terminan rápidamente rompiendo, generando en Kevin una nueva cicatriz que curar. La única mujer realmente interesada en lo que nuestro protagonista reclama, su ayudante Jaime (Lindsay Beamish), resulta para su desgracia invisible a los ojos del fotógrafo…

Narrada a modo de flashback, Forgetting the girl recuerda y recoge aromas de El fotógrafo del pánico, de Taxi driver (que últimamente asoma aquí y allá en el cine que veo) e incluso de Psicosis, pero su guión logra entidad propia gracias al trabajadísimo estudio de los personajes que profundiza mucho más de lo que suele ser habitual en este género. Con ello consigue que el espectador entre de lleno en su trama y sufra con los giros de la cinta y sobre todo con su demoledora conclusión. No sé si fue por esta sensacional profundidad de los personajes, o porque la ciudad de Nueva York, con sus localizaciones y su fotografía, termina por ser un personaje más en la trama; pero lo cierto es que viendo la cinta no dejaba de asociar el título a la manera de hacer del director Woody Allen en su faceta más seria.

Quizás la mayor virtud de la cinta es la de moverse constantemente por territorios conocidos por el espectador pero logar, al mismo tiempo, mantenerle ignorante respecto a los derroteros que va a tomar la historia, todo un acierto que sólo flojea en lo referente a la trama de la infancia de Kevin: lo más manido de la historia y que termina por restar originalidad y fuerza a la historia principal. Una pena, pues es un cliché del que se podría haber prescindido o enfocado de otra forma sin demasiada dificultad.

Me gustaría destacar el excelente trabajo de Lindsay Beamish como actriz. Ya la había descubierto hace unos años en la interesantísima Shortbus, donde interpretaba a una mente frágil reclamando a gritos cariño. En Forgetting the girl, su personaje tiene el mismo fondo y viene a ser una evolución de aquel papel: sólo por ella merece la pena verla.

Para ser su debut en el largometraje el director Nate Taylor ha demostrado una madurez y unas maneras dignas de aplauso y de atención a sus futuros proyectos. Forgetting the girl es un ejercicio de cine sobresaliente y una de esas cintas pequeñas e independientes que se ven con agrado y se quedan en la cabeza un buen tiempo. Recomendable.

Imágenes de la película

forgetting the girl

forgetting the girl

forgetting the girl

Tráiler

Lo mejor: Excelente factura y actuaciones. Pese a tener una sólo escena violenta, los personajes logran que esta sea realmente impactante.

Lo peor: No es una cinta que encaje en un género determinado y eso puede jugar en su contra. Tanta explicación sobre el episodio de la infancia es un tanto convencional.

Vuestros comentarios

1. may 12, 05:27 | Vael

Menuda pedazo de experiencia, acabo de verla ahora mismo y todavía estoy boquiabierto.

Ni siquiera sé si la he acabado de entender completamente, pero me ha hecho sentir muchísimas cosas, aunque todas ellas muy tristes y me ha atrapado de principio a fin. Sólo por ello me ha parecido fantástica.

Por poner alguna comparación, quizás por el tratamiento de la historia podría tener similitudes con Excision. Absolutamente recomendable.

2. may 12, 14:40 | tito Jesús

Vael, “excision” es más social, dibuja más la ceguera de una clase frente a los problemas de sus hijos. Aquí el infierno es interior, recuerda más a “taxi driver” o “Maniac” para mi gusto. Es cierto que la cinta es muy interesante. ME ALEGRO QUE TE GUSTARA TANTO.

3. may 12, 20:29 | Vael

Es cierto que la crítica es completamente distinta, pero le encuentro similitudes en cuanto a la percepción del psicópata, aunque estoy de acuerdo también en que en el caso de Forgetting the girl, es mas un infierno con el que tiene que vivir para siempre.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.