Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Girl in Woods

Girl in Woods

Siesta in Woods

Girl in Woods Review

Ver ficha completa

  • Título original: Girl in Woods
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Jeremy Benson
  • Guión: Jeremy Benson
  • Intérpretes: Charisma Carpenter, Juliet Reeves London, Jeremy London
  • Argumento: Una chica, debido a un tonto accidente, acaba perdida en el bosque.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo GIW_Interior_zpshep4xyvw.jpg

“Girl in Woods” se las prometía muy felices con esa doble vertiente que promocionó antes de su estreno en VOD el pasado 3 de Junio. Por un lado nos prometía un survival puro y duro, con una protagonista enfrentada a la dureza del Parque nacional de las Grandes Montañas Humeantes, y por otro abordaba sin tapujos el thriller psicológico a través de la mente de Grace, esa chica perdida en un bosque imponente. Una mezcla que bien expresada en pantalla podía convertirse en un pequeño destello de originalidad en un panorama tan encorsetado como el del survival, sin embargo no ha sido así, ni se sobrevive tanto ni se explora la psique de nadie.
Decir que “Girl in Woods” es soporífera es ser bastante fiel a la verdad, yo mismo tuve que verla en varias partes apoyado por los efectos narcóticos de mi sofá. Podríamos ser condescendientes con su escaso presupuesto, eso nunca debe ser pega para contar una buena historia; podríamos perdonarle a su actriz principal que no posea el carisma necesario para llevar el peso de la cinta ella sola, a pesar de sus loables esfuerzos buscando la conexión con el espectador, tenía una oportunidad de oro mediante los largos diálogos internos que nos regala; podríamos perdonar que la historia sea predecible desde los primeros compases del metraje: madres suicidas, abuelitos leñadores, revólveres y pastillas; pero lo que no se puede perdonar es que la combinación de sus pequeñas carencias, incluso virtudes, las menos, de lugar a un aburrido telefilme que dentro de unos meses, acordaos de mis palabras, estarán emitiendo en algún canal privado durante la hora del café.

Una joven emprende un viaje de fin de semana romántico acompañada de su novio. De pronto ambos se pierden en las inmensidades de las montañas Apalaches. Tras la muerte accidental del novio, la mujer se queda sola, sin comida, sin agua y sin conocer el camino de vuelta a casa. Privada de su medicación, ella comienza a resquebrajarse mentalmente, recordando un pasado que dará forma a su futura batalla por la supervivencia.

Poco se puede rascar bajo la superficie de un proyecto tan soso. Incluso su intento de narrativa no lineal, la película está llena de flashbacks y conversaciones con personajes imaginarios, resulta más anecdótico que otra cosa. Acompañaremos a una joven que acaba perdida en el bosque después de que su novio se vuele accidentalmente la puta cabeza, en una escena que bien podría provocar risa antes que pena, y tras unas pocas horas la chica ha perdido la chaveta completamente. Claro que, enseguida lo descubriremos, esta muchacha padece un trastorno cercano a la esquizofrenia, y serán los efectos de esta enfermedad durante la infancia de nuestra protagonista, las sombras que se ciernen sobre su mente para hundirla más profundamente en un bosque despiadado. El único problema es que estas tinieblas se despliegan con una morosidad insultante y trazando unas espirales de agónico diámetro, parece que nunca vayamos a llegar al meollo del asunto, además una conclusión que, si sois un poco avispados, podréis intuir tanto por su sencillez como por su obviedad. El problema de siempre: los cineastas se empeñan en estrenar obras de hora y media cuyo argumento da para sólo un cortometraje, teniendo que rellenar espacios muertos con más y más paja. “Girl in Woods” es canónica en cuanto a eso, menos mal que algunos de dichos espacios en vez de ser rellenados con paja lo son con bellos paisajes del parque natural donde fue rodada, aunque para ver paisajes agrestes mejor un documental al uso.

Reconozco que las intenciones de su director y escritor, Jeremy Benson, son buenas. Con muy poco dinero quiere darle la vuelta al terror actual, dibujar el perfil psicológico de la desesperación transformándolo en una justificación para la psicopatía. Uno temía que “Girl in Woods” fuese poco menos que un drama encubierto, y aunque así lo parece en determinados momentos de su parte central, avanzando hacia su conclusión encontramos algo de la sordidez que enciende nuestros corazones como enfermizos aficionados a lo macabro. No obstante, su parte dramática excede por bastante los límites de este vuestro servidor. Probablemente porque identificarse con la protagonista, sentir lástima frente a su dura situación, se hace una tarea imposible debido a que en todo momento sabemos que es realidad y que no, dejando en paranoias repetitivas las conversaciones a tres voces que Grace mantiene consigo misma.

Como decía, su protagonista, Juliet Reeves, consigue salir indemne de un papel complicado. No sólo por interpretar a una mujer que durante casi una hora mantiene conversaciones con personajes imaginarios, entre ellos varios de sus yos, también por los rigores físicos a los que debe someterse, aunque en este aspecto la cinta debería haber sido un poco más cruel, pues a veces no parece creíble el buen aspecto de Grace con respecto a los padecimientos que nos quieren hacer ver que sufre. Ojo, porque alabo a esta buena señora pero sin pensar en ningún momento que su carrera deba despegar el vuelo lejos de la serie Z, todo lo contrario, pues la pobre no posee ni poseerá nunca el “it factor”. Quien sí pareció conocerlo, aunque fuese de manera fugaz, es Charisma Carpenter, que aquí interpreta a la madre de Grace; especializada en series de televisión como “Ángel”, “Byffy” o “Embrujadas”, es la única del reparto que parece ser consciente de lo que está haciendo, incluso por encima de sus contrapartes masculinas; Jeremy London y Lee Perkins, poseedores de una carrera más dilatada en cine.

En resumen, otra película de terror descafeinado, o drama tenebroso si lo preferís, que podría dejar de existir sin que nadie se enterase. Con pequeños logros a pesar de su escaso presupuesto, buenas tomas de los paisajes montañosos, pero que no llega ni de lejos a ser recomendable incluso considerando su origen independiente. Su principal problema es revelar las cartas en los primeros compases de metraje para dedicarse el resto del mismo a dar vueltas una y otra vez sobre ideas repetidas y repetitivas. Guión ramplón y poco afilado para lo que en Almas Oscuras consideramos genuino terror. Al menos yo, que, como sabéis, puedo regalar mi tiempo a películas de mierda pero nunca mi aprecio, por mucho que me inviten a pases de prensa, prefiero guardarme los “5” para proyectos que sean obras maestras, como “Alien” o “El Resplandor”.

Imágenes de la película

 photo GIW_1_zpswubhw2x9.jpg

 photo GIW_2_zps3jrxpcav.jpg

 photo GIW_3_zpszkqd0fif.jpg

Lo mejor: Juliet Reeves, su protagonista, desempeña su trabajo con un mínimo de dignidad.

Lo peor: Mucho survival, mucha locura, mucha leche... pero es aburrida de narices.

Vuestros comentarios

1. jun 20, 20:14 | CGT

Pues gracias por la reseña, porque me acabáis de salvar de perder hora y media de mi vida… Iba a verla y de casualidad he vuelto a comprobar que no hubiera reseña en la página y ¡sorpresa! Reseña disuasoria. ¡A por otra!

2. jun 21, 20:05 | Wampley

En realidad, de las dos últimas críticas que has hecho, yo preferiría ver las ‘pelis’ que has puesto como subtítulos…
‘Siesta in woods’ y ‘La chica mojito’ pintan mucho mejor que éstas…

3. jun 23, 11:20 | Joan Lafulla

Una lástima porque le tenía muchas ganas a la película.

4. jun 23, 21:17 | Fhercho06

Lo has resumido en una sola palabra mi estimado amigo, “soporífera”. Y eso que me encontraba en la incertidumbre de visionarla o echarla al limbo.

¡Muy buena critica! Un saludo Bob.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.