Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Goal of the Dead

Goal of the Dead

Francia nos marca un gol

Goal of the Dead Review

Ver ficha completa

  • Título original: Goal of the Dead
  • Nacionalidad: Francia | Año: 2014
  • Director: Thierry Poiraud, Benjamin Rocher
  • Guión: Quoc Dang Tran, Nicolas Peufaillit, Ismaël Sy Savané, Tristan Schulmann, Laëtitia Trapet, Marie Garel Weiss
  • Intérpretes: Alban Lenoir, Charlie Bruneau, Tiphaine Daviot
  • Argumento: En una pequeña localidad francesa tendrá lugar un partido de máxima rivalidad. Pero lo peor está por llegar cuando los zombies hagan acto de presencia.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo GOD_Interior_zps35c4b71f.jpg

El futbolista Sam Lorit vuelve a su pueblo natal para jugar contra el equipo local: ahora es una estrella venida a menos y capitanea al equipo de París. El ambiente está cargado de rivalidad y pasión por lograr la salvación. Tanto es así que una epidemia zombie se expande entre los aficionados y los jugadores, obligando a los supervivientes a jugar el partido de y por sus vidas.

De nuevo se apagan las luces del Auditori y ya estoy cabreado como un macaco, mi segundo yo. No se trata de saberme ante otra comedia zombie, un subgénero que ha llegado a atraerme lo mismo que el fuet de meconio. Tampoco saber que uno de los dos directores de “Goal of the Dead”, Benjamin Rocher, fuese responsable de “Le Horde”, una de las películas de zombies que más me ha decepcionado en la última década. Ojo, hablo de decepción, no digo que me desagradara; de hecho, podría pensar a la inversa ya que su otro director, Thierry Poiraud, adaptó al cine “Atomik Circus”, una cinta injustamente ignorada que merece saber ver más allá de sus muchos defectos.

No, lo que me cabrea es que hayan tenido que ser los franceses los que hayan tenido la grata ocurrencia de mezclar zombies y fútbol, al menos a lo grande. ¿No tenemos la puñetera liga de las estrellas? Hubiese pagado un cuarto del huevo izquierdo por ver a Messi devorado por una hora de inspectores de hacienda zombificados. ¡Qué diablos! Un país que compra biografías de futbolistas y tertulianas a decenas de miles, antes que los nóveles de literatura, tendría que haber sabido ver el filón. Menos mal que todavía hay una película maravillosa por hacer, una mezcla de zombies con un género único en España, pero ese secreto (que no es mío) me lo llevaré a la tumba, y así lo pierdan las taquillas.

Chorradas aparte, mi mosqueo llega al punto de hacerme plantear una reseña digna de cinecutre o similar, pero sorprendería a propios y extraños si llegase a estar a la altura de cualquier expectativa, por mínima que fuese. Aunque principalmente, el problema es que mi enfurruñamiento se fue diluyendo a medida que pasaban los minutos. Imposible negarle al público sus ganas de pasarlo bien, y al final los gritos de gente medio dormida me hacen comulgar con la propuesta a pesar de los grandes problemas de “Goal of the Dead”. Además, no es tan mala como para resultar genuinamente casposa, y sí lo suficientemente honesta con el subgénero y mezcla que retrata como para mostrarle un mínimo de respeto. Eso sí, ¡que cargantes son los jodidos franceses! Entiéndanme, no llego a su nivel de chauvinismo, por mucho que adore las canciones de Los Nikis, pero es que la comedia francesa es un mundo afilado cual cuchillo de carnicero. Precisamente el humor se lleva el mayor peso del metraje, y estamos hablando de una película que dura más de dos horas. Me gusta echar unas risas como el que más, pero el rollo histriónico y repetitivo de los actores de “Goal of the Dead” no se lo aguanto ni a mi padre. Curiosamente, ninguno de ellos es futbolista ni remotamente, algo apreciable en las vergonzantes escenas de “juego”. El deporte rey no asoma el morro mucho, relegando las partes menos violentas, donde los zombies quedan en un triste segundo plano, como pura comedia con esos chistes familiares y locales que tanto gustan al otro lado de los Pirineos. No sé, a veces tenía la sensación de que el guion lo habían escrito los mismos guionistas que las películas de “Astérix y Obélix”. Podría ser, al fin y al cabo tenemos a seis guionistas a cargo, por probabilidad numérica no sería tan descabellado.

Volviendo a su duración, bastantes cabezas se movían al ritmo del tedio, como si de una barrera de zombies se tratase, durante la primera mitad de la cinta. Y es que “Goal of The Dead” está planteada como si de dos mitades de un partido de balompié se tratase. Una, la más sosa, la dirige el bueno de Rocher; tenía la peor papeleta por aquello de tratarse de la introducción de los personajes… ¡y efectivamente! La primera hora inicial se hace monótona y larga por mucho que esta vez los personajes demuestren algo de personalidad y un background por encima de la típica zombedy. La cuestión es que ese aburrimiento generalizado se hubiese arreglado fácilmente: acortando metraje, eliminando diálogos de mierda y sacando personajes de la ecuación. Total, no se hace hincapié en el origen de la infección, aunque lo conocemos queda bastante opaco, entonces, ¿por qué dedicar tanto tiempo a personajes cuya gracia es dudosa? Si a esto le añadimos un protagonista odioso, Alban Lenoir, tenemos esa mezcla repulsiva medio buscada medio encontrada por casualidad.

Por suerte, el exceso se convierte en una buena herramienta cuando amanece la segunda parte. Ya metidos de lleno en el asunto zombie se agradece el decorado de un estadio de fútbol como escenario de un ataque de muertos vivientes a gran escala. La atmósfera macabra gana enteros gracias a una fotografía e iluminación que ocultan el bajo presupuesto. Además la cinta aumenta su ritmo en la acción, lo que se agradece frente a los diálogos chorras, aunque a veces las escenas queden entrecortadas y toscas.
Y ya que hablamos de los “walking dead”, toca reseñar sus principales características para nuestros escasos lectores a los que les sigan interesando dichas minucias: rápidos, violentos bien maquillados, contagian por el vómito de horchata en mal estado (seguramente causado por el mareante movimiento de cámara), estúpidos y muy bien preparados para no hacer nada cuando la narrativa lo requiere. No os voy a mentir, ya ando un poco saturado de tanto zombie y compañía, pero ellos son los que hacen visible “Goal of the Dead”, proporcionan la mejor base para el humor negro y un par de escenas gore logradas. Es decir, la segunda mitad de la cinta, quitando un final sonrojante acorde con la mentalidad gala, justifica el pase de esta producción por festivales, el mejor sitio para dejarse llevar por el lado gañán del cine fantástico. Y si alguno de ustedes se echa un par de risas ya estará bien pagado.

PD: ¿Y la segunda lectura sobre la brutalización a la que muchos hinchas se abandonan, cual zombies, durante los partidos de futbol? ¿Y la tercera lectura sobre el enfrentamiento cultural, de clases si me apuran un poco, entre los pueblos y la capital, entre los valores tradicionales y el egoísmo moderno? Pues miren, si leyese más literatura y menos biografías de futbolistas a lo mejor me hubiese molestado en darle a la cabeza.

Imágenes de la película

 photo GOD_1_zpsaf5b9e5b.jpg

 photo GOD_2_zps1cd003a8.jpg

 photo GOD_3_zps4268ebc5.jpg

Tráiler

Lo mejor: La idea original y el siempre agradecido gore.

Lo peor: Larga, quizás con ochenta minutos hubiese ganado más adeptos.

Vuestros comentarios

1. oct 10, 18:40 | Andrómeda

Espantosa. Una comedia que no hace reír, una de terror que no asusta… Un despropósito al 100%. Actuaciones de pena, guión vergonzante, efectos para partirse… En fin, con un poco de buena voluntad se salva la fotografía, y es muy triste decir eso de una peli.
Y eso que la vi inmediatamente despues de Lord of Tears, que sino hubiera sido aún peor…

2. oct 10, 20:00 | Bob Rock

Andrómeda.- Ese humor francés hace mucho daño, la verdad… bueno, en cine gana bastante, y en un festival también. Pero es carne de olvido.

¿Terror? Hace tanto tiempo que no sé que es eso que ya ni me doy cuenta si falta… sí.

3. oct 11, 11:00 | Andrómeda

Tal vez no estés de acuerdo, Bob, pero la última peli que realmente me hizo asustar (manos a la cara y grito incluído xD ) fue Sinister, más allá de ese final de mierda.
Y anoche vi The Pact 2, que tambien estuvo muy bien, aunque sea más de suspenso. No tan bien como la primera, que me pegó un par de sustos, pero en vista de los tiempos que corren y comparándola con Óculus, por ejemplo, está para el Oscar xD.

4. oct 13, 19:19 | donnie_darko

En la primera reseña que se hizo de ella ya lo dije, un truñazo. Ni risas, ni miedo, ni tension ni hostias. Y lo peor que le puede pasar a una peli, que se te haga larga y aburrida.

Si realmente han querido hacerlo en dos partes como homenaje a los partidos de fútbol, pues que las hubieran hecho de 45 minutos cada una, que al final nos han hecho tragarnos hasta la prórroga de un “partido” infumable.Dije en mi anterior comentario y también se hace mención en la crítica, las escenas de juego hacen preguntarse si en realidad a estos dos tipos les gusta el fútbol o han elegido todo esto como podrían haber elegido cualquier otro lugar (viendo La Horda, creo que si… otro mojón).

Creo que el experimento les ha salido rana, como película aburre soberanamente por personajes planísimos, diálogos insoportables y actores sobre actuados, y como homenaje a un deporte un despropósito.

Creo que le di un 2 en mi nota, pero vaya, me vale un 1 o un 0, lo que está claro es que es un suspenso de los gordos.

5. oct 13, 20:20 | Bob Rock

Donnie_darko.- Sigo insistiendo que en cine no desmerece tanto. Peor la verdad, es decepcionante (aunque creo que un pelín superior a Le Horde). Un abrazo compañero!

6. oct 14, 13:51 | Mr Zombie

Para mi, que la vi y la pude bostezar en el Auditori, esta es una pelicula muy mediocre, por ser generoso. Alargada hasta la extenuacion, con un ritmo inapropiado, con escenas futbolisticas insulsas. La historia cojida con pinzas, aburrida y vacia. Direccion a dos bandas fallida por ramplona y por querer meternosla en 140 minutos insufribles.

Nos la parten en dos tiempos y toca tragarse los insufribles creditos entre ambas. Para mi una decision erronea, ya que rompe el poco ritmo que ya traia de partida.

Dijeron alli mismo que estaban rodando en Barcelona una pelicula de las que no dieron apenas detalles. Como que despues de ver esto nos vamos a interesar por su nueva pelicula…

Se puede rescatar algun momentillo suelto y algun efecto especial algo trabajado, pero no mas. El resto es muy pobre y demasiado aburrido.

A mi no me convencio nada, hasta prefiero La Horda, que tampoco era para tirar cohetes, aunque comparada con esta, muy superior.

Gracias a Bob por la review, siempre amena y didactica,mucho mejor leer sus impresiones que ver la pelicula.

Un saludo.

7. nov 2, 13:23 | MY

Pues no puedo estar más de acuerdo con la reseña. La idea era buena, pero se me hizo lentuna y algo aburrida. Gracias a la peli, pude planchar un triple juego de gigantescas sábanas. Y si Spoliloreo un poco, ese guion que pretende encajar a la fuerza las peripecias de los personajes con ese amor fraternal doblemente repentino y ese noviazgo sólo creible si se diera una real invasión zombie.
Eso sí, me quedo con el cuerpazo de Lorit en momento vestuario. Que para darle gracia, mejor se hubieran marcado un Oldboy en toda regla (que le faltaba algo de perversión a la película). En fin, por lo menos refresqué pestaña.
Saludos gente.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.