Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Harold's Going Stiff

Harold's Going Stiff

Zombies en la tercera edad

Harold_going_stiff_grande

Harolds_going_stiff_posterUn pensionista solitario, Harold Gimble, es el primer hombre en sufrir una nueva enfermedad neuronal que lentamente lo lleva a un estado de “zombificación”. La vida de ermitaño que lleva es pronto sacudida cuando una vivaz enfermera, Penny Rudge, es enviada para aliviar sus dolores con unos masajes muy especiales. Y así, tan simplemente, se hacen buenos amigos

Harold accede a internarse en un centro privado para probar una cura experimental. Pero al día siguiente su estado empeora y queda solo a un paso de convertirse definitivamente en zombie. Penny decide llevarlo a algún sitio donde no lo encuentre el pequeño grupo de gamberros armados que se ha erigido como cazadores oficiales de zombies en la zona

A ver, a ver… una nueva comedia zombie… ummm, es británica… ¿el enésimo intento de otro Shaun of the Dead?… bien, además está rodada como un falso documental… bueno, no es el dechado de originalidad que tanto clamamos algunos pero puede tener un pase… vaya, si parece contener incluso una fuerte dosis de crítica social, por eso de los ancianos… claro, claro, ¿hay algo más parecido a un zombie que esos pobres viejecillos abandonados en una residencia? Pues tendremos que darle una oportunidad, ¿no?

Aunque a mi personalmente me lleva estomagando un tiempo la etiqueta de “zombedy” no me parece mal poner el dedo en la llaga acerca del desprecio con el que actualmente se trata a nuestras personas mayores. ¿Donde ha quedado eso de que nuestros ancianos son fuente inagotable de sabiduría y consejo? La verdad, y he tenido la mala fortuna de visitar más de una residencia, es que la sociedad actual trata a los abuelos como zombies: inservibles montones de carne portadores de numerosas enfermedades.
Tras la estela de la entrañable Justino y con ciertos puntos de unión con la futurible Granny, esperemos que Harold’s going stiff no sea una “zombedy” más de las decenas que salen cada año…

Vuestros comentarios

1. dic 7, 23:09 | MASP

Tema peliagudo, desde luego. Tuve a mi abuela en una residencia de la tercera edad y a pesar de que era de muy buena calidad, allí vi ciertas cosas, desde la insensibilidad del personal hasta la propia resignación de los residentes, que es mejor no comentar.

Así que me parece muy acertado este nuevo enfoque, ya veremos si han sabido llevarlo a cabo de manera adecuada.

Saludos!

2. dic 7, 23:28 | Bob Rock

MASP.- Que me vas a contar, mi abuela sufrió de Alzheimer y bueno… que prefiero no recordar cosas malas… las buenass que son pocas, sí…

Un saludo… y temo lo que nuestra generación se encontrará en la senectud

3. dic 8, 17:26 | Thanatos

La verdad que el enfoque que tratan es nuevo y refrescante. Busca en el film la crudeza de los asilos y la forma en que los residentes “realmente” se vuelven zombies. Zombies del mal pensar, del habituarse diariamente a la rutina; del abandono de sus cuerpos y su degeneracion por la edad; y los que participan en sus cuidados los miran con desprecio. Acierto que es un mensaje a la sociedad que los marginamos y los tratamos como enfermedad; sin saber que TODOS (si nos dan la vida) llegaremos a esa edad. La cura para este mal es recordar que “Asi como te veo me ví…. así como me vez, te verás”. Interesante verla!!!

4. dic 9, 10:58 | Andrómeda

Lástima que a la crítica social le tienen que colgar el sanbenito del zombie para que la vean (veamos)…
Un mundo que descuida a sus niños y castiga a sus viejos no debe tener mucha esperanza…

5. dic 10, 21:00 | Bob Rock

Thanatos.- El ser humano es tronchante… has dado en el clavo… si la vida te lo permite acabas pasando por todos los estadios: infancia, adolescencia, madurez, senectud… si lo sabemos porque andamos siempre mamándola?? En cuanto a la película, bueno, al estar tratada como una comedia seguro que no acaba siendo tan-tan crítica; pero espero que contenga una buena dosis de acidez inglesa … fíjate las revueltas estudiantiles de esta semana… esa es la voz británica que desearía no tener que oír (porque no hay déficit social) pero sin embargo me encanta…

Andrómeda.- Sí, bueno… en este caso me parece un recurso acertado. Los zombies en cierta manera dan un poco de pena, de melancolía… y creo que se puede aplicar a nuestros ancianos.

El mundo en el que vivimos ha avanzado en ciertos aspectos y en otros ha ido hacia atrás. Es más superficial, es más cómodo, sigue siendo desigual… no sé… supongo que es tarea nuestra cambiarlo… os invito a ser más amables y honestos… y quizás un día…

Un saludo

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.