Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Heir

Heir

Una herencia monstruosa

Heir Review

Ver ficha completa

  • Título original: Heir
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2015
  • Director: Richard Powell
  • Guión: Richard Powell
  • Intérpretes: Bill Oberst Jr., Robert Nolan, Justin Major
  • Argumento: Un padre de familia contacta con un viejo amigo de gustos similares, ambos disfrutarán de una experiencia que rezuma.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo Heir_interior_zpsio2u2h50.jpg

Después de contactar con un extraño de intereses similares por Intenet, Gordon y su joven hijo Paul, se embarcan en un nefasto viaje por carretera cuyo objetivo es permitir a Gordon disfrutar de su pasión secreta. Antes de que termine el día, una horrible verdad será descubierta y una dura lección será aprendida.

Aunque es cierto que en Almas Oscuras no solemos reseñar cortometrajes, no me preguntéis por qué, tras ver “Heir” resultaba obvio que merecía un poquito de difusión en lengua castellana. Como decirle que no a otro trabajo de Richard Powell, responsable tras el genial corto “Familiar”. Aunque un escalón por debajo, “Heir” continúa su obsesión por diseccionar las relaciones familiares a través de la lente del horror. En este caso, Powell toma un mayor riesgo argumental abordando el controvertido tema de la pedofilia y sus consecuencias morales, psicológicas y, esto es lo más interesante, físicas. Lo hace mediante una metáfora de trece minutos que desafía un análisis simple, pues precisamente en su insinuaciones encontramos un final abierto que tanto denuncia el abuso a menores como pone en la palestra la influencia sobre aquellos que los reciben, habitualmente continuadores de un legado de horror que debería ser erradicado de nuestra sociedad. De ahí el nombre del cortometraje, “Heredero”, detalle muy importante para entender las últimas y macabras ramificaciones de la historia.

Es complicado tratar un tema tan polémico sin meterse en aguas pantanosas, pero Powell, ayudado por un equipo técnico y riguroso, consigue estar a la altura y mantiene, hasta cierto punto, una elegancia visual, deudora del drama más puro, que posibilita el discurso profundo sin ser ofensivo. No obstante, “Heir” sufre un vuelco en su parte final que entronca con el horror físico de la nueva carne marca Cronenberg, aquí el terror se erige como herramienta para construir firmemente esa metáfora. Una alegoría que se sustenta, tal y como nos cuenta Powell, en la manida frase de “todos los que abusan de menores son unos monstruos”. ¿Y si fuesen “realmente” monstruos?

En concreto, “Heir” se cimenta sobre el triángulo conformado por sus personajes: el niño, monstruo en potencia y víctima; su padre, monstruo reticente que no puede evitar ceder a sus impulsos; el amigo, monstruo que disfruta con sus actividades. Los tres lados de un problema que nutre y pudre la verdad más allá del maquillaje, los efectos especiales y la iluminación heredera de Argento. Y creo que esta transgresión cinematográfica para exponer crueles realidades de nuestro día a día, es el alimento del cine de terror de calidad, por eso rompo una lanza a favor de esta producción. Cortometraje que, también hay que decirlo, pese a su atrevida forma de romper tabúes, por aquello de que a mucha gente le da miedo señalar el problema, falla en algunas facetas, quizás debido a su escaso presupuesto.

Por ejemplo, pese a que efectos especiales concretos rocen el sobresaliente, los muchachos de The Butcher Shop han fallado, a mi juicio, en la recreación de un pedófilo podrido por dentro y por fuera: se me antojó un maquillaje muy pobre, habida cuenta de que era fundamental esa recreación para asentar el discurso del cortometraje. A su vez, las interpretaciones nos ofrecen la cara y la cruz, lo positivo con un Robert Nolan (“Familiar”, “Silent Retreat”) entregado y comedido como padre; y lo negativo con un Bill Oberst Jr. demasiado excesivo para un papel que requería mayor sutileza a la hora de abordar sus perversas aristas. Además, a Bill apenas se le entiende hablando, lo que supone un handicap para el disfrute del corto.

En definitiva, una interesante propuesta que demuestra que Richard Powell ya está preparado para dar el salto definitivo al largometraje. Un cineasta que con un buen presupuesto podría ofrecernos una experiencia de terror psicológico como mandan los cánones, quizás incluso a la altura de “La Escalera de Jacob”, película a la que no sé por qué me remiten tanto “Heir” como “Familiar”.

Imágenes de la película

 photo Heir_1_zpszjcemnhv.jpg

 photo Heir_2_zpsi6zkl2ma.jpg

 photo Heir_3_zpscxhzg9gx.jpg

Lo mejor: La retorcida historia y sus implicaciones.

Lo peor: El maquillaje en la escena final.

Vuestros comentarios

1. dic 9, 12:15 | donnie_darko

Se puede conseguir fácilmente Bob? Nunca está de más un buen corto y éste tiene muy buena pinta, además Bill Oberst ya da miedo sólo de verle la cara.

Saludos.

2. dic 9, 12:22 | Bob Rock

Donnie_darko.- Tienes correo. Un saludo!!!

3. dic 9, 22:05 | donnie_darko

Muchas gracias Bob, lo acabo de ver. Como indicas al Oberst no se le entiende un carajo hablando y mi inglés no es que sea el más fluido del planeta xD Pero vaya, que el corto en si es bastante intrigante y mal rollero. También veo reminiscencias claras de Cronenberg, además de El Exorcista con el inserto de planos cortísimos de la cara del monstruo.

Yo para interpretar el corto me he basado más en tus impresiones que en lo que he podido entender yo, porque como decía antes, en la conversación central que tienen en el piso del personaje interpretado por Oberst entendí bien poco de la conversación xD y presumo que tiene que ser bastante importante. Aún así queda claro el tema principal (la pedofilia), lo que no me quedó claro es el final, aunque una vez más basándome en tu reseña, puede que el título del corto tenga más significado que nunca al final mientras el padre le dice a su hijo que todo va a ir bien.

Para mi un magnífico aporte, soy amante de los cortometrajes y hasta me gusta ponerme uno antes de empezar a ver una peli xD

Saludos y gracias por la correspondencia Bob!

4. dic 9, 23:23 | Mountain

Yo tambien quiero correo Bob. :)

5. dic 10, 00:55 | Varón Dandy

Hola, que interesante. Se puede conseguir? varondandy@gmail.com

6. dic 10, 05:06 | Andrómeda

Pregunto lo mismo que Donnie… ;)

7. dic 10, 13:41 | Bob Rock

Todos habéis sido contestados.

Donnie_darko.- Yo me quedé un poco como tú, pero tuve la ayuda del director para entender un poco mejor su visión, pues el corto se queda a media explicación. No obstante, Richard Powell creo que buscaba una historia de muy libre interpretación. No definir todas las implicaciones. Sin ser tan figurativo como Lorca ni de coña, si es cierto que deja en el aire preguntas incómodas con una simbología detrás que pone en solfa muchos tabúes, y que ya es seña de identidad desde otros cortometrajes de Powell. A ese respecto muy bien, pero otra vuelta de tuerca, y un Bill más sereno, podrían haber subido muchos enteros. La interpretación de la herencia es personal, por aquello de que los maltratadores, estadísticamente, suelen provenir de familias de maltratadores.

Un saludo.

8. dic 10, 21:37 | Celtor

¡Buenas! Si aún estoy a tiempo, me gustaría subirme al carro, muchas gracias, ¡un saludo!

9. dic 11, 00:13 | Bob Rock

Celtor.- Oído cocina!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.