Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Hellions

Hellions

A destripar calabazas

hellions

Ver ficha completa

  • Título original: Hellions
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2015
  • Director: Bruce McDonald
  • Guión: Bruce McDonald
  • Intérpretes: Chloe Rose, Robert Patrick, Rossif Sutherland
  • Argumento: Una adolescente embarazada deberá luchar contra unos gamberros durante una noche que no parece terminar nunca.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

hellions photo hellions_3_zpslnl0mcwf.jpg

Despellejada y vapuleada por buena parte de la crítica, me siento en la obligación de reivindicar algo bueno cuando lo veo…, aunque solo me lo parezca a mí. Hay mucho de bueno en Hellions que nadie parece querer contabilizar. Os estoy hablando de un título que ha quedado tristemente empañado por ese debate, atrapado en un punto sin retorno, que en muchas ocasiones se utiliza demasiado a la ligera; me refiero a la eterna polémica “homenaje/robo”. La delgada línea que separa ambos términos es, precisamente, lo que me ha impulsado a escribir esta reseña; y es que son muchos los que tildan a Hellions de un sucio robo que, con la intención de aprovechar el tirón de la ausente secuela de Truco o Trato (Trick’r Treat, 2007), intenta colarnos una historia tramposa que, de otro modo, habría hastiado a cualquier hijo de vecino. Opinión que no solo no comparto, sino que me parece incluso arbitraria y alejada de la realidad. Creo que, en esencia, el principal problema de Hellions no ha sido Hellions, sino las diversas referencias que contiene. Y en mi opinión tampoco se puede estigmatizar un título por repetir fórmulas que, tarde o temprano, se convertirán en el pan nuestro de cada día. Dicho lo cual, voy a lo que me concierne…

Hellions es una película propia de Halloween que no debería obviarse en modo alguno y que os animo a disfrutar. La ambientación es una pura maravilla; por un lado coquetea con la serie B más bruta, pero por otro lado es adorablemente pueril, incitando al espectador a formar parte de esa festividad que transmite y haciéndonos partícipes de la magia de la evasión. Es, en cierto modo, perfecta y hermosa: inquietantes disfraces de antaño, un hermoso ángel dispuesto a embadurnarse de sangre… y más sangre, la luna llena cada vez más prominente y sinuosa, la atmósfera tiñiéndose de una tonalidad violeta, una banal soundtrack copy-paste de la mencionada Trick’r Treat y, lo mejor para el final, la tácita verdad que esconde tanta imagen impresionista. Porque ante todo, Hellions es una película de terror, y eso es lo que la distingue de Trick’r Treat (concebida como una comedia de terror), y es que, aunque Hellions maneje a la perfección ese tono caricaturesco y nimio que no deja de ser propio de la festividad de Halloween que homenajea (y no de Trick’r Treat, como muchos piensan), su conclusión final nos hace ver la verdadera naturaleza de la película y su mayor acierto: Hellions es una película verdaderamente demente. McDonald construye una película de terror que va desde lo más obvio hasta lo más complejo, retorciendo una verdad tremendamente diabólica, con reminiscencias a À l’intérieur y deliciosa en cuanto a escabrosidad. Siempre mantiene esa aparente actitud de no querer tomarse en serio a sí misma, pero del mismo modo también es siempre muy consciente de la dualidad con la que juega — un ángel asediado por gamberros diabólicos come caramelos… demasiado bonito — y de los giros que la historia propone y que nos abocarán, directamente, hacia un producto que cada vez se torna más oscuro e insano y menos alocado. El objetivo no es hacer pensar al personal más de lo necesario o jugar con simbología de poca monta - por encima de todo Hellions es una película ideada, exclusivamente, para Halloween. Una película palomitera, de consumo rápido, obvia y disfrutable -, sino alimentar a ese “espectador Halloweenense”, come caramelos. Es decir, por encima de todo la magia reside en recrear los cimientos de una pesadilla; exaltar, remover y salpicar sangre sin piedad para, en última instancia, amargar al espectador con un final inquietante. Personalmente, lo que realmente me apetece la noche de Halloween no es una película simpática y cómica, sino una salvaje película de terror, adulta, espeluznante, disfrutable, que no me importase volver a revisar y que tenga los huevos puestos en su sitio…, y Hellions es ese tipo de película.

Aunque no todos son aplausos para McDonald. El director de Hellions se tropieza, en varias ocasiones, con su propia historia. Y esto ocurre, principalmente, porque, como comentaba con anterioridad, McDonald quiere ser dos cosas a la vez. Dos cosas que perfectamente podrían coexistir y encontrar cada una su espacio de una manera equilibrada, pero no del modo con en el que el director las propicía. Por un lado Hellions busca ser ese disfrute de serie B con críos cabrones, hijos del mismisimo Asmodeo, que le hacen la vida cada imposible a una pobre adolescente preñada que se había quedado sin caramelos; pero de repente, a mitad de camino, resulta que se trata de un filme completamente opuesto, surrealista, y también mucho más maduro. Y durante muchos minutos lo logra, alcanza ese equilibrio, llega a producirse una mágica simbiosis en la que todo parece tener una lógica. Pero también hay muchos instantes en los que todo se devalúa alarmantemente al intentar explotar ambas opciones y querer, estúpidamente, que ambas vertientes tengan sentido dentro de la historia; y lo peor de todo es que ambas son premisas geniales que habrían dado para dos películas del copón. Lo doloroso del asunto es que juntas y llevadas a ese límite, son incompatibles. Afortunadamente, en el último momento (antes de fastidiarla por completo) opta por la sensatez y consigue producir cierto malestar, interesante y coherente, que nos recuerda que estamos ante una película de terror y no ante una comedia. Buen trabajo.

Dicho lo cual, mi recomendación es muy concisa: olvídate de referecias, expectativas y otras estupideces; tan solo relájate y disfruta. Así que el día 31 de octubre apaga las luces, enciende el televisor y disfruta de una película que no puedes perderte este Halloween. Altamente recomendable.

Imágenes de la película

hellions photo hellions_4_zpsqgy7plbs.jpg

hellions photo hellions_6_zps8ugbfrul.jpg

hellions photo hellions_1_zpsqafbtzbw.jpg

Lo mejor: viajar al mundo de Hellions; ha sido único, oscuro y muy molón. Otro acierto marca Sundance.

Lo peor: pierde demasiado tiempo jugando a ser la pelicula de Serie B del año para poder venderse ante un público más comercial.

Vuestros comentarios

1. sep 6, 09:09 | AZOTE

Hamijo que precisamente tú recomiendes a los demás que se olviden de expectativas, referencias … es un chiste… ¿verdad?

2. sep 11, 21:07 | Mr Zombie

Otra a la que le tengo muchas ganas, por suerte la espera sera muy corta. Se agradece la review y la pienso leer cuando vea la pelicula.

Saludos.

3. sep 20, 09:46 | leavemealone

Como vídeo musical para promocionar la fiesta de Halloween no está nada mal.
Como película de terror ya es otra cosa. Los chicos del maíz, Quién puede matar a un niño, Cromosoma, Trick or Treat etc. Son títulos que de alguna forma u otra vienen a la memoria cuando vemos Hellions. Al final termina cansando, sobre todo la banda sonora con ese coro infantil que produce jaqueca más que terror. Pero bueno, estéticamente es interesante.

4. sep 21, 02:46 | Gastón

Es la pelicula mas mala que e visto en años, y eso que e visto malas peliculas, esta es totalmente incoherente deja mil cosas por explicar, que obviamente no lo hace, encima dura 70min, haganse un favor, no la vean.

5. nov 7, 15:52 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 30/100

Es un bodrio sin pies ni cabeza. Quizá es que no me de el cerebro pero odio las pelis que son realidad pero no lo son pero vuelven a serlo y al final te quieren liar tanto que hasta ellos se pierden. Porque me cambien el filtro de luz no me va a parecer más interesante. Y menos mal que dura 70 minutos porque aburrirme ha sido más bien poco. Algún acierto tiene pero no será la música de los niños. Para verla una vez pero si no la ves tampoco te pierdes nada.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

6. feb 20, 23:37 | Draghann

Madre mía, madre mía… los guionistas que han perpetrado semejante despropósito deberían sufrir una lenta muerte a pellizcos… joder, ¿qué coño fuma esta gente?…

Me queda ver tres o cuatro bodrios más como este para que me encierren y tiren la llave.

Un saludo!

7. feb 23, 05:18 | VIC

Bajo la premisa fácil de película de halloween , se esconde la decisión mas dolorosa para una adolescente , dar vida o dar muerte, con la liberación del imaginario mas enfermizo que esa decisión supone. Le cortarías la cabeza a tu novio? Desearías que te llevasen los demonios? Lucharias por evitarlo? .Sueñalo y plasmalo como si fuera una película de terror, fácil no es ,tampoco digo que sea muy buena.
Un saludo

8. jul 28, 03:32 | Mónica

Maliiiiisiiiimaaaaaa. No hay con que darle Me matan la mancha de sangre que aparece y desaparece del vestido de Dora

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.