Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Hemorrhage

Hemorrhage

Demencia insulsa

hemorrhage

Ver ficha completa

  • Título original: Hemorrhage
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2012
  • Director: Braden Croft
  • Guión: Braden Croft
  • Intérpretes: Ryland Alexander, Benjamin Buchholtz, Braden Croft
  • Argumento: Oliver, ha pasado varios años encerrado en una institución siquiátrica tras sufrir, en su juventud, un brote extremadamente violento.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Hemorrhage

El cine más pequeño, ese que apenas cuenta con presupuesto, donde unos pocos técnicos se ocupan de hacer todo, y donde no se tienen los actores que se necesitan sino los actores que se han prestado a trabajar contigo… ese cine es complicado de reseñar. Y es difícil porque sus virtudes, de haber alguna, suelen quedar enterradas bajo gran cantidad de imperfecciones. Pero es en estos minúsculos filmes donde se forjan los futuros cineastas y donde, los que disfrutamos del cine, encontramos piedras preciosas sin pulir. Hemorrhage es una de estas películas. Desgraciadamente, éste que os escribe, no ha llegado a decidir si en esta producción hay un cineasta escondido o sus pocos aciertos son fruto de la casualidad… Como podéis imaginaros no es un título fácil ni de recomendar ni de comentar, pues su resultado es tan fallido como tedioso es su desarrollo… aunque también hay destellos aquí y allá.

Oliver (Alex D. Mackie ), ha pasado varios años encerrado en una institución siquiátrica tras sufrir, en su juventud, un brote extremadamente violento. Ahora la junta médica ha decidido que está preparado para comenzar una vida nueva fuera de los muros del centro. Pero Oliver no está curado. Su salto sin red en la vida real y su intento por conocer a una enfermera de su trabajo, Claire (Brittney Grabill), va a reabrir su fisura mental con funestas consecuencias. Fuera de control, terminará por secuestrar a su compañera y emprender un viaje sin un rumbo fijo… pues es imposible escapar cuando el peligro está en uno mismo.

Braden Croft dirige esta película. Además de escribirla, producirla, editarla, dirigir la fotografía y hacer un pequeño papel… dice la cultura popular: “el que mucho abarca poco aprieta” y en este caso es terriblemente cierto. Hemorrhage es una cinta casi doméstica, en la que se aprecia una gran contención narrativa y ganas de gustar, pero que falla por culpa de un guión evidente y soso y por una construcción de las escenas tan barata, que evita cualquier acción que suponga un gasto extra. Estas dos premisas crean un tedio en el espectador difícil de superar y nos obligará, en varias ocasiones, a construir mentalmente cosas que la cámara sólo acierta a apuntar.

Por otro lado hay que aplaudir la decisión de transformar la película, tras la presentación inicial, en una road movie, formato por el que siento especial querencia, y más por hacerla funcionar a pesar de su minúsculo presupuesto.

Los empeños de dibujar el personaje de Oliver, un ser atormentado que lucha por evitar los envites de su mente, son sin duda el principal atractivo de esta cinta. Una labor bien trabajada, e interpretada para ser un primer papel, que junto a la buena química con la sufrida Claire palian en algo el soporífero desarrollo. En cualquier caso, el conjunto de las actuaciones del film se queda rozando el aprobado, pero sin alcanzar esta nota. También suspende la violencia, y eso sí que es un error, cuando constantemente se nos recuerda el salvaje y desmedido comportamiento del protagonista… algo que sencillamente no vemos. Tampoco veremos demasiado claro que pinta su secuencia inicial, el suicidio del padre del personaje, en el desarrollo de la cinta, ni los motivos por los que Claire no se anima a escapar de su captor (hay una secuencia donde la chica cuenta sus propios demonios de juventud… pero ni por esas) así que el espectador tiene que trabajar más de la cuenta para comerse este guiso… al menos el espectador habitual de thriller, suspense y terror. A los amantes del drama indie posiblemente les cueste algo menos y terminen por disfrutar y saborear alguno de los bocados de la cinta.

Voy a concluir no recomendando esta película, pero tampoco tirando por tierra su trabajo. Sin duda es un buen comienzo para Braden Croft y espero que alguien le confíe un proyecto donde pueda demostrar su valía como director. Su inicio es notable como tarjeta de presentación pero es, siendo amables, un insulso producto para cualquier espectador casual.

Imágenes de la película

hemorrhage

hemorrhage

Tráiler

Lo mejor: Sacar el proyecto adelante a pesar de sus evidentes carencias.

Lo peor: Su falta de ritmo. Oliver no sigue un proceso de degeneración, sino que pasa de sano a enfermo en un par de fotogramas.

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.