Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Hogar

Hogar

Tu casa es mi casa

hogar

Ver ficha completa

  • Título original: Hogar
  • Nacionalidad: España | Año: 2020
  • Director: Àlex Pastor, David Pastor
  • Guión: Àlex Pastor, David Pastor
  • Intérpretes: Javier Gutiérrez, Mario Casas, Bruna Cusí, Ruth Díaz
  • Argumento: Javier quiere recuperar la vida que llevaba antes de ser despedido.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

hogar

En tiempos de aislamiento como los que vivimos, resulta edificante poder escribir sobre un estreno; adelantar un contenido del que después podamos todos juntos debatir su calidad. La llegada de estas novedades, además, recuerdan que existe toda una industria de entretenimiento esperando a la vuelta de la cuarentena para emerger y asombrarnos. “Hogar” se va a sumar en unos días al catálogo de novedades de la OTT Netflix y tendrá la “suerte” de ser recibida con los brazos abiertos por los usuarios, que en estos días hemos escudriñado por activa y por pasiva su selección de propuestas en busca de evasión.

Javier fue en otro tiempo un brillante publicista al que le sobraba talento, dinero y trabajo. En la actualidad y tras más de un año en el paro, se descubre como una persona de ideas obsoletas; es un perfil poco atractivo para un mercado laboral que reclama sangre joven. Para mantenerse más tiempo a flote, ha tenido que empezar a deshacerse de los símbolos de su antiguo estatus: dejar su lujoso apartamento, y poner en venta su ostentoso automóvil. Un día de especial frustración, descubrirá un juego de llaves del que fue su piso y se acercará al mismo para espiar a la familia que ahora ocupa su antiguo reino.

Los hermanos Pastor (Álex y David) dirigen y firman el guion de “Hogar”. Optan por el thriller psicológico. Se alejan de sus pandémicas propuestas anteriores: “Infectados”, drama apocalíptico propio del cine zombi, y “Los últimos días”, donde un virus que confina a la humanidad al interior de sus casas por culpa de una misteriosa agorafobia que es, en realidad, una metáfora para hablarnos del nacimiento de una nueva Cataluña sin miedo a nada. Estos trabajos anteriores demuestran que el tándem es virtuoso en la forma de narrar, sabe apoyarse en la dirección de actores para distanciar su producto del mar de mediocridad en el que suelen flotar propuestas similares. En esta cinta de suspense, la pareja se sigue valiendo de estos mismos puntos fuertes para que el resultado destaque algo por encima de la nota de corte.

La película sigue la senda de propuestas de autores como Patricia Highsmith y su discípula Rendell o de títulos de cine como “El habitante incierto” y “Mientras duermes”. Historias de ocupación silenciosa del espacio privado, donde la manipulación de los secretos, de las cosas que uno no cuenta, sustituyen a los cuchillos y pistolas con afiladas consecuencias sobre los personajes. Tramas donde la sensación de amenaza es más asfixiante que su posible conclusión. Sobre este infecto ADN se erige el personaje de Javier. Un tipo mezquino, que se construye en las secuencias en las que está sólo y únicamente mediante silencios. Un manipulador nato que encarna con soltura Javier Gutiérrez, en un registro muy cercano al escritor que interpretó en “El autor”. Su enemigo a batir será el cándido Tomás. Personaje de pasado turbulento en plena redención, que lucha por recuperar la confianza de su familia y que interpreta, con menos brillo, el actor Mario Casas. Casas da un paso o dos atrás en afinación tras su papel en “Adios”, donde para mí demostró que hay realmente un artista escondido tras su vistosa fachada. Junto a ellos dos excelentes actrices: Ruth Díaz y Bruna Cusí, interpretando a las respectivas parejas, en unos personajes secundarios que se quedan también un tanto desdibujados en la foto final.

“Hogar” cumple entreteniendo al espectador de principio a fin, pero se encuentra en resultado por debajo de la mayoría de los títulos que a uno se le vienen a la cabeza mientras ve la película. La torpeza con la que se solucionan varios conflictos en la trama y la aparición de ciertos personajes chirriantes por lo estereotipado de sus reacciones (todo lo referente al chantaje que sufre Javier es un buen ejemplo) acercan lo que tendría que ser una sofisticada intriga a las fronteras del telefilm de domingo. Afortunadamente otros elementos más sutiles como ese grifo que gotea, o la entrevista de trabajo inicial, aportan los suficientes aderezos al conjunto para que apruebe… al menos en una tarde de encierro.

Es una pena, y concluyo con esto, que la cinta no pudiera ser exhibida como merecía en el Festival de cine de Málaga. Da miedo pensar las posibles consecuencias que tendrá, en una industria tan fragil como es el cine español, una catástrofe como es la actual pandemia del coronavirus.

hogar

hogar

hogar

Lo mejor: Sin duda es entretenida y Javier Gutierrez es un gran actor.

Lo peor: El espectador ha de remar en favor para creerse la trama.


Vuestros comentarios

1. mar 29, 00:56 | Frankie Lopez

Poh valeh

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.