Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Homicycle

Homicycle

Muertes de alto octanage

 photo Homicycle_interior_zps5y9srcdl.jpg

La ciudad está siendo acosada por una banda de traficantes de drogas con muy malas pulgas: violaciones, asesinatos, robos, incendios, drogadicción… esa es la estala de un grupo de psicópatas a los que sólo se puede enfrentar un hombre igual de loco. El extraño y misterioso motorista que, sobre su moto de gran cilindrada, limpiará las calles con la sangre de los malvados. ¡Homicycle!

Lo dije la semana pasada y lo seguiré repitiendo esta: no hay nada como un poquito de serie Z como para acabar la semana con alegría, para recuperar descerebrados las fuerzas que nos harán falta para arrancar el lunes. Así que de nuevo, el tráiler de una película que no ganará un Oscar, pero contiene el suficiente interés casposo como para no perderla de visa. En este caso, el consabido homenaje a los ochentas, en concreto una revisión de las explotaciones de justicieros que tanto éxito tuvieron a partir de la saga “Yo soy la Justicia” (Salve Charles Bronson) u otras menores como “El Exterminador”, de la que Homicycle parece beber en cierta manera. Como si “R.O.T.O.R.” hubiese vuelto de las estanterías de nuestros entrañables video clubs, el protagonista de “Homicycle” (¡genial título!, ¡mejor póster!) se enfunda el cuero negro de motorista para tomarse la justicia por su mano, volviendo, además, del más allá en otro giro de tuerca que nos recuerda a “El Aparecido”, película de similares características y que protagonizaba, ni más ni menos, nuestro querido Charlie Sheen.
Esta producción Canadiense parece querer seguir el relativo éxito que ya tuviese una compatriota, un exploitation sobre justicieros callejeros con aire “grindhouse”. Y es que “Hobo with a Shotgun” precisamente nacía de un falso tráiler de la famosa dupla creada por Tarantino y Rodríguez. De forma paralela, si de algo pueden presumir “Homicycle” y “Hobo” es la vuelta a un gore artesano, doloroso y desproporcionado que casa perfectamente con la estética retro que gastan en cada fotograma. Sin embargo, la presente cuenta con un presupuesto menor y, al parecer, un poco peor aprovechado. Lo que no quita para preguntarnos qué diablos les sucede a los canadienses con el cine trash y la exploitation, porque viendo las nombradas y otras como “Wolfcop”, “Monster Brawl” o todo el cine de “Astron-6”, resulta innegable cierta obsesión con el cine de los ochentas/setenta, incluso más que sus vecinos estadunidenses.

Sea como sea, la cinta de Brett Kelly, un rostro conocido en la serie Z internacional gracias a la fracasada “My Fair Zombie”, todavía estando pendiente de una fecha de estreno, ha conseguido recabar bastante interés allá por donde ha pasado, incluso a pesar del poco renombre de sus intérpretes. Como decía, divertimento mono neuronal garantizado, así que preparad las cervezas porque se oyen en lontananza los rugidos de… ¡un motor de cilindrada asesina!

Imágenes de la película

 photo Homicycle_poster_zpsjdhw18pj.jpg

Tráiler

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.