Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Horizonte Final

Horizonte Final

Horror cósmico sin tentáculos

Horizonte Final Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Event Horizon
  • Nacionalidad: UK, Estados Unidos | Año: 1997
  • Director: Paul W.S. Anderson
  • Guión: Philip Eisner
  • Intérpretes: Laurence Fishburne, Sam Neill, Kathleen Quinlan
  • Argumento: Una patrulla de rescate parte en busca de una nave que ha viajado a través de un agujero negro y ha vuelto infernalmente cambiada.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo HF_Interior_zps6eimhona.jpg

En el año 2047, la nave de rescate “Lewis and Clark” es enviada a investigar la misteriosa reaparición en la órbita de Neptuno de una nave experimental llamada “Horizonte Final”, desaparecida años antes con toda su tripulación. Siete años atrás, la nave “Horizonte Final” fue lanzada al espacio para explorar los confines del universo mediante su motor gravitacional, pero desapareció sin dejar rastro. Mientras la misión de rescate intenta averiguar cuál ha sido el destino de los desaparecidos, a bordo de la nave algo intangible despierta.

¿Qué pasaría en plenos noventa si alguien cruzase “Alien, el octavo pasajero” con “Hellraiser”, mediante un boyante presupuesto de sesenta millones de dólares? Muchas eran las incógnitas en 1996, antes del estreno de “Horizonte Final”, hoy devenida en clásico por méritos propios y una de las producciones más importante dentro del terror ubicado en un entorno espacial y/o futurista. Pero pocos sospechábamos que nos encontrábamos también frente a una de las mejores películas modernas sobre casas encantadas, una joya que sólo se ve lastrada por los efectismos de su tramo final a los que su director es tan dado. Merced a un guión por encima de lo que nos ofertaban durante los noventas los escritores de terror, claro que buena parte de culpa la tienen las mentadas influencias, y a una atmósfera favorecida por su genial reparto, “Event Horizon” es una obra de las que va ganando con el paso del tiempo y hoy, veinte años después, se postula como obligado visionado si te gusta tanto la ciencia ficción como el horror sobrenatural. Hora y media que ha resultado clave para entender los orígenes de una saga de video juegos muy querida entre el aficionado: “Dead Space”, que podría ubicarse en el mismo universo que la cinta de Paul Anderson, el cual a su vez es una extensión de ese infierno regido por los cenobitas.

La eterna temática sobre el conocimiento prohibido, y sus funestas consecuencias, toma rumbo al estilo gótico utilizando a Lovecraft como medio de transporte, pero a mitad del viaje se decide por ahondar en la oscuridad del alma humana con la energía anti-existencialista de Ligotti, o como si hablásemos de Nietzsche, ejerciendo de linterna. De este modo terminamos llegando, extenuados por el traqueteo del motor gravitacional, hasta un paraíso de dolor y descubrimiento con regusto a Clive Barker o H.R. Giger, perversión que a su manera ya preconizaba “La leyenda de la mansión del Infierno”. Y es que las cadenas de los fantasmas que pueblan el derelicto maldito vagando alrededor de Neptuno, son mentales, de un tipo que aprisionan las almas de sus víctimas en un éxtasis de mal puro. Como apuntaban filósofos de la talla de Crowley, o charlatanes según el lado de la balanza, la libertad absoluta, que nos otorgaría el conocimiento último de los secretos del universo, nos transformaría en dioses de las tinieblas, nunca de la luz. La piedad no es algo que conozcan los abismos insondables del universo. Sin embargo, la edición de la cinta si nos proporcionará algo de esa piedad, dejando los arrebatos gore propios de la “nueva carne” en segundo plano gracias al montaje, pues las revelaciones no están hechas para ojos humanos.

Como podéis observar, una ambientación de calidad y densa, con no pocos elementos filosóficos, para una película que empieza de forma típica, sobre todo si tenemos en cuenta la herencia de la obra magna de Ridley Scott. Y es que “Horizonte Final” no se corta ni un pelo para tomar prestados elementos del legendario viaje a bordo de la “Nostromo”, así iniciamos una misión de rescate donde el pasajero de bagaje netamente científico se convertirá en algo mucho más peligroso que nuestros buenos amigos los “xenomorfos”. Otra cosa sería que la transformación que sufre la tripulación de rescate a manos de la nave que van a rescatar, genial cada vez que la catalogan de “ente vivo”, sea más o menos creíble, sufriendo de altibajos en un ritmo, por otro lado, perfectamente acorde a esas maneras de cuento clásico de fantasmas. Las pesadillas y alucinaciones son otra herramienta sabiamente utilizada para completar ese marco de horror donde la soledad del espacio, encarnada en el fuselaje de la “Horizonte Final”, termina por erigirse como el villano principal de la función. Ese monstruo que Nietzsche, tan sabiamente, nos reveló como un mero espejo de nuestros pecados

Poco a poco, especialmente llegados a una nave abandonada donde los restos de la anterior tripulación testimonian un drama de dimensiones cataclísmicas, la ambientación va tomando forma en manos de fantasmas, apariciones y, especialmente, un motor gravitacional primo hermano de la caja de Lemarchand. Aunque el factor científico de “Horizonte Final” hunde sus raíces de lleno en la fantasías más especulativa, resulta curioso que su capacidad para infundir terror se base en alguno de los miedos más ancestrales del hombre. Y digo curioso en cuanto a hablar de una producción ubicada varias décadas en el futuro y a más de cuatro millones y medio de kilómetros de la tierra. Estas son las claves del acertado guión de Philip Eisner, debutante por aquella época y que presentó su tormentoso proyecto como “El Resplandor en el espacio”, especialmente preclaro en lo que a dibujar la obsesión de su protagonista se refiere, no tan bueno a la hora de definir personajes complejos, pues sus criaturas no dejan de ser los típicos soldados de un universo de ciencia ficción estándar.

El premio gordo se lo lleva el Dr. William Weir, científico creador de un motor capaz de generar agujeros negros, doblando así el espacio y el tiempo para crear túneles por los que recorrer grandes distancias en un suspiro. Eso o corromperse en dimensiones habitadas por algo que el hombre no puede entender, sólo rendir culto. Interpretado por un Sam Neill en la cima de su carrera, icono personal por este trabajo junto al no menos espectacular John Trent de “En la Boca del Miedo”, Weir se convierte en el anfitrión perfecto para un viaje a ese conocimiento prohibido del que os hablaba. La ética pasa a un segundo plano y la necesidad de globos oculares tampoco se revela importante. Cierto que cuando este doctor deja de lamentarse por la fría relación que mantiene con su esposa y abraza la libertad de esa nueva dimensión de sufrimiento, la película adquiere derroteros puramente efectistas que acercan por momentos “Horizonte Final” a la serie B. Demasiado vodevil para mi gusto, especialmente cuando la primera hora de metraje es un espectacular ejemplo de cómo dosificar la atmósfera para inquietar e intrigar al espectador.

A esta sesión de fuegos artificiales en que se convierte “Horizonte Final” – quizás empujada por un Anderson que ya apuntaba sus filias por lo banal y que más tarde detonarían en el transcurso de su saga fetiche, “Resident Evil” – se unen el resto de personajes con un abandono que raya en lo pueril, motivado por las revelaciones de ese portal al infierno en que se ha convertido la nave donde ahora están atrapados. Lo cual nos prepara, como no podía ser de otra forma, para un final anti climático al que le falta algo más de mala baba para otorgar la correcta dimensión de horror proyectada por la historia de base. Algo que sí conseguiría la saga “Dead Space”, como sucesora espiritual, adoptando el formato de efigie. No obstante, la falta de profundidad de los caracteres, así como su rápido descenso a la comercialidad malsana de los noventa, es suavizada por unas interpretaciones muy sólidas. Especialmente se hace querer un Laurence Fishburne creíble e indómito en su rol de defensor del bien, por mucho que sea opacado por un Neill en su salsa dentro de la locura y la ofuscación. Junto a ambos un equipo de secundarios muy bien cualificados, los cuales terminan por dar cierto relleno a la cinta sin sacrificar inmediatez alguna: Kathleen Quinlan (“Las Colinas Tienen Ojos”, “Apollo 13”, “The Doors”), Sean Pertwee (“Dog Soldiers”, “Equilibrium”), Joely Richardson (“El Patriota”, “Maggie”, “Luces Rojas”), Richard T. Jones (“Godzilla”, “Narcos”), Jack Noseworthy (“Breakdown”, “Los Sustitutos”) y Jason Isaacs (“Black Hawk Derribado”, “Harry Potters varios”).

Resumiendo, si todavía no las has visto y has llegado hasta esta parte de la reseña tienes que estar con los dientes muy largos, no es para menos. Mientras no te dejes llevar por las expectativas, recuerda que hablamos de un producto puro de la década de los noventa – un buen síntoma sería la presencia de “Orbital” y “The Prodigy” en la banda sonora –, este viaje estelar será inolvidable. Aunque sólo sea por las implicaciones y ramificaciones de su guión, bien explotado pero con preguntas en el aire que daban para otro final, nunca para una continuación.
A pesar de que el trabajo de Anderson tras la cámara no me parece destacable, tal vez si se hubiesen rescatado los treinta minutos de metraje adicional estuviese diciendo otra cosa, cierto es que el diseño de producción está tan cuidado que resultaría barriobajero buscar pegas técnicas. ¿Alguno de los efectos especiales realizados por ordenador ha envejecido realmente mal? Cierto, pero veinte años no pasan en balde, preguntadle si no a mis huesos.
Aquellos que ya la conozcáis: si la disfrutasteis en su momento os recomiendo volver a echarle un tiento, pues aunque parezca imposible gana con un segundo visionado. Además, este tipo de clásicos modernos siempre están bien para épocas en que los estrenos actuales no dejen lugar a la esperanza. Con su oscuro mensaje, “Horizonte Final” lo consigue, exploremos el cosmos a ver si encontramos por fin nuestra propia destrucción.

¡Por el poder de Carl Sagan, hasta el Infierno y más allá!

Imágenes de la película

 photo HF_1_zpspk1nhilp.jpg

 photo HF_2_zpslezj0jid.jpg

 photo HF_3_zpsgmccqx7g.jpg

Lo mejor: Gran ambientación, buen elenco y una trama psicológica que aguanta muy bien dos terceras partes.

Lo peor: Un tramo final donde el abuso de efectismos resta efectividad a la atmósfera, por muy bienvenido que sea el gore.

Vuestros comentarios

1. nov 28, 00:37 | Elchinodepelocrespo

Estupenda reseña. Lo clavaste!!

2. nov 28, 01:05 | AZOTE

Le daba un 4.5/5 fácilmente hamijo. Pero si los babadocks se llevan un 5 esto merecería no menos de un 12/5

Y la trilogía de videojuegos Dead Space es acojonante.

3. nov 28, 05:35 | DEVILMAN

Yo esta pelicula la vi en su momento y me impacto bastante y mas fue el impacto cuando me entere quien fue su director. No entiendo como Anderson pudo dirigir esto para luego pasar a Resident Evil. Es como pasar de dirigir Silent Hill a 5 Nighst at Freddy.

Ciertamente, una pelicula fascinante y genuinamente aterradora. A mi los efectismos del final no me parecieron tan malos aunque ciertamente un final mas sombrío si se hecha en falta.

Aaaaa Dead Space. Lucho por no envisiarme con e de nuevo.

4. nov 28, 19:27 | Draghann

Pues a mí me encantó la primera vez que la ví cuando salío y de hecho la consideraba una de las grandes pelis de ciencia ficción/ terror pero la he visto hace relativamente poco (quizás dos o tres meses) y me duele decir que, a mi modo de ver, es una película que ha envejecido bastante mal…

Un saludo!

5. nov 28, 21:12 | Sucioño

Terror espacial, ojala existieran mas peliculas como esta, buenas solo tenemos horizonte final y alien.
Nunca he comprendido porque no han explotado mas esta tematica en el cine, que puede haber en la actualidad mas desconocido que la inmensidad del universo? , y mas real? , todo puede ser posible y creible, una mina de oro de ideas cinefilas y literarias, un genero en si mismo pero que podemos contar con una mano los titulos en cuestion y nos sobrarian dedos.
La idea de horizonte final es una genialidad terrorifica, nada menos que el propio infierno temido y descrito por todas las religiones, la manifestation material de tu propio infierno particular, con una base cientifica y puede que probable en un futuro lejano.
El problema, es que sus efectos especiales han envejecido muy mal, y que esa idea daba para algo mucho mas horrorifico de lo que al final fue, pero no le voy a quitar meritos a un film tan especial.

6. nov 28, 21:46 | Marzo

Lo de “El Resplandor en el espacio” le va que ni pintado, aunque evidentemente, las comparaciones son odiosas.

Para mí es una película que tiene un arranque prometedor (anda que no genera tensión con el simple hecho de explicarte por qué creen que la nave ha aparecido tanto tiempo después), pero que pierde fuelle al poco de llegar a la nave hasta que cae en picado al final del metraje.

Como dice Sucioño, los efectos especiales han envejecido fatal, hasta el punto de dar risa y sacarte de la película en el tramo final, un clímax que por otra parte me parece muy absurdo.

Eso sí, hay que reconocer que tiene un simbolismo muy potente, desde la Event Horizon en sí misma, con esa forma de cruz, hasta las puertas de la nave que simulan ser ataúdes.

La trama me recordó a la leyenda del Holandés errante o del experimento Filadelfia, pero trasladadas al espacio.

7. nov 29, 04:14 | seba cabrol

Concuerdo en que empieza bien, pero va perdiendo intensidad y misterio conforme se acerca el climax, y ya se vuelve otra cosa, algo típicamente noventoso. la verdad un amigo que había quedado impactado (perturbado, seria mejor) por las imágenes y el concepto de una nave impregnada de maldad infinita, que creo es lo mejor de la peli y no me pareció bien desarrollado, y llevado por su entusiasmo por ahí esperé demasiado. En mi mente estaban muy frescas las hellraiser 1 y 2, que me parecieron infinitamente mejores que esta. lo peor: fishburne dandole trompadas al villano, al son de “don´t mess with my crew!” el cliché máximo de las pelis de acción o thrillers del montón. Con todo, me parece la mejor pelicula de Anderson por lejos.

8. nov 29, 15:52 | Josef Méndez

La he vuelto a ver hace poco, y sigue siendo muy entretenida con un diseño aún espectacular y con mucha carnaza xD ,aunque la recordaba más violenta y gore ,eso sí la parte final flojea , con ese personaje que vuelve de una muerte segura o el rescate final.Entre mi top 10 de los 90s ,por otra parte Sam Neill tiene tres enormes clásicos de terror !!

9. nov 30, 03:03 | Jorge Guateque

Saludos desde Colombia.

Para mi 4.8 . Excelente pelicula. La he visto varias varias veces y aun me sigue gustando. Muy buenas interpretaciones, excelentes efectos.

Y esperando a ver si alguien con suficiente criterio, creatividad y huevos continua de manera digna la historia.

Gracias!!!

10. dic 1, 16:15 | Bloody Princess

¡Qué casualidad!, el mes pasado revisioné esta película que recordaba que me había dejado buen sabor de boca la pimera vez, pero no la recordaba mucho.

Me parece una gran propuesta que nos introduce de lleno es una atmósfera aterradora, asfixiante y con un poder de sugestión brutal. Los personajes nos trasmiten perfectamente el miedo y la tensión que les produce estar en la Event Horizon. Y, como indicas, es una de las mejores peliculas de casas encantadas de los ultimos años y de las más aterradoras.

Creo que la idea es muy original porque estamos acostumbrados a que las peliculas de terror ambientadas en el espacio tenga más que ver con depredeadores intergalacticos o todo tipo de seres amenazantes y soldados combatiendolos. Aquí tenemos a un grupo de cientificos que se meten, literalmente, en la boca del Infierno. Pienso como Jorge y creo que sería muy interesante que continuasen con la historia porque, en este caso, sí creo que de para más y se dejen de alargar hasta el infinito sagas que ya no dan más de sí como Saw.

Un placer leerte como siempre Bob

11. dic 4, 01:19 | Evildead3

Madre mia que de críticos resabidos moran por estos lares… A mi me pareció un peliculón, grandes actores y muy acojonante ya no se hacen pelis de esta categoría.
95/100 ese es mi voto!

12. dic 4, 01:24 | Evildead3

Con lo de “críticos resabidos “ mew refiero a los que crítican el film… Porque la verdad está muy bien rodada y te entran unas ganas acojonante de salir pitando ese nave infernal y eso es muy dificil de conseguir.

13. dic 4, 16:18 | Draghann

Evildead3, menos mal que estás tú para abrirnos los ojos… gracias!

14. dic 4, 16:52 | Evildead3

No hay de qué amijo!

15. dic 4, 20:25 | Bob Rock

Amig@s.- ¡Qué no llegue la sangre al río! Cómo llevo diciendo mucho tiempo: ¿Es qué no se puede opinar libremente sobre una película/serie/lo que sea sin que alguien venga a decirte lo mala persona que eres por no compartir la misma opinión?
El que la considere una obra maestra, pues genial, al que le parezca una mierda también. Y entre esas posiciones todos los matices que queráis, uno pro persona, de hecho. Aquí no hay críticos ni troles ni gaitas… ¿no somos una comunidad de amigos unidos por el cine de género? El debate es muy chulo y todo eso, pero siempre desde unos límites de respeto… y sin exaltarse, que nadie se está jugando la vida mientras habla de “Horizonte Final”.

Gracias, un saludo.

Bloody Princess.- Yo me quedo con la duda del tripulante que es rescatado y, sin embargo, estuvo un breve tiempo en la otra dimensión. ¿Qué efectos tendrá sobre él? Se podía haber realizado otra entrega más ambiciosa… pero sabiendo como es Hollywood… creo que caso mejor tal y comos quedamos… eso sí, ojalá hubiese salido alguna vez una versión extendida con el metraje editado (esas escenas que al final sólo quedaron rodadas con cámara de vídeo)

Un saludo y gracias a ti por comentar!!!

16. dic 5, 16:03 | Frankielopez

Esta es una de esas peliculas que enamoran por la ambientacion, y si a eso le sumamos todas sus virtudes para mi se convierte en eso, una cinta que puedo ver decenas de veces y disfrutarla

17. dic 9, 02:38 | Fassbinderisdead

Pues yo soy de los que la siguen viendo de vez en vez y me sigue encantando (o atemorizando jejejej). La tengo entre mi lista de películas favoritas.

18. dic 12, 19:30 | Leo

Hola saludos a todas y todas… hace tiempo que no escribo y veo que hay nuevas personas comentando con asiduidad, manteniendo entretenido el blog…

Bob, gracias por rescatar esta nave olvidada del frío espacio profundo que es el tiempo…

La vi en el cine en su época, cuando uno aun se acercaba a las salas, miraba el cartel, buscaba algún nombre conocido y se decidía a pagar el boleto… yo leí Sam Neill, dije ésta es y nada, una experiencia de aquellas…

como dice Bob pierde algo al final, demasiado Holywoodense para mi gusto, había que recuperar lo invertido como suele suceder… pero la ambientación, la fotografía, el diseño de producción, las actuaciones y la idea de fondo la transforman en un verdadero clásico…

como anécdota contar, que estuve un buen rato diciendo al tipo que me vendió el boleto que yo quería una entrada para Event Horizon y él con cara de perplejidad me decía “la nave de la muerte?”.. y así estuvimos un rato… desde entonces ya me molestaba lo de las traducciones innecesarias de los nombres… y puedo ser un idiota a veces, lo sé… jajaja…

saludos a todas y todos…

19. dic 12, 21:30 | Bob Rock

Leo.- Gracias por pasarte Leo, un placer leerte, como siempre. Divertida anécdota, hace tiempo que desde la facilidad de acceso a los productos undreground americanos ya me he acostumbrado al VO y sus denominaciones. Aunque algunas traducciones me hagan gracia (sobre todo en la época del video club, cuando todo valía), prefiero ir a la fuente directa. Siempre lo contaré: en España dobló a Kitano (en el Verano de Kikujiro) el mismo doblador de Peter Griffin… vamos, como oír a Thor hablando como el Pato Donald… aunque ahora que lo pienso, ¡igual no estaba tan mal!

Un abrazo desde los abismos cósmicos de la scifi horror!

20. dic 13, 02:54 | dbarset

No les discuto nada pues con muchos estoy de acuerdo. Pero es una de mis favoritas, la guardo en mi colección de hace años. Además, lo grande es que conseguí las escenas gore retiradas y las adjunté al .avi que allá de vez en cuando pongo a 50” para disfrute personal. Porque es una película que me trae otros buenos recuerdos, para mí es un clásico.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.