Estás aquí: Página de inicio » Culto Oscuro » Horror en la Red

Horror en la Red

O cómo cagarte de miedo en internet sin recurrir a un videojuego de jumpscares o a la Deep Web

 photo HELW_Interior_zpscza1rmsf.jpg

Soy un incondicional del terror. Podría decirse así. Aunque bueno, si me llamáis adicto, no pasa nada, ¿eh? En el fondo, lo tengo asumido; ya sabéis, el primer paso es reconocerlo. El caso es que consumo terror vorazmente. Y en todas sus facetas, que no son pocas. Porque si algo tiene el terror, es que es versátil. Muy, muy versátil. Uno puede insertarlo en cualquier cosa. La red es una prueba de ello. Si bien los formatos artísticos más tradicionales para expresar el terror son el cine y la literatura, también en internet se encuentra material escalofriante. Y de muy buena calidad, debo decir.

Así pues, hoy vamos a recorrer el lado más tenebroso de la red. Pero antes de comenzar este viaje, debo aclarar algo: mis hábitos de consumo digital son variados, pero la selección que hoy traigo a la palestra es anglosajona. Esto significa que el contenido del que hablaré está en inglés (lo cual no impide que, puntualmente, la comunidad hispanohablante haya podido adaptarlo a nuestro idioma). También quiero añadir algo más: este artículo no pretende ser exhaustivo. Al fin y al cabo, no es más que un paseo por aquellos paisajes virtuales con los que estoy familiarizado, y de los que disfruto. Dicho esto, ¡empecemos!

En primer lugar, debo destacar a los famosos creepypasta. Estas narraciones con vocación de leyenda urbana son difundidas mediante la acción de copiar y pegar el texto en distintos sitios web; de ahí viene, precisamente, su nombre. Aunque las hay tremendamente insulsas (la más famosa de todas, “Slenderman”, me deja bastante indiferente), un puñado de ellas son incontestablemente buenas. “Candle Cove”, por ejemplo, texto en el que se basó la primera temporada de la serie “Chanel Zero”. O “Abandonado por Disney”. En definitiva, las creepypasta tienen mucho potencial, aunque hay que saber buscar entre el mar de mediocridad que las sigue.

Y ya que hablamos de historias de terror en Internet, no está de más citar a dos subforos de Reddit: “NoSleep” y “LetsNotMeet”. Las historias que allí se suben oscilan entre la chorrada que insulta tu inteligencia y el relato del nuevo Stephen King. El primer foro se decanta hacia lo sobrenatural, aunque en ocasiones nos granjea argumentos más ambiguos. En cambio, “LestNotMeet” suele ser bastante verosímil; puedo creerme, incluso, que algunas de las historias allí recogidas no contengan un ápice de ficción. Otro foro en el que a veces me he topado con alguna grata sorpresa es “Paranormal”, de 4chan.

Un nicho más de terror en Internet, muy rico en lore: la “SCP Foundation”, una organización dedicada a la contención de cosas, sitios y fenómenos en general que violan las leyes naturales. El universo ficticio que maneja esta organización se expande con regularidad y algunos de sus “SCPs” son realmente creativos, además de pavorosos. La “SCP Foundation” es, en el fondo, el resultado de un Círculo de Lovecraft con acceso a Internet. Así que hacedme caso y echadle un vistazo; no os va a decepcionar.

 photo last_shift_Interior_zpso8msel4b.jpg

A continuación nos encontramos con los youtubers volcados en el horror. En esta categoría tenemos perfiles más obvios, como directores de cortometrajes, reseñistas del género o perpretadores de infames tops 7 perturbadores. También me gustaría, pero, rescatar a otro tipo de creadores de contenido que operan en la plataforma, menos convencionales. En los últimos años se ha popularizado el fenómeno de los horror narrators, por ejemplo: personas dedicadas a grabar en audio todo tipo de historias siniestras. Mis favoritos son UNIT #522, Be. Busta o Dr. Creepen.

Otro perfil de youtubers terroríficos que quiero reivindicar está menos delimitado. En él, entrarían canales enteros que, de algún modo, aprovechan los medios de la plataforma para crear una atmósfera malrollera alrededor de su contenido. Por ejemplo, “Petscop”, “alantutorial”, “lonelygirl15”… Los tenéis recogidos en el vídeo “Is YouTube Horror a Film Movement?”

Y por último, estaría bien mencionar un ARG (Alternate Reality Game) o alguna campaña de marketing llevada a cabo para promocionar un producto. En la primera categoría, resaltaría “Eldritch Errors”. Por otro lado, la campaña de marketing terrorífica que me viene a la cabeza es la del Charlie Charlie Challenge, un engañabobos realmente creativo que consiguió aterrorizar a mucha gente (hazaña que la película que el reto promocionaba estuvo lejos de conseguir).

Bueno, esto es todo. Si me he dejado algo, decidlo. Entre todos podemos ensanchar esta lista… Y ayudar a aquéllos que nos sentimos insatisfechos con el género en la actualidad a reconciliarnos con él, aunque se manifieste en formatos totalmente nuevos.

[Ilustraciones de Kevin Kopacka]

Vuestros comentarios

1. jun 13, 12:13 | Promedio2.0

Un artículo muy interesante, que se sale de lo habitual. Te felicito, Oriol.
Quiero aportar mi granito de arena. Para mí, la campaña de marketing más representativa es la que precedió a la primera proyección de El poyecto de la bruja de Blair. Esa condenada página web consiguió que mis colegas y yo pensáramos que los eventos capturados en la película eran reales. Hoy día se ha perdido la credulidad (o ingenuidad, más bien) con respecto a Internet, y difícilmente se podría conseguir un efecto similar, pero en ese momento, la estrategia fue brillante. Si supieras cómo nos acojonamos durante el visionado por culpa de haber pasado horas y horas teorizando sobre las supuestas desapariciones y los datos de la web…
A todo esto, decirte que me miraré estos horror narrators que comentas.
Saludos.

2. jun 14, 01:59 | Nacho

Hola, si eres un fan del terror, en la literatura tienes miles de novelas de terror, con miles de escenarios y situaciones diferentes. Incluso alguna editorial bastante centrada en el terror, como la Editorial Valdemar, con cuidadas ediciones. Pero bueno, posiblemente todo esto ya lo sepas, y más. Un saludo y enhorabuena por tu estupenda web, que sigo casi semanalmente.

3. jun 14, 10:17 | Oriol Vigil

Buenos días, Promedio2.0. Cuando publiqué el artículo me di cuenta de que me había dejado la campaña de marketing que comentas, y hasta temí que un purista se me lanzara a la yugular por ello. Menos mal que has resultado ser tú quien, tan amablemente, ha recalcado mí desliz. Sobre el tema que planteas, tienes razón: en la actualidad es más complicado hacer pasar por cierto algo colgado en internet. La gente ya anda con la antena puesta.

Saludos, Nacho. Conozco y muy bien la literatura de terror. Y a la legendaria Valdemar, por supuesto. He escrito un par de reseñas de libros de género en este blog, y muchísimas más en Un libro al día (te invito a hurgar en la etiqueta de terror de dicho blog). Por cierto, te recomiendo que le eches un vistazo a la editorial La Biblioteca de Carfax. Ah, y el blog no es mío, solamente soy un colaborador más. Pero, como a ti, también me encanta.

Gracias a los dos por comentar.

4. jun 14, 18:29 | Acha

pues mis compañeros de prepa se creian eso del Dear David, los muy pendejos

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.