Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Horror Stories 3

Horror Stories 3

Pasado, presente y futuro

Horror Stories 3 Review

Ver ficha completa

  • Título original: Mooseowon Iyagi 3
  • Nacionalidad: Corea del Sur | Año: 2016
  • Director: Baek Seung-Bin, Kim Sun, Kim Gok, Min Kyu-Dong
  • Guión: Min Kyu-Dong
  • Intérpretes: Im Seul-Ong, Kyung Soo-Jin, Hong Eun-Hee
  • Argumento: Una chica de marte viaja hasta Titán buscando huir de la guerra en la Tierra. Allí contará historias junto al androide supremo
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo HSIII_Interior_zpsmbszg2of.jpg

Tratándose de la tercera entrega de una saga de antologías no me esperaba mucho de “Horror Stories 3”. Pensaba a la manera occidental: asumiendo que el presupuesto se reduciría hasta el absurdo y que la dedicación de los autores de los cortes caería en picado, repercutiendo en su calidad para dar lugar a una colección amateur de cortometrajes. Vamos, lo que suele suceder en las series de antologías norteamericanas, véanse lamentables ejemplos como “Creeepshow 3” o ”All Hallow’s Eve 2”. Ha resultado todo lo contrario, reclutando a directores con experiencia en las anteriores partes de la franquicia, además de su propia carrera dentro del género, el producto final tiene un acabado técnico muy decente para tratarse de una colección de horror sobrenatural, formato que se prodiga actualmente pero sin llegar a los mínimos de otras décadas. Rompiendo la tendencia proveniente del oeste, este producto surcoreano se establece como un entretenimiento muy digno independientemente de la afinidad del espectador con la idiosincrasia oriental. Además cubre con solvencia diferentes facetas del terror fantástico en base a la ubicación temporal de sus tres historias principales: pasado, presente y futuro.

De este modo podemos asistir a cuentos anclados en el folclore y misticismo surcoreano, la primera de las historias… u otras opciones que calibran con acierto el equilibrio entre el horror moderno y los clásicos relatos de la primera mitad del siglo XX, un thriller cien veces visto pero rodado con solidez… o, como colofón, un cierre de fiesta que reformula la tradición fantasmal asiática, plagada de niños de los cojones, gracias a una ambientación futurista, más bien robótica, que haría las delicias tanto de Katsuhiro Otomo como de Isaac Asimov, así de abierta es su propuesta. Luego, en ámbitos menos terroríficos nos enfrentaremos a un segmento de unión bastante descafeinado. Muy bien si hablamos de sus efectos especiales, como los del resto de la película, aunque desprovisto de cualquier atisbo de emociones fuertes, quedando en mera excusa para entroncar una historia con otra.

Ya he destacado los efectos especiales, casi rozando el nivel de súper producción hollywoodiense, así que podéis imaginar como son el resto de factores técnicos: una fotografía de rechupete; buena banda sonora que a pesar de tópica está insertada con sumo gusto; una dirección firme que no se pierde en efectismos y, en su lugar, opta por presentar la acción de la forma más directa posible; y, lo mejor para el final, unos guiones que a estas alturas sorprenden por contener su buena dosis de originalidad. Al menos no hablamos de cuentos exhaustivamente machacados, a excepción del segundo segmento, y están desarrollados con el tiempo justo para no aburrir y sí aportar la cantidad de sustancia necesaria. Y es que el formato micro corto queda en entre dicho cuando lo comparas con los adecuados veinte minutos de estos segmentos, que no se dejan llevar por las prisas.

En cuanto a las actuaciones ninguna pega. Podrían ser mejores, podrían ser peores… ya he explicado muchas veces mi posición ante los actores orientales: excepto gloriosas excepciones, me cuesta distinguir matices en su afección característica. No llego a ver más allá de la pasividad, casi alienación, a la que a veces se abandonan, o el estrés post traumático de la sobreactuación, a la que también son dados muchos actores y actrices de ojos rasgados. “Horror Stories 3” cuanta con un elenco que se ve muy profesional en pantalla, principalmente ayudados por unos argumentos que renuncian al humor infantil como alivio puntual. Hecho que contrasta con las anteriores entregas, donde siempre destacaba un corte cómico. Gusten más o menos, y todos los relatos son muy diferentes entre sí, la película ofrece una visión dura del terror, desarrollando tres vertientes – factor psicológico, tensión y sustos – que representan un amplio abanico de posibilidades en el que casi cualquier espectador se verá reflejado.

Como amante confeso del formato os recomiendo encarecidamente dedicarle la hora y media de rigor a “Horror Stories 3”. Agradable de ver, ligera, entretenida, bien rodada y, sobre todo, poseedora de una fuerte personalidad que no encontraréis en sus homólogas norteamericanas. Por supuesto, estar curtido en el cine oriental ayudará a afrontar los tiempos muertos que, pecado menor, se producen inevitablemente entre los puntos álgidos de los cortos… aquí desgranados para un mejor consumo:

”Fox Valley”

Un erudito y un hombre de armas se ven atacado por bandidos en la Corea imperial. Heridos se refugian en un pequeño poblado por unos misteriosos habitantes, a los que creen zorros disfrazados de hombres.

Lo que empieza como algo casi humorístico, por lo cínico de sus diálogos, termina convirtiéndose en una pesadilla que supera con creces su tosquedad narrativa y gráfica, caracterizada por una fotografía oscura muy desagradable. Difícil de seguir, especialmente por las referencias folclóricas que se nos escapan a los occidentales, este segmento deriva hacía un final lovecraftiano que será toda una sorpresa para el espectador, como si en la silla del director, para bien o para mal, se encontrase un Nacho Vigalondo con empacho de arroz tres delicias. Como poco, se puede decir que es original, lleno de mal rollo… y jodidamente extraño.

”Road Rage”

Una pareja viaja de noche por las procelosas autopistas surcoreanas. Desgraciadamente, les tenía que tocar a ellos ser el objetivo de un camionero despiadado que sólo encuentra placer torturando a otros conductores en ruta.

Hablando en plata: la versión oriental de “El diablo sobre ruedas”. Salven obviamente la mucha distancia, tanta temporal como geográfica, que separa ambas obras. Quizás sea floja argumentalmente, por aquello de no contar nada nuevo ni especialmente profundo, pero la tensión, clave si la entendemos como el thriller que es, alcanza cuotas magníficas mediante una cuidada planificación. El villano de la función no es especialmente morboso, y aun así consigue transmitir malas vibraciones con sólo una sonrisa torcida, indicación de que debemos alabar a su intérprete, igualmente a sus contrapartidas, muy creíbles dentro de una situación tan enfermiza.
¿Lo mejor? Quizás su final, puro EC diametralmente opuesto al anterior cortometraje.

”Machine Ghost”


En un futuro no muy lejano los robots se han convertido en parte del día a día de la humanidad. Por ejemplo Dunko es una máquina de compañía infantil que hace las delicias de la familia que lo acoge, una madre soltera y un niño muy inteligente. Pero nada es para siempre, y Dunko ya ha cumplido su ciclo de vida, lo que llevará a una traumática sustitución.

Sin ser la repanocha, trata un tema muy atractivo como la capacidad sintiente de las máquinas y la posibilidad de su permanencia como “espíritus”. La ambientación está increíblemente trabajada… muy cuidada y tratada con inteligencia, pues no necesita grandes decorados para hacernos creer que estamos en un futuro ligeramente distópico. Otra cosa sería que la clásica historia de fantasmas no de más de sí a pesar de los nuevos ingredientes, las diferentes vuelcas de tuerca son bastante predecibles al fin y al cabo. No obstante, tenía ganas de un fragmento de ciencia ficción tan setentero, muestra genial del amplio espectro que maneja “Horror Stories 3”. ¡Robots macabros! ¿Quién puede negarse?

”Girl from Mars”

Una niña marciana consigue escapar de una Tierra en guerra para dar con sus huesos en la estación orbital de Titán, dominada por la gran Inteligencia Artificial. Habiéndose prohibido la presencia humana en el satélite, la niña tendrá que demostrar con unas historias que ella tampoco está del lado del hombre.

Segmento de unión más fantástico que otra cosa. Algo soso a pesar de que su ambientación, de nuevo la ciencia ficción al rescate, es toda una pasada. Sin embargo, el mensaje no acaba de ser transmitido con empaque. ¿La maldad humana? Bueno, no acaba de casar con el resto de ambientaciones de los cortometrajes, lo que termina creando una sensación disociativa un tanto molesta.

Imágenes de la película

 photo HSIII_1_zps1shmqbye.jpg

 photo HSIII_2_zpsgga4yoga.jpg

 photo HSIII_3_zpsl4v5ujtq.jpg

Lo mejor: La primera historia, "Fox Valley", comienza pareciendo una tontería y acaba siendo una verdadera pesadilla.

Lo peor: El segmento de unión, "Girl from Mars".

Vuestros comentarios

1. abr 4, 11:13 | Elchinodepelocrespo

Pues vamos a darle un tiento.

2. abr 4, 23:18 | DEVILMAN

Vaya. Por fin algo digno de verse y con apariencia interesante. Aunque a juzgar por las minireseñas de cada fragmento, ninguna alcanza a ser especialmente memorable pero si suenan lo suficientemente exóticas como para alejarse del cine norteamericano, que ya a estas alturas no distingo una de sus películas de la otra.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.