Estás aquí: Página de inicio » Críticas » I Spit on Your Grave: Vengeance is Mine

I Spit on Your Grave: Vengeance is Mine

El Ángel exterminador

i spit on your grave 3

Ver ficha completa

  • Título original: I spit on your grave 3
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: R.D. Braunstein
  • Guión: Daniel Gilboy
  • Intérpretes: Sarah Butler, Jennifer Landon, Gabriel Hogan
  • Argumento: Jennifer no ha superado la terrible experiencia que sufrió años atrás. Acude a la consulta de una psicóloga y participa en una terapia de grupo de víctimas de violación.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

i spit on your grave 3 photo I-Spit-On-Your-Grave-3_3_zps4xszv7bb.jpg

Siempre es agradable reencontrarse con viejos amigos… Y Jennifer no es una excepción. La sufrida protagonista del excelente remake de I Spit on your grave (Steven R. Monroe, 2010) regresa a nuestras vidas con las inevitables secuelas psicológicas derivadas de sufrir una brutal violación por parte de una pandilla de paletos sureños (con el sheriff local a la cabeza) y de su posterior y personal vendetta que, como marcan los cánones, duplicaba (o triplicaba) en brutalidad y violencia el daño sufrido. Jennifer no dejó títere con cabeza en I Spit on your grave. Aplaudimos a rabiar su entusiasmo y dedicación (e imaginación) a la hora de darles su merecido a los hijos de puta que un mal día decidieron que tenían el derecho de ultrajarla, torturarla, vejarla y violarla por el siempre hecho de ser mujer. Y ahora Jennifer regresa. Con algunos años más, abonada al psicoanálisis y a la terapia de grupo y sobrellevando, como buenamente puede, su rechazo visceral y sistemático hacia el género masculino.

Jennifer no ha superado la terrible experiencia que sufrió años atrás. Acude a la consulta de una psicóloga y participa en una terapia de grupo de víctimas de violación. Dentro del grupo de terapia conoce a Marla, una mujer que sufre el maltrato de su exnovio. Marla está dispuesta a impartir justicia por su cuenta. Su único deseo es que violadores y maltratadores paguen por sus pecados. Y en su violenta búsqueda de la venganza arrastra a Jennifer. Ambas se lanzan a la calle en busca de violadores y maltratadores a los que juzgan y condenan en un único acto de violencia esporádica. Pero el peligroso camino tomado por ambas pondrá a prueba la débil fragilidad mental de Jennifer.

Convertir I Spit on your Grave (el remake), habiendo puesto el listón tan alto, en una franquicia, supone asumir una responsabilidad: la de superar los niveles de violencia y crueldad en cada nueva entrega de la serie. En un mundo ideal de remakes y secuelas, I Spit on your grave 2 tendría que haber sido más violenta y excesiva que el remake original. Y en estos mismos términos, la presente I Spit on your grave 3: Vengeance is mine tendría que haber dejado en paños menores a sus dos predecesoras. Pues bien… lamento ser yo el que os diga que ese “mundo ideal de remakes y secuelas” es una utopía. No existe. Y efectivamente I Spit on your grave 3: Vengeance is mine es una buena prueba de ello.

El director R.D. Braunstein prescinde del “rape” (violación) y convierte el personaje de Jennifer en una suerte de ángel exterminador y vengativo que hace frente a las deficiencias del sistema (legal y judicial) impartiendo su propia noción de justicia. Un personaje atormentado y desequilibrado que probablemente le deba mucho al justiciero urbano al que dio vida Charles Bronson a mediados de los 70 (Death Wish, 1974).

El punto de partida que propone I Spit on your grave 3: Vengeance is mine es de una simpleza radical: El mundo se va a la mierda. La justicia —organizada— no funciona. La policía, cuando no es directamente inepta, se encuentra con las manos atadas y es incapaz de aportar soluciones. Y el género masculino, en su totalidad, merece arder en las llamas del infierno durante toda una eternidad. Jennifer desconfía de los hombres. Los desprecia. Su repulsa hacia el género masculino viene dada tanto por la terrible experiencia sufrida (ver I spit on your grave) como por el hecho de que parezca imposible que en su vida se cruce un solo hombre que no sea un vicioso y lascivo cabronazo que la vea como un simple objeto del que poder abusar. Todos son (somos) escoria. Y si policías, jueces y tribunales no son capaces de darles su merecido… será la propia Jennifer quien se encargue de impartir justicia. A su manera.

Este sería, a grandes rasgos, el discurso (reaccionario como pocos) que repite, una y otra vez, I spit on your grave 3: la justicia del Estado apesta. La Ley del Talión (ojo por ojo, diente por diente) es la única vía a seguir para impartir lo que vendría a ser una “justicia universal”. El problema es que el discurso se repite hasta la saciedad. Llega un punto en el que te dan ganas de gritar: “Está bien… lo he entendido. ‘Justicia OUT’ & ‘Venganza IN’. Pero ahora haced el favor de dejaros de monsergas y permitid a Jennifer que despliegue todas sus ‘habilidades disuasorias’ ante el género masculino al que tanto detesta (y con razón…)”. Y de hecho ese momento en el que Jennifer ejerce, por fin, de “lady vengeance” desatada, llega a través de un par de muertes realmente brutales. Salvajes. Acojonantes. Un par de muertes capaces de retrotraernos al estupendo y gratificante último tramo del I Spit on your grave original (el remake). El problema es que tan solo estamos hablando de dos muertes. Dos únicas muertes (geniales, eso sí) que acaban sabiendo a poco entre tanta disquisición acerca del nulo papel de la justicia y la policía o de las interminables sesiones de diván que Jennifer mantiene con su psicoterapeuta.

Otro elemento que lastra la producción es el de los personajes secundarios. Al margen de Marla, otra víctima de violación y malos tratos responsable, en parte, de arrojar a Jennifer al abismo de la venganza, en primer lugar, y de una posterior e inevitable autodestrucción como culminación del proceso; el resto de personajes que deambulan por I spit on your grave 3 son un policia estúpido, una psicoterapeuta inútil y una caterva de machos alfa que disfrutan sometiendo y vejando a las mujeres —y niñas— que forman parte de sus miserables vidas. Como podéis ver una fauna demasiado simplista que pretende, sin conseguirlo, dar solidez al dichoso discurso que promueve la película.

En definitiva I Spit on your grave 3: Vengeance is mine no me ha parecido una buena película. Se sitúa un escalón por debajo de la segunda entrega y dista un abismo de lo logrado por el primer remake. Se salva de la quema, únicamente, por un par de muertes que son de lo más salvaje en lo que llevamos de año. Poco más…

Imágenes de la película

i spit on your grave 3 photo I-Spit-On-Your-Grave-3_5_zpswszdcwpr.jpg

i spit on your grave 3 photo I-Spit-On-Your-Grave-3_1_zpsvqwdhpnd.jpg

i spit on your grave 3 photo I-Spit-On-Your-Grave-3_4_zpsdgstscvg.jpg

Lo mejor: Un par de muertes brutales y la presencia de Sarah Butler.

Lo peor: Un discurso reaccionario que se repite en exceso. Se ha suprimido el "rape" de la fórmula.

Vuestros comentarios

1. oct 6, 22:00 | dani3po

Me gustó más que la 2ª (que a veces parecía una parodia de la 1ª), creo que esta debería haber sido la secuela real Sarah Butler está genial, y aunque tiene algunos momentos bastante ridículos (una chica contando cómo su padre la viola cada noche y nadie puede hacer nada, en serio?) creo que es un buen cierre para su historia de venganza. Además, las dos muertes “principales” son muy bestias, casi más que las de la primera.

2. oct 6, 22:09 | Ramonth

Coincido totalmente … no está mal pero esperaba mucho más de esta pelĺcula. La segunda ya supone un pequeño bajón, aunque se entiende por lo buena que me pareció la primera (de lo mejorcito en mucho tiempo que he visto en el genero de terror), pero esta tercera … Preferiría haber visto la misma estructura de las dos anteriores (rape and revenge) que esto.

Salvando las distancias porque esta me parece mucho mejor, con esta tercera película me ha parecido como con el cierre (de momento) de la trilogia de “The human centipete” … que venimos de unas dos películas brutales y cuando más animados estamos nos medio (mal) sorprenden con una tercera que si no formara parte de la saga no nos interesaría demasiado.

No sé si el cambio de director ha influido en algo pero cuando anuncien una cuarta no estaré con tantas ganas como esperaba esta tercera y … pse, si, no está mal, pero comparada con la primera … pffffff …

Y si, las muertes estan bien pero es como estas películas de humor con dos gags buenos, para ver 5 minutos interesantes no hace falta hora y media de metraje.

También falta un poco más de tortura porque a alguno lo mata demasiado rápido y un pelín de realismo … ya que alguno es en la “calle” y nadie la ve, se mancha y después aparece en casa limpita.

Aún así se agradece volver a ver a la actriz de la primera película y tiene sus detalles buenos. Espero que a los demás os guste un poco más que a mi.

3. oct 7, 08:08 | Joan Lafulla

A mí me costaría escoger entre la 2ª y la 3ª porque ninguna me gustó demasiado. Creo que el primer remake (y también la original) está muy por encima de las secuelas.
Pero una cosa no quita la otra… y Dani3po tiene mucha razón en lo que dice: tiene un par de muertes brutales y muy disfrutables. El problema es el que apunta Ramonth: por dos muertes de 5 minutos, te tienes que tragar el resto de la película.

Un saludo.

4. oct 9, 19:25 | Frank

La fecha de estreno de esta película es para el próximo 20 de Octubre. Ni siquiera tiene una entrada en Wikipedia.
¿Cómo hicieron para verla? ¿Ustedes pueden viajar por el tiempo?

5. oct 10, 13:25 | Celtor

Menuda decepción con la 3ª parte, lo mejor son los flashbacks de la primera parte, y es que no se salva ni la dirección que fué prácticamente impecable en las dos anteriores entregas, con algunas lagunas en la segunda parte, pero es que en ésta tercera hace aguas hasta la interpretación de la protagonista que por momentos parece una caricatura de sí misma, ni siquiera el par de muertes la salvan, palidecen a la sombra de la imaginería despiadada que desplegó Jennifer en la primera parte, sencillamente decepcionante, como el final.

Frank no sé si se pueden citar éstos medios aquí, pero “Gnula” ejemjem Se me atragantó algo.

Saludos Almas Oscuras.

6. oct 11, 23:15 | Mr Zombie

Un par de escenas brutas y poco mas, este es el resumen de esta tercera parte, muy inferior a la segunda y sobre todo a la primera. Decepcionante film.

Saludos.

7. abr 3, 22:02 | Omar

Otra critica acertada, y es que la película gira en circulos, que, aunque con un guion flojonazo cumple en el regular.

Es un deleite ver a Sarah Butler repartiendo justicia por propia mano, pero la brutalidad queda muy muy por debajo de lo esperado. Nos tocó ver a un personaje “feminazi”, que deambula sin rumbo creándose juicios de todo lo malo que solamente le puede pasar a ella. Prueba de que el guion recae hasta los talones en ella misma, lo que arruina por completo el desarrollo del filme.

Muchos critican la segunda parte, pero en realidad a mi me ha gustado mucho, fácilmente supera a las otras en lo que a brutalidad se refiere.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.