VOD

Has filtrado por categoría: Página de inicio | Libros

La Fabrica de las Avispas, 1984

The Wasp Factory, de Iain Banks

Enfrentarse a La Fábrica de las Avispas,es enfrentarse a una lectura dura y dañina, no por su explícita violencia (que la hay), por su lenguaje sin artificios o por las imágenes mentales que nos hagamos de cada una de las páginas; enfrentarse a esta lectura es cruel porque asistiremos a actos terribles por parte de niños/adolecentes y principalmente porque las víctimas siempre serán personajes inocentes que necesitan ser protegidos por alguien más fuerte que no está a su lado (las víctimas también son niños o animales).

La Fábrica de las Avispas es la primera novela de Iain Banks, autor de culto dentro de la ciencia ficción con su serie de novelas sobre La Cultura (Pensad en Flebas, El Jugador, El Uso de las Armas, Excesión...), donde mostraba al mundo literario su potencial con las letras, un arma infalible para más adelante lanzar un mensaje político claramente de izquierdas (es Escocés y defensor a ultranza de la independencia de Escocia), pero la novela que nos ocupa no tiene ni tintes políticos, ni de ciencia ficción, es un paseo por la cabeza de un chico de 16 años que proviene de una familia totalmente desectructurada.

Argumento: Frank Couldhame es un chico de 16 años que nos mostrará en primera persona su universo particular. Abandonado al nacer por su madre, su padre decide no registrarle en el censo del pueblo (viven en la costa escocesa), por lo que tendrá que vivir una infancia y pubertad en la semirreclusión, semiescondido en una semiclandestinidad que le aparten de la convivencia con otros niños, por lo que al no tener más que el referente casero de un padre mentirosos compulsivo y un hermano mayor totalmente loco, crea su propio mundo, un universo en el que todo toma forma, su forma, la forma de Frank, la forma en que Frank hace las cosas y así debe ser.
Frank cuenta con muchas distracciones diarias: juega con su "destructor" (su tirachinas), hacer excursiones cargado con su "mochila de guerra", vigilar "el poste de sacrificios", preguntar a su particular oráculo para saber el futuro llamado "La fábrica de las Avispas", rodear el "territorio de conejos", "el búnker" o el "parque de las serpientes", pero sobre todo, lo que hace Frank es maquinar cómo deshacerse de sus víctimas con artilugios de los más curiosos (desde cometas,serpientes hasta la ingeniuidad de un niño y una bomba de por medio). Las víctimas son familiares y conocidos y Frank nos explica cómo preparó sus muertes y cómo las vivió sin remordimientos.
Todo se complica,cuando el hermano mayor de Frank (aficionado a prender fuego a perros y demás animales) se escapa del hospital psiquiátrico donde está internado para ver a su familia...

Comentario: Iain Banks nos sumerge en el mundo particular y terrible de una mente de un chico con claros problemas de identidad y una frialdad abrumadora en ciertas ocasiones. Frank no es el producto del mundo que le rodea, Frank es el propio mundo que rodea a los demás, porque Frank entiende la vida de un modo muy individual y esa es la forma de vida elegida y aceptada como válida por él durante toda la novela,p orque pese a pertenecer a una familia desectructurada al 100%, no son las circunstancias las que le obligan a actuar así, es él quien elige un mundo imaginario que sabe que el resto de la gente no comparte ni compartirá jamás. Definitivamente Frank no está loco.

Sus asesinatos nunca serán directamente cometidos por él, si no que planificará con cuidado cada uno de sus actos y luego los justificará ante un espectador impotente e incluso con sentiemiento de culpabilidad por haber empatizado más con el asesino que con sus víctimas, un juego en el que entramos porque Banks es especialista en hacernos asumir actos terribles como cotidianos, por ello le bautizaron como "malabarista del suspense".

El ritmo del libro, frente a lo que pueda parecer, no es frenético, sino más bien tranquilo y pausado, donde digerimos poco a poco todo lo que acontece, donde incluso a veces nos llegamos a reir o al menos sonreir (Banks hace gala de un gran humor negro) y al minuto siguiente nos echamos las manos a la boca para ahogar un grito por lo que está a punto de suceder (recordemos que tanto víctima como verdugo son niños...).
La tensión llega a su punto álgido con la entrada en escena der su hermano mayor Eric. En ese momento la dicotomía se hace evidente en las conversaciones telefónicas que mantiene ambos hermanos: Eric habla nervioso, no sabe cómo actuar, se muestra inseguro, mientras que Frank relativiza todo, se muestra calmado, locuaz, sereno (asistimos a un encuentro entre la locura y la maldad).
Frank, como ya he dicho, no está loco, simplemente es de esas personas que nacieron para matar, para hacer daño. La verdad es que después de hacer esta valoración me viene a la cabeza la pregunta del millón: ¿El asesino nace o se hace?, lo cierto es que después de leer la biografía de Henry Lee Lucas me convencí a mi misma de que el asesino Nace; pues bien, Frank nació asesino y para él la violencia o el asesinato es parte de un ritual.

Después de asistir a la disección de la mente de un asesino en serie en potencia, Banks aún nos tiene reservada una gran sorpresa para el final (por supuesto no la voy a desvelar), un final que se antoja aún más perturbador y que, por supuesto, me encantó.

A todos/as los que os gusten la emociones fuertes, no por salvajismo sin límites (como en otras novelas comentadas), sino por el mal cuerpo que te deja la lectura por lo que nos involucramos en ella, os recomiendo alto y claro La Fábrica de las Avispas, una visita a la cámara de los horrores de la mente humana.

Zoombi, de Alberto Bermudez

El Apocalipsis zombi con denominación de orígen

Zoombi

No resulta sencillo encontrar material novedoso y original dentro del género zombi. Al menos en el ámbito cinematográfico, dónde la proliferación de comedias de bajo presupuesto deudoras del "Shaun of the Dead" de Edgar Wright, y los “infectados” en su plenitud de condiciones físicas, copan la práctica totalidad de las propuestas actuales (con sus debidas excepciones).

Por suerte –o por desgracia- los fanáticos del universo zombi solemos ser gente devota y comprometida (¿obcecada?) con el género, de forma que engullimos cualquier producto (o casi…) que huela a carne putrefacta caminando sobre dos maltrechas piernas.

Pero todavía hay un resquicio para la esperanza. Por supuesto seguiremos atentos a las novedades cinematográficas en busca del producto innovador que nos ayude a recobrar fuerzas, pero, mientras, cabe todavía la posibilidad de indagar nuevos medios, nuevas formas de expresión que alimenten nuestro fervor por el género.

El zombi está de moda, más que nunca. No sólo el cine está aprovechando el momento (Zombieland parece optar a un masivo estreno en salas de cine… ¡cuánto tiempo sin ver una película de zombis en pantalla grande!); sectores como el cómic o la televisión no tienen inconveniente alguno en librar esta batalla.

Y por supuesto la literatura, sin duda alguna, es uno de los medios que mayores sorpresas y satisfacciones nos está deparando en los últimos años en cuanto a temática zombi.

Ahora aparece en nuestras vidas Zoombi, una novela que nace exclusivamente del esfuerzo de su creador (a él le han correspondido las tareas de editar, publicar y, por supuesto, escribirla), y que se ha ido haciendo un importante hueco en la red a través del boca-oreja.

Zoombi cuenta la odisea, en formato de diario, de un grupo de supervivientes al Apocalipsis zombi que, bajo la representativa denominación de La Resistencia, intenta reestablecer el orden perdido.

Supongo que con semejante premisa argumental, muchos de vosotros no seréis capaces de ver, a priori, la mencionada originalidad por ningún sitio. Pues os aseguro que Zoombi es la novela sobre muertos vivientes más original, insólita y sorprendente que he tenido el placer de leer (de devorar) en mucho tiempo.

Y la originalidad de Zoombi provine de varios flancos. Por un lado, la acción se sitúa en una pequeña población de España (nunca se menciona el nombre de la población), lo cual, lejos de quedarse en la mera anécdota, define, con trazo firme, el tono de comedia coral y costumbrista que impregna todo el relato.
Efectivamente estamos en España, y eso se nota en cada frase, en cada expresión, en cada personaje, en cada referencia política o social y, por supuesto, en su particular sentido del humor. Un sentido del humor que transita desde la ironía más fina y rebuscada, hasta la pura escatología, el disparate o incluso el surrealismo; y todo ello a través, principalmente, de una batería de ingeniosísimos diálogos que se suceden a una velocidad de vértigo.

Otro de los muchos puntos a destacar en Zoombi es la caracterización de los personajes. Un par de jubilados apodados El Cid y Agustina, un policía novato al que todos llaman Trancos (personaje de el Señor de los Anillos), un par de rateros ex-convictos apodados Serpiente (Kurt Russell en Escape de Nueva York) y Donovan (el recordado héroe de la mítica serie V), y Kirk (en referencia al capitán James T. Kirk, de la nave Enterprise), un pseudo-intelectual, autor del diario, perteneciente al Grupo Pre-Cognitivo (quiénes ya habían sido capaces de augurar el desastre al que se encaminaba la humanidad), algo torpe en las relaciones humanas y dispuesto a hacerse con el liderazgo de La Resistencia. Juntos pondrán a prueba sus fuerzas y particulares habilidades (en algunos casos particularísimas – la hilarante manera que tiene Serpiente de atraer la atención de los zombis -) en aras a lograr la Zeconquista.
Toda los personajes protagonistas de Zoombi tienen una personalidad muy marcada (y perfectamente definida), y todos ellos, sin excepción, disfrutan de su minuto de gloria.

Y por supuesto los zombis. Una excelente ración de criaturas putrefactas, con ánimo de revancha, proclives a “regalar” sus sucios y apestosos excrementos a la menor oportunidad, y dispuestas a morir (de forma definitiva) de las más inusuales, esperpénticas y divertidísimas formas.

Zoombi también incluye, a modo de anexo, un Protocolo de Actuación en caso de Crisis Z (PACZ), y un Protocolo de Actuación en Caso de Herida Durante una Crisis Z (PAHCZ). Leédlos con atención y, a ser posible, memorizadlos. Pueden ser vitales para vuestra subsistencia en caso de encontraros en mitad de una invasión zombi.

Zoombi es un relato innovador sobre el fin de la humanidad que conjuga estupendamente acción, gore, socarronería, escatología, romance, política, zombis… y todo ello bajo el marco de una España perfectamente reconocible en la que, por una vez, nos sentiremos cómo en casa.
Tal y cómo anuncia el subtítulo de la novela: “El Apocalipsis Zombi con denominación de orígen”.

Para más información podéis consultar su web www.zoombi.es.

Odio, 2006

Hater, de David Moody

Odio, de David Moody Sinopsis: Danny McCoyne es un hombre joven, sencillo, esposo y padre de familia, alguien completamente normal. Su vida se limita a trabajar, estar con su familia y soñar con una vida mejor.

Un día como cualquier otro,es testigo de un violento crimen aparentemente sin sentido, vuelve al trabajo, vuelve con su familia y vuelve a soñar. Al día siguiente, presencia más ataques brutales y comienza a sentir que algo no va bien.
En un cortísimo espacio de tiempo, los ataques entre ciudadanos son constantes y los medios de comunicación no pueden dar una explicación de lo que está sucediendo. Pronto la ciudad es tomada por los “hostiles”,personas aparentemente normales, cuyo objetivo es matar a los que no son como ellos, incluyendo familiares, amigos y personas desvalidas.
Las autoridades no saben cómo actuar y Danny sólo sabe que algo comienza a desquiciarse por momentos.

Comentario: Estamos ante una de las llamadas “novelas apocalípticas” adaptable 100% al cine, de hecho, Odio será el próximo proyecto de Juan Antonio Bayona (“El Orfanato”) como director y Guillermo Del Toro en la producción.

El gancho del libro precisamente es ese y así se ve en la portada española “la próxima película del director de El orfanato”... pero realmente Odio es mucho más (admito que para mí el gancho fue la impactante portada inglesa).

Una vez que tenemos la novela y la leemos (máximo 2 días por su agilidad y lenguaje rápido), nos queda el tiempo de reflexión y explicaciones de lo que ha acontecido en nuestra mente mientras pasábamos las páginas.
Odio nos refleja a todos nosotros, Odio muestra el sentimiento imperante de la época que nos ha tocado vivir, Odio nos busca... y nos encuentra.

Lo que David Moody pretende es llamar nuestra atención y ofrecernos dos alternativas: odiar o ser odiado, matar o morir. Adelanto que la decisión es complicada porque cualquier elección tiene un desenlace fatal.
A priori, la novela rememora situaciones de sobra conocidas en le género de ficción y terror, como son las plagas, ataques inesperados, invasiones e incluso la amenaza zombie (sin que realmente tenga nada que ver con ninguna). Las actuaciones de los personajes cambian sin explicación alguna y se vuelven letales, lo espelucnante es que cualquiera puede ser un asesino, cualquier persona de tu adorada familia puede desear matarte con tanta rabia y ensañamiento como pueda mientras tú solo te preguntas por qué.

El realismo de la novela se acentúa porque la “enfermedad” que trasforma a las personas es el odio, y señores, de odio estamos llenos, por lo que cualquiera es susceptible de dejar aflorar su instinto más primario: la supervivencia.

El magistral manejo del personaje protagonista (Danny) por parte de Moody, nos hace identificarnos totalmente con él, todos tenemos una vida más o menos “programada” y días exactamente iguales al anterior, todos, más o menos nos conformamos con la felicidad que nos da el sentirnos queridos y el querer a alguien, pero todos en algún momento hemos pensado que nunca hubiéramos imaginado que nuestra vida se iba a convertir en lo que ahora es.
Todos en algún momento hemos odiado al mundo por lo injusto que ha sido, en definitiva, todos somos Danny McCoyne, héroe y antihéroe.

La habilidad del discurso de Moody radica en presentar una realidad posible, en desmantelar el juego de una sociedad condicionada por los medios de comunicación y la indefensión total ante la hecatombre.
La estructura de la novela cambia a medida que conocemos de primera mano la actitud de los “hostiles” y el desenlace abierto a múltiples posibilidades reafirma la desesperanza de un mundo abocado a la destrucción.

La comparación con Soy Leyenda de Matheson parece inevitable (y por favor no penséis en la horrible adaptación de Francis Lawrence) de , así como recuerdos de “la invasión de los ultracuerpos”, ”El Amanecer de los muertos”, ”28 días después” o la más reciente “El Incidente” vendrán a nuestra memoria una y otra vez.

La conclusión, como siempre, es la invitación a conocer la novela, adentrarse en el mundo que nos tiene preparado David Moody y elegir el desenlace que perferiríamos. Os aseguro que Odio engancha y que odiareis el no haber leído esta novela.

Los hombres topo quieren tus ojos

... y otros relatos sangrientos de la era dorada del pulp.

Hace ya unos días Bob Rock, un buen amigo del blog, me mandó un email recomendándome la lectura de un libro que recopilaba relatos de terror de los años treinta. Tras leer su recomendación creí oportuno compartirla con todos vosotros, así que, abusando de su confianza, le pedí a Bob Rock que me permitiera publicar su recomendación en Almas. Bob Rock accedió, así que aquí os dejo su recomendación de "Los hombres topo quieren tus ojos y otros relatos sangrientos de la era dorada del pulp"

Los hombres topo quieren tus ojos "Los hombres topo quieren tus ojos y otros relatos sangrientos de la era dorada del pulp" es un recopilación de relatos de varios autores de los años treinta generalmente enmarcados en un ambiente aparentemente sobrenatural y terrorífico. Relatos que con un desarrollo de novela negra llegan a un cierre siempre rocambolesco donde se descubre que detrás de todos los crímenes, asesinatos, violaciones y demás muestrario de horrores que se suceden, esta la mano del ser humano. La violencia es muy gráfica en las historias, al fin al cabo surgieron a la sombra del Gran Guiñol francés, y cuando digo que es muy gráfica me refiero a que la sangre parece que nos vaya a manchar al leer el libro. Imaginad toda la galería de doctores chiflados, sectas satánicas, granjeros endogámicos, mujeres fatales y detectives rudos que podais...todos caben en este libro.

Por lo visto, este tipo de historias fueron muy populares entre los años 1935 - 1940 (aprox.); generando, incluso, un subgénero dentro de la narrativa pulp llamado "weird menace" ó "amenaza extraña". Nombre que sintetiza la atmósfera de los relatos de forma bastante precisa.
A pesar de ser cuentos de los años treinta, podría decirse que son claramente la semilla primigenia del genero slasher, psychokiller y giallo. El encanto particular que tienen, es la inocencia de la época en el tratamiento del erotismo, la tortura y la violencia, incluso tratándose de la violencia extrema comentada. Amén de que cualquier amante del terror disfrutará como un crió con las depravaciones escritas. Eso sí, al ser literatura popular se trata de un libro reflejo de la época de sus cuentos con lo que hay que tener estomago tanto para la misoginia como para el "american way of life" del momento.

Los relatos se ven apoyados muy dignamente por una introducción cada una; así como un prologo donde el editor, Jesús Palacios, desgrana un poco la génesis de esta corriente narrativa bastante efímera y sus conexiones con el cine de terror actual.

Para más información podéis visitar la página Tercera Fundación.

La Piel Fria, 2002

de Albert Sánchez Piñol

Cold Skin Argumento: Un ex-activista del IRA intenta huir de su pasado aceptando un puesto de trabajo como oficial atmosférico en una remota isla del Atlántico Sur, en la que vivirá totalmente aislado durante un año. Allí se encuentra con su predecesor, el noruego Batís Caffo, que sobrevive en el faro de la isla, prácticamente enajenado.

El irlandés pronto decubrirá que no están solos en la isla, unos extraños seres procedentes del mar, con rasgos anfibios y humanos, ocupan la isla por completo y su única intención será dar caza a toda amenza humana que se encuentren en su camino.

El irlandés y Batís se refugiarán en el faro y se defenderán a tiros de sus enemigos, con ayuda de la dinamita y pólvora que encuentran en un barco encallado.

La historía se complica cuando Batís apresa a una hembra de mostruo de piel fría para subyugarla y convertirla en su esclava sexual. El Irlandés, en ausencia del noruego, también se servirá de la monstruo (cuyo nombre es Aneris) para satisfacer sus instintos más primarios, pero poco a poco, una vez sobrepasada la repulsa inicial, descubre en Aneris indicios de racionalidad e inteligencia, que le hacen plantearse una tregua con los monstruos (llamados Citauca).

En una de las batallas, el protagonista clavará el fusil por el cañón en el suelo a la vista de todos los citauca en señal de paz, y como respuesta los mosntruos de piel fría enviarán a sus crías a jugar en los alrededores del faro, pero Batís Caffo, presa del miedo y del pánico intentará acabar con todos los "carasapos" por su cuenta, batalla de la que no saldrá tan airoso como imaginaba.
Las tornas cambian, el irlandés no imagina que lleva ya allí un año y llega el nuevo reemplazo...

Comentario: "La Piel Fría" ("La Pell Freda") fue una de las sospresas del 2002 y de la ciencia ficción en general. Albert Sánchez Piñol, con esta novela consiguió el Premio Ojo Crítico en la categoría de novela y fue finalista del premio de libreros de Cataluña (Premi LLibreters) y así su novela fue traducida a unas 30 lenguas (convirtiéndose así en la obra de literatura catalana más traducida y por supuesto, más vendida).

Con estas premisas y aunque no me gusta demasiado la ciencia ficción, me hice con el libro y la sorpresa fue mayúscula. El libro, no solo está excepcionalmente bien narrado e hilado (aunque a priori y leyendo el resumen no parezca muy entretenido), sino que descubre a un autor maestro de las metáfora y las descripciones cuyo único objetivo es la participación del lector desde la primera frase hasta la reflexión una vez concluída la novela.

Esta mezcla de ciencia ficción y terror psicológico, enraizada directamente con Lovecratf y un tanto hermanada con Heart of Darkness (El Corazón de las Tinieblas) de Joseph Conrad en la visión del yo solitario, nos muestra la extraña percepción del ser humano hacia lo distinto y desconocido, animalizando al enemigo y presentándolo como un mostruo, como metáfora de la realidad (así nuestros enemigos siempre son vistos como seres rastreros, abominables monstruos y ello justifica todo tipo de acción). La reflexión es obligada, el mundo está entendido como el enfrentamiento entre el bien y el mal, pero ¿quién es el bueno? ¿cómo justificamos nuestras acciones?

"La Piel Fría" nos obliga a ser partícipes de las batallas y censurar ciertas acciones a través del conocimiento de Aneris, por lo que la posición del autor frente a este hecho queda clara, su intención siempre ha sido hacernos partícipes para "animarnos" a abogar por el camino del diálogo en el conflicto, ¿cómo? pues haciéndonos empatizar con el Irlandés, Aneris e incluso los citauca y aborreciendo a Batís Caffo.

El nombre del protagonista no se menciona en toda la novela como artificio literario para que no pensemos en él en tercera persona, siempre veremos el mundo a través de sus ojos, por lo que nos nos despegaremos de él ni un solo segundo y conectaremos en todo momento con su rumbo de pensamiento.
También son destacables los contínuos juegos nominales de Piñol en la obra (véase citauca y aneris-leer al revés...) y los constantes paisajes solitarios y desoladores, paradigma de interior del protagonista, para no perder de vista la intención de la novela.

En definitiva, "La Piel Fría" es una novela no muy extensa que se lee del tirón y que permanece en nuestro pensamiento una temporada, con magníficas frases-sentencia que se instalan en nuestro cerebro y se quedan a vivir con nosotros.
Tiene razón Albert en la primera frase del libro: "nunca estamos infinitamente lejos de aquellos a quienes odiamos"...

Una novela para aquellos que disfrutan de la buena lectura.

Apuntar también que la novela será llevada al cine por David Slade ("Hard Candy", "30 Days of Night") una vez que termine su adaptación de "Eclipse" (de la saga Crepúsculo) por lo que previsiblemente no comience el rodaje hasta mediados del 2010. El guión correrá a cuenta de Jesús Olmo ("28 weeks later") y la noticia ya ha generado rios de tinta, ya que a los pocos días del auncio del director de esta adaptación ya apareció el cartel promocional de la película (ver foto que acompaña el post), sin ni tan siquiera tener fecha de rodaje...¿?.
En fin...que una servidora solo puede recomendaros que leáis le libro, antes de que nos lo destrocen con una mala adaptación (¿o no? ya veremos...).

Cacheo (Frisk). 1991

de Dennis Cooper

Dennis Cooper Argumento: A los 13 años, Dennis descubre las fotos de un hombre mutilado que llaman poderosamente su atención y se convierten en el centro de su universo. A partir de este momento, Dennis comenzará su viaje iniciático a través del dolor, el placer y la muerte.
Pasados unos años, Dennis (homosexual enfermizo) viajará por Europa (Francia y Holanda, como hiciera el autor en la vida real) para conocer al autor del sádico acto sexual que tanto le ha obsesionado desde la adolescencia.

Llegado a su destino, Dennis comienza a enviar los relatos de los crímenes que comete, junto con otras personas o en solitario, a su amante y cómplice, Julian, que decide ir a su encuentro para descubrir quién es en realidad Dennis...

Comentario: Hablar de Dennis Cooper es hablar del demonio encarnado de la literatura.
Es evidente su habilidad con el lenguaje en cada una de sus obras, al igual que cada una de sus obras evidencian su más que provocadora visión de la vida, la muerte, el deseo, la sexualidad y la ausencia de conciencia.

La primera vez que leí "Cacheo", creí haber encontrado al escritor definitivo del subgénero al que me gusta referirme como "literatura extrema", aunque Cooper da un paso más para llega a la "literatura Snuff epistolar" (vaya lio de géneros...) donde se funden realidad y ficción para que el lector saque sus conclusiones. Lo cierto es que Dennis Cooper no es más que un escritor underground ligado directamente con la cultura Punk, audaz y controvertidamente gay que utiliza el sexo y la violencia como adicción. Le han querido emparentar con la tradición del Marqués de Sade y con Easton Ellis (en Menos que cero-Less Than Zero), pero lo cierto es que la prosa de Dennis Cooper tiene personalidad propia. El mismo William Borroughs después de leer Cacheo dijo "que Dios le ayude..."

En "Cacheo" utiliza su verdadero nombre para bautizar a su protagonista, confundir al lector y que éste confíe en la veracidad de la novela (un juego constante en su literatura) y el uso que hace de la violencia no es otra cosa que la consecuencia del deseo, es decir, que el conocimiento del otro sólo se puede conseguir a través de la violencia o la muerte.

En esta brutalidad literaria, los sentimientos no forman parte de la historia.
Los protagonistas de "Cacheo" (y por extensión de todas sus obras) están demasiado drogados para enterarse de lo mucho que sufren, son personajes que fantasean con penetrar, descuartizar, martirizar, perforar, abrir, descubrir y explorar el cuerpo ajeno para apropiarse de él en su forma más monstruosa.

Realmente "Cacheo" es una lectura dañina que raya lo pornográfico y como dije, el snuff literario, presentando una realidad separada de la ficción por un fino hilo. Cooper te hace creer que los salvajes, terribles y dolorosísimos asesinatos son reales para luego presentarlos como ficción dentro de la ficción y así obligar al lector a tomar una decisión, a elegir qué opción te gusta más (libertad literaria). Personalmente me quedo con que todo es ficcionado (mi salud mental estaba ya en juego).

Leer a Cooper es un acto de masoquismo, recomendarlo es sadismo, pero como soy "mala chica", por supuesto os lo recomiendo. "Cacheo" te deja tan mal cuerpo como el que me dejó "À L´intèrieur" o "Eden Lake" (por mencinar algunas, sin que éstas tengan nada que ver con el libro).

En 1996 Todd Verow hizo una adaptación para el cine de Cacheo:"Frisk", que aún no he visto, pero de la que Dennis Cooper renegó por completo, por lo que no creo que vaya a ser muy recomendable una vez leido el libro.

Fue un amigo mentalista (Mondrake-aka-Duque de Nueva York-aka-Mr.Chariot) el que me recomendó esta lectura, y recuerdo que le dije "¿Pero cómo has sido capaz de dejarme leer ésto?" y me respondió "porque sabía que tú lo apreciarías..." Estas mismas palabras son las que os digo a vosotros.

Zombie (1995)

El más horripilante psicópata sexual jamás creado en la ficción

Zombie Joyce Carol Oates Autor: Joyce Carol Oates.

Argumento: Quentin P., trientañero solitario, trabaja de cuidador en una finca habilitada como residencia de estudiantes cerca de la universidad. Quentin P. sueña con crear un zombie que satisfaga todos sus deseos sexuales y órdenes inmediatas, un compañero zombie que no le cuestione ni le juzque, un siervo que le llame “amo” y le necesite para vivir. Así, durante más de 5 años de estudio sobre la lobotomía, decide comenzar sus experimentos.

Sus víctimas serán vagabundos y yonquies: Guantesdeconejo (el primero) morirá en 12 minutos. Ojosdepasa aguantará 7 horas, y Grandullón un poco más; pero todos los experimentos son fallidos y Quentin P. no consigue el punto exacto entre el picahielos y el cerebro. Pasan los días y Quentin P. se vuelve impaciente. Sin Nombre y Lengua de Terciopelo también acaban muertos y no se convierten en Zombies, así que la búsqueda se hace implacable.

Quentin P. (que cuenta con una condena a su espalda por un crimen racial, por abuso sexual y asesinato a un niño negro de 12 años), se enamora platónicamente de un joven universitaro, Ardilla , al que realizará un seguimiento exhaustivo y posterior secuestro para finalmente...volver a fallar.

La policía, después de la desaparción del campus de Ardilla, vigilará a Quentin (clasificado como delincuente sexual) de cerca y todo corre peligro...

Comentario: soberbio libro de obligada lectura para todo amante del terror. Su autora, Joyce Carol Oates, candidata en multitud de ocasiones al Nobel de literatura, nos adentra en un relato escrito en primera persona, a modo de diario, en la mente del que ha descrito la crítica como “el más creible y horripilante psicópata sexual jamás creado en la ficción”.

Oates, que se basa en la vida de Jeffrey Dahmer, nos hace empatizar de un modo sutil con las víctima (a las que impersonaliza para cosificarlas) y a la vez entender a ese gran psicópata, Quentin P.; y en este punto ya no eres capaz de culpablizar a Quentin (ya que nos muestra actos razonables), aunque asistamos a terribles lobotomías y otros actos de crueldad para convertir a sus víctimas en zombies, por lo que el terror psicológico al leer este libro ofrece su punto álgido.

Que una escritora, ganadora del Pulitzer en 2000 y premio nacional de Literatura de EE.UU en 1970, nos deleite con esta oscura narración no deja de ser interesante. Una visión del terror en su cara más cruda y real para una proilífica escritora, que ha tocado todos los palos literarios (novela, ensayo, teatro, poesía e incluso guiones cinematográficos) es un acto de valentía y riesgo propio de alguien muy seguro de sí mismo.

Impagable la escena del padre de Quentin cerca del armario dónde éste guarda restos de Grandullón y el descubrimiento de su alter ego, Todd Cutter, a la hora de aprisionar a Ardilla.
La conclusión cae por su propio peso, hay que leer "Zombie" para descubrir la gran literatura, destinada a ser estudiada en Institutos y Universidades, y dejar de ver el género del terror como literatura menor.

Amores que matan (2002)

Por María Zaragoza

Comentario: Hoy lo vamos a hacer al revés, comenzaremos por el comentario para terminar por la sinopsis, y tiene su razón: Tenía que desgranar "Amores que matan" (el libro que hoy nos ocupa) paso a paso, aún a riesgo de “destrozar” la trama, para que entendierais el objetivo del libro, que no es otro que hacernos pasar un rato agradable, por lo que he preferido advertirlo antes.
"Amores que matan", escrito por la jovencísima manchega María Zaragoza, es un interesante, entretenido y cómico viaje a través de las partes más “ocultas” de nuestros héroes del terror. En ésta experiencia María Zaragoza, se revela contra los monstruos que tanto miedo le dieron siempre, aplicándoles su particular venganza.

Leer "Amores que matan" es un ejercicio de buen humor, en que se desmitifica a conocidos asesinos de las películas de terror y en el que la humillación sufrida por Michael Myers, Jason, Freddy y Leatherface (entre otros) es notoria y ha de tomarse como lo que es: un chiste en sí mismo.

El libro es una lectura ligera, ingeniosa y bien presentada, donde cada capítulo pretende arrancarnos, si no una carcajada, al menos sí una sonrisa.
Recomendar una lectura así es un acto obligatorio para todo amante del género de terror. Leer "Amores que matan" es una anécdota, un guiño al optimismo, un momento para salir de la caverna del horror y la violencia y dar un paseo al sol.

Amores que matan

Sinopsis: María Zaragoza (la propia autora) viaja de ciudad en ciudad por diferentes países para encontrarse con los asesinos de la películas que tanto la han aterrorizado. Así en su particular excursión conoce a Patrick Bateman, que se cree Superman y piensa que puede volar y que confiesa que en la película American Psycho mató de verdad a los actores y actrices que morían en la ficción.
Bateman desvela el oscuro mundo de las productoras de cine de terror, que contratan a asesinos reales para todas las sagas que tienen éxito: Viernes 13, Halloween... Patrick le confiesa a María que la primera vez que mató a una mujer, lo hizo porque estaba enamorado de su hijo y que esto ocurrió en Cristal Lake. Más tarde se lió con Tuno Negro, y en la actualidad sale con Puri de Alcobendas.

María necesita saber más, por eso va en busca de Norman Bates, ingresado con su “madre” en un sanatorio mental. Norman es muy introvertido y descubre que su vieja ha matado a Teddy (su osito de peluche) tirándolo a la basura y decide comenzar su venganza: se estrangula hasta casi morir, pero María le pone videos de Heidi para apaciguarle...y lo logra. El Motel Bates termina convertido en un club de carretera llamado “la ducha caliente”.

Es la hora de emprender un nuevo viaje, y esta vez la señorita Zaragoza va al encuentro de Leatherface, un artista visceral (compañero de clase de Taxidermia de Norman Bates) y se entera que su verdadero nombre es Alan. Alan o Leatherface es sumamente educado y condescendiente y admite que su sueño es ser actor de The Rocky horror Picture Show interpretando a Frank´n Further para poder trasvestirse. Las obras de arte de leatherface gozan de gran prestigio en el mundo underground, pero Alan no está completo, quiere adelgazar 20 kilos y como buenos propósitos se ha marcado: limpiar la sierra todos los dias, escribir a menudo a Myers y llamar a Jasón por su cumpleaños. Cara De Cuero termina triunfando en el mundo de la moda como diseñador.

Después de semejantes descubrimientos, María está un poco aturdida, pero contenta con los amigos que va dejando en el camino, así descubre a los 5 Ghostface, que son fans de Gran hermano, veían los reportajes de la 2 y se perdían en los supermercados y que la comentan que Sydney es una completa ninfómana.

Pasan los días y pronto da con el paradero de Freddy Krueger, que mantiene un relación clandestina con Jason Vorhees (al que admira en “profundidad”). Freddy entra en Gran Hermano (con una nueva cara que le ha hecho Leatherface) y termina ganando el concurso (el dinero lo dona a Greenpeace) y abre un restaurante de tortilla de patata en Madrid asociado con Hannibal Lecter.

Y hablando de Hannibal Lecter, María le descubre en un casting para Operación Triunfo y se hacen amigos. Hannibal en la actualidad está liado con Sophia Loren, ya que su anterior relación, con Clarice por supuesto, fracasó cuando ella se hizo antropófaga y sus desavenecias culinarias fueron insoportables. En la actualidad es record de ventas con su CD de estilo tecno-funky-rap.

Los días pasan y el dinero escasea, así que María consigue el dinero de las maneras más insospechadas para proseguir con su aventura. Así se presenta en la casa de Michael Myers, que resulta ser un amante esposo y un padre ejemplar, pero que guarda un terrible secreto: su mujer lo maltrata. María le da su apoyo y Michael logra dejar a su maltratadora.En la actualidad es médico de urgencias y mantiene contacto telefónico habitual con su hermana pequeña (excepto en Halloween).

Ya en españa, María descubre que Pedro, un jugador del Valencia, es en realidad Pennywise the clown y le presiona para conseguir una entrevista o desvelará su secreto y allí descubre su desenfrenada vida. Se pasó al Atleti y fue elegido mejor futbolista del mundo.

Finalmente,María se encuentra con Jason Vorhees que termina abandonando el cine y viviendo su desenfrenado romance con Freddy. Jason se ha comprometido a matar sólo en su cumleaños y si cae en Viernes 13, con la condición de que respeten su privacidad.
Así es cómo María es querida por todos los villanos que un día la asustaron. Todos ellos continúan vivos y mantiene una excelente relación con ella, por lo que visitan España de vez en cuando...

Figuras: http://www.mezco.net/