VOD

Has filtrado por categoría: Página de inicio | Slasher

Lost After Dark

Bendito Slasher

Lost After Dark

Ver ficha completa

  • Título original: Lost After Dark
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2014
  • Director: Ian Kessner
  • Guión: Ian Kessner, Bo Ransdell
  • Intérpretes: Robert Patrick, David Lipper, Alexander Calvert
  • Argumento: Ocho jovenes atrapados en mitad de la carretera deciden buscar refugio en una destartalada cabaña en mitad del bosque donde serán asediados por un mal mayor...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

lost after dark

¿Por qué Lost After Dark es uno de los pelotazos de este año? ¿Por qué es una de las mejores revisiones del slasher de los últimos tiempos? Y, sobre todo, ¿por qué Lost After Dark es el mejor de los remakes de los clásicos slashers ochenteros?

Si algo caracteriza al subgénero slasher es que se trata de un juego que siempre sigue las mismas pautas. Puedes intentar darle los giros que quieras, jugar con los estereotipos o variar el numero de carnaza tantas veces como quieras. Puedes alterar la condición del asesino, ocultar o revelar su identidad, convertirlo en una máquina de matar deforme (probablemente como resultado de una relación endogámica), una mujer vengativa o incluso una pesadilla. Y ante todo puedes buscar a la mejor de tus protagonistas, la denominada Final Girl (o meramente “la elegida”, véase en Behind The Mask); un personaje igual de valioso e inmortal que el mismísimo psychokiller, pues se caracteriza por una amalgama de belleza e inteligencia que cuenta, casi siempre, con la simpatía del espectador - a diferencia del resto de estereotipos… – , razones por las cuáles cargarse a la susodicha “elegida” es siempre un rotundo e ímprobo golpe en las pelotas. Seguir leyendo…

Lo mejor: con clichés o sin ellos es un producto adorable de principio a fin.

Lo peor: no todos sabrán encontrarle la gracia a esto.

The Final Terror

Nostálgicos, bienvenidos

the final terror

Ver ficha completa

  • Título original: The Final Terror
  • Nacionalidad: USA | Año: 1983
  • Director: Andrew Davis
  • Guión: Jon George, Neill D. Hicks
  • Intérpretes: John Friedrich, Adrian Zmed, Rachel Ward
  • Argumento: Un grupo de guardias forestales de las montañas tendrán que enfrentarse a un despiadado asesino.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

the final terror

Siento predilección por Andrew Davis. Sé que no es un Martin Scorsese o un Quentin Tarantino, pero a mí es uno de esos directores que me llaman la atención. Me atrae que de la misma cabeza hayan podido surgir películas de Steven Seagal (Above the Law, 1988; Under Siege, 1992), Chuck Norris (Code of Silence, 1985), y también cine más “comercial” y más generalista, como “The Fugitive” (1993) o el remake hitchcockniano “A Perfect Murder” (1998). En medio de esta maraña de corrección y pasión – en serio, nadie se cocina tantas pelis de acción si no es por devoción – , hay dos películas que parecen fuera de lugar en su filmografía. Una es “Holes”, de 2003, un ejemplo para quien escribe de lo que tendrían que ser las películas juveniles: apasionantes aventuras con un mensaje de fondo muy serio… para los adultos. La otra es la que nos trae aquí hoy, “The Final Terror” (1983), su segunda obra.

Un grupo de vigilantes forestales organiza una suerte de excursión con un grupo de chicas para despejar una ruta en la alta montaña. Ignoran que se meten, de lleno, en el área de actuación de un psicópata, que irá acabando uno a uno con ellos… Seguir leyendo…

Lo mejor: La cabaña del bosque.

Lo peor: Es un slasher más de los ochenta.

Killer Party

Los 80 también tuvieron su “Scream”

killer party

Ver ficha completa

  • Título original: Killer Party
  • Nacionalidad: USA | Año: 1986
  • Director: William Fruet
  • Guión: Barney Cohen
  • Intérpretes: Sherry Willis-Burch, Joanna Johnson, Elaine Wilkes
  • Argumento: La fiesta de una hermandad femenina acabará en masacre.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

killer party

Los 80, esa década que parece que por fin va a terminar… treinta y cinco años después. Volvió su música, su moda, su cine (literal y metafóricamente, pues la inmensa mayoría de remakes vienen de esa década); sin duda, si un género proliferó y vivió su explosión, época dorada y declive en esos años fue el slasher. Los 80, cuando grupos de adolescentes pasaban en casas aisladas el fin de semana e intentaban perder la virginidad, y la gran meta en la vida era ir al baile de graduación para acabar la noche en el granero con el capitán del equipo de beisbol.

Rastrear los slashers de esa década se antoja una tarea casi inabarcable: no sólo en Estados Unidos asesinos enmascarados masacraron a los jóvenes; Australia se convirtió en otra gran cantera (el subgénero tuvo gran presencia dentro de la llamada Ozploitation), e incluso en España, Jesús Franco o Juan Simón Piquer degollaron más de un cuello. Y, desde luego, aunque hubo muchos slashers reseñables, hubo infinidad de ellos que apenas sí merecen una mención. Aparte de los clásicos del Olimpo de Carpenter o Cunningham, hay otros tantos que gozan de fama un tanto inmerecida. Y otros, por supuesto, que probablemente merezcan más de una revisión. “Killer Party” estaría, para quien escribe, en este último grupo, a pesar de tratarse de una obra discutible como pocas. Voluntaria o involuntariamente, el paso del tiempo ha jugado a su favor. Seguir leyendo…

Lo mejor: El prólogo y el clímax.

Lo peor: Nos escamotea todos los asesinatos.

Maniac Cop

El brazo desequilibrado de la ley

Maniac Cop Review

Ver ficha completa

  • Título original: Maniac Cop
  • Nacionalidad: USA | Año: 1988
  • Director: William Lustig
  • Guión: Larry Cohen
  • Intérpretes: Tom Atkins, Bruce Campbell, Robert Z'Dar
  • Argumento: Varios inocentes están siendo brutalmente asesinados en las calles de Nueva York por un policía uniformado.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo Maniac_Cop_Exterior_zpsnnvtkmef.jpg

Maniac Cop no va a ganar ningún premio. Pero es que tampoco lo ha intentado nunca. Lo que el director William Lustig se trajo bajo el brazo fue una mezcla gloriosa de acción y terror, con el suficiente éxito de conseguir dos entregas más, todas muy homogéneas en su corte serie B sin tapujos.

A finales de los ochenta el crimen era todavía un problema en Nueva York, y la leyenda de la serie B Larry Cohen (La sustancia maldita, La serpiente voladora) supo verlo. Su guión hace un gran uso de esta premisa, mediante la ejecución de las ideas acerca de la histeria que causarían las personas que abusan de su figura de autoridad y poder. Lo cortés no quita lo valiente, y aparte de la parte sátira, están también los boquetes en la trama, pero ¿quién no los espera con un nombre como Maniac Cop?

Rescatar esta cinta sucedió de un modo que viene siendo habitual últimamente: forzado por la amenaza de un remake. Aunque menos traumático que otras veces (ya que el responsable parece ser el talentoso Nicholas Windig Refn, experto en resucitar el espíritu de neón ochentero) sí es cierto que va a ser difícil que se supere la magia de la original. Seguir leyendo…

Lo mejor: Actores con carisma. Giros argumentales.

Lo peor: Ciertas concesiones que le quitan verosimilitud

Girl House

El Slasher clásico sigue vivo

girl house

Ver ficha completa

  • Título original: Girl House
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2014
  • Director: Trevor Matthews
  • Guión: Nick Gordon
  • Intérpretes: Ali Cobrin, Slaine, Alyson Bath,
  • Argumento: Cuando Kylie se decide a trabajar en una web porno llamada Girl House, ignora que se convertirá en la obsesión de un cliente...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

girl house

Kylie (Ali Cobrin) es una joven estudiante en apuros económicos. Por ello, decide empezar a trabajar en Girl House, una web erótica en la que durante 24 horas se retransmite la vida diaria de un grupo de chicas en una casa donde, antes o después, se desnudan ante las cámaras, a petición de los clientes. Entre ellos, hay uno que responde al nick de “Loverboy” (Slaine) y que, quizás, es algo más perverso de lo que ellas imaginan…

Ante Girl House había tantos motivos como para frotarse las manos como para llevárselas a la cabeza, atemorizado. Por un lado, hablamos de un slasher que tiene la excusa perfecta para regodearse en la anatomía femenina: una web porno de chicas. Podía ser un festín de sexo y asesinatos, el cóctel perfecto para muchos. Pero, por otra parte, la presencia de la tecnología, a un servidor, le hace sospechar por principio. Entendámonos: creo que internet, webcams y móviles pueden ser últiles para el terror, y el entorno “páginas web” ha dado películas interesantes, desde mi punto de vista, como “My Little Eye” (Marc Evans, 2002). Sin embargo, también ha generado “Halloween Resurrection” (Rick Rosenthal, 2002) o “Open Windows” (Nacho Vigalondo, 2014), demostrando que cuando la situación de asedio y asesinato está siendo vista por un gran colectivo… simplemente, se pierde la sensación de aislamiento y desesperanza de un crimen del que nadie es testigo. Además, internet, móviles y cámaras conllevan siempre demasiadas explicaciones: por qué hay, o no, cobertura en un lugar; o porqué en un momento no se puede localizar desde dónde se retransmite una señal y en otro sí… en fin, demasiadas aclaraciones, como decimos, para poder llegar a una situación a la que, en otras circunstancias, se llegaría con mayor facilidad: víctimas solas a las que nadie puede ayudar. Seguir leyendo…

Lo mejor: La matanza final.

Lo peor: Podía haber sido una pasada.

Cub

El honor de un slasher

cub

Ver ficha completa

  • Título original: Welp
  • Nacionalidad: Bélgica | Año: 2014
  • Director: Jonas Govaerts
  • Guión: Jonas Govaerts
  • Intérpretes: Stef Aerts, Evelien Bosmans, Titus De Voogdt
  • Argumento: Un imaginativo scout afirma haber encontrado a un monstruo en lo profundo del bosque.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

cub

Con la belga Cub – galardón a la mejor dirección en el Festival de Sitges y recién salida de la programación del Tiff – retomamos aquellos casposos slashers de antaño (gloriosos años 80), en especial los relacionados con los campamentos de verano, siendo Viernes 13 el gran éxito taquillero que coronó aquella tendencia. Una finalidad revival similar a la que persiguió en su momento el soporífero slasher pseudo-musical Stage Fright, aunque en realidad Cub tampoco le gira la espalda a slashers mucho más cercanos en el tiempo, de manera que sagas como la de Wrong Turn y, como no, la extensa sombra de Saw se encuentran muy presentes durante todo el trayecto que experimentamos en Cub. De hecho, resulta complicado hablar de Cub sin reconocer los méritos de una saga como Saw (a pesar de la saturación y el rechado que suele provocar entre buena parte de los aficionados) o sin mencionar slashers ochenteros del calibre de la mencionada Viernes 13, Sleepaway Camp o sucedáneos. Cub es una perfecta mezcolanza entre lo viejo y lo nuevo… tanto para bien como para mal.

La historia gira en torno a la pesadilla de campamento de verano del pobre Sam, un joven boyscout que sufre la humillación y el vilipendio contínuo tanto de sus compañeros como de sus instructores – vamos, todo un cliché el muchacho – , además de sufrir el acoso de un misterioso personaje cuya identidad, obviamente, no desvelaré. A la par que muchos de aquellos slashers ochenteros a los que os hacía mención, Cub también esconde mucho factor psicológico de pacotilla, muy mal desarrollado y con muchas lagunas, probablemente con la única intención de sorprender al espectador más despistado. El problema es que la película se anda durante mucho tiempo por las ramas, construyendo con esmero sus clichés y jugando con la ambivalencia de sus personajes de un modo muy vago, en lugar de centrarse en ofrecer, cuanto antes, casquería fina y tensión, que al fin y al cabo es lo que, en realidad, se le da de auténtico vicio. No obstante, y a pesar de que tarda más de lo deseado (padeciendo, en determinados momentos, un ritmo algo lento), la mala leche llega… y es bien recibida. Finalmente todo queda bien hilvanado: los clichés, el factor picológico y la mala leche; dejando constancia de que Cub no se anda con tonterías y que, cuando arranca, deja demostrado, con creces, que se trata de una efectiva película de terror. Seguir leyendo…

Lo mejor: las muertes son geniales, completamente inesperadas… un soplo de aire fresco.

Lo peor: el guión es un poco esperpéntico y algo previsible. Podría haber sido una de las películas del año.

Roadgames

Hitchcock desde las Antípodas

roadgames

Ver ficha completa

  • Título original: Roadgames
  • Nacionalidad: Australia | Año: 1981
  • Director: Richard Franklin
  • Guión: Everett De Roche
  • Intérpretes: Stacy Keach, Jamie Lee Curtis, Marion Edward
  • Argumento: Un carismático camionero americano que transporta carne en Australia cruzará caminos con un peligrososo asesino en serie de las carreteras
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

roadgames

La sombra del orondo británico es alargada, máxime en unos primeros ochenta que asistieron a su muerte, y al inevitable grupo de realizadores que quisó rendir homenaje a su manera al maestro del suspense. En Roadgames (1981) es Richard Franklin,uno de sus discípulos más aventajados (no en vano rodaría en 1983 la segunda parte de Psicosis, junto a Anthony Perkins) quien dirige este sandwich de El diablo sobre ruedas y La ventana indiscreta, que recuperamos para Almas Oscuras más de treinta años después de su estreno. Una obra menor cuyo visionado, no obstante, no hace el menor daño.

Aún fácilmente clasificable como slasher, Roadgames es uno poco arquetípico. Que nadie espere ver la sanguinolencia de otros exponentes del género como Viernes 13, Halloween o Intruso en la noche. Aquí, la violencia en cámara está tan ausente como la lluvia en esas planicies australianas por las que circula el Pat, el personaje central de la película. Pat es un camionero americano que transporta carne de cerdo por carretera, y a quien intrigan unos misteriosos asesinatos cometidos en las habituales paradas a los largo del asfalto. Empezará a tejer una teoría de lo más sólida cuando recoja a una autoestopista sin nombre que no parece encajar en los perfiles habituales. Seguir leyendo…

Lo mejor: Reparto con solera. Regalo para fans de Hitchcock.

Lo peor: Sobra metraje. Acción demasiado dosificada.

Lost Place

Echando de menos a Joe Dante

lost place

Ver ficha completa

  • Título original: Lost Place
  • Nacionalidad: Alemania | Año: 2013
  • Director: Thorsten Klein
  • Guión: Thorsten Klein, Lena Vurma
  • Intérpretes: François Goeske, Pit Bukowski, Josephine Preub
  • Argumento: Cuatro adolescentes se cuelan en un antiguo campo de experimentos radioactivos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

lost place

Lost Place está, como su propio título indica, en un lugar perdido. En territorio de nadie. Seguramente, es demasiado aterradora para un prematuro adolescente, pero bastante naif para un adolescente y un adulto. Y, definitivamente, una tontería para cualquiera mínimamente curtido en cine de terror. De hecho, cuenta con la “estrella” infantil-juvenil alemana François Goeske, con lo que la operación calculada hasta el más mínimo detalle para conseguir un superéxito de taquilla huele que apesta. Para más señas, está rodada en 3D (y quien escribe no puede ser más defensor del 3D cuando se trata de ampliar las posibilidades de diversión de una película).

Daniel (François Goeske) y su amigo Thomas (Pit Bukowski) han quedado a través de un chat con dos chicas, Jessica (Josephine Preub) y Eli (Jytte-Merle Böhrnsen) para llevar a cabo una excursión de geolocalización: o sea, buscar una caja donde alguien ha dejado un regalo (tipo un libro o un mensaje) con la ayuda de un GPS. Las coordenadas les dirigen hasta un antiguo camping abandonado que parece estar dentro de un recinto militar rodeado de señales que indican “actividad radioactiva. No pasar”. Los jóvenes ignoran las advertencias y entran… Seguir leyendo…

Lo mejor: su factura técnica es perfecta.

Lo peor: no satisface ni a adolescentes ni a adultos.