Estás aquí: Página de inicio » Críticas » It Stains the Sands Red

It Stains the Sands Red

Huida hacia la nada

It Stains the Sands Red Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: It Stains the Sands Red
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Colin Minihan
  • Guión: Colin Minihan, Stuart Ortiz
  • Intérpretes: Brittany Allen, Juan Riedinger, Merwin Mondesir
  • Argumento: Una mujer escapa por el desierto del apocalipsis zombi mientras uno de ellos la persigue sin descanso.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo ISTSR_Interior_zpszd0jmcyw.jpg

Esta vez sí, un intento de renovar el subgénero de muertos vivientes con más cabeza y acierto que la media, aunque padezca de un tramo final que destruye las muy positivas sensaciones que provocan su primera mitad. La trama es simple: una mujer es perseguida a través del desierto por un infatigable zombi. Teniendo en cuenta esta sencillez resulta obvio que “It Stains the Sand Red”, uno de los mejores títulos para un film en lo que va de año, tenía que explotar en algún sentido: ¿cómo vas a construir un escenario de interés durante hora y media con tan pocos elementos? Es entonces, a partir de un nudo que desencadena la locura en nuestra protagonista, no existe otra explicación para la sucesión de irracionalidades e incoherencias que van marcando el último tercio del metraje, que la película divaga hacia unos derroteros más comunes y menos satisfactorios. ¿Era necesario privar a la historia del elemento terrorífico para poner en primer plano circunstancias dramáticas que no se sustentan sobre los errores argumentales que definen su conclusión?

De todos modos insisto, ¿cómo se podría dar cierre con estilo a un sin fin de planos que tienen como punto de referencia la corta distancia entre una rubia barriobajera y un muerto viviente de feroz aspecto? No se puede, y por eso “It Stains the Sand Red” cae en su propia trampa, la de haberse convertido en un largometraje cuando podríamos estar hablando de un mediometraje sobresaliente. Con todo, resulta muy apreciable el hecho de que tengamos un mensaje dramático y crítico bastante obvio, pero la película siga siendo siempre una de zombis de toda la vida, creando un marco más árido de lo habitual aunque de inmediato atractivo por transmitir con garra la desolación de un apocalipsis de estas características. A estas alturas de la vida, es todo un homenaje a memoria de George Romero; siendo la fecha de su estreno una casualidad tan afortunada como desgraciada.

Molly es una stripper afincada en Las Vengas con un pasado marcado por la tristeza. Ahora que el fin del mundo ha llegado, cortesía de unos muertos que no quieren estar quietos en sus tumbas, prefiere no mirar atrás y aprovecharse de una de sus conquistas para realizar un cómodo viaje en coche hasta el aeropuerto privado de un amigo, donde les espera una avioneta con destino México. Sin embargo, ni la cocaína ni el alcohol la podrían haber preparado para un accidente tan tonto como peligroso: cuando el coche se queda varado en el desierto de Mojave, un muerto viviente despistado acabará con su acompañante y se convertirá en la única referencia de Molly a través de una huida por el desierto mientras esa silueta infatigable la persigue.

La clave de los primeros compases de “It Stains the Sand Red”, justo tras esa rápida introducción donde nuestra protagonista conoce a su futuro y podrido compañero de aventuras, es el hecho de que si Molly descansa, en su búsqueda del aeropuerto, el muerto viviente acabará por alcanzarla. Aunque este sea lento, olvidaos de infectados con guindillas en el culo, jamás se cansa, no habla y resulta una compañía, pues al final será constante en esta especie de “road movie” a pie, de lo más macabra. Alrededor de esta premisa se da la excusa perfecta para conocer a la rubia borracha y malhablada que terminará convirtiéndose en la heroína de la cinta. Dejemos este último punto, bastante forzado en mi opinión, para centrarnos en su personalidad, una definida por el gran carisma demostrado por su intérprete, Brittany Allen. La vimos en “Extraterrestrial” o “Dead Before Dawn” y la podremos ver en “Jigsaw”, y a pesar de no convencerme en anteriores ocasiones, reconozco que aquí se adueña del papel con mucha solvencia, aprovechando la ocasión de ser la estrella absoluta de la función. Creo que se demuestra cierto maniqueísmo en la evolución de su personaje, que pasa de estar sólo preocupada de su bolsa de cocaína a echar realmente de menos aquello tan bonito que marcó su pasado. Pero este sesgo forzado ella lo aborda con mucha profesionalidad, amén de un marcado equilibrio entre el drama y el terror, evitando reducir “It Stains the Sand Red” a una mentira, gracias a no tomarse demasiado en serio a sí misma. Lo mejor de su presencia viene durante los primeros compases de la persecución, dibujando con bastante fidelidad lo que sería la personalidad chabacana de una mujer cuyos métodos y naturalidad para escapar de la muerte nos arrancarán una sonrisa. ¿Cómo una premisa tan sencilla puede atraparnos al otro lado de la pantalla? Gracias a esta chica.

Claro que también debemos darle crédito a su principal compañero de reparto: Juan Riedinger (“Grave Encounters”). Él interpreta a “Smalls”, el “cariñoso” apodo con que Molly bautiza a su perseguidor, el muerto viviente incapaz de hablar pero si de expresar “algo” con sus gruñidos y espasmos. ¿La mejor interpretación zombi desde “El Día de los Muertos”? Aun diría más, es imposible no tenerle un cariño eterno a “Bub”, pero el síndrome de Estocolmo al que tendrá que hacer frente Molly será contagioso entre el público, llegando a entender la relación entre los dos como propia. ¿Quién no ha hablado con objetos a su alrededor cuando la soledad se hace insoportable?

Otro de los puntos fuertes de “It Stains the Sand Red” serían sus paisajes. Obviamente el desierto de Mojave iba a regalarnos unas estampas de días abrasadores y anocheceres sin igual, y de ello se aprovecha gráficamente Colin Minihan, director que ha demostrado una correcta evolución dentro del género. Hablamos del creador, junto a Stuart Ortiz como “The Vicious Brothers”, de las dos partes de “Grave Encounters” y “Extraterrestrial”, de ahí la conexión con los dos actores que aquí les han valido más de un premio probablemente merecido, como el ganado en Sitges a la mejor propuesta de medianoche. Bien, Colin toma la batuta de director en solitario, aunque el guión sigue firmado por ambos, y desde luego supone una evolución lógica dentro de su carrera, que ha sabido saltar de temática para evitar el encasillamiento: extraterrestres, fenómenos sobrenaturales, “mockumentary”, humor negro, zombis, “road movie”. Sólo les pondré una pega, y es que en todos sus guiones se observa una tendencia al desbarre durante su tramo final, como si necesitasen satisfacer los efectismos que tan a gritos se piden en los festivales especializados. Puede que en proyectos como “Grave Encounters” fuesen necesarios y bienvenidos, pero no entiendo por qué en “It Stains the Sand Red” la credibilidad tan bien construida de una situación ya de por sí inverosímil termina en la basura con tal de introducir, entre otras lindezas, escenas innecesarias de crueldad masculina.

Porque este es el otro punto candente de la película: la descarada crítica a la sociedad machista donde dicen que vivimos. Ya he dicho mil veces que me mantengo neutral en el sentido de reconocer que la humanidad todavía vive bajo el lastre de décadas donde se ha ninguneado a nuestras compañeras. Pero también señalo que la guerra feroz de sexos, lo digo por aquellas abanderadas del lila que consideran de base lo masculino como perverso, no nos va a llevar a ningún sitio. ¿No podemos establecer la normalidad como discurso, asumir nuestras diferencias, que las hay, y compartir la vida como bien podamos? Vamos, que en “It Stains the Sand Red” sólo hay hombres contra una mujer, Molly, y menos mal que la presencia de “Smalls” (“pelotas pequeñas” para los amigos) al final equilibra, con ese maniqueísmo que ya comentaba, la maldad y/o estupidez de todo macho que pasea sus vergüenzas por esta película.
Por lo visto el hombre no tiene capacidad para la redención, mientras que las mujeres siempre tendrán la excusa y el poder de la maternidad para que se les abran las puertas del cielo. Digo yo, habrá gente buena o mala independientemente de que tengan útero o no, me he podido encontrar unos cuantos representantes de esta pluralidad a lo largo de cuarenta años. También creo que es importante señalar, buscadle las justificaciones hormonales que queráis, el género detrás de cualquier violación: no hay excusas. No obstante, esta crítica explicita del largometraje vuelve a revelar la figura del muerto viviente como un instrumento ideal para este tipo de discursos sociales, como he dicho se trata de todo un homenaje a Romero, cuestión venida a menos en los últimos años.

Resumiendo, me lo he pasado bastante bien con esta película, además excelsamente ambientando con el calor veraniego que asola mi ciudad, por momentos era fácil acompañar a Molly en esa huida de sí misma – ¿veis los maniqueísmos? –. Se echa de menos cierto cuidado a la hora de componer el desarrollo de la historia – la piel expuesta a brutalmente al sol no se cura de una fotograma a otro, así como una mujer no puede pasar de la indefensión a la masacre, probablemente desangrada por haberse arrancado un dedo, en menos de treinta minutos –, pero no está el género para mostrarse caustico cuando una película contiene suficientes pros. Además, en este caso concreto, hablamos de una temática, la de zombis, que hace años no mostraba una personalidad tan acusada. Añádanle un buen maquillaje por aquí, tripas y cierto descaro por allá, así como un sol de pelotas, para recomendarla sin duda alguna.

Imágenes de la película

 photo ISTSR_1_zpsgounbj8v.jpg

 photo ISTSR_2_zpsgxifjngc.jpg

 photo ISTSR_3_zpsw6ztofn5.jpg

Lo mejor: La distancia entre Brittany Allen y Juan Riedinger, hasta que se rompe sin motivo aparente.

Lo peor: En su nudo decide tirar por una vertiente que colisiona frontalmente con su primera mitad, perdiendo credibilidad, magia y emoción por el camino.

Vuestros comentarios

1. jul 30, 20:15 | rico

Señor bob,le despejo la incognita…hago teatro de serie b,si…cero presupuesto,teatro pobre,espacio vacio,uso y abuso del melodrama,efectos truculentos,inclinacion a lo perverso,distanciamiento,banda sonora disociada,iluminacio tenebrosa poe escasez…etc,usted sabe.
Pero mi verdadera leyenda,de demente,comienza cuando empiezo a hacer teatro con discapacitados,ahora llamadas personas con diversidad funcional

2. jul 30, 20:26 | rico

Empece con psicoballet y acabe con edipo rey,de sofocles y herodias,basado en el mito biblico de salome……tendria mucho que decirle al respecto
Tras la leyenda llego la pesadilla y me lanze con ellos a la gran pantalla en forma de dos cortometrajes sibre sexo y discapacidad…..y los presente a festivales,algo que me horroriza…..censurados…..polemica y escandalo….tendria,tambien mucho que contarle
No le quiero agobiar mas,jjjjjjjjjjjaaaaasss,si cabe…perdone mi verborrea
Ah,no creo que vea esa peli,no me ponen los zombies….pero no sabia como comunicarme con usted…..
Por cierto,y ya acabo,es usted mejor con sus reseñas que como metereologo….asaico vivo…jaaaaaaaa
Gracias.

3. jul 31, 02:05 | AZOTE

Difícil superar al hamijo Rico.

Pero en lo referente a la peli la he tenido que quitar a la hora. Igual me he perdido lo mejor pero francamente me importa una mierda.

La prota en cualquier otra historia de zombis habría palmado en los primeros minutos de una forma cómica, y hasta donde vi ya era realmente ciencia ficción el mero hecho de que pudiera recorrer 30 o nosecuantas millas de desierto con ese calzado. Estaba dispuesto a quedarme a ver si remontaba la cosa (es decir, que el zombi se zampara a una persona sin habilidades) pero cuando vi al tal “Smalls” obedecer como si de un puto perro se tratase ya es cuando decidí que no merecía la pena aguantar un minuto más.

Lo que vi fue un mojón.

4. jul 31, 04:57 | paulcrosnier

“ es todo un homenaje a memoria de George Romero” por eso hay que verla, y le diste buena puntuación para ser un film de Zombie, a pesar que ese genero para muchos esta algo o bastante desgastado.

5. jul 31, 21:51 | rico

Gracias,señor azote….no hay nada qie superar…un abrazo

6. jul 31, 22:11 | Capricornio1963

Pues que decir, que tenía buena pinta pero al final no se salva de ser otra película de Zombies, con el agravante de que ninguno de los protagonistas logra una mínima empatía con el espectador. Además, la trama tiene más hoyos que un queso gruyere, la que la hace inverosímil y hasta risible (en el mal sentido)…Demasiado larga y aburrida…Si se desea una buena propuesta zombie recomiendo Train to Busan.

7. ago 1, 22:33 | JCusack

Es una pena que no fuera un poco más “seria”, la chica lo hace muy bien pero es verdad que patina en muchos puntos, aunque a mi si me gustó la relación que entablan la tía y Smalls. Sin sentido, pero chula.

Yo sí la terminé y el final me dejó fría. Una pena porque al principio si me había ilusionado.

8. ago 3, 19:22 | Omar

Pues yo quedé fascinado con la película…
Es cierto que el último tercio esta fuera de lugar, tiene un sabor agridulce y es innecesario pero no echa por la borda las virtudes que tiene.

Muy original a mi gusto y se presta a esas dobles lecturas que a mi me encantan cuando fluyen de forma natural

3.5/5

9. ago 12, 12:01 | nina

Coincido con Omar, yo la empecé a ver y pensé que era otra mierda mas, pero me acabó enganchando, y no solo yo, tenía a mi compañero de piso al lado en el sofá y al final dejó lo que estaba haciendo en su ordenador para seguir la peli…

Es verdad que tiene muchos flecos (yo y cualquiera en la primera media hora, hubiera acabado con el problema…) y el final pueeeeeesssss…ejem, pero resulta tan curiosa y diferente llegados a un punto que oye… no me arrepiento como otras veces de haberla dado una oportunidad.

10. ago 16, 02:47 | Skalope

Yo estoy con Omar y con Nina. Puede que un poco más entusiasmado que ellos incluso. Me ha gustado muchísimo pese a que, como bien apuntaban los compañeros, también me pareció un poco telefílmica y mediocre al principio. Pero, pasaban los minutos, y las decisiones ilógicas que tomaba la protagonista te importaban menos. Ella, que al principio te daba un poco igual lo que le pasara, pues empiezas a empatizar, sufres, no quieres que le pase nada malo.
No se, muy recomendable. Yo he disfrutado mucho. Ella sobre todo me ha parecido una máquina. Muy, muy bien Brittany Allen. Le deseo muchísima suerte en Jigsaw.
En cuanto al “giro” en la relación de Small y ella, se que a muchos no les gustará, que no tiene sentido. Pero a mi me moló mucho. Y el tramo final también. Soy muy sencillote Bob, yo quiero traca final en el castillo de fuegos artificiales de mi pueblo ;)
Nada más. Oye, quien no la haya visto, que se anime. Para mi, una de las mejores recomendaciones de los últimos meses de esta santa casa.

11. ago 26, 19:54 | Mountain

Una peli que dura hora y media y te parece que ha durado tres mal asunto. Se me ha hecho eterna, tiene algún momento graciosillo pero poco mas. Floja. 45/100

12. oct 1, 20:40 | QAA

Es original pero se hace un poco pesada; es como un cortometraje alargado hasta la extenuación. Lo mejor: el momento ‘tampón ensangrentado’, tiene algunos buenos momentos de risa.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.