Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Ju-on: The Beginning of the End

Ju-on: The Beginning of the End

Toshio se hace viejo y tiene achaques

Ju-on Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Ju-on Owari no hajimari
  • Nacionalidad: Japón | Año: 2014
  • Director: Masayuki Ochiai
  • Guión: Masayuki Ochiai, Takashige Ichise
  • Intérpretes: Shô Aoyagi, Yoshihiko Hakamada, Yasuhito Hida
  • Argumento: Una profesora se involucra con una familia cuya maldición se extiende infecciosa sobre todo Tokio.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo juon_interior_zpsf84be517.jpg

Una profesora de primaria se interesa por un alumno ausente durante varios días. La piedad de la joven será el punto de partida para descubrir una maldición que alcanza a todo aquel que siquiera la roza.

“The Beginning of the End” sería la novena película de la franquicia “Ju-on” (o “The Grudge”), iniciada en el 2000 por Takashi Shimizu con una humilde cinta dirigida al mercado doméstico y que, aun a día de hoy, se establece junto a “The Ring” como piedra de toque del j-horror y una de las cintas más escalofriantes del nuevo milenio. También sería la cuarta de la serie que intenta dar un inicio a la historia de la maldición. Como ya comentábamos, en 2000 arranca la saga con la macabra historia de Kayako y su hijo Toshio, siendo “relanzada” con una especie de remake, llevado a cabo por su mismo director, más ambicioso y que se convirtió en todo un bombazo internacional en 2002. Tal fue el éxito que en 2004, el mismo año en que Shimizu estrenaba su obra maestra (“Marebito”), veía la luz el remake norteamericano (“El Grito”), protagonizado por Sarah Michelle Gellar y dirigido por el mismo Shimizu. Hasta aquí tenemos tres “inicios” para una historia que, dadas sus características, se alargó fácilmente en sendas segundas partes, dos de capital japonés y otra norteamericano, que mantienen con bastante soltura la historia inicial y las insignias de la saga: la presencia de Toshio (el niño cabrón de piel pálida), la compañía de Kayako (un Kairo que sintetiza de manera magistral la punta del iceberg sobrenatural japonés y que, junto a Sadako, han sido la base del j-horror tal y como lo conocemos) y una narrativa no lineal segmentada en varias historias entrelazadas alrededor de los dos personajes citados.

Este sería el resumen de la saga hasta fechas modernas, más concretamente 2009 en que, como décimo aniversario, se estrenaron de forma simultánea “Ju-on: White Ghost” y “Ju-on: Black Ghost”; dos spin-off lejos de las manos de Shimizu que simplemente dejan las características de la saga a nuevos personajes, con unos valores de producción, todo hay que decirlo, que dejan vislumbrar la decadencia de una saga cuyo recorrido vital coincide con el del j-horror que representa: un arranque fulgurante, y hasta revolucionario, que termina en vil caída de la mano casi de la parodia. Uno no puede evitar pensar que las películas recientes de j-horror son incluso más cómicas que “Scary Movie 4”, la cual precisamente se alimenta de la visión japonesa del horror como método de burla y escarnio. Sea como sea, “Ju-on” intenta revitalizarse lejos, de nuevo, de las manos de su creador; y lo hace con los mismos parámetros decadentes nombrados unas líneas atrás. Entonces, “The Beginning of the End” vuelve a la carga con la historia de Toshio y su madre, aunque esta vez es el pálido cabroncete quien consigue más cuota de metraje, volviendo a contarnos, casi paso por paso, lo mismo que la película de 2002, obviamente con la consiguiente pérdida de sorpresa y frescura. La verdad es que estamos ante una de las películas más flojas de la serie, incluso peor que las revisiones norteamericanas (donde creo que nunca conseguirá pegar el estilismo japonés junto a la visión más directa y comercial de los estadunidenses) , lo cual ya es bastante decir.

No sólo sale perjudicado el espectador en cuanto a lo repetitivo de la historia (¿no vale con tres inicios?), también en cuanto a los parámetros de producción, que de la mano de Masayuki Ochiai quedan empobrecidos por un presupuesto dudoso, y eso que hablamos de una saga de bajo presupuesto. En defensa de Ochiai, director y guionista, comentar que la planificación y el trabajo de cámara destacan por encima de, por ejemplo, las actuaciones o los efectos especiales. No en vano el citado director cuenta con mucha experiencia en el género con la engañosa “Hipnosis” (1999), la deficiente “Parasite Eve” (versión cinematográfica del famoso videojuego), la simpática “Infection” (2004) o el remake americano de la inquietante “Shutter”*… ¡casi nada! Con todo, la experiencia de su responsable no evita que “The Beginning of the End” naufrague dentro de su *intrascendencia y propuesta datada, condenada a vivir bajo la sombra de unas originales de muy alto nivel.

Así, los éxitos de esta cinta son los de sus predecesoras, pudiendo presumir de ciertas escenas cargadas de tensión porque, más o menos, copian plano por plano a sus originales: lo poquito que justifica el generoso aprobado que le he concedido por cariño al groso de la saga antes que por el valor de esta entrega. Precisamente donde radica su mayor fuerza, la narración segmentada y de dudoso orden temporal inverso, lo hace como reflejo de los guiones originales y no acorde al actual, donde los pequeños cambios introducidos no son para mejor, sino simplemente para justificar la existencia de este remake/reboot. Por ejemplo Kayako pierde algo de su espantosa movilidad, toque Kairo que le otorgaba un aura inquietante y que, a día de hoy, parece más de risa que otra cosa cuando nos fijamos en esta nueva producción.
Otro detalle que resultará polémico paras los fans de la saga es que los papeles de los espectros principales recaigan en nuevos actores, pero asumamos que el pequeño Yuya Ozeki ya tendrá suficientes pelitos en los huevos como para interpretar al fantasma de un niño de 6 años. A este respecto poco que destacar, pues las actuaciones siguen sin permitirnos tirar cohetes, como en el resto de la franquicia, pero sobreviven lo mejor que pueden. No así la fotografía que pierde toda su peligrosidad con respecto a las primeras entregas, donde era la suciedad de sus fotogramas las que nos imbuía en un mundo enfermizo y miserable, donde la frialdad de los muertos era reverso de la frialdad de los vivos.

En resumen, una película prescindible a la que incluso cuesta encontrarle justificación sino es para volver a relanzar, dentro del público joven, una franquicia que parece tocada de muerte. Y aun con todo, me resulta imposible seguir esa vía de pensamiento pues las originales son lo suficientemente recientes como para que resulte absurdo la realización de un reboot. Pero amigos, esto es el mundo del cine, peor si cabe: el cine de terror. Y las ideas escasean y tenemos que ir esperando los destellos revolucionarios, como en su día representó Shimizu, como motor de nuestro querido terror. Hasta entonces, ignorar “The Beginning of the End” (a no ser que no conozcáis la saga, entonces puede valer de flojo punto de partida)… no tiene nada que ofreceros.

Imágenes de la película

 photo juon_1_zpsefa7c6fd.jpg

 photo juon_2_zpsef2f7543.jpg

 photo juon_3_zpsb5fcbc23.jpg

Tráiler

Lo mejor: Como siempre, la narrativa no lineal y el barniz aberrante de su conclusión.

Lo peor: La sensación de una saga sobre explotada que no da para más.

Vuestros comentarios

1. dic 28, 00:26 | Lady Necrophage

Hola almas!!!

Pues sí, prescindible totalmente, el vacío que provoca es difícil de superar. Lamento expresarme con tanta claridad, pero pocas son las virtudes que se pueden mencionar del film, obviando siempre las ventajas visuales de éste tipo de producciones. De hecho, soportar sus primeros treinta minutos se me tornó una tarea interminable y soporífera, y eso que con valor he llegado a tragarme producciones (aunque ya cada vez menos XD) que son una autèntica bomba despacienciante.

Pues eso, que de momento hay poca suerte, toca seguir buscando algo que sea al menos digerible.

Un saludo!!!

2. dic 28, 17:29 | Bob Rock

Lady Necrophage.- Tú lo has dicho. Y yo he sido generoso por el amor que le tengo a la saga. Fue el j-horror el que me sacó de mi sopor a finales de los noventa… bueno, quien sabe, igual vuelven los japoneses a hacer buen cine de horror… un abrazo lady!

3. dic 29, 20:01 | upiri

Yo os recomiendo una película que se llama las últimas horas, australiana. Dura poco y entretiene y además es buena, que no estamos para perder el tiempo. :)

4. dic 29, 20:22 | Bob Rock

Upiri.- Creo que en breves se anima un compañero con la reseña. La verdad que no está mal, aunque le falta un punch :)

Un saludo!

5. dic 29, 21:49 | UPIRI

Si, tal vez se sale un poco del terror puro y duro y es más tirando a apocaliptico con niña :). Pero me llegó al alma (oscura) la pelicula.

6. dic 29, 22:29 | Bob Rock

UPIRI.- Hombre tiene su “ataque a la patata”… a mí recientemente me ha sorprendido The Guest… pensaba que iba a ser una hipsterada y (aun siéndolo) me parece muy entretenida… amen de contar con varios temazos del primer LP de Clan of Xymox… un disco de cabecera en una época muy lejana!!

7. dic 30, 13:15 | Mr Zombie

Esta excelente reseña me hace comprender porque este año apenas he podido hacer ninguna review de cine asiatico y las pocas que hice salieron mal paradas, y es que ha sido un año fatidico con peliculas de muy baja calidad y pocas excepciones de calidad.

Espero un 2015 asiatico mejor, la verdad.

Un saludo.

8. dic 30, 20:55 | Bob Rock

Mr Zombie.- ¡Por eso a continuación hice la de Still 2! XD XD XD

Lo que queda claro es que Japón ha perdido el rumbo y necesita un puñetazo en la mesa por un director valiente que no le tema a detonarnos la cabeza!!

9. ene 1, 12:12 | Andrómeda

La vería solamente por nostalgia, porque esta saga ya no da para más. Me quedo con la primera que es una joya, y listo.

10. ene 1, 23:07 | Bob Rock

Andrómeda.- ¿La primera/primera o la primera/segunda? No mucha gente ha visto la primera de verdad y sorprende porque es muy inquietante con cuatro duros… lo que no quita para que su reboot comercial sea también muy buena.

11. ene 1, 23:35 | Andrómeda

La primera-primera. Reconozco que es un poco más enredosa que el reboot, con tanto mezclar historias y saltos en el tiempo que de a ratos sientes que estás acomodando un puzzle (y así es xD) pero tambien es más cruda y poderosa que la otra. Y la famosa escena de Kayako bajando la escalera casi extermina en masa a toda mi familia del puro susto xD

12. ene 2, 01:18 | Bob Rock

Andrómeda.- Ahí sí coincidimos, la pena para mí fue verla después del reboot, lo que le quitaba fuerza (pero a su manera también la hacía más entendible)… la pena es que este j-horror primigenio creo que ya no volverá… echo de menos “nuevas” Kairo, Marebito, Ringu, Suicide Club, Audition… ¡qué le vamos a hacer!

13. mar 22, 19:13 | luiscer

por qué aquí todos habláis en castellano antiguo?

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.