Estás aquí: Página de inicio » Críticas » La Bóveda de los Horrores

La Bóveda de los Horrores

British Horror Pop Vol. II

La Boveda de los horrores review

Ver ficha completa

  • Título original: The Vault of Horror
  • Nacionalidad: Estados Unidos, UK | Año: 1973
  • Director: Roy Ward Baker
  • Guión: Milton Subotsky
  • Intérpretes: Terry-Thomas, Tom Baker, Daniel Massey
  • Argumento: Cinco hombres se narran sus peores pesadillas mientras permanecen atrapados en una extraña bóveda.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo boveda_interior_zpshziwnks9.jpg

Cinco desconocidos se encuentran en un ascensor que va a parar a una bóveda de la que no hay salida. Aprovechando el intermedio, estos cinco caballeros deciden contar cada uno su más escabrosa pesadilla.

“La Bóveda de los Horrores” sería la segunda de las adaptaciones que la productora británica “Amicus” preparase a principios de los setentas sobre los famosos cuentos gráficos que durante los cincuenta se editaron como “Tales from the Crypt”, “The Vault of Horror” (del que la presente antología toma nombre) o “Shock Suspenstories”. Intentando emular el relativo éxito de su predecesora (”Condenados de Ultratumba”), la productora recluta a un director con cierto bagaje, Roy Ward Baker (el cual terminaría por dirigir la cinta de culto “Kung fu contra los siete vampiros de oro”), y le da vía libre a rodar cinco cuentos originales de la “EC” elegidos con un criterio dispar, como se puede observar en la irregular calidad de las historias aquí presentadas. No obstante, el encanto que poseen estas primeras adaptaciones de sencillas historias de terror, siempre con un giro de humor negro como marca de la casa, no han perdido un ápice con el tiempo; resultando, incluso, a día de hoy especialmente encantadoras por aquello de su estética “camp”, digno reflejo de lo que se cocía a principios de los setenta por las Islas Británicas: coletazos del “post hipismo”, ecos de las colonias, viejos y engolados señores británicos de frondoso bigote, amas de casa con ganas de liberarse de años de ataduras y mucho colorido.

Es entrañable el barniz imaginativo y brillante que adoptan las historias americanas a través de esta visión inglesa, respetando el material original a unos niveles encomiables, “La Bóveda de los Horrores” destila ritmo y cinismo británico por los cuatro costados, aportando una doble carga nostálgica a unas historias que, ya de por sí, apelan a ese terror cómico y desprejuiciado que caracteriza a cierta etapa de la adolescencia. Sólo echamos en falta la presencia de un “presentador”, un narrador que nos vaya guiando por las historias con la mala baba de la que hacían gala “La Bruja”, “El guardián de la cripta” o “El tío Creepy” (aunque saltemos de época). A diferencia de “Condenados de Ultratumba” las historias son narradas por sus propios protagonistas, encerrados sin saber por qué en un extraño sótano abovedado, como si de pesadillas se tratasen, aunque sabiendo de la influencia “EC” ya podemos imaginar que nada es lo que parece. Salvando este pequeño detalle, adentrarse en “La Bóveda de los Horrores” es hacerlo en una forma ligera de tratar con el terror que, vista con el paso de los años, apela antes a la juventud que a la madurez, aunque en su época fuese vendida y considerada como puro terror electrizante (no hace falta más que disfrutar de su apocalíptico tráiler).

En cuanto a los factores técnicos podemos decir que estamos ante una cinta digna aunque algo inferior a “Condenados de Ultratumba”, pese al poco tiempo de diferencia entre las dos entregas (o quizás por ello) se deja notar cierto apresuramiento a la hora de enfocar la antología. De hecho, en algunas historias concretas, por ejemplo la primera, observamos un poco de prisa en su desarrollo con un final previsible sin desarrollar. Aunque tampoco nos llevemos a engaño: los comics originales nunca se caracterizaron por la profundidad de sus personajes o historias. Así que tanto el trabajo del adaptador, Milton Subotsky, como de su director, implicado ya en esto del terror con producciones de la talla de “Refugio Macabro”, “Las Cicatrices de Drácula” o “El Dr. Jekyll y su hermana Hyde”, aprueban de sobra y se ven cimentados por una banda sonora acorde a la época (y por lo tanto un poco datada), una fotografía prístina y una iluminación que procura mostrar antes que ocultar. ¿Podemos decir lo mismo de los efectos especiales? La “Amicus” siempre se caracterizó por alejarse de la casquería más directa, y “La Bóveda de los Horrones” no iba a ser menos. Olvidaos de cualquier arrebato gore o de truculencia gratuita, el terror es elegante y define la película como “para todos los públicos”. De todos modos, no esperéis una versión primigenia de la serie “Pesadillas”, aquí el crimen se paga con la muerte y condenación eterna.

En cuanto a los actores también mantiene un buen nivel, quizás no estén muy acertados en sus papeles, pero nadie puede poner en duda su profesionalidad: Terry-Thomas (“El abominable Dr. Phibes”, “Diabolik”), la adorable Glynis Johns (“Mary Poppins”, “Batman (la serie”), Curd Jürgens (“La Espía que me Amó”, “La batalla de Inglaterra”), el excéntrico Tom Baker (“Doctor Who”, “El viaje fantástico de Simbad”). Intérpretes muy relacionados con la industria británica, afines al trabajo requerido: muy serios y dedicados, aunque algo desubicados en una película de horror tan negra. Con todo, ayudan a mantener a flote unas historias que no tienen de por sí mucho recorrido, así que merecían ser destacados.

En resumen, una forma estupenda de disfrutar una tarde tonta en una sesión de antologías junto a “Condenados de Ultratumba”. Hace falta acercarse a ella con la mentalidad acorde a su fecha de origen, no en vano son más de cuarenta años de diferencia y todos los paradigmas cinematográficos han cambiado bastante como para no afectar a estas entrañables muestras de serie B(ritish). Sin tratarse de la mejor antología de la “Amicus”, muy por detrás de obras maestras como “The Torture Garden”, si merece ser reivindicada, como aquí estamos haciendo. Ecos sobrenaturales para un asfixiante verano…

A continuación veamos que corruptos cadáveres nos aguardan en… ¡La Bóveda de los Horrores! Muahahahhaahahahahah!

”Midnight Mess”: Un tipo avaricioso busca a su hermana, heredera de la fortuna paterna, para arreglar cuentas con ella. Para encontrarla se desplaza a un recóndito pueblo donde todo el mundo parece tenerle miedo a la puesta de sol. Desconcertante.

”The Neat Job”: Una recién casada empieza a darse cuenta de que su marido no es una bicoca. Obsesivo con el orden y la limpieza, la arrastra al paroxismo de sus manías con imprevisibles resultados. Cómico.

“This Trick’ll Kill You”: En su viaje a la India, un mago y su esposa se dedican a destripar los trucos de los faquires locales, hasta que dan con un truco al que no encuentran explicación. El precio a pagar para descubrir dicho truco serán sus vidas. Mágico.

”Bargain in Death”: Dos hermanos preparan una falsa muerte para intentar escamotearle el dinero al seguro. Como no podía ser de otra forma, la avaricia de los criminales acabará llevándoles en brazos de la muerte. Intrigante.

”Drawn and Quartered”: Un pintor maltratado por la crítica y los desaprensivos marchantes de arte se esconde en Haití a la espera de otra oportunidad. Realizando un pacto con dioses locales descubre que aquello que pinta tiene una horrorosa conexión con la realidad, abriéndole una vía de venganza contra aquellos que lo despreciaron. Artístico.

Imágenes de la película

 photo boveda_1_zpsawlatajf.jpg

 photo boveda_2_zps7jhzeuvy.jpg

 photo boveda_3_zpsrqogfsd8.jpg

Tráiler

Lo mejor: Su variedad y encantadora estética "camp"

Lo peor: Las historias son flojillas.

Vuestros comentarios

1. jul 13, 00:22 | manu

Ostra! No recuerdo haber visto esta. La buscare.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.