Estás aquí: Página de inicio » Noticias » La casa del reloj en la pared

La casa del reloj en la pared

Eli Roth se pasa al cine familiar

 photo THCW_Interior_zpsff1dxkvc.jpg

Lewis Barnavelt, después de perder a sus padres, es enviado a Michigan para vivir con su tío Jonathan. Allí descubre que su tío es un brujo, el cual le enseñará un mundo de magia y hechicería inimaginable. Pero este poder no se limita a las personas buenas: Lewi descubrirá la existencia de Isaac Izard, un mago malvado que quería causar el Apocalipsis para poder ver lo que sucedió después. Para hacer esto, construyó un reloj con magia negra, mientras sus manecillas se muevan seguirá contando hasta el fin del mundo. Murió antes de que pudiera terminar el reloj, pero ocultó el reloj en una mansión, donde ahora vive el tío Jonathan. Lewis y su tío deben encontrar el reloj antes de que sea demasiado tarde, antes de que la esposa de Isaac, Selena, lo haga.

Nuestra afición a lo macabro tiene un punto de partida, uno para cada persona congregada alrededor de este fuego virtual. Una experiencia vital que marca una curiosa fascinación por los universos fantásticos dentro de la literatura o el cine. En mi caso todo ocurrió cuando muy jovencito me llevaron a ver “Gremlins”, proyecciones navideñas promocionadas por una caja de ahorros local, y aunque con la distancia podamos dudar de los elementos terroríficos de la obra magna de Joe Dante, invito a observar su maquiavélico efecto sobre un niño de nueve años. Fascinación y pavor a partes iguales, lo que demuestra la eficacia de ciertos productos para introducir a jóvenes mentes en los peligrosos vericuetos del cine de género. Supongo que cada generación tendrá un puñado de estas obras, las cuales marcan con energía un pequeño hito en la cultura popular, ¿cuáles podrían ser las películas actuales con derecho a unirse a tan selecto club, el de promotoras del terror entre los pre adolescentes?

Parece que Eli Roth quiere ganar dicha pugna y firmar la película que robe el sueño a millones de infantes por todo el planeta. Para ello se ha buscado como aliado a Jack Black, el cual tiene experiencia en el formato amable y familiar del cine fantástico con obras como “Pesadillas” o “Jumanji”. “The House With a Clock in its Walls” es también la adaptación de una novela, obra de John Bellairs, recordándonos que en el siglo XXI cualquier hito debe pasar por una criba de falta de originalidad obligatoria. Hecho alarmante, pero que no resta validez al producto si atrae la selecta mirada de nuestros jóvenes. Aunque la intencionalidad es bastante más obvia que con “Gremlins” o “Una Pandilla Alucinante”, puede que Roth haya dado en la diana con una producción que a buen seguro llenará las salas de medio durante su estreno mundial el 21 de Septiembre, quizás hubiese sido mejor esperar al mismísimo Halloween. Otra cosa es que nos gustase pedirle más de su director, encumbrado en su momento y, con este nuevo paso, demostrando que el arte no puede reñirse con poner un plato en la mesa. El autor de terror lleno de gore para adultos se pasa al espectáculo del CGI sin apenas transición, supongo que aburrido de firmar largometrajes insulsos (aunque mucha gente señala su remake de “Deat Wish” como un verdadero revulsivo).

Además de Black, otra de las presencias estelares sería la de Cate Blanchett, de nuevo otro símbolo de que la taquilla manda, pues no tengo muy claro que pinta esta mujer en una producción tan fantasiosa.

Imágenes de la película

 photo THCW_Poster_zps4bxldkdu.jpg

Vuestros comentarios

1. abr 7, 14:41 | laglasi

Pinta bien

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.