Estás aquí: Página de inicio » Críticas » La forma del agua

La forma del agua

Burbujas de amor cinéfilo

la forma del agua

Ver ficha completa

  • Título original: The shape of water
  • Nacionalidad: USA | Año: 2017
  • Director: Guillermo del Toro
  • Guión: Guillermo del Toro, Vanessa Taylor
  • Intérpretes: Michael Shannon, Sally Hawkins, Octavia Spencer
  • Argumento: Una joven muda y retraída que trabaja como limpiadora en una instalación secreta del Gobierno descubre a una criatura anfibia.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 5/5

 photo la_forma_del_agua_2_zpsabvrgcys.jpg

Es muy reconfortante, de vez en cuando, escribir en una web donde impera el cine de terror cargado de truculencia, una reseña para una cinta donde el amor es lo que domina. También alienta, pese a opinar casi siempre sobre películas que considero aprueban, dar un sobresaliente a un título; aunque como profesor confieso que las notas prácticamente nunca son objetivas. Así que hoy voy a gozar de lo lindo…

King Kong, El fantasma de la ópera, El jorobado de Notre Dame, La bella y la bestia, hasta la nauseabunda mosca de Cronnemberg: cualquier monstruo con algo de autoconsciencia, pierde los vientos por una atractiva damisela. Lo hace hasta el punto de sacrificar su integridad por el bien de su amada. No nos engañemos, el esquema es siempre el mismo; pero seamos también sinceros, funciona a las mil maravillas. El público femenino tiende a caer rendido ante estas muestras de amor (a lo mejor en la mosca un poco menos) tan poderosas, que olvidan el aspecto físico. El masculino, por su parte, parece soportar con agrado el romance en pantalla pues el monstruo en cuestión, además de ser generalmente un auténtico desastre en eso de contener la furia, nos transmite la suficiente fantasía para olvidar que estamos viendo una de amor (con todas esas estúpidas connotaciones machistas que conlleva). He olvidado, en este vuelapluma, a la criatura de la laguna negra por la sencilla razón de que es la base de la nueva creación de Guillermo del Toro que nos ocupa… pero la iré mencionando mientras hablamos…

Una joven muda y retraída que trabaja como limpiadora en una instalación secreta del Gobierno descubre, en una de sus salas, a una criatura anfibia de aspecto humanoide. Secretamente comienza una comunicación con el ser que pronto se transformará en amor. Desgraciadamente este romance choca de forma frontal con los planes del director del centro, empeñado en despedazar al engendro que considera una aberración de Dios.

Ambientada en los albores de la guerra fría norteamericana, el mexicano Guillermo del Toro crea un ejercicio de nostalgia a la época en la que la fantasía transportaba al espectador, en la que los sueños de celuloide hacían brillar los ojos y, el hecho de entrar en un cine, era hacer un viaje a un mundo mágico que te alejaba de los problemas del día a día. En ese aspecto y sin tener apenas puntos en común, esta “Forma del agua” nos recuerda al ejercicio de añoranza que nos proponía Woody Allen en La rosa púrpura del Cairo. Ambas comparten esa morriña con regusto amargo, ritmos musicales melosos de aroma a talco perfumado y, también, un personaje femenino que, hasta el momento en que surge la magia, ha tenido menos suerte de la que merecía. Los tiempos han cambiado entre ambos títulos y del Toro, con gran acierto, dibuja a su heroína con la naturalidad de los personajes anónimos, como una joven que trabaja, ríe, llora o se masturba igual que cualquier hijo de vecino. El personaje de Elisa Esposito es una cenicienta moderna, tierna y adorable, pero a la vez alejada de la mojigatería de las princesas Disney. El encanto con el que es dibujada y la sucesión de secuencias en las que el espectador se conmueve ligeramente al ver a la protagonista lidiar con su rutina nos remiten a otra princesa moderna: Amélie. Desconocemos como envejecerá el film de del Toro; ahora son muchos los que niegan que, en su momento, cayeron rendidos ante la francesita y posiblemente en un futuro esta “Forma del agua” resulte igual de edulcorada pero, a día de hoy, la experiencia que propone Guillermo del Toro es bastante cercana, en lo tocante a ensoñación, a la que en su momento nos regaló el cine de Jean-Pierre Jeunet.

Pero que nadie se asuste pues, con precisión relojera, el guión que firma el propio director junto a Vanessa Taylor (guionista curtida en series de televisión) sabe saltar del sueño a la pesadilla, del bien al mal, de lo infantil a lo indiscutiblemente adulto, en un viaje que solo puede ser descrito como un cuento de fantasía para maduros de corazón joven; al filo de la ñoñería pero sin caer en la cursilería (al menos según mi apreciación). La homosexualidad en una época represiva, la segregación racial, la estigmatización de las ideas progresistas, la política del miedo, el machismo o el fanatismo religioso son dibujados con firmeza en las subtramas de la cinta, creando un mural de la época con muchas más aristas de lo que trasmite su esponjosa apariencia.

Solo puedo tener elogios también para la sensacional factura que envuelve el film. La fotografía y ambientación es bellísima, recordando su paleta de color y composición a las acuarelas de Norman Rockwell y a las pinturas de Edward Hopper. Por otro lado, el diseño de la criatura y la instalación militar, tienen cierto aroma de steampunk que casa a la perfección con los elementos no fantásticos. Termina de envolver el producto una preciosa banda sonora plagada de temas de la época genialmente seleccionados y una partitura original, obra de Alexandre Desplat, que nuevamente remite al cine francés donde destaca la voz de Madeleine Peyroux cantando el tema “La Javanaise” que es como un sueño bonito atrapado en las cinco líneas de un pentagrama.

Pero todo esto sería papel mojado, nunca mejor dicho, sin el principal valor del film: su protagonista. La primera vez que busqué el nombre de Sally Hawkins fue tras verla volver loco a su profesor de autoescuela en Happy go lucky. Entonces la recordé de Fingersmith y me enamoré de la naturalidad que destila en cada uno de sus papeles. Su soltura no ha hecho más que crecer con los años; recientemente la vi interpretando a la pintora Maud Lewis y pensé que la artista merecía un nuevo Oscar por su trabajo (la película es “Maude”). Pues bien, ahora, con un guión hecho a medida, ha logrado una de esas actuaciones inolvidables. Todo lo que pueda decir se queda pequeño con la enorme soltura con la que hace crecer a su diminuto personaje. Una interpretación en la que la artista se pone en manos del equipo y no elude desnudos frontales o escenas que, lejos de ser gratuitas, ayudan a la fragilidad y sutileza del film. Tampoco se queda corto en calidad el resto del reparto. La actriz Octavia Spencer crea a la simpática negrita cliché, amiga de la protagonista, que aporta el humor a las secuencias y su brillantez, al encarnarla, es tan sobresaliente que a buen seguro la deparará nominaciones o incluso premios. Por su parte Michael Shannon ya ha empezado también a coleccionar trofeos por uno de esos villanos a los que mejor no acercarse; un personaje que se va degradando, tanto física como mentalmente, con el paso de los acontecimientos y que le viene al actor como un guante.

Me dejé a la criatura para el final. Del Toro nos contó, en rueda de prensa, que el clásico El monstruo de la laguna negra estuvo siempre en el proyecto. Cuando la vio en la tele de pequeño la película se alojó en su cabeza y, con el paso de los años, se convirtió en esta aventura que por fin ve ahora la luz; creo recordar que comentó que The Shape of Water lleva desarrollándose en el estudio desde hace más de 12 años. Para los que no conozcan el clásico (muy mal chicos!!!) esta cinta es una suerte de mezcla entre King Kong y La bella y la bestia de Jean Cocteau. Una película que en su momento era de serie B pero que gozaba de ese encanto especial de un guión acertado y de una criatura que, en aquel entonces, rezumaba originalidad. El diseño pretende, no con mucho éxito, alejarse del Abe Sapien de Hellboy (es inevitable siendo ambas películas del mismo director). En otro acertado destello del guión, su procedencia queda acotada a un par de líneas plagadas de magia, donde se habla de que era adorado como un dios en las selvas del Amazonas. Bajo el látex y las capturas de movimiento volvemos a encontrar a Doug Jones, en uno de esos papeles complicados de valorar pues son únicamente gestuales, aunque el artista parece aceptarlos de buen grado.

No diré nada malo en esta ocasión, remataré destacando como valor el último gran acierto de la cinta: su sentido homenaje al cine y la televisión que nuevamente me recuerda a la nostalgia de muchos films de Woody Allen. Aunque, el mexicano, se aleja de los títulos míticos del celuloide para poner el valor en ese cine de segunda fila, de mero entretenimiento, que forma parte de la cultura popular y que sólo el tiempo logra dotar del valor que merece.

En conclusión creo que La forma del agua es una cinta que ha de ser vista en cine por cualquiera que se considere aficionado. Es una joya a la que voy a poner un merecido 10… y luego vosotros le colocáis la nota que se os antoje.

Imágenes de la película

 photo la_forma_del_agua_3_zps1kwx8ld8.jpg

 photo la_forma_del_agua_4_zpsi5ixlmuq.jpg

 photo la_forma_del_agua_5_zpsdvgsz7rs.jpg

Lo mejor: Destila delicadeza tanto en su factura, con en su guion y en sus interpretaciones.

Lo peor: Tal vez y sólo tal vez, la trama de espionaje que cruza la historia…

Vuestros comentarios

1. dic 14, 05:38 | Juan Eduardo Bendeck Cordero

Hola,
tengo sentimientos encontrados sobre Guillermo del Toro. He visto Cronos, su primer largometraje, y me gustó su estética muy cuidada: el manejo de las imágenes y diálogos, y la historia tan original dentro de un recurso tan universal como lo es el mundo de los vampiros. Sin embargo me gustó más Mimic (1997) su entrada a Hollywood. Creo que ese fue el cénit de Del Toro, que no su fin, desde luego. Creo que la escasez de recursos a veces hace que se logren mejores hazañas. Quisiera ver más obras con ese aliento, con esa talla, pero no han surgido todavía. Espero lleguen pronto.

Creo que Don Guillermo es mejor director que guionista. Tal vez le falten algunos años para contar mejores historias, sin duda tiene el potencial, y el dinero ya no es problema.

En fin. He leído lo suficiente de sus “grandes” obras como El Laberinto del Fauno, Titanes del Pacífico, El Orfanato y desde luego, La forma del agua, para no verlas nunca.

Un bonito saludo, Maestro Tito Jesús.

2. dic 14, 08:41 | Gorende

En cuanto se menciona AMOR como motor de peli me entran sudores fríos, pero luego recuerdo la imprescindible SPRING y se me pasa.
Y jamás veo trailers pero sí leo críticas sin spoilers para intentar tener el ánimo más adecuado para disfrutar de cualquier película, pues sólo tras su visionado se puede opinar con base adecuada.
Una pena que tengamos que esperar hasta el 16-02-2018 para verla al fin en cines de toda España.

3. dic 14, 14:40 | Godsdog

Guillermo del Toro tengo que reconocer que no me gusta nada de lo que hace (aunque me cae bien el tipo). Y creo que voy a ver SHAPE OF WATER porque destila un rollo Jeunet que me encanta, y que al revés, me gusta todo lo que hace. Esperaremos.

4. dic 14, 17:43 | tito Jesús

Juan Eduardo Bendeck Cordero muy mal. Si te han gustado las películas que mencionas creo que el resto no te decepcionará, al menos no hasta el punto de no querer verlas. El ofanato, por ejemplo, que aqui se llamó “El espinazo del diablo” es una locura excelente para los amantes del cine de fantasmas.

Gorende, nada de sudores, esta es una película “BONITA” pero que sabe equilibrarse para gustar pese a su dulzor y aunque pueda decepcionarte, aunque para ti no sea de 10, creo que a la mayoría le va a gustar verla y la valorará con buena nota.

5. dic 14, 17:50 | tito Jesús

Efectivamente amigo godsgod hay una Amelie pululando. También un par de homenajes a “Delicatessen”.

6. dic 15, 05:18 | dave

como que un 5, cuando la vea de seguro voy a decir no es pa tanto

7. dic 15, 09:35 | Godsdog

Gracias por el apunte, Tito.
:)

8. dic 15, 11:57 | tito Jesús

dave las notas son taaan subjetivas… pero para mi ha sido la mejor experiencia en cine del año.

9. dic 19, 03:04 | Medic!

Guillermo Del Toro es la razón de que ame el cine. He dicho.

10. dic 19, 14:19 | FrankieLopez

La verdad, no secomo alguien puede ser amante del cine fantástico y no gustarle Guillermo del Toro.
Más que nada por que nadie hace nada ni parecido a el, único en su estilo y con actores de medio pelo español como en el laberinto del fauno , coge y te saca una película que roza la perfección
Es como si un amante de la música me dice que Elvis, Bowie o Mickael Jackson ni fu ni fa, no lo entiendo

11. dic 20, 00:14 | Mountain

Me gusta mucho el cine de Guillermo del Toro y me ha encantado tu excepcional reseña Tito Jesus, con lo cual, me muero por ver THE SHAPE OF WATER!

12. dic 20, 01:48 | Godsdog

Hey Frankie.
Lo siento, tio. No me gusta, no.
He visto varias de sus pelis y no me entran.
Le reconozco el mérito, pero no se que pasa que no me entra.

Tampoco me gustan los U2, ni COLDPLAY ni SPRINGSTEEN y llenan estadios. Les reconozco el mérito, pero no me gustan.

13. dic 20, 01:52 | Godsdog

…ELVIS alguna. MICHAEL JACKSON psa, yo mientras escuchaba LOS RAMONES. Y BOWIE no me gusta mucho, prefiero mil veces a LOU REED aunque no hagan camisetas con su nombre en el Zara.

14. dic 21, 00:27 | José Armando

Bueno, como buen admirador del cine fantástico, me gusta Del Toro, ahora, para los que somos mexicanos y vimos la manera en que Gullermo fue ascendiendo con sacrificios para cristalizar su sueño de ser cineasta, nos provoca un doble placer ver cómo sus películas rezuman calidad independientemente de encajar en todos los gustos.

Yo a esta peli le tengo muchas ganas, al margen de Premios, Reconocimientos o Taquilla, sus películas siempre cumplen mi expectativa promedio de cinéfilo común y corriente: Entretenerme un rato.

Y sé que con esta me voy a entretener bastante.

Saludos desde Monterrey, México

15. dic 21, 00:51 | Godsdog

El estreno en España está previsto para el 16 de febrero.

16. dic 25, 01:05 | paulcrosnier

cinco estrellas, entonces es una obra de arte.

17. ene 18, 03:50 | Arconte

Dos cineastas conviven en Del Toro. Uno el que filma para los EEUU y uno que no. El primero, el que nos ocupa ahora, parece desconfiar de la capacidad de comprensión de su público y es obvio al extremo. Suele explicar cosas que ya se habían entendido y tiende a ser bastante maniqueo. La Forma del Agua compila y expone esos defectos.
Especie de fábula moderna, podría tomarse como una continuación o alternativa a Creature from the Black Lagoon y una variación de la Bella y la Bestia. Básicamente narra la vida de una empleada muda de limpieza de un laboratorio secreto de los americanos del norte y la llegada para estudio de la criatura de marras. Ahí se establecerá un vínculo, quizás amoroso, entre los dos, mientras unos conspiradores rusos trataran de robar al ser y un coronel del ejército querrá matarlo.
Los problemas serán los descriptos al principio, sobre todo el maniqueísmo. Los buenos serán absolutamente buenos y los malos absolutamente malos. El coronel, interpretado por Michael Shannon, con su acostumbrada cara, de estreñido será una especie de colección de defectos humanos. Sera misógino, racista, acosador, exhibicionista, sádico y tendrá cualquier defecto que puede exhibirse dentro del ámbito de la historia. Del Toro gasta una cantidad importante de metraje en mostrar cuán mal bicho es el coronel cuando podría suponerse que con unas breves pinceladas bastaran, sobre todo no modifica en nada lo principal o sea, la historia de amor. En ese sentido, la película quiere dejar en claro, clarísimo, su mensaje antidiscriminación en el que se establece un antagonismo entre buenos, inadaptados y discriminados y malos, adaptados y discriminadores. Cualquier personaje que haga su aparición en la película quedará automáticamente alineado en uno de los dos bandos, incluso un joven que aparece apenas un par de minutos, será automáticamente retratado como homófobo y racista. Lo que es una simplificación extrema, claro. Muchos de los prejuicios que se muestran como atributos del mal son en realidad modos de época, sobre todo teniendo en cuenta que EEUU tuvo leyes raciales hasta 1965 y la historia transcurre en 1963.
Al margen de eso, la película se desarrolla por derroteros más o menos predecibles, con agujeros de guión importantes, como que una empleada de limpieza puede entrar con un tocadiscos a una instalación supersecreta o una seguridad y unos espías con la efectividad de Laurel y Hardy.

18. ene 18, 04:11 | sandro

ES SIN MAS, UNA MIEEERDAAA, PELICULA CUYA UNICA VIRTUD ES LA FOTOGRAFIA, DE AHI EN MAS NADA, UNA MIERDA

19. ene 23, 23:40 | luz marina

esta pelicula me hace recordar inmediatamente al cortometraje “el espacio entre nosotros” del 2015 e inmediatamente pienso que un oscar seria inmerecido, para mi es un plagio.

20. ene 25, 01:16 | tito Jesús

Luz marina, al paso de las acusaciones de plagio los estudios han mostrado el certificado de que el guión lleva registrado desde el 2011. Y posteriormente ambos guionistas y directores han declarado a prensa que no existe motivo de plagio pese a todas las coincidencias

21. feb 12, 16:43 | Gustavo

Comienzo mi comentario diciendo que no soy fan de Guillermo del Toro, mas bien no me gusta su cine, me aburre. Solo disfruté El Laberinto del Fauno. Tampoco me gustan las películas de amor, salvo honrosas excepciones, y mucho menos me gustan los cuentos de hadas para adultos. Hago estas aclaraciones porque es claro que este tipo de películas no son de mi agrado, reconozco que las 13 nominaciones al Oscar me llevaron al cine. Comencemos por lo mejor, la música. No solo la música ya existente, sino también la música original brillan, al igual que la fotografía y el arte en general de la película. Es muy disfrutable a nivel técnico. Las actuaciones son sobresalientes, sobre todo Sally Hawkins en un papel a la medida, y Octavia Spencer siempre rendidora.
El asunto falla en el guión. Ya se que este tipo de películas trabaja sobre una fórmula básica, y aquí la respetan casi al detalle cual vieja animación de Disney, pero al asunto le falta un poco de vida, un poco de salirse del molde.
Lo que tiene un arranque prometedor se transforma en algo fofo, aburrido y demasiado obvio.
He buscado por horas en internet y me cuesta encontrar criticas negativas, por tanto llegué a la conclusión que es mas un problema mío que de la película. Debe ser que no disfruto de este tipo de cine…

22. feb 13, 02:21 | argeleb

Cuando la vi en Sitges me pareció una película muy bien hecha, pero que quizás le falta una chispa para llegar a ser una obra maestra.
Desde luego, al que le guste el cine francés de Jeunet y Caró está de enhorabuena, porque es un homenaje en toda regla, en fotografia, actuación, guión, etc…
Precisamente eso le dije a Guillermo cuando me lo encontré en el bar (utilicé la palabra “copia” en lugar de “homenaje” a Jeunet) y parece que me miró un poco raro…, como diciendo: “Que dice este tipo…?”, jajaja…
En fin, un 7-8 sobre 10, y una pena, porque le falta bien poco para ser maestra…, quizás el final?

23. feb 27, 11:55 | matias

para mi es la nueva “crepusculo” ¿a que no?

gustavo: no es problema tuyo, yo escucho “premios” y un poco de curiosidad me da, pero si el guion no me atrae una mierda por mas efectos que tenga y nominaciones y buenos actores y la mar en coche ni me le acerco.
y los demas deberian hacer lo mismo.
aca en argentina recien en marzo 2018 (estamos en febrero, ahi nomas) pero en “internet” hace como mil años que se puede ver gratarola.
sin embargo, a mi ni me importó.

me reservo para cuando aparezca ESA pelicula (de lo que sea) que SI me interese.
pero este “crepusculo con renacuajos” …. no, gracias.

24. abr 4, 23:26 | Mountain

Me ha parecido una película MARAVILLOSA!

25. abr 6, 16:48 | Draghann

A mí me dejó frío pero es que nunca he sido un gran seguidor de Del Toro no tanto como director si no como guionista/escritor. Lo considero más bien mediocre en ese campo.

Que está muy bien rodada, eso es obvio pero la historia es tan floja que no entiendo de dónde ha salido ese Oscar… pero bueno, quizás es que no tengo ni puta idea, que puede ser…

26. abr 8, 20:23 | Victor P.

Vista, pero me ha dejado una experiencia, digamos, vacua. Es una peli que tiene la esencia de “El laberinto del fauno” (en lo fantástico), pero que es mal usada para varias licencias que rebajan la lógica del absurdo, típico del cine fantástico (la escena en blanco y negro me aturdió). Ya, bonita, bien editada, buena fotografía, y una Sally Hawking que tiene una gran performance (y un cuerpo delicioso), pero no tiene alma. Lejos, muy lejos de “El laberinto del fauno”, y más lejos de “Three billboards outside Ebbings”. Vaya que los Oscar se están convirtiendo en un ariete de batalla ideológico contra los neocons en el poder gringo.
2 de 5

27. may 17, 08:22 | MECAGOENTO

Puto bodrio de pelicula de mierda.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.