Estás aquí: Página de inicio » Críticas » La mujer de negro: el ángel de la muerte

La mujer de negro: el ángel de la muerte

Aquí no espantan, aquí duermen

la mujer de negro 2

Ver ficha completa

  • Título original: The Woman in Black 2. Angel of Death
  • Nacionalidad: Reino Unido/Canadá | Año: 2014
  • Director: Tom Harper
  • Guión: Jon Croker
  • Intérpretes: Phoebe Fox, Jeremy Irvine, Helen McCrory
  • Argumento: 40 años después de la muerte de Arthur Kipps, un grupo de niños evacuados de Londres en la Segunda Guerra Mundial llega a Eel Marsh House, despertando así al habitante más tenebroso de la casa.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

la mujer de negro 2

The Woman in Black, como bien saben, fue un libro que se publicó en 1983, escrito por Susan Hill en un estilo tradicional de novela gótica, que trataba sobre un misterioso espectro femenino que acosaba a un pequeño pueblo, anunciando la muerte de los niños del lugar. La novela corta, que no he leído, supongo que tuvo un merecido éxito que le valió una adaptación teatral a cargo de Stephen Mallatratt en 1987, y desde entonces sigue presente en las carteleras. Concretamente en México, la obra se ha mantenido en cartel durante varias décadas, llegando, actualmente, a las cinco mil representaciones, y siendo las más exitosas las protagonizadas por el famoso actor español Germán Robles.

De la misma manera The Woman in Black se llevó a la pequeña pantalla, para la televisión británica, en 1989, de la mano de Herbert Wise. En 2012 tuvimos una adaptación cinematográfica, la más famosa de todas, protagonizada por Daniel Radcliffe y dirigida por James Watkins. Dicha película tuvo un éxito considerable, ya que costó 15 millones de dólares y recaudó, mundialmente, 127.7 millones de dólares. Para los que estén interesados en leer la reseña sobre la película publicada en almas oscuras tras su estreno en salas de cine españolas, pueden encontrarla aquí. Dicho esto, parecía obvio que, aprovechando el éxito de la primera adaptación al cine y de la historia en sí misma, se llevara a cabo una segunda parte, en esta ocasión bajo la batuta de Tom Harper, realizador al frente de varios episodios de la serie británica de culto Misfits y que también participó en la serie Peaky Blinders, sobre la mafia de Birmingham en 1919. Actualmente Harper se encuentra en pleno proceso de producción de la miniserie Guerra y Paz, adaptación de la célebre novela de León Tolstói.

Y a estas alturas, me pregunto, ¿era necesaria una segunda parte?

Tom Harper, a lo largo de su carrera, ha logrado recrear buenas atmósferas históricas. De Peaky Blinders me encanta su realismo histórico, y su adaptación de Guerra y Paz promete una buena puesta en escena. Ahora, en La mujer de negro: el ángel de la muerte, lo ha vuelto a hacer: la atmósfera de la película es excelente. El vestuario de época de los años 40 es excelso, la decoración brillante y su fotografía visualmente muy potente. Pero hasta aquí llega su buena manufactura. El filme falla en varios aspectos; quizás no lo hace de una manera descomunal — evidentemente, las hemos visto peores —, pero sí lo hace de una forma tediosa, aburrida y poco original. Tom Harper fracasa como director de género de terror creando una magnífica atmósfera que, sin embargo, no sabe aprovechar. Narrativamente no ocurre nada; la mujer de negro, el espíritu vengativo, el ser tenebroso que ataca y aniquila a los niños, acaba convertido en una simple figura que aparece siempre al fondo, borrosa y envuelta en la oscuridad más absoluta hasta tal grado, que su presencia carece de la fuerza necesaria.

Los personajes no son interesantes, ni la mujer encargada al cuidado de los niños que sospecha que algo raro se está cociendo; ni el joven piloto, que carga con un sentimiento de culpa y pretende expiar sus errores ayudando a los chicos; ni la directora del orfanato, personaje rudo y frío que podría crear una simbiosis con la dama de negro como antagonista malvado del relato; ni los niños, víctimas inocentes en quienes recae todo el horror y la muerte. Todos los personajes, sin excepción, están desaprovechados de una manera deplorable.

La mujer de negro: el ángel de la muerte está llena de lugares comunes y de clichés: los sonidos, la figura negra que desaparece, los juguetes —peluches o muñecas— que se mueven por sí solos, un niño acosador que atormenta al más débil, otro que siente la presencia e incluso puede comunicarse con ella… Y los sustos son puramente cinematográficos. La película no genera miedo; se vale, exclusivamente, de sonidos fuertes, de entradas rápidas, de planos veloces con chillidos o de música estruendosa para asustar al espectador, arrancarle un sobresalto, con suerte un grito, y nada más. Y que me perdonen, pero eso lo puede hacer cualquiera. Si durante la noche, paseando por la calle, alguien se te acerca por detrás y te grita al oído, vas a saltar irremediablemente; pero con eso no se hace una película de terror. El sentimiento de angustia, de pánico y terror hacia un espectro asesino de niños, no existe, nunca llega a manifestarse; y finalmente todo se reduce a la tediosa historia de unos críos habitando una mansión vieja y abandonada y esperando a que la guerra acabe para poder regresar a casa.

Alfred Hitchcock decía que una de las acciones que no se podían mostrarse en el cine —a riesgo de traumatizar y perder al público— era la muerte de un niño frente a la cámara. Era algo que la comunidad rechazaría. Nadie puede ver a un niño sufrir. Todos somos padres de familia (algunos en potencia) y por lo tanto nadie quiere ver a sus hijos llorar; por esa razón los asesinos de niños son los más odiados. Y quizá por ello en La mujer de negro: el ángel de la muerte no se atreven a lastimar al grupo de infantes en pantalla y el guión sólo juega con la idea de que están en peligro, aunque en realidad siempre tengamos la impresión de que no les va a suceder nada grave. A mi parecer se percibe en todo momento el miedo, por parte de los implicados en la película (desde el guionista Jon Croker, pasando por los cuatro productores de la película y el director Tom Harper), de lastimar a los niños, y eso redunda en que el terror nunca se genere y todo quede en el aire. En lo que pudo haber sido… pero nunca fue. Y eso me llevaría a preguntarme: si tanto miedo tenían de dañar a los los niños, ¿por qué hacen una película con tantas criaturas? Probablemente todo consistía en aprovechar la fama de la película anterior y recaudar la mayor cifra de dinero posible, pero no les funcionó. La cinta no sé cuánto costó, pero apenas logró recuperar los 35.4 millones de dólares en taquilla. Más bien creo que perdió dinero, por lo que dudo que veamos una tercera parte.

Lo más triste es que el personaje de la dama de negro se pudo haber trabajado más y de una manera distinta para lograr que acabara convertida en una figura llamativa o incluso icónica. Formar parte de los anales de leyendas urbanas como Slenderman, Cropsey, La llorona o La planchada. O de espíritus de cintas de espectros como Sadako, Hanako o Teke-teke. O incluso que fuera la piedra angular para seguir explotando la historia original como en Insidious, Sinister o Paranormal Activity, entre otras. Pero si no pudieron lograr una historia y una secuela interesantes con un personaje interesante…, probablemente ya no lo conseguirán. Como mucho seguirán explotando la novela original hasta la extenuación. De hecho creo que es más factible que veamos un reinicio de la Dama de negro que una tercera parte.

Y respondiendo a la primera pregunta de si era necesaria una segunda parte… Opino que aprovechar el personaje de la dama de negro sí lo era; pero hacer una película como esta, no. ¿Ustedes qué creen?

Imágenes de la película

la mujer de negro 2

la mujer de negro 2

la mujer de negro 2

Tráiler

Lo mejor: su atmósfera.

Lo peor: es lenta y aburrida. No pasa nada.

Vuestros comentarios

1. feb 28, 11:30 | UPIRI

Estoy de acuerdo. La pelicula es un torpe ejemplo de no ofrecer nada a los amantes del cine de terror. Me daba la sensación de estar viendo una adaptación de Emily Bronte o algo así. Y de vez en cuando se acordaban que es una peli de terror y metian algun fogonazo de la dama apareciendo aqui o alla, y poco más.

A mi me aburrió. ¿Que habría hecho yo?, cuando llegan a la casa se matan los adultos y se quedan los niños solos en la casa toda una noche. Eso habria hecho, los adultos en esta pelicula son el lastre.

2. feb 28, 11:49 | Draghann

Poco más que añadir. Típicos tópicos del cine de terror mil veces vistos y, además, mal contados…

Un saludo.

3. mar 1, 00:18 | nina

Ya me olía mal la película y con esto si que ni me molesto… X(

4. mar 1, 00:25 | Tito Jesus

Es una pena que algo tan visualmente potente carezca por completo de espíritu y de ritmo… desgraciadamente la reseña es completamente certera.

5. mar 11, 18:51 | Krueger

Yo le habria dado menos que 1.5, sin duda una perdida de tiempo y dinero. Lenta, aburrida y presuntuosa.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.