Estás aquí: Página de inicio » Críticas » La Plaga

La Plaga

Quiero ser un vil gusano

Slither Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Slither
  • Nacionalidad: Estados Unidos, Canadá | Año: 2006
  • Director: James Gunn
  • Guión: James Gunn
  • Intérpretes: Nathan Fillion, Elizabeth Banks, Michael Rooker
  • Argumento: Un pueblecito de la América profuna recibe la visita de una plaga extraterrestre especialmente virulenta.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo Slither_Interior_zpsrh9ppxk4.jpg

Con “La Plaga” (o “Slither” en inglés del original) se me presenta una disyuntiva la mar de interesante y triste: ¿estaríamos hablando de un “horror revival”? Es decir, la friolera de 11 años nos separan del estreno de esta película en cines, creo que durante Mayo, ¿suficiente distancia temporal para catalogar a “Slither” como “vieja gloria”? Si fuese así, nosotros también deberíamos ser considerados como tal. Desde luego no hablamos de un estreno candente, pero sí de una obrita a recuperar tanto porque su autor está de moda como porque acaba de editarse una edición Blu-ray en Estados Unidos, en España ni de coña, cargada de extras. Por cierto, parece que con el tiempo escasea igualmente el espacio en cartelera para este tipo de productos: series B cafres. Siguen estrenándose a cuenta gotas pero duran en las salas menos que el orgasmo de un conejo, pero ya ni llegan a las 80 salas donde pudimos disfrutar del debut en la dirección de James Gunn.

Un meteorito choca en un pequeño pueblo, donde el señor Grant Grant lo encuentra, acabando infectado por un gusano parásito, que se instala en su cerebro y le causa una transformación espeluznante. Starla, su esposa y Bill, un policía, tratarán de detenerlo a él y a la plaga de gusanos mutantes que ha originado.

Sí, uno de los actuales hijos predilectos de Hollywood (“Guardianes de la Galaxia”) empezaba en los noventa trabajando para la Troma, por ejemplo escribiendo “Tromeo y Julieta”, lo que se demuestra en su tendencia endémica a forzar la comedia. El muchacho volcaba toda su formación en un debut que contó con la jugosa cantidad de quince millones de dólares para su realización, un lujo difícil de ver hoy en día con un primerizo enfermo declarado del terror. Curiosamente recaudaba la mitad de este dinero en su país natal, en realidad es una co producción con Canadá, aunque la crítica fue benévola y disfrutó de un buen recibimiento internacional en la época donde “Megaupload” (o el demonio, si lo preferís) hacían ya de las suyas. La cuestión es que “Slither” es una rara avis, un testimonio y carta de amor al cine que Troma realizaba de forma precaria durante los ochentas, un largometraje lleno de sangre, bichos y mutaciones varias, con no poca influencia de los cochambrosos “slapsticks” de género producidos durante los cincuenta.
Incluso, por si no quedaban claras las influencias, el “pope” de la productora de Nueva York, Lloyd Kaufman, hace un cameo… ¡cortado! Pues su dialogo fue suprimido de la copia final aunque podemos verlo de refilón en la versión editada como estándar. En esos extras que comentaba, un video diario del abuelete nos adentrará en la correcta posición que adoptan los grandes nombres underground cuando se adentran en los territorios de las grandes compañías, medianas en este caso: ”Brightlight Pictures”; los mismos energúmenos detrás de la polémica “Colossal” (me pareció bastante lamentable y eso que a Vigalondo lo respeto todo lo que me permite) y la übercaspa “House of the Dead”.

Adentrándonos ya en la película, por supuesto recomendada desde esta vuestra casa, hallamos una estructura clásica que presenta un pequeño pedazo de meteorito infectando de forma dolorosa a uno de los vecinos de un pequeño pueblo de cazadores que nos retrotrae a películas como “Critters”, o sin ir más lejos “Undead”, pero esa es otra historia. Los protagonistas quedan retratados sin mucha sutileza: Buenos, malos, guapas, carne de cañón; palabras tatuadas en la frente. Tampoco hace falta, aquí el plato fuerte serán los efectos especiales justificados por la transformación en una especie de calamar mutante, el cual no hubiese desentonado en “Society”, de ese vecino infectado por una extraña pupa surgida del meteorito.
Una vez llegados al punto de que nuestros aguerridos protagonistas enfrentan a la criatura, siempre al borde de la gracia fácil para justificar esa comedia tan ligera a la que se acoge el guión con un resultado aceptable, la cosa se va de madre, y se define el marco de ese sencillo póster que fue considerado, vaya usted a saber por qué, uno de los más terroríficos de 2006 en Estados Unidos. Las famosas babosas zombificadoras, una especie de mito universal, aquí con algo fálico, que podría estandarizarse para la serie B, aparecen en una escena, embarazosa explosión, desgraciadamente lastrada por el paso del tiempo. Y es que “Slither” no es una película que gane con cada visionado. Algunos de sus efectos especiales, en su momento una equilibrada y sabia combinación de ordenador y maquillajes prácticos, huelen a rancio diez años después.

Volviendo a esos gusanos o babosas comentar una circunstancia curiosa con respecto a la escritura del guión. Una de las influencias que se le achacó a Gunn, por los obvios paralelismos argumentales, fue la de “Night of The Creps” (“El Terror Llama a su puerta”); a mi juicio bastante más eficaz en cuanto a diversión, dadas las intenciones idénticas de ambos equipos. Sin embargo Gunn negó la mayor confesando que antes de rodar “Slither” nunca había visto la película de Fred Dekker, el cual volverá en breve con el guión de… “The Predator”!
Sea verdad o no este desconocimiento, resulta un perfecto ejemplo en cuanto al tipo de espectador que disfrutará con la ópera prima de Gunn. Si te gusta “Night of The Creeps” te lo pasarás muy bien con “Slither”, aunque acabe siendo un ejercicio más artificioso.

Parte de esta falta de naturalidad se debe a como Gunn fuerza una serie de explicaciones para construir el origen de la criatura invasora, muestra de la manía norteamericana por sobre explicar sus argumentos. En lugar de dejar a la imaginación del espectador la procedencia de “CalamarGrant”, introduce un personaje innecesario para que relate paso por paso la breve conexión telepática, babosa mediante, con la dichosa bestia mutante. También, ya en el plano más técnico, Gunn estaba bastante verde, dejando la suerte de la narrativa a un sin fin de planos medios, precisamente, muy planos. Aunque debemos agradecerle profundamente que se muestre explícito a la hora de retratar monstruosidades y blasfemias en primer plano, sin esconderse. Un riesgo que lo condenó en la taquilla Norteamericana, pues “Slither” no oculta su intención de ofender a los miembros de la buena sociedad. Lo mejor de la herencia, por otro lado explotadora, de la Troma.

Ya en el terreno interpretativo me he quedado un poco frío en este nuevo visionado. Los personajes se recuerdan con cariño, aun siendo sombras superficiales de una novela de Stephen King, no así los actores que los encarnan. A pesar de reconocer su solvencia, gracias a la experiencia que ya acumulaban por esas fechas, no creo que tengan una especial química entre ellos, impidiendo la complicidad necesaria para que el humor escatológico y zafio funcione con efectividad.
Michael Rooker (“Máximo Riesgo”, “Super”) interpreta al personaje más destacado, llevándose quizás por ello la mayor parte de la gloria interpretativa. No en vano posee el papel más complejo: marido tosco reconvertido a alienígena aniquilador aficionado al consumo de carne en muchos y variados sentidos. A su lado, como sufrida esposa guerrillera, Elizabeth Banks (“Los Juegos del Hambre”, “Virgen a los 40”). Muy atractiva en pantalla, pero con la credibilidad bajo mínimos. Y finalmente, terminando de dibujar el clásico triangulo de las películas de terror de consumo rápido, el héroe. Un sheriff bonachón, gracioso y esforzado. En este caso lo interpreta el televisivo Nathan Fillion, preludiando su personaje fetiche: Richard Castle.
Acompañándolos tenemos secundario tan curtidos como Gregg Henry (“Doble cuerpo”, “Payback”), el único que me hizo genuina gracia, o jóvenes promesas como Tania Saulnier, a la que tampoco le ha ido mal del todo dentro del séptimo arte.
Como podéis ver, estaríamos hablando de nombres solventes dentro de la industria, a lo mejor por ello les hubiese pedido algo más de “chicha”. De todos modos, “vieja gloria” de los cojones, soy consciente de que este no es el mejor escenario para pedir actuaciones deslumbrantes.

Resumiendo, a estas alturas “Slither” ya es un producto disfrutado a lo largo y ancho del globo, y si no la has visto, deberías hacerlo. Y a pesar de esta recomendación directa, no creo que merezca el estatus de culto que muchos le profesan a ciegas. Cierto que su condición de rareza irreverente, realizada sólidamente, nos hace tenerle simpatía inmediata, pero al final el exceso no deja de venir caracterizado por un fondo ligero que no dejará poso en estos corazones de piedra: los amamantados del polvo de video club.

Imágenes de la película

 photo Slither_1_zpssqo37xqd.jpg

 photo Slither_2_zpswfogmako.jpg

 photo Slither_3_zpsde6itnko.jpg

Lo mejor: La eficacia de la serie B con ramalazos asquerosos, todo a costa de un entrañable homenaje a los años ochentas, funcione tan bien en el nuevo milenio.

Lo peor: Algunos efectos y actuaciones dejan que desear, incluso en un entorno festivo como el propuesto por Gunn.

Vuestros comentarios

1. ago 9, 00:01 | German

Nooooooooo para mi si merece el estatus de culto que tiene,es una joya y una de mis peliculas favoritas del genero.Los generos mejor dicho. Cada algun tiempo la suelo mirar y nunca me aburre,al contrario,gana con cada visionado.
Los personajes son todos entrañables y bien actuados. Desde el siempre genial Nathan Fillion a la bella Elizabeth Banks. Mencion especial para la primera aparicion del alcalde,totalmente desternillante.No puedo evitar la risa cada vez que la veo.
Toda una joya para mi y me parece que,minimo,merece una estrella mas.

2. ago 9, 02:29 | Cuervo

Hace mucho que la vi, así que tengo un recuerdo de ella algo difuso. El trailer, no obstante, me lo ha refrescado un poco.

Me gustó lo asquerosa que es, las mutaciones, SPOILER sobretodo la gordaca del establo a la que le metía to el… es broma, aun no estoy tan mal ja ja ja. FIN SPOILER

En fin, una buena película en mi opinión con la que pasar un rato divertido.

3. ago 10, 02:35 | paulcrosnier

No es que sea buena, buenisima, pero es un film agradable, para verlo un domingo sin mucha ambición y pasar un buen rato, y para disfrutar la belleza de Elizabeth Bank que por lo que veo siempre fue linda.

4. ago 12, 10:23 | Paco

Totalmente de acuerdo con German.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.