Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Las hijas de Dracula

Las hijas de Dracula

Tan buenorras como hijas de puta

Las

Ver ficha completa

  • Título original: Vampyres
  • Nacionalidad: Reino Unido | Año: 1974
  • Director: José Ramón Larraz
  • Guión: D. Daubeney
  • Intérpretes: Marianne Morris, Anulka Dziubinska, Murray Brown, Brian Deacon, Sally Faulkner, Michael Byrne, Karl Lanchbury, Margaret Heald
  • Argumento: Dos vampiras bisexuales convencen a unas víctimas incautas para que tomen unas copas en su mansión y mucho más.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Las hijas de Dracula
Siguiendo en mi línea de reseñar películas clásicas (así le duela a alguno) de temática vampirica, hoy es el turno del film de culto “Vampyres” (1974) de José Ramón Larraz. Película rodada en apenas tres semanas con dos protagonistas principales debutantes en el mundo de la interpretación y que sin embargo fue todo un éxito sorprendiendo incluso al propio Larraz que llegó a decir aquello de《…película de culto la llaman, y yo digo que a culto le quiten la t.》

Dos amantes sáficas son asesinadas en una vieja mansión. Aparentemente esta muerte trágica da lugar a que el dúo se levante por las noches para beber la sangre de los vivos. A una de sus víctimas, sin embargo, no le quitan toda la sangre, sino que lo dejan con vida, aunque bastante debilitado (y apasionado por las cualidades eróticas del dúo, especialmente de una de ellas)

“Las hijas de Dracula”, uno de los títulos más prestigiosos de la etapa británica del difunto J. R. Larraz (Goya, Los angeles de fuego…) muy conocido por los apasionados del cine trash de Gran Bretaña y homenajeado en 2015 por Victor Matellano (llamame Vampus, Parada en el infierno…) – en una versión tan sexualizada y sangrienta como falta de carácter y mal guionizada – cuenta la historia de dos vampiras, Fran y Míriam, interpretadas respectivamente por Marianne Morris y Anulka Dziubinska que recurren a la peligrosa práctica de hacer autostop para meterse en el coche de pobres incautos con buenas intenciones a los que acabarán seduciendo, emborrachando y vaciando sus venas y cojones.

Con una gran carga erotica (como debe ser) y un guión que pese a su sencillez no defrauda, seguiremos de cerca las fechorías de las hijas de Dracula mientras nos excitamos y angustiamos a partes iguales con sus coitos sangrientos y escenas de sexo lesbico que nos recordarán al cine de exploitation de directores como Jess y Jean, todo bajo el influjo de una atmósfera gotica y opresiva y una banda sonora (eso si) bastante cutre y molesta en mi opinión.

Es importante resaltar el hecho de que en “Las hijas de Dracula” no hay desnudos injustificados (algo muy común en el cine de exploitation de aquella época) pues todos se desarrollan bajo el pretexto del sexo y la muerte. Las hijas de Dracula no sólo se beberán tu sangre, se correrán sobre tu cuerpo moribundo y lacerado, se besarán y tocarán mientras te mueres desangrado.

En éste punto conviene resaltar el personaje de Ted (Murray Brown) al que por capricho de Fran – y como indica en la sinopsis – no acabarán matando, pero seducido y vampirizado, cada vez más débil, se verá incapaz de escapar de lo que sospecha puede acabar siendo su tumba.

Por otro lado están Harriet y John (Sally Faulkner y Brian Deacon), pareja de enamorados que tienen la mala suerte de aparcar su caravana a pocos metros de la mansión habitada por el dúo de vampiras sanguinarias. Desde un principio Harriet se percata de que algo raro pasa, las vampiras (a las que supongo cree totalmente humanas, por extrañas que le parezcan) no le dan buena espina y así se lo hace saber a John que al contrario de ella no sospecha nada raro y cree que solo son paranoias de la “loca” de su novia. Este hecho, sin embargo, no hará cambiar de parecer a Harriet que llegará incluso al punto de adentrarse por si sola en la mansión en busca de respuestas que por desgracia para ella y John acabará encontrando.

La película fue prohibida en Inglaterra el mismo año de su estreno por ser demasiado violenta y el público de dicho país no pudo verla completa hasta décadas después con la edición del DVD. Una auténtica pena.

Las hijas de Dracula

Las hijas de Dracula

Las hijas de Dracula

Lo mejor: Fran y Míriam, el sexo, la sangre y la violencia

Lo peor: La banda sonora y por supuesto la prohibición.


Vuestros comentarios

1. sep 6, 14:59 | wiman

La tengo un DVD. Una autentica rareza en mi colección.
Hay un remake de factura española con cameo de Fele Martinez y Marta Finch completamente desnuda…
Por si alguien tiene curiosidad.
En cuanto a la calidad, pues cutre hasta la nausea…

2. sep 6, 16:21 | Oriol Vigil

Buena reseña, Chupasangre. Me apunto la cinta.

3. sep 7, 11:39 | bébete el semen que dejé en el freezer

a mi no me parecio gran cosa.

es una pelicula muy reiterativa. las vampiras buscan victimas, se las llevan al castillo, las ponen medio en pedo y cuando tienen ganas las matan. y ademas una de ellas tiene sexo con un tipo que lo tienen suelto por el castillo, ni siquiera esta prisionero ni nada, por lo que cuesta creer que algo le impida irse cuando justamente hace eso en varias oportunidades (se ve que queria seguir garchando ja ja)
no me pareció tampoco que le hayan sacado mucha sangre las vampiras, ni siquiera se lo veia ni un poco desnutrido al tipo (bastante gordito estaba…)

las escenas de sexo no me parecieron “tan eroticas” por el hecho de que los actores las actuaban muy desaforadamente como si quisieran hacer muchas cosas pero en poco tiempo. todo muy rapido y atropellado.

que el tipo esperara pacientemente a la mina mientras esta se desnudaba sin manosearla o toquetearla o algo indica mucha desidia por parte del tipo. ¿donde quedó el juego previo?
en la primera escena coital despues de ese “misionero” invertido, parece que en vez de penetrar a la vampira le empezo a dar panzazos.
me hizo acordar a las ridiculas escenas de sexo de “the room” donde el protagonista se la garcha la mina pero metiendosela a la altura del ombligo.
la escena de la ducha de las vampiras lesbianas me dió la pauta de que no eran lesbianas las actrices en realidad por la forma en que soslaya rapidamente las tremendas tetas de su compañera y baja demasiado rapido al “pesebre”. una verdadera lesbiana (y ni hablar de un tipo) le hubiesen dedicado mas atencion a semejantes tetas.

y el final no esta bien aclarado ¿que paso…? sera la pregunta que se hara la gente que vea esto.

aunque mejor que “pearlblossom”, es (otra de vampiras lesbianas que vi hace poco y ya la defenestré como corresponde en el post correspondiente).

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.