Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Lumberjack Man

Lumberjack Man

De salchichas y tortitas

Lumberjack man poster

Ver ficha completa

  • Título original: Lumberjack Man
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2014
  • Director: Josh Bear
  • Guión: Matt Entin, Ed Kuehnel
  • Intérpretes: Michael Madsen, Hector Becerra, Jasmin Carina
  • Argumento: Un campamento cristiano prepara las vacaciones de primavera mientras un asesino infernal las prepara a la vez: ¡Muerte y canciones de misa!
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo lumberjack_man_interior_zpszf2xope7.jpg

¡Y la Organización Internacional de la Salud se atreve a decir que las salchichas aumentan el riesgo de cáncer! Deberían de probar las que cada edición va fabricando, lentamente cual helado de McDonalds©, el After Dark para placer de grandes y pequeños. Cada vez que el After Dark publica una nueva película muere un bebé foca, eructa un volcán y un sobre de dinero negro cambia de manos. Si hasta el momento ya me habían endilgado dos buenas bratwurst con “The Heces Within” y “*Re-tril”*, ahora recibo con la boca abierta y cara de perplejidad la siguiente explosión diarreica que ha dejado un apetitoso retrogusto a tortitas de avena en mi paladar. Hagamos recuento: ya he disfrutado de poseídas con necesidad de un dildo “king size” y de zombies puestos hasta el ojete de “krokodil”… entonces, parecía un buen momento para disfrutar de uno de los cuatro slashers que el After Dark viola. En este caso con un tiento sobrenatural, ajá, y envuelto en comedia negra, re-ajá. Ningún problema, soy un fanático de las correrías de los asesinos en serie venidos del infierno (¡diablos, si casi me corro cada vez que vuelvo a ver “Noche de Graduación 3”!) y tengo las suficientes tragaderas como aguantar la vejación que está sufriendo el horror de manos de la parodia. Me refroto las manos entonces y pulso el “play”, aferro con alegría mi butifarra y empiezo a contemplar el tremendo desvarío que nos vendían como una sátira hilarante del género slasher. ¿Esa portada con clara burla a Jason Nispel? ¡Je! La señal de salida para la carrera que se llevará nuestro buen humor de viaje interplanetario.

¿Qué hay peor que una comedia que no tiene gracia? Quitando a un cura en la ducha y a una exnovia borracha (ya no tengo tan claro si en la ducha o no), probablemente sea una comedia que intenta de forma desesperada ser graciosa y no lo es. Oye, el tal Josh Bear reúne los ingredientes básicos de manera muy competente: campistas gilipollas, monitores retardados, pechitos por doquier, un asesino de brutalidad constatada, bailes eróticos cristianos y tortitas… ¡¿Se puede pedir más?! Sí, que todo tenga cierta coherencia, sentido del ritmo, gracia visual, humor… no sé, que posea la calidad mínima para realizar una reseña donde no me tenga que ver obligado a tirar de chorradas con tal de no recordar la puñetera película que he visto.
Si es que da igual, ¿verdad? Los adictos al slasher (Manu, no te escondas que te he visto) y Bafometh729 (“El Hombre”, “The Man”) no me vais a hacer caso y en que pueda la devoraréis cual ristra de chorizos criollos. Bueno, pues si lo hacéis, por lo menos, tened a mano la “überjarra” de cerveza que os separará de la muerte fílimica.

Total, llegan los campistas cristianos al campamento felices y contentos. Unos quieren redención, otros follar, indistintamente todos presumen de enarbolar unos diálogos bochornosos que justifican el que el libro más vendido del planeta haya sido un libro en blanco. “Escribe tu propia aventura”, que en este caso no es otra que enseñar las teticas a la menor ocasión mientras un antiguo leñador, resucitado por castigo de Satán (supongo que echado a patadas del infierno), va recolectando sirope/sangre para cubrir el nutritivo desayuno de tortitas gigantes que porta continuamente de aquí para allí. ¡Uy, qué loco! ¡Uy, qué gracioso! Pues mirad, yo, que tuve los santos huevos de pagar por traer a España un slasher de serie Z protagonizado por el Hombre Cacerola (“Panman”), grito de rabia ante la tremenda estulticia como luce en pantalla el “Lumberjack Mojón”. Sí, este hombretón enmascarado, y de ojos rojos tras la fumada con Lucifer, se presenta entrañable en su imparable capacidad para masacrar subnormales (espero que esta reseña no la lean mis compañeros de trabajo), pero todo es tan ridículo, en el peor sentido, y contado con poquísima actitud que no merece más aliento.
Ya lo sabéis, lo sabéis, ¡joder, lo sabéis!… una heroína acabará enfrentándose, envueltos los melones en melaza, contra el “Lumberpedo Man” para enviarle de vuelta al Infierno. ¡Joder Josh Bear! ¿Qué te fumas? Ya me podrías haber pasado algo de eso para aguantar semejante salchichón. Probablemente joven y furo, este director de poco futuro creía que con poner a una joven en sujetador con una sierra radial entre manos sería suficiente para llamar la atención del respetable. Yo que soy tonto y por lo tonto incapaz de juzgar la tontuna de otros como yo, no seré quien llame tonto a nadie, pero quizás Bear debería de plantearse si los espectadores lo son.

En fin, si sólo fuera por el infame nivel artístico, lleno de sangre digital como si no hubiera mañana y eso reflotase un naufragio de dimensiones sirias, quizás podríamos perdonarle el pecadillo a estos del After Dark, pero es que el resto de factores también son denunciables a la Asociación en Defensa de los Bebés Focas. Ya no hablo de injertar video clips trastornantes, limoncello y tartas de nata mediante, hablo de unas actuaciones pasmosas en su acartonamiento. Creo que jamás he visto dudar tanto a unos actores a la hora de recitar el guión. ¿Método Stanislavski o deficiencia mental? Insisto, yo sólo juzgare a los profesionales, y en este caso le toca el turno al “cabronias” de Michael Madsen. No voy a exigirle a este señor un amplio espectro de registros, porque nunca los ha tenido, pero es que el tío, en “Lumberjack Truño”, parece un personaje de “The Simpsons”. Vamos, que en cada escena parece a punto de descojonarse, creando una majestuosa aureola alucinógena a su alrededor. Puede que su colega de parras telefílmicas, Eric Roberts, fuese una especie de termómetro anal andante, pero Madsen fácilmente podría encontrar trabajo en un criadero de potros para detectar fiebres equinas metiendo su cabeza dentro de…

¡Bueno, bueno! Se me está yendo la cabeza y teniendo en cuenta mi afición por las películas casposas parece un poco injusto todo este vitriolo lanzado cruelmente sobre un trabajito que no se toma tampoco en serio a sí mismo. Soy el primero en practicar la auto indulgencia al estilo de “Beavis and Butthead”, pero el problema radica en que “Lumberjack Tril” intenta ser constantemente una comedia muy loca, y de aquí a “Agárralo como puedas” hay una siesta de distancia. ¿Pretensiones fallidas por vuestra propia inutilidad? Pues tortita en la cara. Que para ser caspa hay que ganárselo y hoy no tengo la cabeza para tonterías. El After Dark me está dejando las neuronas muy mal paradas. Os lo pongo bien en negrita: ¡no dediquéis tiempo a esta puñetera memez!

Imágenes de la película

 photo lumberjack_man_1_zpsp68ht7df.jpg

 photo lumberjack_man_2_zpsw1batgyw.jpg

 photo lumberjack_man_3_zpsf1fxiuho.jpg

Lo mejor: El Lumberjack Man, con su estúpida brutalidad hace que ver morir a imbéciles merezca ligeramente la pena.

Lo peor: Entre otro montón de cosas, que no hace ni puñetera gracia.

Vuestros comentarios

1. oct 28, 15:18 | dani3po

Joder, la imagen del trailer lo dice todo. Quién coño va así a un campamento?

2. oct 28, 18:04 | Pona

¡Qué flor de reseña te mandaste, Bob! ¡Definitivamente lo único bueno de haberme enterado de la existencia de esta bazofia!

Por cierto… ¡¡¡EL TÍTULO!!! ¿Qué clase de título es “Lumberjack Man”? ¡Si un lumberjack (leñador) ya es una persona!

3. oct 28, 19:06 | Bob Rock

Dani3po.- No, no, esas son prostitutas que estaban por el campo. En una parada de autobús. Sí, en serio. Ese es el nivel de la película. Las del campamento son primas hermanas pero van con el uniforme, por supuesto ;)

Pona.- Ya te digo, “el hombre leñador”, así de brillante es el nivel de esta película. Que conste que a un servidor le duele hacer reseñas al estilo sangrante y absurdo, pero es que no hay otra… es eso, o no las reseño, y me he comprometido a hacer las 8 películas del After dark.

Salchichas!!! Digo, saludos!!!

4. dic 8, 23:23 | Fenrir

Dios, me salvaste de volver a clickear el cartel en las páginas de películas. De solo ver el tráiler me doy más o menos cuenta la clase de película que es. Aunque no soy amante de las películas Slasher, últimamente me han dado ganas de ver algunos títulos. Pero con esta reseña nicme arriesgó.

5. dic 9, 12:19 | Bob Rock

Fenrir.- Pues si ni siquiera eres muy amante del slasher peor me lo pones: porque hay que tenerlos muy bien puestos para aguantar este engendro!!!

6. dic 9, 12:35 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 05/100 (por las tetas)

Gracias Bob por acordarte de Manu y un servidor a la hora de exponer esta impresionante crítica. Tienes razón, la vi y tendría el poder de despellejarla sin compasión (no sabría por donde empezar) pero de eso ya te has encargado tú.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

7. dic 9, 13:53 | Bob Rock

Bafometh729 (“El Hombre”, “The Man”).- Sabía que caerías. Tienes más moral que el Alcoyano. Te has ganado un buen desayuno de tortitas con sirope :P

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.