Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Midsommar

Midsommar

Los psicópatas más temidos son los mas inteligentes

midsommar

Ver ficha completa

  • Título original: Midsommar
  • Nacionalidad: Estados unidos | Año: 2019
  • Director: Ari Aster
  • Guión: Ari Aster
  • Intérpretes: Florence Pugh, Jack Reynor, Will Poulter, William Jackson Harper, Vilhelm Blomgren
  • Argumento: Una tragedia familiar, una pareja al borde del colapso y un festival folclórico en Suecia que esconde más de lo aparente. Nada puede salir mal.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

midsommar

¿Recordáis el acalorado debate perpetuado pasado el estreno de Hereditary, entre aquellos que matarían por ella y los que casi mueren de tedio viéndola? Es más, ¿habéis aparcado ya ese debate? Porque sigue siendo uno de los recurrentes a día de hoy en los círculos de aficionados. Pues espero que no estéis agotados, porque la que se nos viene encima es chica. La nueva criatura parida por Ari Aster no solo enfurecerá a los pertenecientes al segundo grupo, sino que viene con pretensión de, incuso, provocar a los del primero.

Midsommar, podría posicionarse (y me llamaréis loco) entre el cine de Yorgos Lanthimos, con el que Aster guarda más de una similitud, y las auto felaciones en forma de gran broma de Kevin Smith (Tusk y Red State, pero muchísimo más cercana a la primera). Un peligro, desde luego. Pero caviar del fino, al final, para aquel espectador que busque del riesgo y venga dispuesto a jugar. También, dicho sea de paso, a dejarse manosear un poco.

Dani (Florence Pugh) está pasando por un momento familiar complicado. Las constantes desapariciones y llamadas de atención de su hermana no hacen más que presagiar la inminente tragedia. Ella decide apoyarse en su novio Christian (Jack Reynor), no sin miedo a que este pueda cansarse de aguantar. Y así parece ser, pues el apoyo que este le ofrece es sencillamente ridículo. Cuando el fatal desenlace acontece, el duelo y la ansiedad más invasiva se apoderan completamente de Dani. En un desesperado intento de poner a la relación el mayor de los parches, Christian la invita a viajar junto a él y sus amigos (Will Poulter, William Jackson Harper y Vilhelm Blomgren) a un festival organizado por una pequeña comunidad sueca, familia de uno de ellos. Dicho festival se celebra cada 90 años, en honor al solsticio de verano. Lo que ocurrirá a continuación os sorprenderá. O no.

Estamos ante un trabajo peligroso. Es magnífico, pero no soy capaz de imaginarme recomendándolo. Si Hereditary no era para todos los públicos, Midsommar es, desde luego, todavía más inaccesible. Pues juega varias cartas que, pese a ser su principal baza, pueden apartar de un puñetazo a aquel que no sea capaz de entrar en su juego. Tal vez no sea una de aquellas películas en que si uno no entra desde el inicio ya no lo hará. Pues su prólogo, mucho más cercano en construcción, estética e intenciones a la primera película de Aster, encantará a los que, como mínimo, disfrutaron de aquella. Pero cuando pasamos los créditos y dejamos el titulo atrás es cuando de verdad empieza el juego. En el más literal de los sentidos, pues Midsommar es un juego constante. Con las expectativas de un espectador que, acostumbrado a la construcción de esta clase de cintas de terror (grupo de adolescentes llegan a lugar paradisiaco. Sale mal) y sabiendo por que derroteros avanza el cine de culto pagano, intentará siempre avanzarse a los acontecimientos. Lo que le permite a Aster hacernos partícipes íntegros de su fiesta personal. Y es que cuando la película se ría de sus personajes, incapaces de dar con la clave de que está pasando en esta dimensión enrarecida de terror invisible y sonriente, nos encontraremos a nosotros mismos dando las mismas vueltas en la oscuridad de la sala de cine. Pues un gran acierto de la película es como juega con lo impredecible del lugar común. La imposibilidad de saber cómo y cuándo aquello va a estallar. Solo saber que lo va a hacer, y que no va a ser bonito (por muchas flores que lo adornen).

El concepto del terror diurno no es una novedad, pero si un caramelo suculento a la hora de atraernos a las salas. Sin embargo, me parece mucho más interesante como la película juega con la invisibilidad tóxica de este terror, pese a su gran cantidad de imágenes grotescas, desagradables y sanguinolentas. Aster sigue tratando el terror como concepto invisible. De nuevo como una enfermedad que no aparece en las pruebas. Vuelve a contaminarte a lo largo de sus dos horas veinte, que dicho sea de paso no dan lugar al aburrimiento, para envenenarte por dentro. Midsommar se mueve más en el terreno del horror que del terror. Te hará sentir sucio por el mero hecho de ser espectador de la barbarie. Un malestar intestinal que aumenta a medida que lo hace la carga de desasosiego de nuestros protagonistas. Protagonistas que además estarán también en un estado mental cada vez más alterado no solo por las circunstancias sino por las características psicotrópicas de la celebración, para sorpresa de nadie. Lo que si puede resultar sorprendente es como Aster ha decidido jugar la carta más arriesgada de una forma tan suya. En esta ocasión entra en juego el componente humorístico del cual Hereditary carecía completamente. ¿Midsommar es una comedia? Yo me arriesgaría a decir que si, pues esa mala leche en la capacidad de reírse hasta de lo más grave no es para nada involuntaria. Pero es una comedia de Ari Aster (más cercana al tono ya visto en su famoso cortometraje The STrange Thing About The Johnsons), con todo lo que ello conlleva. Los personajes serán torturados bajo la risa nerviosa, pero a su vez preocupantemente cómplice, de aquellos que hayan decidido aceptar la invitación. Lo negro del humor llevado a un mundo tan propio como el del director. Un mundo que, si bien no acepta la definición normativa del terror, tampoco tiene porque hacerlo del de comedia.

Pese a ello, Aster no abandona el mismo tipo de construcción cerebral que bien conocemos del caso anterior, apoyado en una brillante y bien cimentada como personaje Florence Pugh. Radiografiando el trastorno de ansiedad con unos niveles de veracidad abrumadores que harán las veces de hilo conductor del trauma. Y pese a que hay mucha decisión camuflada en aparente capricho, todo forma parte no solo de la gigantesca gamberrada que es la película en sí misma, sino de una construcción tan detallista como lo era el culto que azotó a los Graham. De hecho, creo que es especialmente difícil hablar de ella tras un solo visionado. Es la segunda vez que Aster me hace esto.

Y es que, como en una especie de capricho genético, ambas películas podrían ser hermanas gemelas, pero no parecerse nada entre si físicamente. Comparten gran parte de su génesis, y una interpretación protagonista femenina de absoluto Oscar. Pero están envueltas en distinto papel. Y es que como suele suceder en estos casos, y más en el de un debut tan único como fue este, es lógico que Aster haya querido romper con la imagen hermética que hemos creado a su alrededor. Sin embargo, Hereditary sigue siendo la mejor y la peor baza de Midsommar. Pues las comparaciones, amén de inevitables, son odiosas. Y pese a todo, este núcleo estilístico del que gozan ambas dos, ya sea por guion o por dirección, o sea por su personaje principal, que es Aster, son la base de su éxito.

Si algo está claro, es que esta será un trabajo condenado eternamente a la comparación. Ya sea con su predecesora, como con la obvia The Wicker Man. Que, pese a lo evidente, es justo que así sea. Y eso que al final la película se aleja de esta más de lo que esperaba, aun contando con momentos de irremediable efecto espejo. Sin embargo, contamos de nuevo con una multi referencialidad sin disimulo que la hace más rica de lo que muchos prejuzgarán. Y es que donde Hereditary fue llamada a ser la nueva El Exorcista, esta podría ser La Nueva Matanza De Texas (y cualquier derivado posterior) según los cánones de marketing al que últimamente se someten esta clase de trabajos.

midsommar

midsommar

midsommar

Lo mejor: El humor y la mala hostia de Ari Aster generarán grandes placeres a muchos.

Lo peor: El humor y la mala hostia de Ari Aster generarán grandes enfados a muchos más.


Vuestros comentarios

1. jul 21, 10:06 | tito jesus

Valiente y muy críptica. Es una joya pese a que obliga en algunos momentos a que el espectador comulgue con ruedas de molino por las reacciones de los personajes… aunque como andan drogados y descolocados uno termina por pasar por el aro.
De cualquier manera la película es mareante , densa y enfermiza como una pesadilla, y lo digo para bien. Me encanta que mientras en primer plano vemos a los personajes en una cinta de terror al uso , detrás los del pueblo están siempre haciendo de las suyas: Que si afilo un cuchillo, que si preparo una hoguera, que si pongo la mesa…

2. jul 21, 14:17 | ale

Muchas ganas de verla, solo espero que no siga la estructura: día 1: los del pueblo se comportan un poco raro. Día 5: me parece que los del pueblo están locos. Día 7: los del pueblo definitivamente estan locos. Día 9: los del pueblo están locos, pero lo que hacían era verdad. Fin

3. jul 21, 23:41 | Mountain

Ya me vale que todavía no he visto HEREDITARY, vergüenza debería darme! Y otra peli en la que se nombra la gloriosa THE WICKER MAN, la original claro, tengo que ver por obligación divina, pagana o lo que sea. Prometo ver las dos en breve!

4. jul 22, 14:02 | Alguien del montón

Buenas comentaros, que va a estrenarse en el festival de cine fantástico y terror en el puerto de santa María, en el cine, este próximo jueves

5. jul 24, 16:00 | bébete el semen que dejé en el freezer

no creo que me equivoque con lo que voy a poner a continuacion, pero pienso fervientemente que esta pelicula es de esas que tiene muy linda cinematografia, decorados, vestuario, paisajes vistosos, buenos efectos especiales pero QUE EL GUION ES UNA RECONTRA PUTISIMA MIERDA y QUE VA A SER SUPER LENTA DE VER.

no digan que no les avisé.

6. jul 25, 11:06 | Federico

Excelente reseña. Espero el filme como agua de mayo (para estar a tono con esto de los ritos). Cuando arranqué a leerla y hablas del componente humorístico me vino a la mente esa obra maestra que es La Masacre de Texas…. y la nombras al final!!. Es que la de Hopper es un gran ejemplo del poder liberador de la sangre y la violencia en el cine. Los prota son perseguidos por la familia de matarifes pero estos los liberan de enemigos tan o mas molestos: el calor, los insectos, el tedio, la tensión familiar. Las escenas se encadenan de manera brutal, en las antípodas de una trama matizada por el suspenso. Pero la angustia del principio deriva hacia el paroxismo final en el que la chica grita media hora musicalizando el desenlace. En sus alaridos se concentra un humor involuntario, casi cómico, lejos del gag o la parodia, pero cómico. Es como un horror fisico y alegre que ahuyenta el espantoso fantasma de lo cotidiano… Ahh, y soy de los que piensan que Hereditary es un joyón descomunal!!!!

7. jul 29, 18:57 | Carlos

Increíble película, perturbadora e inquietante creo que son las dos palabras con las que definiría a este film. Me ha parecido una obra maestra, una fotografía exquisita al igual que la dirección, Florence Pugh se come la pantalla y la construcción, desarrollo y evolución de personajes me parece tremendo. Mención especial al comienzo de la película, hasta que comienzan los créditos iniciales, me pareció un inicio soberbio y sabía que sería una película sobresaliente. Ari Aster es un director a seguir. No creo que sea una película para todos los espectadores, pero si entras en ella y te dejas llevar, es una experiencia digna de vivir en un cine.

8. ago 6, 00:22 | Mountain

Acabo de salir del cine de verla y la verdad es que me ha gustado un montón. La ambientación es impecable, millones de flores adornando el puto infierno y unas bellísimas imágenes malsanas a más no poder. Si que es verdad que la soberbia The Wicker Man sobrevuela el asunto, no podía ser de otra forma, pero eso no es malo, porque no la copia sino que absorbe sus aromas y también es verdad que alguna risa se escapa SPOILER el polvo del pobre desgraciado, rodeado de todos esos cánticos y jaleos es hilarante. FIN SPOILER. Como bien dice Titus es complicado recomendarla, pero yo creo que es una peli que hay que ver. 85/100. Jodeeeer todavia no he visto HEREDITARY!

9. sep 9, 10:13 | bébete el semen que dejé en el freezer

lo que escribi en el comentario anterior, lo sostengo ahora que vi midsommar.

si creias que ibas a ver una pelicula con muchas imagenes perturbadoras e inquietantes, solo hay 2.

una se produce durante un almuerzo al aire libre y a pesar de que el director le agrega mucho suspenso, ya sabes como va a terminar. yo pensaba que iba a ver una cosa distinta, pero no, es eso nomas.
la otra, recien al final. esta ultima no la vi venir, debo reconocerlo, y mas que perturbadora es mas bien delirante y bastante dislocada.

como en hereditary, que te creias que ibas a ver un monton de momentos sobrenaturales pero terminaron siendo 2 o 3, nada mas.

durante el resto de la pelicula el director te va a hacer creer que va a suceder algo malo en cualquier momento, pero no… solo va generando una leve tension muy lentamente y sin prisas (la pelicula dura 2 horas 20 minutos).

SPOILERS
lo mas loco es que a pesar de haber visto semejante cosa perturbadora, los protagonistas no se van inmediatamente (los integrantes de midsommar los convencen con mucha dialectica) ni tampoco parecen inmutarse mucho (ni tampoco notar) que sus amigos van desapareciendo (asi de pelotudos son los protagonistas) FIN SPOILERS

es un thriller psicologico, no una pelicula de terror. no vale la pena que la vean en el cine. veanla pirateada, como hice yo.

la que vale la pena ve en el cine es “it parte 2”, no esta garcha lenta llamada midsomierda.

10. sep 9, 22:11 | SolidCure

@Bébete El Semen Que Dejé En El Freezer

Evidentemente, como pasa con Hereditary o The Witch, si tu vas con la intención de ver cosas “sobrenaturales” o IT o Insidious, The Nun…pues es culpa tuya por no saber donde te metes. A parte de tener una mente tan cerrada que solamente te lleva a disfrutar las películas donde se te enseñan cuerpos, espíritus y monstruitos maquillados.

De verdad, suerte que pese a que somos pocos, hay gente que disfrutamos con películas de terror que retan al espectador, y que muestra el miedo desde puntos de vista mucho más profundos e interesantes. De lo contrario, el cine de terror estaría mas muerto de lo que ya lo está.

11. sep 10, 09:50 | bébete el semen que dejé en el freezer

solidcure = el cine de terror es una pileta.

hay gente que le gusta la parte mas profunda, donde estan las peliculas dificiles y rebuscadas y con mensajes encubiertos y cosas por el estilo.

bueno, yo prefiero la parte poco profunda, donde te remojas las patas y esta cerca de la escalera, cine de facil consumo.

en alguna ocasion me doy una vuelta a la parte profunda, pero muy de vez en cuando.

y cuando me aburro. de vuelta a remojarse las patas.

si te agrada mas lo “profundo”, OK, disfrutalo y sé feliz y dejá que ignorantes como yo que no saben un carajo de buen cine sigan disfrutando de las vergas que les gustan sin reprenderlos por los comentarios negativos vertidos en contra de peliculas que fueron hechas para mentes superiores a la mia.

BESOTES!!

12. sep 13, 16:51 | AZOTE

Menospreciar la temática sobrenatural y a sus seguidores, (siendo ésta el buque insignia del cine de terror y fantástico) pero encima hacerlo en una web sobre cine de terror y fantástico, lo veo de calzar un retraso mental importante hamijos.

Creo que mientras dure su hype pasaré de verla, pero a tenor de lo que ha recaudado, ahora mismo es otra campeona de las críticas en la red con resultados discretísimos en el mundo real. Si sobrevive el género será por este tipo de estrenos claro que sí, segurísimo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.