Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Miedo en la Ciudad de los Muertos Vivientes

Miedo en la Ciudad de los Muertos Vivientes

Miedo en la ciudad de los muertos vivientes

Ver ficha completa

  • Título original: Paura nella città dei morti viventi
  • Nacionalidad: Italia | Año: 1980
  • Director: Lucio Fulci
  • Guión: Lucio Fulci, Dardano Sacchetti
  • Intérpretes: Christopher George, Catriona MacColl, Carlo De Mejo
  • Argumento: Un cura se ahorca en el cementerio de Dunwich, abriendo así una puerta al Infierno que desatará el caos sobre la tierra.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

 photo Paura_Interior_zpsymnfeckh.jpg

En Nueva York, una médium es testigo en la distancia de cómo un clérigo se suicida en un viejo cementerio. Esto hecho marca la apertura de una de las siete puertas del Infierno en el pueblecito de Dunwich, dicen que edificado sobre las ruinas de Salem. Los muertos vuelven de la tumba comandados por el espectro del párroco, que esparcirá el caos por la pequeña población si alguien no lo detiene antes de la Noche de Difuntos, cuando el mal poseerá esta tierra desde el cementerio de Dunwich. ¿Un psicólogo? ¿La médium dada por muerta? ¿Un periodista lenguaraz? ¿Un barman miedoso? ¿Una pintora? ¿Quién será capaz de detener el horror?

La verdad que resulta difícil hablar de un clásico como éste y salirse del manido: “recomiendo verlo encarecidamente”. ¿Qué aportar sobre una película de la que se han vertido ríos de tinta y ha influenciado a cientos de directores desde su estreno en 1980? Hablamos del maestro Lucio Fulci, amado por muchos y denostado por otros tantos, un director italiano que, en un amaneramiento propio de los grandes artistas plásticos, siempre dio mayor preponderancia a la fuerza de sus imágenes que al sentido detrás de las mismas. Por si fuera poco, sus carencias técnicas y presupuestarias (estamos hablando de pura explotación italiana, muy alejada de los cánones de las grandes producciones de Hollywood), a veces también su desgana, jugaron en contra de sus aspiraciones, pues muchos entendemos que hasta la mejor de sus obras contiene demasiados fallos formales como para ser considerado “buen cine” en el sentido estricto de la definición. Es decir, ver una película de Hitchcock en la cima de su carrera es todo un prodigio de lo que se entiende por “buen cine”: contar una historia que atrape al espectador, que en cierta medida lo cambie y, especialmente, suspenda su realidad durante un corto fragmento de tiempo gracias a la magia de sus imágenes. Precisamente, contar una “historia” no se le daba bien a Fulci, sin hablar de las carencias de sus actores y demás compañeros de plató. Otra cosa es que realmente quisiera contar algo: con el tiempo he llegado a considerar a Fulci más como un pintor o un fotógrafo frustrado antes que como un buen cineasta.

Al fin y al cabo, su devoción por el neorrealismo italiano, especialmente por su amigo Michelangelo Antonioni (no perderse “Blow up”), es de sobra conocida, quizás por ello podamos entender la dejadez a la hora de definir personajes o de justificar escenas más propias de una pesadilla. No obstante, sus películas siempre serán legendarias a pesar de sus carencias técnicas: consigue cambiar al espectador, atraparlo y que suspenda la realidad sin necesidad de una historia bien tejida. Además, por si fuera poco, demostró una malsana afición por lo extremo – en cierta manera me recuerda a la obra de Lee Brown Coye – siendo probablemente uno de los artistas con mayor facilidad para recrear atmósferas macabras de todos los tiempos, puede que reminiscencia de sus tiempos como estudiante de medicina.

Y todas estas reflexiones personales están condensadas en “Miedo en la Ciudad de los Muertos Vivientes”, la primera de la trilogía apócrifa conocida como “Las Puertas del Infierno” – considerada la cima de su trabajo a pesar de los buenísimos thrillers que fabricó durante los setenta, entre ellos un giallo maravilloso en toda regla como fue “Una lagartija con piel de mujer” (1971) –. Una serie que incluye “El Más Allá” (1981) y “Aquella casa al lado del cementerio” (1981), películas posteriores que van mejorando las facetas del terror exploradas previamente, y que, curiosamente, comparten rasgos comunes tanto en su desarrollo como en los vagos argumentos, así como la presencia de la actriz Catriona MacColl, interpretando como puede – mejor cuando canjea interpretar por gritar – diferentes roles para cada ocasión. Sin embargo, las tres cintas disfrutan siendo ambiguas y desconcertando, pero ninguna se libra de tener escenas memorables independientemente de su calidad, la cual sufre continuamente altibajos, haciendo dudar al espectador si está ante una tomadura de pelo o la genialidad de un artista errático.

La famosa trilogía contiene una extraña mezcla de cine de zombies, entendidos de una manera muy personal y propia de la explotación italiana de finales de los setenta, con Lovecraft y diferentes obsesiones personales de Fulci: desde una visión retorcida del catolicismo hasta su fijación por Nueva York – recordad que no en vano estamos hablando del autor de “Nueva York bajo el terror de los zombies” –. Otra de las simpáticas marcas de la casa sería la incomprensible necesidad de mostrar primeros planos de ojos de manera constante, algunos críticos sugieren la búsqueda simbólica de una dimensión paranormal, teoría apoyada por la evidente fascinación de Fulci por el mundo de lo sobrenatural, como atestiguan los argumentos de esta trilogía, llenos de médiums y fantasmagorías que hubiesen hecho las delicias de Arthur Conan Doyle.
No obstante, yo me quedo con una interpretación más prosaica y estética, pues Fulci no consideraba su labor detrás de la cámara una mera cuestión artística; al contrario, también laboral. Cuando desarrollaba una película de terror era consciente de que el objetivo último era darle al público aquello por lo que había pagado una entrada. Entonces, si suponemos que el horror alcanza su paroxismo en la mirada, puede que el maestro buscase eso mismo en los incontables planos de ojos que pueblan sus cintas. Precisamente, en “Miedo en la Ciudad de los Muertos Vivientes” se producen violentas muertes a través de una mera mirada, con la más pura esencia del miedo como catalizador del crimen… el resto lo tendréis que suponer vosotros, porque entrar en el universo Fulci es asumir un juego de suposiciones e interrogantes, lo cual lo hace divertido para algunos, los soñadores, odioso para otros, los que necesitan explicaciones lógicas para todo. Para un servidor, esta levedad neblinosa convierte al cine de Fulci en algo casi original (sin contar nada nuevo en absoluto).

Sin embargo, la característica más cacareada de estas cintas sería su truculencia, la cual vista con perspectiva no es para tanto, pero he de reconocer que, aun a día de hoy, ciertas escenas me siguen provocando desasosiego en la boca del estómago por mucho que las tenga vistas. Durante la época de su estreno, la película sufrió de fuertes ataques por parte de la censura, llegándose a prohibir en países con Alemania (Fulci puede presumir de sumar un buen número de títulos censurados, el más llamativo sería “El Destripador de Nueva York”, flamante número uno en la infame lista británica conocida como “video nasty”); lo cual ayudó a fomentar la leyenda de su director sin mucha justificación real. Desde luego, no se trata tanto de la cantidad sino de la forma de exponerla: Fulci nunca se corta, sabe que está rodando horror, y quiere horrorizarnos, recurriendo al asco primordial dentro de todo ser humano si hace falta. Así tenemos mucha viscosidad y podredumbre, entroncando con maestros de lo macabro como Poe, cuya filia con los cementerios comparte el director italiano.
Sirva de ejemplo una lluvia de gusanos que, carente de ese sentido que muchos siguen buscando, roza lo vomitivo. Si tratar con el más allá incluye ser rociado de gusanos de esa manera, conmigo que no cuente ningún espiritista. La cuestión es que Fulci rueda las escenas violentas con todo el tino que no demuestra cuando se trata, por ejemplo, de diálogos; un desequilibrio que paga caro en “Miedo en la ciudad de los muertos vivientes” debido a un aire a comedia involuntaria en determinados momentos, un cachondeo que no casa en absoluto con la intensidad onírica del 80% de la película. Por ejemplo, contrasta de forma bochornosa el momento que una jovencita encuentra al trastornado del pueblo escondido en el garaje de su padre – “nos fumamos un porro y te vas” – con la escabrosa y gratuita escabechina que monta el padre de la chica con un taladro y el trastornado pocos segundos después. Fulci no aparta la mirada cuando se trata de rodar burradas, lo hace apoyado por unos eficaces efectos especiales prácticos y buena iluminación, un sello distintivo que lo ha aupado a la cima del gore incómodo.

Entrando en lo que sería la película en sí – ¡ya era hora! – poco hay que analizar. ¡Sí, en serio! Largas parrafadas sobre el cine de su autor pero la película resiste poco análisis. Se trata más bien de una experiencia sensitiva que requiere de cierta fe para ser disfrutada.

Cómo si no aceptar esos personajes secundarios que parece van a tener algún peso en la trama y finalmente tienen una presencia testimonial – por ejemplo el inspector de policía negro que nos brinda al principio una perfecta anti interpretación –; cómo si no dejarse llevar por esos cortes bruscos que atestiguan la falta de transición de un sueño, cómo si no imbuirse en una conclusión hasta cierto punto insultante – resultado de un fallo en el celuloide que transformó un final feliz en algo ininteligible –; cómo si no aceptar la referencia a un clérigo malvado suicidándose en el cementerio de Dunwich – que no es tal, en concreto Salem –, volviendo para comandar a los muertos; cómo si no aceptar los destellos de genialidad absoluta cuando surge una casa entre la niebla o la vieja funeraria exhibe ataúdes vacios bajo la iluminación granulada de una vieja fotografía; cómo si no recoger las entrañas vomitadas por una bellísima joven, cenit del gore en la película; cómo si no descender a las catacumbas de la locura en un maquiavélico tramo final de infarto; cómo si no enfrentarse a las incongruencias de muertos vivientes que son finiquitados atravesándoles las entrañas o simplemente cerrando los ojos para no creer en ellos; cómo si no sobrecogerse con la música – a veces progresiva, otras ambiental – de un inspirado Fabio Frizzi, colaborador habitual de Fulci; cómo si no enterrarse vivo junto a Catriona para inspirar el último hálito de vida antes de ser salvada en una de las secuencias más tensas y torpe de las que se tenga constancia; cómo si no admitir la impostura de una ambientación norteamericana con el único objetivo de conseguir ventas internacionales para la película…

Así pues llegamos al final, disculpad esta reseña ambigua, incompleta y un poco difusa – con tremendos cortes y un primer plano de mis ojos –, su origen es el sincero interés por la carrera de un director onírico como pocos, un controvertido “cavalieri” capaz de fusionar lucidez y plomazo a partes iguales en el mismo paquete, así como de lanzar bilis hacia sus productores con total frialdad. Quede pues como humilde testimonio de mi devoción esta reseña, que no es tal, a una filmografía, en concreto la trilogía de “Las Puertas del Infierno”, que con el tiempo adquiere diferentes sabores, nuevos matices y, espero, más adeptos. Nos vemos en Dunwich, adictos de lo macabro…

Imágenes de la película

 photo Paura_1_zpsuuoenlca.jpg

 photo Paura_2_zpszffjlvqq.jpg

 photo Paura_3_zpszsbejdzn.jpg

Tráiler

Lo mejor: Atmósfera soberbia, uno de los 10 mejores terrores oníricos de todos los tiempos.

Lo peor: Algunos destellos de comedia involuntaria rompen el genial ambiente.

Vuestros comentarios

1. jun 19, 11:57 | Elchinodepelocrespo

Yo veo el cine italiano dividido en dos extremos: la estirpe de Bava y la de Fulci (y algunos outsiders entre medias como Avati).

La trilogía en cuestión de pelis ha sido definido como “pesadillesca”, o sea, onírica, sin ningún interés por el argumento. Aciertas cuando dices que “siempre dio mayor preponderancia a la fuerza de sus imágenes que al sentido detrás de las mismas”. Para mi gusto Fulci tiene el mejor pulso que he visto para rodar escenas truculentas y cargadas de violencia, tiene un algo que no tiene nadie más. Para lo demás es más bien mediocre, aunque sus primeros giallos, especialmente “Don´t torture a duckling” son la repera (para mí su mejor peli).

Parece ser que cuando empezó a rodar esta trilogía Fulci tenía en mente el concepto de crueldad de Artaud, yo no sé si Fulci llegó a leer y/o entender los textos del francés, lo que sí creo es que si Artaud levantara la cabeza y viera estas películas, se cortaría las venas.

Bueno, un grande…

Hay una escena de unos maniquíes en un escaparate que empiezan a sangrar en “Aquella casa al lado del cementerio” que no se me va a olvidar nunca.

2. jun 19, 12:34 | Bob Rock

Elchinodepelocrespo.- Gracias por las puntualizaciones (aunque yo prefiero la lagartija de marras… de patos ya tuve bastante con el destripador…). La magia de Fulci es ese pedazo desequilibrio entre escenas truculentas y atmosféricas (mira la primera imagen de la galería) y como enfocaba los diálogos… la escena de arranque con el inspector de policía negro y los espiritistas es para analizarla durante décadas… ¿cómo se la podía bufar tanto a Fulci? Venga, anímate a hablarnos de Aquella Casa, así completamos la trilogía desde tres puntos de vista distintos!

Un abrazo!

3. jun 19, 12:49 | carrido

Creo que como la mayoría de los directores Italianos de cine de “genero” (en este caso terrorífico).Siempre han sido subestimados.Como todos los directores del mundo….tiene sus buenas películas y otras que son una mierda!!!!.Concretamente con Lucio Fulci se hizo una injusticia en vida (nunca fue reivindicado oficialmente….a excepción de sus fans).A mi siempre me han gustado sus películas (la mayoría comerciales).Y sus mejores películas en mi opinión son:“Angustia de silencio” (1972) y “La verdadera historia de Beatrice Cenci” (1969).Ninguna de ellas encuadrada en el terror onírico/pesadillesco.

4. jun 19, 13:16 | Bob Rock

Carrido.- Efectivamente es en la segunda etapa de su carrera. Yo diría que tuvo cuatro: Inicios: no la conozco mucho, 50-60’s. Segunda etapa: donde destaca el thriller y que sería la mejor formalmente, con mucha fuerza y que engloba las películas que comentas, 70’s. Tercera etapa: donde destacan sus trabajos de horror, finales de los 70’s, principios de los 80’s. Cuarta etapa: la decadencia, el resto hasta los 90’s. Es difícil evaluar la compleja filmografía (le pegó a todo, incluso al western, y es que “Las pistolas cantaron la muerte” es un peliculón para fans del “Spaghetti Western”) de un director también complejo (leyendo alguna entrevista sorprende el vitriolo que lanza a diestro y siniestro), no se puede hacer de forma global, desde luego.

Si un servidor se decanta por sus excesos “onírico terroríficos” es meramente por gusto personal, porque acusaba mucho la presión “comercial”. Esa contradicción tan mediterránea por vender y hacer trabajos personales. Algo que me alegra es que el tiempo le está dando la razón. Cuando uno revisiona“Miedo…” se da cuenta de muchas secuencias arriesgadas, su influencia y hasta la innovación.

Como dijo Elchino: un grande, ¡y punto!

5. jun 20, 18:34 | Leo

Grande Bob… veo que te acordaste del gran Lucio Fulci… no hay mucho que aportar la verdad, pues con los italianos es más sobre lo visceral y la capacidad que tenían de apelar al subconsciente y nuestros miedos más profundos y clavar el cuchillo bien profundo en nuestras sensaciones… películas más para sentirlas y vivirlas que analizarlas, sino recuerden el maravilloso comienzo de “Suspiria”, una de las escenas más inquietantes y tenebrosas de la historia del cine el la que no pasa nada, pero que con la música y la lluvia incesante nos incomoda y asusta como pocas…

Siempre me encantó el comienzo de “Miedo en la ciudad…” alguna vez vi cuando niño una película en la que moría un cura y una mujer era enterrada viva… y siempre quise saber a qué película correspondían aquellas imágenes tan perturbadoras y cuando encontré por fin esta película y la vi se convirtió de inmediato en una favorita…

si la mitad de los directores actuales copiaran un poco al gran Fulci y el resto de los maestros italianos de décadas pasadas nuestro amado género no estaría en el estado tan decepcionante por el que pasa actualmente…

un abrazo amigo Bob…

6. jun 21, 13:17 | Bob Rock

Leo.- Pues claro que sí, me diste tú la idea. La verdad que ha sido todo un placer revisitar esta película (hacía mucho que no la veía). Efectivamente, el inicio es de una concentración de extrañezas que es imposible olvidar, siendo niño o no. Esos chillidos, el cura colgando desde el ojo de la médium sin saber ni el qué ni el cómo de semejantes momentos.

Muchos intentan copiarle, pero creo que es imposible repetir a Fulci, precisamente porque muchos de sus aciertos parten de cierta limitación y mentalidad que hoy en día no se puede dar. Digamos que, para bien o para mal, es un cine único…

Un abrazo!

7. jun 23, 16:58 | Mr Zombie

Una de mis peliculas favoritas de siempre, me ha encantado leer esta reseña, como no podia ser de otra manera. Nada que añadir, solo que faltaria sumar Nueva York bajo el terror de los zombis para tener la trilogia completa de Fulci en Almas.

La parte final, siempre lo he dicho a todos mis amigos, tiene los mejores y mas tenebroso zombis que he visto en una peli de zombis en toda mi vida. si no finalizase de manera tan abrupta seria una de las escenas mas acojonantes vistas nunca, aparte de la demencial escena de la vomitona de intestinos, una de las mas espeluznantes escenas vistas en una pelicula de horror. Injustamente menospreciada , La Paura es una pelicula con una ambientacion exquisita , como la del El Mas alla, merito de Fulci.

Un clasico zombi que nadie deberia perderse, un saludo.

8. jul 3, 18:41 | Guillermo

Que más se puede agregar del Gran Maestro del Terror, para mi insuperable: Aquella casa al lado del cementerio,El más allá y Miedo en la ciudad de los muertos vivientes, traslada a la pantalla pesadillas, como jamás nadie lo hizo, para mi un grande de verdad.
Gracias por la reseña!!!!
Inmaculada Almas Oscuras.

9. jul 6, 18:08 | Bob Rock

Guillermo.- Gracias a ti por pasarte. Si tuviera algo interesante que decir, igual me pongo a reseñar “Aquella casa…”, pero hay tanto escrito (y bien escrito) sobre ella que me da hasta un poco de vergüenza hacer una reseña patatera… un abrazo!

10. ene 16, 00:08 | Mountain

Estoy muy mosqueado, el Viernes tuve en mis manos el Blu Ray de esta película, todo emocionado me disponía a comprarlo pero enseguida me vino la duda eterna, será una versión capada? pues nada, saque el movil y bendito internet me saco de dudas, la peli original dura 92 minutos y la que tenía yo en mis manos 87, por supuesto no la compré y sigo muy enfadado!

11. ene 16, 18:11 | Draghann

Desde luego, debo reconocer que envidio a los que sois capaces de disfrutar de este cine porque es ver el trailer y me dan ganas de llorar. En realidad me pasa con todo el cine de terror italiano de los 70 y 80… una pena.

Un saludo!

12. ene 18, 18:00 | Leo

Draghann de verdad?… que pena… ni Profondo Rosso, Suspiria, Inferno, Demons, The Beyond, La Casa Cercana al Cementerio, Zombie II?, incluso se puede argumentar que Dawn of the Dead tiene mucho del cine italiano de la época (Argento estuvo bastante involucrado en el proyecto)…

a mí el cine Italiano de aquella época me gusta bastante por sus conexiones a lo onírico, los miedos primigenios si se quiere, si uno intenta analizar esas películas por el lado más racional por supuesto que pierden bastante y en realidad no era lo que buscaban aquellos directores, lo de ellos eran más las sensaciones y hasta el morbo en muchas ocasiones…

por supuesto que cada persona tiene sus propios gustos y su propia forma de entender el cine… a mí por ejemplo el Slasher con contadas excepciones es un genero que prácticamente no me interesa, aun siendo una de mis películas favoritas Halloween de Carpenter (la segunda mejor película de terror de la historia en mi lista personal), el body count y todos los eternos clichés que se repiten una y otra vez me aburren de sobremanera, ni siquiera las Viernes 13 que con excepción de la primera no me gustan para nada y aun así prefiero Bahía de Sangre de Bava que es en parte en la que se basaron para hacer Viernes 13, jajajaja…

nada, un abrazo.. quizás si logras mirar estas películas desde la perspectiva que te planteo acá les encuentres más gracia… o quizás no… jajajaja…

saludos…

13. ene 18, 23:32 | José

He encontrado esta maravillosa reseña gracias a los comentarios y me han entrado ganazas de volver a ver “Miedo en la ciudad…”, “Aquella casa al lado del cementerio “ y “El más allá “.

Coincido con Leo, que mítica época el cine de terror italiano de los 70 y 80 (e incluso parte de los 60) y qué lástima que no exista herencia. A los títulos ya mencionados debo unir mi pasión por el giallo (“Una lagartija con piel de mujer”, “El perfume de la señora de negro”, “Angustia de silencio” -un Fulci muy diferente, por cierto) y el Bava más fantasmagórico y gótico (“Operazione paura”, “las tres caras del miedo”, “La frustra e il corpo”).

¿Para cuando un reportaje o una serie de reseñas sobre esta época clave en el cine de terror? ¿Dónde se pone pasta para un crowdfunding?

14. ene 18, 23:40 | Mountain

Leo: A mi también me ha sorprendido el comentario de Draghann porque en el cine italiano de aquella época había mucho y bueno, también mucho y malo por supuesto, pero es que por ejemplo el cine de Dario Argento me parece maravilloso, joyas como “Suspiria”, “Tenebre” o “Profondo Rosso”, por poner tres ejemplos, me parecen imprescindibles en la historia del cine de terror, también tengo debilidad por “Demons” y si bien el bruto de Fulci no es de mis preferidos le tengo mucho cariño y jamás olvidaré cuando vi en el cine, siendo un adolescente, “Nueva York bajo el terror de los zombies” y lo mal que me lo hizo pasar el cabronazo!

En fin, que para gustos los colores, entiendo que no guste Lucio Fulci, como ya digo yo tampoco soy fan, pero que no te guste ninguna peli de aquella época del cine italiano es sorprendente. Draghann si no has visto las que he nombrado dales una oportunidad, si lo has hecho y no te inspiran nada de nada pues no insistas.

Por cierto Leo tengo una curiosidad, citas “Halloween” como la segunda mejor peli de terror de todos los tiempos, en mi lista es la primera, es la culpable de que sienta pasión por el cine de terror y me gustaría saber cual es la primera para ti y si ya me das la lista entera cojonudo y si el jefe abre un hilo para que los que queramos pongamos nuestra lista de pelis de todos los tiempos eso ya sería la hostia!

Yo lo dejo caer…

15. ene 19, 01:50 | Leo

Mountain yo feliz comparto mi top 10… ojo que son las que considero “las 10 mejores” y no las que me gustan más… porque a veces los gustos tienen que ver con cosas personales como el momento en el que uno vio determinada película, la compañía, etc… en cambio las 10 mejores tiene que ver con el análisis más frío que uno puede hacer como amante del cine que es uno…

acá va la lista:

1.- “El exorcista”(1973). Es básicamente la película de terror perfecta, guión, maquillaje, actuaciones, música, ritmo, ambientación, lo que quieras.

2.- “Halloween”(1978). El maestro en su nivel más alto, mostrando poco sugiere mucho. Creó uno de los iconos del terror y básicamente sentó las bases para todo un subgénero.

3.- “Alien”(1979). Sentó las bases y propuso las reglas del terror espacial, una película que hasta el día de hoy asusta y es simplemente una joya.

4.-“Tiburón”(1975) (nombre con el que se conoció por estos lados a Jaws). Es la que ha envejecido peor, pero en su época causó que una generación entera de personas se lo pensara 2 veces antes de meterse al agua, jajaja.

5.-“La noche de los muertos vivos”(1968). La cinta de Romero no sólo es considerada como la obra que dio inicio al terror moderno, es una clase maestra de como hacer crítica social en una película.

6.-“La Profecía”(1976). Mi película de terror favorita de todos los tiempos. Actuaciones de gran nivel, un guión muy bueno y da miedo como pocas, la mirada del Damien de ésta película es para mí más terrorífica que Jason, Michael Myers y Freddy juntos o cualquier otro personaje de terror que hayamos visto.

7.- “The Thing”(1982). La segunda mejor película de Carpenter a mi entender. Un verdadero estudio psicológico sobre la paranoia y el miedo, los efectos especiales han perdido algo de fuerza con los años, pero en su época fueron impactantes.

8.-“El amanecer de los muertos”(1978). La crítica social de Romero llevada a otro nivel, es básicamente la película de Zombies perfecta.

9.-“La matanza de Texas”(1974). Sucia, violenta, otro icono y algo así podría estar pasando cerca tuyo, bueno si vivieras en los campos interminables del medio oeste de Estados Unidos. Un clásico.

10.-“Las Colinas tienen ojos”(1977). Mi cinta favorita de Wes Craven. Cruda y violenta como pocas, se siente real (los mutantes de la versión de Aja le quitan realismo a su versión y por eso a mi entender queda muy corta frente a la de Craven), reflejo claro de la que para mí fue la mejor época del terror, los 70.

Mountain, ya tienes mi top 10. Espero el tuyo. Un abrazo…

José, con tu comentario sobre el Giallo me acordé de “El Pájaro de las Plumas de Cristal” de Argento”, que es otra cinta imperdible a mi juicio, que si no es el giallo perfecto, está muy cerca…

un abrazo…

Saludos a todas y todos…

16. ene 19, 23:29 | Mountain

Joder Leo, peazo lista! todas cojonudas y además coincido contigo en unas cuantas de mis preferidas, me lo pienso y lo pongo por aquí un día de estos.

Un abrazo.

17. ene 19, 23:52 | Leo

gracias Mountain, estaré atento a la tuya… y a ver si otros (as) se animan si Joan y el resto de la gente del Blog no se molestan, jajaja…

un abrazo…

18. ene 20, 18:03 | Bob Rock

Leo, Mountain.- ¡Para nada! Estos comentarios son los que dan vidilla a la web. Ya lamento ir justo de tiempo, justo me va para actualizar algún contenido, como para no colgar listas. En cuanto al top 2016… pues a este paso ya no sé si sale. Yo tengo el mío propio que ya compartí en privado. Teniendo en cuenta las 100 películas que he reseñado este año pues ya os lo podéis imaginar por las puntuaciones (añadiendo The Witch, que a mí me gustó mucho)

un abrazo!!

19. ene 21, 23:00 | Mountain

Bob, Joan y todos los demás: No me puedo creer que este año no vayamos a tener la lista de lo mejor y lo peor del año? A mi esas listas me sirven un montón para recuperar pelis que se me han pasado o que simplemente he ignorado pero que si veo que mucha gente las vota les echo un vistazo. Sinceramente me parece un error, venga poneros las pilas, sacar las listas y luego nosotros iremos detrás. Please, please, pleeeeeeease!

20. ene 22, 01:19 | Bob Rock

Mountain.- Joan anda a tope con su trabajo. Al final, a los cuarentones, la vida nos va apretando y apretando. yo ando escaso de tiempo también por el trabajo y porque, ya desvelo el secreto, estoy preparando un Fanzine gratuito sobre “weird horror” del que imprimiré y regalaré copias a los interesados y allegados (puedes incluirte). Me gustaba que el especial lo publicase el gran Joan, pero viendo el percal creo que recopilaré las opiniones de los colaboradores, también un poco desaparecidos, y los colgaré en un post sencillito!

Un abrazo!

21. ene 22, 10:47 | José

@Bob, wow! ¿en qué consiste exactamente el weird horror? ¿qué tipo de películas tienes en mente?

Sea cual sea la respuesta a estas preguntas, puedes ir preapuntándome en la lista de afortunados lectores.

22. ene 22, 12:44 | Frankielopez

De jovenzuelo me marcaron bastante tanto esta película , como tantas otras de la época esta de zombies italianos, ahora bien, envejecen demasiado mal , peeeeeeeeero tambien es cierto que la atmósfera que crea Fulcci en concreto no se ha vuelto a ver, Ya ni se “wele” vamos, en definitiva en mi opinion cine para nostálgicos , totalmente respetable

23. ene 22, 17:39 | Bob Rock

José.- Es un intento de amalgamar la literatura de “terror extraña” de este siglo y el pasado. Se podría decir que nació con Lovecraft, Smith, Howard y otros grandes en los pulp de principios de siglo XX (especialmente Weird Tales, Strange Tales y Unknow); y se prolonga hasta día de hoy con autores como Luppoff o Barron, siendo su principal exponente, en la vena más onírica y cuidada, Ligotti. Pero esto son elucubraciones cuasi personales, porque se trata de una etiqueta que intenta en su ambigüedad englobar muchas cosas. Digamos que en cine, por ejemplo, un buen ejemplo weird es la trilogía de las puertas de Fulci… Wow! qué casualidad!

Las historias de terror de EC, otras compañías antes del pre code, con títulos como “Chamber of Chills” o “This magazine is hunted”, o los mismos Creepy y Eerie son buenos ejemplos de weird horror en comic. Digamos que se trata del “todo vale” con tal de impactar al lector.

El fanzine (por llamarlo de alguna manera) viene a rescatar diferentes relatos inéditos traducidos por un servidor, así como relatos escritos de propio para la publicación (de la que puede sólo exista un número) por algún amigo. Por decirlo de alguna manera: se trata de algo que entra dentro del terreno de lo impredecible, siempre con la literatura, el relato, como núcleo central. De cine ya hablamos mucho aquí!

Y por supuesto será regalada (menos gastos de envío) mientras queden existencias. De momento lo estoy montando. La cosa va muy avanzada pero no me tomo ninguna prisa!

Un saludete!

24. ene 22, 17:45 | Bob Rock

Leo.- Interesante lista, pero yo no podría separar mis gustos de lo que considero como “lo mejor”. Obviamente no se me escapa toda la magia y fuerza de “El exorcista”, pero yo no la pondría en mi top. Quizás porque la vi en plena adolescencia, con una fiebre punk de aúpa, me dejó frío. Lo que tú has dicho, ese raro equilibrio entre momento, filias y calidad “real”. Aunque me sumo a gran parte de tu listado, eso sí… te falta “El Resplandor”… obra que de verdad me aterró de niño!!!

Y los clásicos de la Universal? Joder, tenemos ya tantos años de bagaje en cine de terror, que resulta cada día más complejo abordar el tema o razón de los gustos.

Un abrazote!

25. ene 22, 21:16 | Mountain

Bob: La lista de lo mejor y lo peor del año es un clásico en Almas, te agradezco que hagas el esfuerzo de recuperarlo. Primero que opinen los colaboradores, que por cierto es verdad que andan bastante desaparecidos, y luego opinamos todos los demás.

Muchas gracias por tenerme en cuenta en el proyecto de “Weird Horror”, suena estupendo y además esas movidas en papel me ponen un montón!

Leo: No me he olvidado de la lista, le estoy dando vueltas al tema pero es que es tan dificil! pero no te preocupes que cualquier día de estos la publico aquí mismo.

Un abrazo.

26. ene 24, 01:53 | Leo

Bob, sabía que alguien mencionaría El Resplandor como una cinta que falta en mi lista, yo la vi en mis años de Universidad cuando me dediqué a buscar y ver cuanta película “clásica” de terror que no vi en mi niñez o adolescencia… fue la época en la que me hice fan del cine de Romero y de Cronenberg, ambos con un toque muy “político” en sus visiones…

y El Resplandor fue la gran decepción de aquella época, había escuchado y leído tantas cosas buenas de ella, pero cuando por fin la vi me llevé una gran decepción. A mi juicio la película tiene un gran problema y es el hecho de que cuesta imaginarse que el matrimonio alguna vez fue real. Sí, ella es perfecta como la mujer asustada/víctima y Nicholson se manda un gran papel como psicópata… pero nunca en la película te logran vender que en algún momento ellos fueron una pareja que se quiso, que se enamoró y que por lo tanto el quiebre que se produce después entre ellos te logre afectar… desde ese punto ya todo me parece demasiado artificial… Sí, Kubrick era un tipo muy inteligente que metió un montón de mensajes y guiños en su película, pero como película de terror a mi El Resplandor nunca me logró cautivar, menos aun asustar…

y toda la historia del niño con el “don” tampoco me logró llegar… simplemente no me funcionó a ningún nivel y por lo mismo no la puedo considerar entre las mejores de la historia… tiene un montón de cosas interesantes y hay gente que la ama y ha hecho documentales sobre ella y escrito miles de cosas sobre ella, pero a mi como cinta de terror no me funciona mucho…

un abrazo… me uno al pedido de Mountain sobre la lista de lo mejor y lo peor del 2016, siempre suelen ser interesantes…

espero que el equipo de Almas encuentre algún tiempo para ello…

Saludos a todas y todos…

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.