Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Morgan

Morgan

Aburrimiento Artificial

Morgan Review

Ver ficha completa

  • Título original: Morgan
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Luke Scott
  • Guión: Seth W. Owen
  • Intérpretes: Kate Mara, Anya Taylor-Joy, Rose Leslie
  • Argumento: Tras un incidente grave, la Corporación manda a una experta en evaluación de riesgos para determinar si Morgan, una I.A. avanzada y casi humana, debe ser destruida.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

 photo Morgan_Interior_zpsdd88xze5.jpg

¿Qué es Morgan? Eso es lo que tendrá que averiguar una especialista en riesgos corporativos que, tras un accidente en el centro donde se investiga a Morgan, es enviada a esa localización secreta para evaluar esta nueva forma de vida y decidir si debe exterminarla o no. Este ser artificial podría suponer un peligro incalculable para el mundo, pues aunque aparenta ser una adolescente normal, posee facultades sobrehumanas que además evolucionan rápidamente.

Ser hijo de un artista mundialmente reconocido, obviamente, tiene sus pros y sus contras. Por un lado se abren puertas que de normal permanecerían cerradas, lo que explicaría la afición de estos descendientes por seguir la senda marcada por sus progenitores casi al dedillo, nada de marcas genéticas. Por otro lado puede acabar viviendo bajo la alargada sombra del legado artístico de la familia, sufriendo las consabidas comparaciones y perdido en un laberinto donde la salida es una identidad propia que nunca llega. Una bendición y una maldición donde muchos se quedan del lado negativo y pocos alcanzan la gloria por sus propios medios, siempre con un cálido empujón al que no vamos a vilipendiar, pues es condición de los hijos heredar siempre algo de sus padres, aunque sea sólo conocimiento.

Mientras que, entre otros muchos, los Stephen King, David Cronenberg y Clint Eastwood juniors – Joe Hill, Brandon Cronenberg y Scott Eastwood – parecen haberse labrado una carrera de éxito que promete rivalizar con la de sus antecesores, artistas como Luke Scott se la pegan fuerte con su debut, convenientemente auspiciado y protegido por su padre, en este caos el gran Ridley Scott.

Seré sincero, dudo seriamente que este joven cineasta hubiese logrado encargarse de un proyecto tan jugoso como “Morgan” – ocho millones de dólares – si hubiese tenido otro apellido. No en vano destaca como productor “ya sabéis quién”, lo único que explica como un producto tan sosito haya salido adelante e incluso haya tenido un flamante estreno en las carteleras españolas, sobre todo sabiendo cómo está el panorama de las salas comerciales. Claro que la culpa de los resultados finales en pantallas de su opera prima, convencional y predecible como ella sola, no son realmente suyos. Luke Scott ha contado con el sustento de un guión poco trabajado, simplemente al servicio de una idea que entroncaría el trabajo del hijo con el más reconocido del padre: “Blade Runner”. Todo demasiado premeditado y masticado para el buscador de emociones fuertes dentro del séptimo arte.

Estamos ante una película que de nuevo ahonda en la hipótesis de un futuro cercano donde el hombre ha conseguido crear inteligencias artificiales semejantes a nosotros. “Replicantes”, por así llamarlos, cuya existencia pone en jaque la ética del ser humano y su propia posición en el mundo. Sí, por supuesto, una serie de implicaciones morales y filosóficas que lleva explotando la ciencia ficción desde principios de siglo XX, para que Seth W. Owen, guionista de “Morgan”, venga a limpiarse el culo con ellas y ofrezca su versión más plana y simplificada. Desaprovechando por el camino, como si no fuera suficiente un libreto plagado de personajes y situaciones forzadas, un elenco que podría haber hecho grandes cosas de contar con algo más de relleno en esta puesta al día de “Blade Runner”.

Desgraciadamente no tenemos aquí una historia de Philip K. Dick, simple y llanamente un genio literario, para sustentar la fría formalidad técnica que ostenta un Scott bien formado, pero falto de esa chispa que prende el corazón de los espectadores: cero pasión.
No negaré lo bien que arranca “Morgan”, con un pausado ritmo que va al pelo con esa aureola de misterio que rodea a la investigación sobre los L-9, el nuevo modelo de Inteligencia Artificial encarnado por una sobrevalorada Anya Taylor-Joy. No me entendáis mal: creo que hizo un gran trabajo en “The Witch”, pero esta moda actual de endiosar a muchachas de perfil anoréxico y ojos grandes por el mero hecho de poner cara de flipada durante hora y media… como que no. Un actor roza la gloria a través de los matices, todo hay que decirlo, aunque en “Morgan” no hay suficiente espacio ni para que Paul Giamatti, un monstruo de la interpretación, se luzca de manera alguna.

Una vez realizadas las presentaciones de rigor conocemos a los científicos que componen el proyecto que gira alrededor de “Morgan”, la joven “replicanta” que impone y convence menos que un “Madelman” de tamaño natural. Entre ellos se introduce la experta en evaluación de riesgos de La Corporación, otra fría pieza de ajedrez cuyo trasfondo se adivina en los primeros compases de la auditoria. Interpretada por una solvente Kate Mara, su labor no será otra que decidir, según los resultados de una evaluación psiquiátrica, si Morgan debe vivir o ser reciclada. Como veis, muchos ecos del trabajo más reconocido de Ridley Scott, pero con el añadido de un estilo frágil y contemplativo, en vez de oscuro y peligroso, que termina llevando la trama a los terrenos de la bien merecida siesta.

No puedo poner pega alguna al diseño de producción, sobrio como se merece una cinta de ciencia ficción seria y adulta, incomprensible cuando la película se torna en un thriller casi casposo a partir de la famosa evaluación a cargo del psicólogo gratuitamente cabrón encarnado por un divertido Giamatti. Justo en ese punto se ven las costuras de unos personajes que no tienen profundidad alguna, y cuyas reflexiones sobre lo que significa existir brillan por su ausencia. Un terreno que, por ejemplo, pisaba “Ex Machina” con una firmeza insultante si la comparamos a la presente. Y es que el concepto de ética robótica parece una broma cuando Morgan inicia su vengativo viaje al lago de sus sueños. Decir que la base argumental, sustentando este tramo de acción barata, es pueril sería quedarse corto. Concesiones a la gran pantalla, donde un exceso de desgaste neuronal suele significar patinazo en taquilla, para satisfacer el deseo de fama de Luke Scott, el cual no toma ningún riesgo en su debut, bastante esperado entre el público. Gris, plano, soso… esos son los adjetivos con los que definiría su primer gran trabajo.

En fin, tiempo perdido que no resulta demasiado crítico gracias a su ajustada duración, hora y media, y un apartado técnico más que cumplidor. Además, al menos, semejante grupo de actores garantizan una mínima solidez en lo que refiere a dar “vida” personajes desprovistos de vida alguna, en lo que debería haber sido una obra coral. ¿Qué están desaprovechados la gran mayoría? Por supuesto, ved si no a la pobre Jennifer Jason Leigh, dormida otra vez durante toda la película. Normal, yo también tuve que batallar duramente con el sopor.

Muy poco emocionante.

Imágenes de la película

 photo Morgan_1_zpsgxjdxdnr.jpg

 photo Morgan_2_zpsclgy4ini.jpg

 photo Morgan_3_zpswlyoqezg.jpg

Lo mejor: Diseño de producción

Lo peor: Convencional y predecible

Vuestros comentarios

1. dic 4, 21:27 | Skalope

El trailer ya dejaba entrever parte de lo que explicas en tu crítica Bob.
Mira que yo no leo vuestras rewiews hasta que he visto la peli, pero es que Morgan me pone tan poquito…
3,5 millones en el primer fin de semana en EUA. Sí, recuperan lo invertido y ganaran algo, pero con 8 kilos más publicidad, hacer menos de la mitad el primer fin de semana es igual a fracaso absoluto.
Buena reflexión esa de las actrices de moda con ojos grandes.

2. dic 4, 21:40 | Bob Rock

Skalope.- Pagar por verla ni de coña… más allá, no ofende. Es decir, verla por verla sin dar un duro pues bueno… pos fale

Pero no tiene nada de nada… prefiero mis mierdacas de serie B (tirando a Z)

3. dic 4, 22:01 | dani3po

A Giamatti hace mucho que dejé de verle en buenas películas, así que no me sorprendió. Y creo que el meollo final de la película es bastante curiosos o interesante. Sin hacer spoilers, Al final lo más simple es lo más eficaz…

4. dic 4, 22:12 | Omar

De esta pelicula a mi parecer lo más rescatable fue el rol de kate mara como “femme fatale”, sexxxy.
Y un gusto ver a Anya Taylor-Joy en un nuevo papel, poco a poco se abre camino en este mundillo de las producciones…

Muero por verla en split.

2/5
Para un domingo lluvioso

5. dic 4, 22:30 | Bob Rock

Dani3po, Omar.- Si yo pudiera hacerme un L-4 así ni me molestaría en investigar más. ¡A vivir!
No sé, yo le veo al asunto bastantes fallos de guión y situaciones inverosímiles para provocar que la trama avance de manera artificial (muy apropiado aquí).
SPOILERS
¿Creéis que, tan obsesionados todos con la La Corporación, iban a permitirse saltarse los protocolos de seguridad durante la entrevista? Más con lo que pasó en Helsinki (background muy desaprovechado)
El aderezo de los L-9 serían las “emociones”, o al menos eso parecen mal explicar en la película. ¿En serio La Corporación ahondaría sus investigaciones en semejante adelanto con la existencia de un L-4 prácticamente perfecto y sin conciencia? Además, el L-9 tiene un aspecto “androidico” muy cuco (bueno, más bien parece prima de Galadriel), ¿pero y la versión anterior parece una humana normal y corriente? Todo el equipo científico, muy poco científico al parecer, se “enamora” de su creación. A esos no los evaluaban psicologicámente, ¿no?
Igual me estoy poniendo muy escrupuloso para tratarse de ciencia ficción, pero no olvidemos que se trata de un intento especulativo (yo a la primera Desafio Total no le pongo ni una puñetera pega)… en fin, Omar le ha dado una nota que comparto y la ha resumida con sabiduría.

Gracias por comentar!

6. dic 5, 22:39 | Omar

Jajaja prima de Galadriel, sumamente blancosa. Sin duda muchas fallas estimado Bob, Scott Jr. inició con el pie izquierdo, aunque no quisiera quemarlo en la hoguera tan pronto, veamos que más saca de la manga en el futuro.

Para cuando la reseña de Arrival?? :)

7. dic 6, 00:02 | M.A.

A mi no me disgusto tanto. Le pondría facilmente un 2.5 sobre 5. La dirección y actuaciones para mí son correctas y el final está bastante bien. Eso sí, ex-machina, que también visione hace poco, se la come con patatas, no hay discusión ahí.

Saludos

8. dic 6, 10:08 | tito Jesús

pelicula aburrida y muy predecible. el híbrido entre terminator y victoria beckham es tan forzado que en ocasiones roza el ridículo… una lástima porque el plantel de actores era muy interesante.

9. dic 6, 14:17 | Frankielopez

Copia de la copia de la copia

10. ene 15, 00:06 | AZOTE

Yo es que no veo ni a la de la bruja ni a Kate Mara en esos papeles. Y además está la sensación constante de que el guión es un auténtico zurullo.

Eso sí hamijos, estaría bien saber la marca de la laca que le echaron al peinado indestructible de Mara y cuánto aceptó un actor de la talla de Giamatti por hacerle quedar como el gilipollas de la película.

11. ene 24, 09:21 | n3storm

No está mal para lo barata que les tiene que haber salido.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.