Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Nails

Nails

No te las muerdas

Nails Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Nails
  • Nacionalidad: Irlanda | Año: 2017
  • Director: Dennis Bartok
  • Guión: Tom Abrams, Dennis Bartok
  • Intérpretes: Shauna Macdonald, Leah McNamara, Ross Noble
  • Argumento: Una mujer queda convaleciente en un hospital encantado por el fantasmas de un enfermero macabro.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

 photo Nails_interior_zpsvqfyj9x3.jpg

Hablamos de “Nails”, una película de terror sobrenatural irlandesa que puede presumir de ser lo más genérico que he podido ver en bastante tiempo. Quiero decir que su gris acabado no despertaría emoción ni en un pitufo puesto de cocaína hasta las cejas, exhibiéndose tan plana y predecible como bien realizada, el típico filete de abuela que sabe bien con hambre pero asemeja papel de periódico cuando tienes el paladar goloso. Con todo se deja ver fácilmente, haciendo gala de los altibajos de cualquier producción moderna sobre fantasmas; aunque su entorno, un hospital que ha visto mejores días, y la ira que desprende su villano principal, aquí no hablamos del típico producto donde hay fantasmas buenos o con el deseo de terminar una tara inconclusa, pueden suponer un aliciente para los amantes de los thrillers sobrenaturales. Las actuaciones también son lo suficientemente sólidas como para atraer al público exigente, quizás no tanto por la carga de suspense, escaso, que la historia pone sobre la mesa, agostada tensión debido a una previsibilidad alarmante. Espero equivocarme por el bien de sus productores, pero no me extrañaría ver dentro de poco a “Nails” formando parte de la programación de una cadena pública dentro del horario de sábado por la tarde.

Dana es una entrenadora de atletismo que sufre un terrible accidente durante un prólogo demasiado alargado. Una vez en el hospital, tras su experiencia cercana a la muerte, paralizada y casi sin poder hablar, empieza a percibir una presencia inquietante que la llevará a descubrir, mediante el relato de su psicólogo, la historia de Eric Nilsson, un enfermero que fue conocido como “Uñas” por su afición a cortarle las uñas a las niñas que cuidaba. Nada especialmente alarmante si no fuese porque este hombre terminó suicidándose tras ser acusado del asesinato de cinco de esas pequeñas. ¿Será el espíritu atormentado de Nilsson quien amenaza a la indefensa Dana?

Sin trampa ni cartón, Dennis Bartok debuta con una cinta cuya mejor crítica se resume en frases como “esto ya lo he visto antes”, “más de lo mismo”, “se deja ver” y otros comentarios igual de tibios. Eso sí, la irlandesa “Nails” al menos se aleja de la serie Z gracias a una realización bastante digna para una producción de perfil bajo, creo que su coste ha rondado los cuatro millones de dólares. Muy comedida y digna en el aspecto visual, destaca para bien el diseño del espectro que acosa a nuestra protagonista, interpretada por Shauna Macdonald, reconocida actriz gracias a su exitosa participación en la saga “Descent”, obrita que todavía gana con los años.
Sin embargo la presencia de la Macdonald no es sinónimo de nada especialmente positivo, la levedad y simplicidad de la historia son las que se apoderan de la función, caracterizada por un insulso ritmo difícil de aguantar para el espectador experimentado, el cual podrá anticipar las escenas álgidas y su conclusión varios minutos antes de que se produzcan. Lo que no quita para que el diseño de estas escenas, las apariciones paranormales, sepa envolverse de un aspecto clásico que apuntala su eficacia. No hablamos de una película que pasará a la historia por la cantidad de sustos por minuto que plantea, pero siempre es agradable ver a nuevos autores con talento para la creación de atmósferas ominosas, en este caso muy beneficiada por la escenografía alrededor del viejo hospital donde se ubica la trama.

Uno de los principales alicientes de “Nails” era la incapacidad de su personaje principal para eludir el peligro que supone la presencia fantasmagórica del enfermero malvado. Paralizadas sus piernas, parecía que su situación iba a resultar en un incremento lógico del suspense, convirtiendo sus encontronazos con el más allá en algo memorable. Pues la verdad que esta circunstancia está bastante desaprovechada, el terror se presenta en escena demasiado espaciado pues hablamos de una cinta que se toma su tiempo para desarrollarse, más de lo que un espectador con ganas de emociones fuertes podrá transigir. Cierto que durante su último tramo las cosas se ponen interesantes, en una bienvenida línea macabra, ya que el amigo “Uñas” no se corta a la hora de aplicar su particular concepto de “cuidados intensivos”. Por desgracia esta dirección se pierde en el punto donde es introducida, habiendo sido más eficaz si se hubiese entendido la trama como una excusa para un slasher sobrenatural de la vieja escuela. Tanta levedad y languidez no han favorecido en absoluto al entretenimiento.

Otra de las cuestiones curiosas, para constatar el hecho de que el guión de Tom Abrams y Dennis Bartok no contiene nada del otro mundo, trata sobre la inmaterialidad del espectro de Nilsson, sólo visible para una determinada persona. Sin embargo, de cara a la traca final, parece ubicarse cómodamente en el plano real como por arte de birlibirloque, dejando dañada la imagen de seriedad que caracteriza al lado técnico de la obra. Sin explicaciones, no parece una de las opciones argumentales más elegantes al alcance de sus escritores, demostrando poco bagaje en estas lides, por mucho que a veces la cohesión debe ser una mera excusa para la locura dentro del cine de género. Si por esas fuera podríamos traducir en comedia cualquier thriller sobrenatural actual. ¿Alguien se ha tomado en serio el devenir de una saga como “Insidious”?

Volvemos a destacar el trabajo de un elenco combativo por sacar el trabajo adelante. De hecho parecen gozarlo bastante dentro de la parte dramática de la historia, la cual no es moco de pavo, dando sustancia a unos personajes sin especial brillo sobre el papel. La parte más divertida la encontramos en las sospechas de Dana sobre su marido, muy receptivo éste a las dotes de una joven atleta que no duda en meter dentro de la vida de su familia para molestia de nuestra heroína convaleciente, la cual ve cornamentas hasta en las transmisiones del más allá. Steve Wall ejerce de ese marido poco comprensivo que todo thriller sobrenatural debe presentar actualmente, será un milagro el día en que alguien crea a la victima de la maldición de turno; lo hace demostrando una energía en consonancia a su presencia en la serie “Vikings”. Pero finalmente, al contrario de lo que uno podría suponer durante la primera media hora de metraje, es otro secundario quien consigue llamar verdaderamente la atención: Ross Noble. Este comediante británico demuestra una inusual vis para el drama cuando ejerce de enfermero y chico para todo dentro de la paupérrima clínica donde “Uñas” parece mantener su particular reino del terror.

Resumiendo, una película poco atractiva que basa su mejor arma en lo tradicional e inocuo de la propuesta, fácilmente digerible para aquellos que tampoco estén duchos en los vericuetos del terror. No ofende, no maravilla. Otra adición al mediocre 2017 que estamos sufriendo en nuestras blandas carnes.

Imágenes de la película

 photo Nails_1_zpsmbsn8lu4.jpg

 photo Nails_2_zpshwblyw6h.jpg

 photo Nails_3_zpsxd03g62n.jpg

Lo mejor: El fantasma de turno es bastante cabrón.

Lo peor: Prosaica, muy prosaica.

Vuestros comentarios

1. nov 19, 23:01 | JMarple

No me gustó nada, me pareció aburrida, previsible e, incluso, mal actuada (ahí discrepo con vos, Bob). Quizás la protagonista no estuvo tan mal. Siempre miro las películas irlandesas con la esperanza de ver aunque sea una pizca de originalidad. No es este el caso.
De todos modos, se puede ver hasta el final ya que está apenas por encima de la categoría “película horrible que no se puede terminar ni con varias cervezas encima”, tal vez por la ambientación de hospital decadente, bastante lograda . Hablando de ambientación, ¿no es incoherente que a la pobre mujer la dejen internada en semejante sitio, sola tanto tiempo, sin poder caminar y gritando que la quieren matar? Ese tipo de actitudes generalmente está asociado con conspiraciones y secretos ocultos, pero en este caso, me resulta incoherente…no puedo decir más para no revelar nada. Me olvidé de decirlo, el guión deja también bastante que desear.
Que año mediocre para el género.

2. nov 20, 18:00 | Draghann

Aburrida como ella sola. Es de esas películas que son tan previsibles que te acabas preguntando si no habrás sido tú el que ha escrito el guión y se le ha olvidado…

Si no tienes otra cosa mejor que hacer (y casi cualquier cosa es mejor) pues vale pero si no, aléjate de ella como un político de la decencia.

Un saludo!

3. nov 21, 13:59 | Fhercho06

Básicamente no posee un buen guión, además me hubiera gustado que ahondase más en la historia de “Uñas”, optando la misma por una explicación sencilla y una salida rápida para dar lugar a los sustos que no están del todo mal, donde técnicamente se puede apreciar un buen trabajo. A pesar de no ser un film perfecto, está por encima de muchos otros trabajos mediocres que han salido en el transcurso de este año.
¡Saludos Bob!

4. nov 26, 09:33 | Sofia C. Mariel

Hello! Your website it’s very interesting and cool I love Shaura Mcdonald She is a very cool star and She have a beautiful body in special part her boobiiieees I like drink the sweet milk of her booobiiieees I love you Shaura Mcdonald I love you!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.