Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Neverlake

Neverlake

Un frágil equilibrio

Neverlake Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Neverlake
  • Nacionalidad: Italia | Año: 2013
  • Director: Riccardo Paoletti
  • Guión: Manuela Cacciamani, Carlo Longo
  • Intérpretes: Daisy Keeping, David Brandon, Joy Tanner
  • Argumento: De padre italiano y madre británica, Jenny vuelve a su tierra natal de la Toscana para pasar una temporada con su padre, pero pronto se verá involucrada con los extraños poderes de un lago que puede dar la vida o quitarla.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

 photo neverlake_interior_zps99372fcc.jpg

Jenny vuelve a la Toscana, la tierra natal de la que fue apartada cuando murió su madre, y lo hace para pasar unos días con su padre, experto en cultura etrusca. Así, con una pequeña anécdota, empieza la extraña aventura de Jenny con un lago donde los etruscos lanzaban ofrendas para lograr la vida eterna, y mezclándose con un grupo de niños que le piden ayuda para aliviar a los fantasma del lago.

El terror italiano no vive una buena época, soy consciente y sin embargo intento embarcarme en cada nueva propuesta que llega desde el país de la bota como si pudiera volver a rememorar mis terrores adolescentes con Fulci a día de hoy. No lo negaré, el cine de género que nos legó Italia durante los setenta y ochenta dista de ser obras maestras en su mayoría, pero actualmente ha terminado por vagar sin rumbo, ni siquiera logrando el impacto que logró la italoexplotation a lo largo y ancho de todos los videoclubs del mundo. Ahí están, para demostrar el intento de renacimiento, películas como “Christopher Roth”, “Morituris”, “Ubaldo Terzani Horror Show”, “Bloodline” o “Eaters”; divertimentos que si bien tienen un pase, una vez terminados nos dejan algo vacíos si no directamente descontentos. A esta pequeña lista debemos unirles “Neverlake” una producción que parece escrita para televisión y que, de nuevo, contiene elementos interesantes (una mezcla muy variada al estilo de las pizzas) pero no consigue exponerlos bien en pantalla, acabando por pesar sus numerosos defectos.

La trama se inicia en la Toscana, una maravillosa localización que se presta para el misterio desde el primer fotograma. Ahí tenemos un lago y unos paisajes naturales que destilan la magia y carisma de la cultura etrusca, la cual juega un importante papel argumental. Aunque estamos lejos de la interpretación casposa de terrores como “Burial Ground” o “El Asesino del Cementerio Etrusco”. Y es aquí cuanto toca hablar del sesgo ñoño que a veces toma la cinta que nos ocupa, emparentándola con el cine de aventurillas adolescentes, pues en lugar de tirar por la vía macabra, gracias a ese toque maligno de los ritos etrusco o la ambientación propia del “euroterror” setentero, “Neverlake” quiere atraer un público de joven edad, así introduce una protagonista bastante pavilla y muchos niños maquillados con polvos de talco. Citar a Shelley como elemento gótico/cultureta (por aquello de su relación con la zona) no sé si resulta refrescante o enervante. Lo curioso es que el guión también explota otra vena, aunque sólo lo hace en la recta final del metraje, que no casa en absoluto con la aureola de fábula moñas destilada por la estética general de la cinta. Y, sin querer desvelar demasiado de la trama, esta línea siniestra sería la de los experimentos médicos llevados a cabo por un científico chiflado.

Es decir, tenemos un lago cuyas aguas ocultan una fuerza sobrenatural: una especie de monstruo que también reside en el lago, al parecer, con varios fantasmas; un abundante grupo de niños siniestros internos en una especie de hospital abandonado, y muy tétrico también; un doctor con amplios conocimientos en los viejos rituales etruscos; y tonelada tras tonelada de misterio. Porque si en algo se obstina el debutante Riccardo Paoletti es en imprimir en su cinta un aureola de misterio que se niegan a despejar sus guionistas, escritores noveles también, hasta casi acabar la cinta. Así los diálogos son obsesivamente vagos y superfluos, así como un montón de escenas que revelan ambición pero poco talento, ya que “Neverlake” adolece de ritmo o capacidad de atraer al espectador merced a unos personajes planos y cuyas motivaciones son inexistentes. Por no decir de la coherencia argumental o unos efectos especiales deficientes a todas luces, es difícil involucrarse con una historia narrada a cuenta gotas si además se hace sin estilo.

Por otro lado hay que juzgar de forma muy positiva una fotografía que destaca por su calidad técnica, así como el esfuerzo de los dos actores principales, Daisy Keeping y David Brandon, por aportar intriga a sus escenas… lamentablemente sin llegar a lograrlo. En el platillo bueno de la balanza hay que añadir también, de manera destacada, la resolución de la historia. Lo que no acababa de tener mucho sentido, o interés dada la falta de carisma de los personajes, queda resuelto de manera muy elegante y aportando la verdadera dimensión de drama y horror que la historia requería mucho antes de los últimos cinco minutos. Amén de aportar un giro bastante original para los tiempos que vivimos, una pena que unas cuantas escenas atrás ya se hubiese roto la barrera de la dignidad hasta resultar irreparable (véase el último tramo rodado en el lago, ¿puede haber mayor confusión que esa?)

Un loable intento de resucitar el “euroterror” que no va a satisfacer a los amantes irredentos de esa lejana época, el único público que veo objetivo de la cinta; para eso ya tenemos Wax, de la que un servidor guarda muy altas expectativas. Interesante su mezcla argumental y simpática por aquello de basarse en una leyenda etrusca de base real (el lago donde dicho pueblo lanzaba artefactos de cobre, con la esperanza de alargar la vida, existe en una pequeña localidad de la Toscana cerca de Arezzo), pero sólo salvable por sus últimos diez minutos.

Imágenes de la película

 photo neverlake_1_zps25b40444.jpg

 photo neverlake_2_zps4f2d308f.jpg

 photo neverlake_3_zps1a849e86.jpg

Tráiler

Lo mejor: Su original historia mezcla de conceptos fascinantes.

Lo peor: Su resolución lenta y anodina sustentada sobre unas actuaciones deficientes y unos diálogos muy pobres

Vuestros comentarios

1. jun 13, 09:45 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 20/100

Lo que no le da muchos puntos a su favor es que la viese hace una semana y tenga muy poco recuerdo de ella. Es de esas pelis que pienso: jamás aparecerán en Almas, pero ya veis, el bueno de Bob se ha atrevido con ella dando totalmente en el clavo. Gracias a su lentitud te puedes hacer una idea de que se trata y la pena es que aciertas. Se puede ver pero no esperéis nada.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

2. jun 16, 00:10 | Callus

Salvo la fotografía lo demás es malo a rabiar. Los niños son pésimos actores, la protagonista es ñoña e insoportable y la historia una tontería sin mucho sentido. Solo la vi por ver Arezzo q estuve allí el octubre pasado (preciosa ciudad donde rodaron La Vida es Bella).
En resumen, no la recomiendo para nada.

3. sep 14, 09:42 | Jonathan Rueda

Excelente aquí en México llegó a las salas de cine a mí me pareció muy buena película la trama muy original Peri me gustaría saber el título del poema supongo que es de Shelley Pero no sé el nombre del poema espero me puedan mandar el poema completo o el escritor. Ya que en Internet no hay nada dejo mi e-mail rueda129@gmail.com gracias y felicidades x su película

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.