Estás aquí: Página de inicio » Críticas » O clube dos canibais

O clube dos canibais

Sangre, semen y criado de cena.

oclubdocanibal

Ver ficha completa

  • Título original: O clube dos canibais
  • Nacionalidad: Brasil | Año: 2018
  • Director: Guto Parente
  • Guión: Guto Parente
  • Intérpretes: Tavinho Teixeira, Ana Luiza Rios, Pedro Domingues
  • Argumento: una pareja adinerada descubre el secreto del jefe de un selecto club de canibales

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5


oclubdocanibal
Escribía la feminista Flora Tristán a comienzos del siglo XIX: “He dicho, después de haberlo comprobado, que en el Perú la clase alta está profundamente corrompida y que su egoísmo la lleva, para satisfacer su afán de lucro, su amor al poder y sus otras pasiones, a las tentativas más antisociales” y parece que en los siguientes 2 siglos la cosa no ha mejorado… Guto Parente, director de la cinta brasileña que reseñamos, apunta con su cámara a esta clase privilegiada y la dibuja como un monstruo insensible y enfermo capaz de amputarse miembros para asegurar su pervivencia.

Octavio y Gilda son una adinerada pareja que disfruta devorando a su servicio doméstico. Octavio, además, pertenece a un selecto grupo de adinerados caníbales que disfrutan viendo sexo en vivo y degustando, después, a la infortunada pareja invitada. Durante una elitista fiesta Gilda descubre un oscuro secreto de Borges, líder del Club. Un secreto que puede poner seriamente en peligro sus vidas.

En los minutos iniciales del film contemplaremos a Octavio observando furtivamente a su mujer haciendo el amor con el guardés de la finca. Sujeta en su mano un hacha mientras que con la otra se masturba… cuando los tres están a punto de llegar al clímax, Octavio entra en el dormitorio y clava el arma en la cabeza de su empleado. El suelo se llena de sangre que se mezcla con el semen de Octavio. Tras quemar las pruebas ambos degustan a su suculento empleado…

Guto Parente muestra el canibalismo como la última medalla en el escalafón social de la clase alta brasileña. Una clase alta hipócrita, que manifiesta su repulsa a la ciudad y la población para, minutos después, lanzar un discurso grandilocuente sobre la patria. Atisbamos, en ocasiones, sus educadas reuniones de despacho donde su salvajismo se esconde tras una corbata y un traje y donde no se verbaliza mucho pero flota una constante violencia. Hienas escondidas en mansiones. Todo aquel que crea que va a ver mordiscos y gente despedazada: lo siento, este es un caníbal de traje al que le falta refinamiento para ser una Hannibal Lecter. Lo que la cinta propone es llevar un paso más allá el retrato cruel y descarnado que nos regalaron directores como Buñuel o Chabrol de la alta burguesía.
oclubdocanibal

Generosa en sexo y escenas violentas, que se magnifican al hablar de un tabú como es la antropofagia, es importante señalar que, por encima de todo, nos encontramos ante una cinta de autor más próxima al thriller y a la comedia negra (con un humor realmente particular) que al terror. Una cinta donde el destino de los personajes y el devenir de la trama no se vislumbra hasta alcanzar el último tercio de su duración (aproximadamente pasada la primera hora). No queremos decir que se haga aburrida, porque no es el caso, pero sí que es bastante incierta en su ritmo.

He leído en algunos medios que la cinta es un softcore con elementos del cine gore: nada más lejos de la realidad; las buenas interpretaciones y las intenciones narrativas no hacen honor a ese apelativo. Lo que tenemos entre manos es* una película muy peculiar, construida para osados* que se aventuran en el cine para encontrar más reflexión que entretenimiento.

Proyectada en Sitges 2018, el 5 de Marzo estará disponible en plataformas VOD en Estados Unidos. Desconocemos si llegará a España.

oclubdocanibal
oclubdocanibal

Lo mejor: Lo valiente de su propuesta y la sutileza que esconde dentro de su grotesca historia.

Lo peor: Hasta que no arranca no sabes bien qué estás viendo.


Vuestros comentarios

1. feb 9, 06:44 | Arq. Juan Eduardo Bendeck Cordero

Sublime.
Bravo.
Tenía un buen rato que no me sorprendía lo que veía por aquí. Lo felicito por su reseña.
Por cierto ¿qué ha opinado de la película mexicana Somos lo que hay, del desconocido Jorge Michel Grau? Yo no la he visto. Quisiera ver más cine de éste, sofisticado y que sin duda da pie a una reflexión. Es que esta sociedad que tenemos, que todo le echamos la culpa al gobierno, pero igual y todos tenemos alguna culpa: las élites, las escuelas, los medios de comunicación, usted dirá.

Un bonito saludo desde México, y gracias, estimado amigo.

2. feb 9, 15:28 | tito jesús

Arq. Juan Eduardo Bendeck Cordero gracias. Somos lo que hay y su remake americano son 2 pelis realmente interesantes e impactantes. La versión mexicana es muy Buñuel, con un plano secuencia de inicio realmente brillante en una historia de canibalismo como rito ancestral precolonial oscuro que tiene más de metáfora que de motor real de la cinta. (Creo que fué una de mis primeras reseñas en almas ocuras). Como la que nos ocupa, es una cinta con un nicho de espectador muy peculiar que seguramente no guste a la mayoría. Si te gustan este tipo de historias buscaría la mencionada “La ceremonia”, “Borgman”, “Visitor Q”… se me ocurren esas al primer instante… aunque no son de canibalismo…

3. feb 17, 19:42 | Vartrot

Muy interesante. Habrá que verla.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.