Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Open House

Open House

Vender una casa puede ser una tortura

Open house

Cuando Wardell Subotsky tenía 8 años, su madre intentaba llegar a fin de mes trabajando como agente inmobiliaria. Siendo testigo de los numerosos favores sexuales que su madre concedía a sus clientes con el objetivo de incrementar sus ventas, Wardell creció creyendo que todas las agentes inmobiliarios eran unas putas. Ahora, a sus 40 años, Wardell parece haber superado sus traumas infantiles y pone en venta su propia casa, pero el parecido de la agente de venta que le visita con su propia madre es asombroso y le provoca un derrumbe mental. Convencido de que ella también es una puta, Wardell la secuestra en un intento por mostrarle el error en su forma de actuar.

Desde luego, tal y como puede leerse en el tráiler de Open House, vender hoy en día una casa puede ser una auténtica tortura para cualquier agente inmobiliario… aunque esperemos que la cosa no llegue nunca a los extremos planteados por Open House, la nueva película de Brian Troxell. Cuando todavía se encuentra ultimando los detalles de post-producción de su última película, Instrusive behavior, el director norteamericano ya se ha puesto manos a la obra con la pre-producción de su nueva propuesta, Open House, que apunta a un slasher salpicado de torture porn y adornado con la temible coletilla de “basado en hechos reales”. De momento poco más podemos deciros acerca de Open House. Este mismo verano Brian Troxell tiene previsto iniciar el rodaje y, por el momento, lo único que tenemos es el teaser tráiler que podéis ver a continuación.

Imágenes de la película

open house

Open House

Open house

Tráiler

Vuestros comentarios

1. sep 11, 06:39 | Yury

Holaaa, alguien tiene un link donde la pueda ver, gracias de antemano

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.