Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Orígenes

Orígenes

Ciencia - Amor - Fe

origenes

Ver ficha completa

  • Título original: I Origins
  • Nacionalidad: USA | Año: 2014
  • Director: Mike Cahill
  • Guión: Mike Cahill
  • Intérpretes: Michael Pitt, Steven Yeun, Astrid Bergès-Frisbey
  • Argumento: Un biólogo molecular y su ayudante descubren una evidencia que cambiará nuestras vidas.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

origenes

He pedido a Joan que no ponga el trailer de la película que hoy nos ocupa. En su lugar colocamos el de Another earth, película anterior del cineasta Mike Cahill; ya que el que se enfrente al trailer y tenga buena memoria se perderá muchas de las sorpresas del título, y sería toda una pena… Así que, hacerme caso y procurar entrar en la experiencia lo más vírgenes posible.

I origins (en castellano “Orígenes”) fue, desde el momento en que la vi, en el primer o segundo día del festival de cine de Sitges del 2014, mi firme candidata a ganarlo. Tenía muy claro que sería muy difícil que apareciese una cinta que reuniese tantas cualidades como ésta; cualidades que trataré de desgranar con cuidado de mantener las sorpresas y azuzaros para que no deis la espalda a esta propuesta. En cualquier caso, y para los inquietos y amantes de las sensaciones fuertes, adelanto, desde ya, que estos Orígenes no contienen nada de terror y se encuentran muy alejados de la gran mayoría de títulos de nuestra web. Y es que, pese a que su trama contiene mucha y buena ciencia ficción y una historia sobrenatural, esta película es, sobre todo, una película de amor.

Mientras Ian (Michael Pitt) busca un espécimen animal, que le permita demostrar una compleja teoría científica, comienza un romance con Sofi (Astrid Bergès-Frisbey), una bellísima joven cuyos espectaculares ojos le han dejado profundamente enamorado. Un dramático suceso truncará este amor… Años después, el mundo de Ian y sus creencias se pondrán a prueba cuando se enfrente a un acontecimiento que, científicamente, es imposible y que le hará revivir esa antigua relación.

Hace ya un par de años Cahill logró el aplauso y algunos premios en Sitges con la bella Another Earth. Ahora repite muchos de los elementos que nos agradaron entonces: repite actriz protagonista con Brit Marling; nuevamente tenemos dos historias de amor separadas por un acontecimiento doloroso; y encontramos un elemento fantástico que funciona como una suerte de segunda oportunidad para los protagonistas. Así que cualquiera que disfrutase del primer título de este director encontrará aquí una evolución… Pero, los que no quedaran convencidos con Another Earth encontrarán que, la cinta que hoy nos ocupa, es mucho más dinámica, sorprendente y grande en lo visual, por lo cual, a priori, seguramente les agradará mucho más.

Si en Another Earth el elemento de ciencia ficción servía sólo de condimento y la historia central podía contarse casi igual evitando esas escenas; en Orígenes, la ciencia ficción pasa a cobrar un peso fuerte y fundamental en la trama y plantea conflictos y reflexiones no sólo a los personajes sino también al espectador. Y es que debajo de los intentos de Ian por cicatrizar un corazón roto se nos habla de la ciencia y su eterna lucha contra la fe, de la búsqueda del equilibrio entre lo racional y la espiritual, entre la pasión y la medida. Y lo hará mediante inteligentes giros de guión que terminarán por aterrizar la historia muy lejos de las premisas e ideas desde las que despegaba; y construyendo un personaje central en la trama muy cálido de sentimientos pero muy frio de razón, al que iremos viendo evolucionar, apoyándose en la sensacional interpretación de Michael Pitt y en un guión, plagado de buen feeling, que hace reír, intrigar y finalmente conmover.

Si he señalado como sensacional la actuación de Pitt no lo es menos la de sus dos compañeras de viaje: Astrid Bergès-Frisbey, actriz nacida en Barcelona, tiene una de esas bellezas que se come la cámara y hace que nos enamoremos en el acto de ella y comprendamos la fascinación del protagonista hacia su personaje. Brit Marling, por su parte, guapísima, pero sin ser tan bella como Astrid, logra que su personaje sea igual de magnético, gracias a una excelente actuación. Su sensacional interpretación es la responsable de salvar una de las escenas más bellas pero inverosímiles del film (la escena de la masturbación).

La química de estos tres personajes se sostiene con un guión muy astuto y sensible dotado en lo científico de una base muy sólida. Siempre me han molestado los estereotipos de las profesiones en el cine: Los pintores y músicos que tienen que ser genios locos, los científicos que andan despistados en su mundo anotando en una libreta números… pues bien, los científicos de esta cinta son de carne y hueso; investigan pero también ríen, y beben, comen y hasta se masturban. La historia de amor del protagonista con su segunda pareja será en este aspecto brillantemente dibujada y me recordó en momentos al compañerismo y lealtad de los protagonistas de Viaje alucinante al fondo de la mente. La cinta se sostiene, también, con unos sensacionales efectos especiales en el tramo final (de esos FX que no se ven pero que están allí) y un trabajo de cámara brillante.

Hace dos años Cahill bromeaba con que tras los créditos de Another earth había una secuencia donde las dos tierras terminaban por colisionar y todos morían… Bien es esta ocasión no chocan los planetas, pero la última vuelta de tuerca de esta cinta llega tras los títulos en sus últimos 15 segundos donde de un sólo plumazo nos hace partícipes de los peligros del conocimiento y la experimentación. Un broche de oro… y es que Orígenes es una joya. Una pieza de ciencia ficción filosófica en la línea de Her o Gattaca donde es casi igual de interesante lo que se cuenta que lo que se sugiere en su lectura inferior.

Imágenes de la película

origenes

origenes

origenes

Tráiler

Lo mejor: Su originalidad y actuaciones.

Lo peor: Tal vez demasiado dulzona en ciertos momentos.

Vuestros comentarios

1. oct 31, 21:04 | kk

os habeis equivocado de trailer…

2. nov 2, 01:21 | Dodge

En el primer párrafo ya indican que el tráiler es de otra pelicula ^^

Tengo ganas de verla! me quedé con ganas en Sitges, a ver cuando puedo disfrutarla.

3. dic 6, 01:53 | leavemealone

Una película muy bella.
En mi opinión hay un exquisito equilibrio entre el drama y la ciencia ficción tan bien llevado, que la propuesta merece un aplauso. Es cierto que en algunos momentos puede haber un exceso de azúcar, pero éstos no desentonan en absoluto. Es más, me parece muy acertado, ya que así el director consigue llegar a un público más amplio.
Muy recomendable. I Origins y Coherence son dos claros ejemplos de que la ciencia ficción es posible sin recurrir a androides, monstruos alinígenas y Terminators. Con una historia sólida, inteligente y cercana a las inquietudes humanas se puede hacer muy buen sci-fi.
Bravo.
Ah, y muy de acuerdo con la reseña. Es una auténtica “joya”

4. dic 7, 00:07 | Vael

A mi en cambio, me parece que le falta un poco mas de profundidad filosofica entre ciencia y fe, aun asi es una muy buena pelicula, aunque se la podria comparar en cierto sentido con Errors of the Human Body, y esta me parecio muy por encima de I Origins.

5. ene 9, 21:23 | Mountain

Curioso lo que me ha ocurrido con esta película. En realidad bien poco me importaban los avances de los protagonistas en la visión de los bichitos investigados, incluso las coincidencias con el iris de diferentes personas, supongo que para el mundo científico esto es la ostia, a mi me da igual. Pero la verdad es que la película me ha tenido pegado a la pantalla sin pestañear las casi dos horas que dura. Me han encantado las dos historias de amor presentadas, me han cautivado las interpretaciones de los tres protagonistas y sobre todo las dudas planteadas, entre ciencia y espiritualidad, según vamos descubriendo cosas. Me ha gustado mucho, me ha parecido una experiencia fascinante y a pesar de tener todos los boletos para ser un tostón me ha parecido todo lo contrario, una preciosidad de película. Muy recomendable.

6. abr 26, 02:45 | skalope

Buah chicos!, hacia tiempo que no lloraba viendo una película y, el final de esta, me ha regalado un mar de lágrimas. Después de verla, todos queremos de novia a Astrid, de mejor amiga a Brit Marling y una hija tan bonita como la niña india.
Como ha subido el listón el señor Cahill, y mira que era difícil después de Another Earth, pero lo ha logrado.
Que sí, que sí, que a mi como a casi todos los que visitáis esta página, el cine de terror y ciencia ficción es el que más me mola pero, joder, que gozada poder llorar como lo he hecho con este peliculón; más aún si cogen y te plantan uno de los mejores temas de Radiohead acariciando el climax final.. que pasote amigos!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.