Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Playback

Playback

Rebobina pero no avanza

Playback Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Playback
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2012
  • Director: Michael A. Nickles
  • Guión: Michael A. Nickles
  • Intérpretes: Christian Slater, Johnny Pacar, Toby Hemingway
  • Argumento: Una pequeña comunidad estadounidense se ve acosada por los fantasmas de su pasado. Un asesino sobrenatural medra entre sus jóvenes.

55 |100

Estrellas: 3

Playback Grande

Una pequeña y tranquila comunidad, un viejo crimen que conmocionó a la sociedad local, unos adolescentes empeñados en rodar su propio corto de terror, un chico antisocial con tendencias morbosas, la historia de un director de cine maldito, un policía con afición por las chicas de instituto, una espíritu con ansias de perpetuarse y muchas cintas de video encantadas para conformar la tópica historia de una maldición que va más allá de la razón: (Coros armónicos on) ¡Playback! (Coros armónicos off)

Playback viene a ser una película bastante engañosa y confusa, más incluso que las grabaciones con las que Milli y Vanilli nos deleitaban en sus conciertos (¡qué doble sentido tan bien traído!). Sobre todo porque intenta mezclar varios estilos argumentales con personajes intrascendentes y todo envuelto en un estilo narrativo bastante farragoso, que no acaba de hacer hincapié en los puntos más interesantes del guión. Resulta que cuando uno quiere ver una película sin pretensiones, su responsable (en este caso director y guionista, Michael A. Nickles, cineasta detrás de la aun peor XII) tiene la brillante idea de meter en el saco un montón de ideas distintas y hacerse la picha un lío contándonoslas. Una pena este exceso, porque como demuestran unos giros argumentales inesperados, el libreto está más trabajado que la gran mayoría de las producciones independientes que disfrutamos en la actualidad. No esperaba encontrarme tamaña complicación y deseo que así se refleje en la confusa reseña que voy a regalaros.

A saber, Playback aúna un “slasher” sobrenatural con lo que un servidor viene a llamar “fantasmas tecnológicos”, servido dentro de un gran supositorio para adolescentes. Por si fuera poco, pulula un Christian Slater bastante desmadejado y cuya presencia es injustificable, aunque su papel sea lo suficientemente descacharrante como para sacar al público continuas muecas de incredulidad. Ejerciendo de policía medio pedófilo, se marca unas escenas supeditadas a su cara plana y patética que emparentarían Playback con el loco mundo de las “caspamovies”. Eso sí, la caspa no llega al rio puesto que el trabajo de Slater se reduce al de un mero secundario que da renombre (¿?) a la cinta… el resto de la producción es bastante serio. Eso en cuanto a la presencia de una estrella en franca decadencia; porque los verdaderos protagonistas son un grupito de adolescentes que pese a esforzarse despertar nuestra empatía resultan dañinos a la vista.

La presencia de estos jóvenes creo que quiere justificar el público objetivo al que se enfoca esta producción, pero curiosamente su argumento estaría más enfocado a un público adulto capaz de saborear la miríada de tópicos robados de otras películas, sin acusar tanto la falta de criterio en cuanto a narrativa difusa.

Así tenemos al asesino, Quinn, capaz de poseer a sus víctimas mediante cámaras de vídeo y cuyo trasfondo se nos narra con estética puramente japonesa: sustos diseminados que se basan en la atención sobre una imagen fija para subir bruscamente el volumen. Un recurso facilón que podría ser efectivo si el malo de la función impresionase, pero por desgracia el personaje es un pálido reflejo del “chico rarito del instituto”, lo que no viene a ser muy rompedor. Extraña además esta interpretación tan floja, porque el actor que calza los zapatos del asesino viene a ser un joven prometedor y competente: Toby Hemingway (Cisne Negro, In Time, Bones). La causa es que la la dirección artística brilla por su ausencia; y el otro ejemplo perfecto sería el antagonista de Quinn: un joven aficionado al terror (otro guiño fácil de cara al público), que es interpretado, como bien puede, por un verdadero currante de la pequeña pantalla, Johnny Pacar (conocido en Almas Oscuras por su papel en Zombie Apocalypse).

A través de sus cámaras ocultas y televisiones, el asesino (cuál Pinker del siglo XXI) va haciendo mil y una diabluras a los chicos de su entorno. Maldades que ocultan la sana intención por descubrir donde reside su único descendiente y recipiente de su propia alma (nudo de la trama pesimamente contado). Paralelamente, otros adolescentes del mismo instituto investigan la obra y vida de un cineasta (Lui Prince) que vendría a ser la clave de toda la historia. Claro, todas estas idas y venidas resultan de una intrascendencia peligrosa debido principalmente a un par de motivos:

A.- El argumento está construido sobre los mismos tópicos encumbrados por decenas de películas anteriores y superiores. Tópicos que nacen de donde ya habréis imaginado tras leer el párrafo anterior: The Ring, Shocker y Con la Bestia Dentro. ¡Ojo! Igual que he citado estas tres cintas, podría haber citado otra docena. Playback avanza a buen ritmo, pero cada pequeño paso que da hacía delante lo podréis prever cinco minutos antes.

B.- La insulsa adimensionalidad de los personajes. Quizás sea mi edad, no lo sé, pero los jóvenes de Playback me han parecido anodinos como pocos. Su caracterización me ha recordado, salvando las distancias, a otra película que provoca la misma insatisfacción: Forget Me Not. Una pena porque el discurrir de las investigaciones sobre el pasado de Lui Prince (sí, Michael A. Nickles también ha visto/leído “El corazón del ángel”) tienen su aquel, por aquello del peligro implícito al conocimiento; y os hablo en toda la dimensión “lovecraftiana” del saber.

Ahora bien, quiero dejar claro que Playback no es una mala película. Desprende un verdadero esfuerzo por satisfacer al aficionado en su más amplio espectro, lo triste es que no haya podido usar armas más personales y complejas. Tampoco creo que sea una pérdida de tiempo, contiene la dosis suficiente de gore, sustos e incluso “chicas desnudas” para satisfacer el “espíritu de lo estándar” que todos tenemos dentro. ¿Qué no acaba de cuajar el resultado por falta de intensidad a la hora de unir las piezas del puzle? ¿Qué algunas actuaciones no son todo lo profundas que podría? ¿Qué la edición es bastante liosa y se maneja mal con la acción simultánea? ¿Qué todo está más visto que el tebeo? Sí, de acuerdo. No obstante, para lo que viene a ser una cinta directa a DVD (con estrenos limitados en salas USA el pasado 9 de Marzo), tiene un acabado técnico estupendo – quizás incluso demasiado, lo que resta algo de gracia a las apariciones de “pelele” Slater – y los ingredientes suficientes como para no aburrir. Aunque a los valientes que decidan acercarse a ella advierto: preparaos para el regusto a banalidad que dejará en vuestra boca… ¡claro que peores son otros regustos!

Lo mejor: Ciertos giros de guión, su pulido acabado y Christian Slater

Lo peor: Sus tópicos, sus personajes y Christian Slater

Vuestros comentarios

1. mar 13, 19:27 | Artanis

Slater solamente me ha gustado en su trabajo en Very Bad Things y En el nombre de la rosa la verdad xD El resto de pelis que ha hecho son bastante prescindibles.
Por el resto, dudo que llegue a ver esta pelicula, aún así se agradece la reseña.

Por cierto Bob, leiste lo que te puse sobre The Raid? La estrenan en estados unidos el dia 23, si la encuentro ya posteare por aqui el enlace si te parece bien.

2. mar 13, 20:28 | Bob Rock

Artanis.- Gracias por pasarte!! Pues sí que lo había leido… me encanta que los planes vayan bien, je je je!! Que ilusión tenemos todos!!

3. mar 14, 16:33 | alfonso

Lo mejor…Christian Slater,lo peor…Christian Slater y el ganador al chiste locuaz e irreverente de la semana es…Bob Rock!ja,ja,ja. Acertadísimo análisis en general amigo. Pensaba que con esta no coincidiríamos,pero comparto el agridulce dejavú que deja y su excelente factura técnica…y Christian Slater,ja,ja,ja! Perdona ya me callo.
Un saludo y cuídate.

4. mar 15, 01:40 | Artanis

Es que Christian Slater es capaz de lo mejor y lo peor xD
El problema es que lo peor engloba practicamente toda su carrera profesional.

5. mar 15, 11:13 | alfonso

Artanis comparto contigo el comentario de Very Bad Things,pero no sólo el. No sé lo que tiene esa peli,que me gustó en todos sus aspectos. Otra pifiada de el fué Amor a Quemarropa,estaba muy sobreactuado,lástima! porque el resto estaban coj…… en sus papeles.
Gracias por la noticia de The Raid.
Un saludo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.