Estás aquí: Página de inicio » Noticias » President Wolfman

President Wolfman

¿Y para cuando lobisome Rajoy?

 photo PW_Interior_zps5fb5e523.jpg

John Wolfman: político, padre soltero, y hombre lobo. Un hombre en cuyas peludas reside el destino del mundo. No sólo está tratando de detener la venta de los EEUU a China, sino que también intenta resolver una serie de asesinatos espantosos en el Capitolio. Añadan un científico loco, pero que muy loco, llamado Smokey el Oso; una adolescente que lucha por ganar un certamen de belleza; y una carrera contra el tiempo para salvar a su hijo de ocho años, hijo, Bobby, de un vicepresidente asesino. ¿Alguien ofrece más por tu voto? ¡Elige al aullador del capitolio! ¡Vota a Wolfman!

Delirante propuesta la que nos llega desde Estados Unidos de la mano de Mike Davis, director y guionista de “President Wolfman”: comedia y sátira construida mediante diferentes piezas de metraje gratuito e imágenes libres de derechos de autor, dobladas posteriormente. Por si fuera poca la picaresca de este creativo, el guion que ha construido alrededor de las diferentes secuencias sitúa a un hombre lobo como presidente de la casa blanca, con los consiguientes diálogos incoherentes que semejante situación puede producir.
Aunque no sea una forma habitual de producir cintas (habida cuenta de la crisis que vive el sector puede que se convierta en la única), Davis no se convertirá en pionero del asunto, pues ya en 1966 Woody Allen tuvo la misma idea pariendo una de las películas más divertidas de su carrera: “What’s up Tyger Lilly”. Un compendio de tonterías pegadas por los pelos a una película japonesa de agentes secretos. Y aunque el bueno de Allen sea un personaje muy odiado por estos lares, hay que reconocer que, pese a su egocentrismo y tendencias “chinófilas”, los inicios de su carrera fueron divertidos y rompedores. Como así atestigua su debut con la citada película re-doblada, y cuyo doblaje al castellano (en una triple pirueta de sin sentidos) recomiendo probar con el ánimo de un adolescente descerebrado, una auténtica gilipollez con protagonistas tan molones como “Chinito de Huerva” e “Iparraguirre Goicotxea”.

Volviendo a “President Wolfman”, es de justicia destacar que el producto no es tan original como pueda parecer, no solo por continuar los hitos de otros como Woody Allen, también por ser la segunda película que Davis filma de esta manera, siendo “Sex Galaxy” la primera. Pero donde la anterior obra se explota un argumento de ciencia ficción poco eficaz, parece ser que su actual coqueteo con el terror, al menos mediante el uso de uno de sus monstruos míticos, ha despertado bastante interés y admiración por los festivales por donde ha pasado, ¡y lleva haciéndolo casi dos años! Hasta que por fin ha sido editada en formato doméstico, hoy mismo, en Norteamérica (con sus correspondiente ración de extras).

¿Qué queréis que os diga? Viendo el tráiler cuesta hacerse una idea de la capacidad cómica que realmente posee “Presidente Wolfman”, y esa sería la clave del asunto. Sobre el papel pinta bien la cosa, con semejante fundamentos solo hace falta el suficiente cinismo y capacidad para el absurdo como para entretener a la platea, a mi de base ya me han convencido. La pena que, supongo, muchos de los chistes serán demasiado locales y se perderán en su traducción; ya sabemos como son de “ombligistas” los estadounidenses. Lo que no quita para que esta película sea un soplo de aire fresco (un contrapunto irónico si me queréis entender) en cuanto a la línea degenerativa que ha tomado la comedia de horror. Esperamos poder saber de ella muy pronto.

Imágenes de la película

 photo PW_1_zps019bfe0d.jpg

 photo PW_2_zps60cf85a5.jpg

 photo PW_3_zpsb3223b6f.jpg

Tráiler

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.