Estás aquí: Página de inicio » Libros » Relatos japoneses de misterio e imaginación

Relatos japoneses de misterio e imaginación

El universo terrorífico de Rampo

Edogawa Rampo

rampo photo Rampo_Edogawa_02_zpsqtwib5gg.jpg

Hirai Taro (1894-1965) está considerado el padre de la narrativa japonesa de misterio. Nacido en la Prefectura de Mie, se graduó en la Universidad de Waseda en 1916, y desempeñó trabajos muy dispares, como contable, administrativo, comerciante y vendedor ambulante de fideos soba desde un carro, antes de descubrir su vocación de escritor. Primer narrador moderno de misterio japonés, y durante mucho tiempo presidente del Club de Escritores de Misterio de Japón, Rampo tomó su nombre artístico de la pronunciación japonesa de Edgar Allan Poe, por cuya obra quedó totalmente hechizado desde los inicios de su carrera.

Leticia Vera

leticia vera

Nacida en 1982, es dibujante. Después de cuatro años estudiando Bellas Artes, decide dejarlo y empezar con la tinta como autodidacta. Ha expuesto sus obras en galerías (Idearte, Dionis Bennassar) y otros espacios de Madrid como Tipos Infames o la librería Enclave. También ha ilustrado portadas de varios libros y revistas, para Salamandra, Lunas de Papel, Trece Trenes, El Naufragio, Anémona, etc. Igualmente ha mostrado sus trabajos en diversas ferias de diseño independiente, como Nomada Market.

La Butaca Humana

Un hombre obsesionado con su fealdad, decide dar rienda suelta a sus deseos voyeuristas más inconfesables a través de su maestría como ebanista, creando su obra maestra. Una butaca muy especial con la que se fusiona de un modo inconcebible para disfrutar de pasiones extremas que decide confesar por escrito. Excelente pistoletazo de salida supone este relato con el que Rampo sienta las bases de su estilo pausado pero claustrofóbico con claras influencias de su admirado Poe, pero aderezado con las perversiones morales y físicas propias de la peculiar idiosincrasia nipona.

El Test Psicológico

Fukiya es un joven y brillante estudiante que considera estar desperdiciando su innato talento en su centro habitual de estudios. Hastiado del lento proceder del sistema educativo y sus absurdas cortapisas, decide poner a prueba su inteligencia su inteligencia cometiendo lo que considera un asesinato perfecto. Pero será precisamente su calculada sangre fría la que termine por jugarle una mala pasada. Una curiosa narración en la que el autor fusiona el género noir con las viles pasiones humanas, de modo que la Ciencia Criminalística opera como catalizador freudiano de un desenlace al más puro estilo detectivesco.

La Oruga

Una abnegada esposa recibe a su marido tras el término de un cruento conflicto bélico. Y aunque el hombre ha sido condecorado con los más altos honores, su valentía en el campo de batalla se ha cobrado un alto preciado dejándolo atrozmente tullido de por vida. La tensión y el estrés de una esposa que se ve convertida de la noche a la mañana en improvisada enfermera a tiempo completo termina por quebrar su psique hasta convertirla en una arpía lasciva y torturadora. Tan duro resulta este relato que hasta fue censurado en su tiempo por su fuerte carga antibelicista y exponer sin tapujos las estrafalarias apetencias y perversiones de la sociedad japonesa, plasmadas aquí de un modo tan grotesco que han servido de inspiración para algunos afamados cineastas como el ínclito Takashi Miike.

El Precipicio

Dos jóvenes amantes celebran su luna de miel en un relajante balneario de montaña que cuenta con unas impresionantes vistas al vacío. Pero la en principio afligida esposa realizará una declaración de amor tan inesperado como dantesca que su marido no será capaz de afrontar con entereza. Rampo se sirve en este caso de una perspectiva cinematográfica que a modo de “storyboard” dialogado entre los personajes nos desvela la bajeza de la naturaleza humana y lo necesaria y no tan banal que en ocasiones puede resultar la venganza como ejercicio liberador.

El Infierno De Los Espejos

Kan Tanuma es un tipo raro. Su obsesión por los reflejos le lleva a enclaustrase en su casa e imbuirse en todo tipo de bizarros experimentos ópticos. La pasión llega a ser tan enfermiza que incluso su mejor amigo se verá involucrado en la espiral de locura de Tanuma que terminará con un peculiar descenso a los infiernos. De nuevo Rampo elige como objeto de estudio el voyeurismo de corte narcisista pero esta vez será el propio protagonista quien se verá abocado a sufrir las consecuencias de sus maquiavélicas invenciones, en una narración que culmina con un final abrupto propio de justicia poética.

Los Gemelos

Un criminal condenado a muerte por el asesinato de hombre, decide confesar los pormenores de su crimen ante un sacerdote para poner paz su alma que hasta ese momento está siendo torturada por la visión constante de su víctima, pues ésta no es otra que su propio hermano gemelo. Relato heredero de la más pura tradición bíblica de Caín y Abel, pero extrapolado a una narrativa densa y gótica en la que se trasluce la influencia de clásicos como “El Extraño Caso del Doctor Jekyll y El Señor Hyde” del inmortal Stevenson.

La Cámara Roja

Siete sepultureros hastiados de su trabajo, deciden formar una sociedad secreta conocida como la “Cámara Roja” cuyos miembros deben encargarse de narrar periódicamente historias verídicas sobre la levedad del ser humano con las que apasionar al resto de asistentes a tan particular concilio. Edogawa escribe un genial relato con el que se mofa de modo magistral y evidente de todas aquellas asociaciones ocultistas y logias sectarias que pretenden establecer un nuevo orden mundial, dejando patente que sus integrantes no son más que pobres diablos víctimas de una disipación que terminará con su propia existencia.

Los Dos Inválidos

Dos viejos ancianos entablan amistad en una posada y deciden jugar una partida de “go”, y durante la misma comienzan a narrase las desventuras de sus respectivas existencias así como las causas por las que ambos han quedado impedidos de por vida. Con un gran dominio del tempo narrativo, Rampo convierte la partida de ajedrez en un tablero semántico en el que uno de los personajes obtiene una impensable confesión de su rival. Pero esta victoria se tornará pírrica debido a la nefasta revelación que conlleva. Toda una lección de cómo los seres humanos nos dejamos manipular en ocasiones por el azar, cuando deberíamos ser nosotros mismos los dueños de nuestros propios destinos.

El Viajero Con El Cuadro De Las Figuras De Tela

relatos japoneses

Un hombre coincide en su viaje en tren con un curioso caballero que porta un pintoresco cuadro de tela. Su trazo es de una calidad impresionante, pero cuando el extraño caballero invita a su compañero de travesía a observar la pintura a través de unos cristales de aumento, este comprueba con una mezcla de horror y fascinación que las figuras retratadas en el mismo parecen cobrar vida. En esta ocasión Rampo crea una mágica narración que mezcla fantasía con romance al más puro estilo de los grandes autores del género. Su desenlace, agridulce como no podía ser de otro modo, supone un ejemplo de los sacrificios, que pese a nuestra progresiva degeneración, podemos llegar a cometer por amor.

En definitiva nos encontramos con un genial volumen de generosas dimensiones que recopila algunas de las perlas narrativas de este desconocido autor para el público mayoritario, pero que bien merece ser rescatado de su presunto anonimato y dado a conocer a propios y extraños. Además cuenta con el añadido de una cuidadísima edición en papel de alto gramaje y añejo tono sepia, que unido a las ilustraciones entintadas herederas del expresionismo alemán e influenciadas por el surrealismo agorafóbico de Munch, dotan al conjunto de ese necesario aire onírico en contrapuestos rojos y negros “stendhalianos” que semejan modernos grabados de “ukijo-e”. Un libro precioso en forma, fondo y contenido que encandilará a los afines a las experiencias literarias más extremas.
Felices Pesadillas, Almas Oscuras.

Vuestros comentarios

1. jun 26, 20:14 | Bob Rock

Oooooohhhh, que llueva fuego del cielo: MASP is back!!!! Y además con un libro sorprendente, como es marca de la casa. Me llama la atención, pero no acabo de verme atraído por el terror japonés. Por ahí anda también Kwaidan de Valdemar… Pero me voy a decantar de nuevo por el Grimscribe de Ligotti y el tomo de Jules de Grandin que será editado en breves. Gracias por volver, un abrazo

2. jun 27, 00:20 | MASP

Que llueva! Bailemos desnudos alrededor de la hoguera! xD
Pues sí, el de Kwaidan me ronda las estanterías lanzándome miradas lascivas, pero antes debo terminar “El Espectáculo Del Vampiro” de Richard Laymon que de momento me está gustando mucho. Es como un cruce entre “El Misterio De Salem’s Lot” de King y “La Feria De Las Tinieblas” de Bradbury.

PD: Marvel está publicando en edición limitada “La Tumba De Drácula” en tomos de cartoné. :O

Un Abrazo!

3. jun 27, 09:07 | Joan Lafulla

Un subidón tenerte de vuelta mi querido MASP :-)

4. jul 9, 21:07 | Mr Zombie

MASP, otra vez bordandolo, tu si que molas, bueno, tus textos queria decir…

Nada, que hagas mas cositas asi, algunos lo agradeceremos y lo disfrutaremos con una cerveza en la mano.

Y un saludo con bienvenida de nuevo, faltaria mas.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.