Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Room 237

Room 237

Vivisección de un clásico

Room 237

Ver ficha completa

  • Título original: Room 237
  • Nacionalidad: USA | Año: 2012
  • Director: Rodney Ascher
  • Guión: Rodney Ascher
  • Intérpretes: Bill Blakemore, Geoffrey Cocks, Juli Kearns
  • Argumento: Entusiastas de El resplandor analizan las imágenes del film en busca de sentidos ocultos.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Room 237

Cualquiera que conozca a un conspiparanoico, yo trabajo con alguno, habrá disfrutado de la maravillosa imaginación que tienen los mismos para sacar lecturas, claves y secretos ocultos de cualquier acontecimiento u objeto. Desde un cuadro de Da Vinci, al dibujo de un billete de euro, o las figuras de un paquete de Camel… cualquier cosa es buena para desplegar toda una teoría de invasiones alienígenas, estrategias templarias u otras sociedades secretas que, con invisibles hilos, tratan de controlar nuestra minúscula existencia. Al margen de lo interesantes o lúdicos que sean los argumentos esgrimidos, lo que demuestran es que la realidad la construimos en función de nuestro mundo interior y buscamos en ella los caminos para exponer o justificar este mundo a los demás.

En el documental Room 237 varios entusiastas de la obra de Stanley Kubrick El resplandor analizan a conciencia las imágenes del film en busca de sentidos ocultos del mismo. En su viaje por los fotogramas de este clásico descubriremos una crítica al genocidio de los nativos norteamericanos, o tal vez al exterminio nazi, o puede que lo que se esconda sea la confesión de que la llegada del hombre a la luna fue en realidad una farsa orquestada por la Nasa y dirigida por el propio Kubrick… Un sin fin de teorías encontradas sobre una machacona y obsesiva repetición de planos.

Al margen de lo factibles o lo ciertos que sean los enigmas que se plantean, Room 237 resulta ser un refrescante y divertido análisis de la creación cinematográfica. También es un homenaje a la naturaleza reflexiva del espectador cinéfilo y de su, en ocasiones ridícula, búsqueda constante de metalenguajes y guiños a la intelectualidad. Pero, además, es una película que viene a ensalzar y coronar el increíble trabajo artístico y cinematográfico que es El resplandor, su modernidad, su encanto especial e hipnótico desarrollo. Algo que hace que te animes a regresar al hotel Overlook, nada más terminar de verla, en busca de tus propios misterios.

No descubrimos nada nuevo si hablamos de la naturaleza obsesiva de Kubrick, capaz de estancarse durante meses en una escena hasta lograr el resultado que tenía en mente u organizar todos los objetos del fondo de un plano con precisión cirujana. También es pública la capacidad del director para dotar sus obras de múltiples lecturas por debajo de la superficie argumental, algunas de ellas tan crípticas que seguramente escapasen al análisis racional del propio autor. Es sobre esta naturaleza sobre la que orbita el documental. Y lo hace de forma tan entretenida y enigmática que logra convertir la película en un juego de puzles que van desde errores de racord (objetos que aparecen y desaparecen en plano en función del tiro de cámara y la edición), supuestas imágenes subliminales, habitaciones imposibles, laberintos reales y metafóricos, personajes enigmáticos, juegos visuales en la superposición de planos e incluso mensajes ocultos a Stephen King.

Muchos de estos misterios seguramente son frutos de la casualidad. Coincidencias divertidas que el espectador magnifica. Pero en otros casos - atención al fascinante juego con las moquetas – lo que se nos revela desde luego contiene una clara intencionalidad, aunque desconozcamos el motivo de la misma.

Hablando exclusivamente de Room 237 como documental, su combinación de planos de la película repetidos hasta la saciedad, ralentizados, superpuestos, ampliados, etc. es brillante y dinámica. También muy interesantes son los planos y esquemas de las escenas. El resto del metraje consiste en secuencias de otros filmes también muy acertadas que dotan al conjunto de dinamismo y amor por el cine. Un último acierto es no mostrar nunca a los personajes que hablan ya que así todo el protagonismo recae en la cinta.

Tengo que reconocer que yo también he reflexionado y buscado claves dentro de El resplandor antes de ver este documental. Que encuentro conexiones con ella tanto en 2001 como con Eyes wide shut o Inteligencia artificial (proyecto que pasó a Steven Spielberg al fallecer Kubrick). Pero no suelo contarlas sin una copa o café de por medio… no sea que me tomen por loco.

Imágenes de la película

Room 237

Room 237

Room 237

Tráiler

Lo mejor: El montaje de imágenes y las constantes repeticiones que lejos de aburrir hipnotizan. Indispensable si te gusta "El resplandor".

Lo peor: Algunas de las claves (como la del pene ficticio) son una completa tontería, así que si buscas un documental serio, saldrás despotricando.

Vuestros comentarios

1. jul 8, 19:08 | Draghann

Creo que voy a pasar. Cada vez que veo un documental sobre teorías conspiranoicas no sé si reirme o llorar y siempre recuerdo la famosa frase de Einstein sobre El Universo y la estupidez humana.

Lo que sí deberían hacer, es un documental sobre la exagerada sobreactuación de Jack Nicholson en esta película y al que el famoso y delirante doblaje no ayuda nada en absoluto (por cierto tengo pendiente verla en V.O.)… En fin, ya sabemos que Nicholson es un actor acostumbrado al exceso pero en esta peli se pasa tres pueblos… quizás Kubrick y su irritante búsqueda de la perfección (seguro que cada toma se la hizo repetir 80 veces) tuviesen algo que ver en ello… a saber…

Un saludo.

2. jul 8, 20:17 | Mountain

Pues yo no me la pierdo, tiene pinta de ser muy interesante y divertida, me la apunto.

En cuanto a lo del doblaje tan criticado, a mí tampoco me gusta, decir que la actriz de El Resplandor, Shelley Duvall, tiene un timbre de voz muy parecido a Verónica Forqué y parece ser que fue el mismo Kubrick el que la eligió para el doblaje al castellano, el resultado a mi me parece nefasto pero la verdad es que las dos mujeres tienen una voz parecida. Eso sí, hay que verla en versión original si o si.

3. jul 9, 11:15 | Cloud

buenas….

el documental, y no soy un fan acerrimo del Resplandor, me gustó mucho, teniendo claro que es un producto para fanáticos y en algunas “teorías” me parecen demasiado rebuscadas, en otras me parece un trabajo de análisis brutal sobre dicho film.

Yo lo recomiendo, es grato descubrir los misterios de una gran película como esta. Me llenó de sorpresas al descubrir la paranoia de Kubrick.

4. jul 9, 12:06 | jesus pamplona

Draghann esta peli es muy fumada, asi que creo que en tu caso pasar será muy acertado.

Respecto al doblaje Kubrick pidió a Carlos Saura que se encargara del doblaje y Saura busca las voces que se acercaran más a las originales y trató de dotarlas de neutralidad sonora, como si se tratase casi de una traducción simultanea… un experimento que aqui sonaba fatal, pero que curiosamente a la gente que desconoce nuestro idioma les resulta más afinado (algo parecido le pasa a las actuaciones de “Omnívoros” que a los extrajeros les suena genial)… Dicho esto coincido que es un doblaje muuuuy raro pero yo, que en mi juventud me la vi mil veces, le he terminado por coger cariño.

Cloud me alegra que te gustase y que te causase las mismas sensaciones que a mí.

Mountain, ya nos contarás…

5. jul 9, 13:48 | Dakonero

La verdad el trailer me dejó con toda la curiosidad, y visto que las aguas están divididas, no me queda más que “sacrificarme” con su visionado. Sacaré mis propias conclusiones; por lo pronto puedo decir que le tengo fe.

6. jul 10, 00:38 | kaos

Pajamentalismo y charlatanería de maduros aburridos como yo.

Kubrick se descojonoba de los criticos que le ponían verde y dejaba toda clase de trampas para ver si alguno picaba.

El reso pues ver pollas donde no las hay y conexiones tan interesantes como la alfombra como simil de hombre alienado en la sociedad capitalista – gilipollez que me acabo de inventar –

Muy premiada porque el cine anglosajón le encanta intentar la auto mamada pero en si es un montaje ramplon de escenas de la película.

7. jul 19, 22:21 | Gpiva

Pues la veré, recuerdo que en mis épocas de estudiante la analicé para mi clase de Cine, me tocará buscar mis notas a ver si me acerque a este análisis…

8. abr 27, 00:57 | rainbow butterfly unicorn kitty

rainbow butterfly unikitty y su fanatismo desmedido con la genial pelicula de kubrick (algo que no comparte stephen king, autor del libro) la llevó a ver este documental que parece mas un audio-comentario muy delirante del director de lo que vamos viendo mas que una investigacion sesuda:

sin ningun tipo de rigor cientifico ni con un curtido panel de semioticos o semiologos o filosofos interpretativos de las cosas mas misteriosas de la vida y solo contando y tirando lo que el realizador le pareció cuando veia algun elemento (cualquiera sea, podia ser desde un florerito hasta una revista tirada por alli) era el detonante para empezar a sanatear y mandar fruta como si tuviera razon a pesar de lo descabellado que eran sus interpretaciones.

la mas ridicula es cuando menciona que el jefe del hotel cuando se inclina sobre el carrete de una maquina de escribir que habia en su escritorio para estrechar la mano de jack nicholson, el realizador manda que “se parece a una extension de su pene”. fue el acabose. a partir de ahi no me tomé nada en serio.

y se nota demasiado la obsesion del realizador como para mostrarte (cerca del final) la pelicula puesta al derecho y al reves una encima de la otra y buscar los momentos donde las imagenes coinciden. (hay que estar al pedo… ja ja)

la cara de kubrick en la formacion de nubes que (segun el realizador, claro está) se “ve” al principio cuando llega el auto de jack y su familia todavia la estoy buscando ¿se ve de verdad? porque realmente me sentia una estupida viendo algo que ni se si está alli.

ni una sola mencion a lo que mas me interesaba que era porque jack habia escrito tantas veces “all work and no play makes a jack dull boy” (al parecer es un dicho popular que lo han traducido tanto como “a mal tiempo buena cara” como “no por mucho madrugar se amanece mas temprano”) ni una sola interpretacion. ahi estuvo flojo el “conspiranoico” este.

la pelicula es muy buena pero no por lo que dice el “bolacero” este sino porque habla de una pelicula que es SUBLIME como es el resplandor (the shinining).

rainbow uynikitty no puede dejar de recordar la frase inolvidable de jack: ¡¡aqui esta johnny!! y la cara de nicholson. ¿como no quererlo y tenerlo como el numero uno de los psicopatas asesinos?

sanatear, bolacear y mandar fruta son eufemismos usados en argentina para “decir cualquier cosa como si fuera cierta”

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.